Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



ELECCIÓN

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Una lección enseñada en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 14 de Marzo de 2021

Himno Cantado Antes la Lección:

     “Fill All My Vision”/“Mi Visión Llena”

     (por Avis Burgeson Christiansen, 1895-1985).


Arthur W. Pink dijo, “Elección es la raíz de todas las bendiciones... Si se quita la elección, se quita todo... Se nos dan todas las bendiciones espirituales ‘nos escogió en él antes de la fundación del mundo’ (Efesios 1:3, 4).” Juan Calvino dijo, “Nunca estaremos claramente convencidos de que nuestra salvación fluye de la fuente de la misericordia gratuita de Dios, hasta que conozcamos su elección eterna” (Institutes of the Christian Religion, [Institutos de la Religión Cristiana] tomo 2, p. 415).

El Sr. Pink dijo, “El conocimiento de que Dios me ha predestinado a la gloria eterna garantiza que ningún esfuerzo de Satanás puede causar mi destrucción, porque si Dios está por mí, ¿quién puede estar contra mí?”

Yo llegué a creer en la elección al final de mi ministerio. Me trajo una gran paz al predicar el Evangelio. Me hizo darme cuenta de que la salvación de los demás no dependía de mi capacidad, y trajo gozo (no pensar que la salvación dependía de mi propia capacidad, sino de Dios mismo). ¡La esperanza vino a mí cuando descubrí que la elección salvó al peor de los pecadores como trofeos de la gracia de Dios! Dado que las palabras “predestinados,” “elección” y “escogidos” son tan prominentes en la Biblia, yo finalmente sentí que tenía que aceptarlas, ¡o rechazar las Sagradas Escrituras como la Palabra de verdad divinamente inspirada! si no fuera verdad.

¡Que se predique claramente que sin elección nadie se salvaría! A mí no me enseñaron la elección en el seminario, ni en mi propia iglesia.

El estado no caído de Satanás. Por favor voltea a Ezequiel 28:1 (p. 823 Scofield). Aquí se nos dice que Satanás era el “príncipe” de Tiro. Ahora mira a Ezequiel 28:12. El príncipe de Tiro era el rey de ese lugar. Pero Satanás era el verdadero rey. Ponte de pie mientras yo leo Ezequiel 28:12-15 (p. 823).

“Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad” (Ezequiel 28:12-15).

Esto va más allá del rey de Tiro a Satanás, el gobernante invisible. El rey físico de Tiro no estaba en el Edén. Esta es una imagen de Satanás antes de ser arrojado del cielo. Permanece de pie y voltea a Isaías 14 (p. 701). Yo leeré versos 12-17,

“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos; que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?” (Isaías 14:12-17).

“Lucero” es “hijo de la mañana.” El versículo clave es el versículo 12.

“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones” (Isaías 14:12).

Puede estar sentado. El Dr. Scofield dice que los versículos 12-14 “se refieren a Satanás, que es el príncipe de este sistema mundial.” El Dr. Scofield luego dice que Satanás es “el gobernante invisible de las potencias mundiales – Tiro, Babilonia, Medo-Persia, Grecia, Roma, etc. …Lucifer no puede ser otro que Satanás. Este pasaje es el comienzo del pecado en el universo. Cuando Lucifer dijo, ‘Lo haré’ comenzó el pecado.” Lucifer dijo, “Seré como el Altísimo [Dios],” versículo 14.

Hoy Satanás es “El espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2; p. 1208). Por eso no se puede persuadir a los inconversos de que permanezcan en un quebrantamiento de iglesia. En la última Pascua, Jesús dijo, “Uno de vosotros me va a entregar” (Juan 13:21; p. 1090). Pedro le preguntó a Jesús quién era. Jesús dijo, “A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón…Y después del bocado, Satanás entró en él” (Juan 13:26, 27; p. 1091). Ese es uno de los versículos más importantes del Nuevo Testamento. Jesús le dijo a Judas que él (Judas) lo iba traicionar. Entonces Judas comió el bocado y “Satanás entró en él.” Un hombre demonizado no puede dejar de traicionar a Cristo.

Tú no puedes persuadir a un hombre para que permanezca en un quebrantamiento de iglesia cuando ese hombre está poseído por un demonio. ¿Por qué no? Porque esa persona está bajo el control de Satanás y no es uno de los elegidos.

¿ eres uno de los elegidos? Yo sé por la Biblia que Waldrip y Kreighton no están entre los elegidos. Pero yo creo que hay al menos dos jóvenes que se fueron que probablemente sean elegidos. Veremos si lo son o no. Personalmente yo creo que lo son. Tanto Pedro como Judas traicionaron a Jesús. Pero Peter se arrepintió y regresó. Judas se ahorcó y se fue al infierno. ¿Se arrepentirán los dos que se fueron en la confusión y volverán con nosotros? Tomará la gracia de Dios para que ellos pasen por un verdadero arrepentimiento y regresen con nosotros. Yo creo que pueden. Por eso me parece que Dios pone en mi corazón para que yo orar por ellos todas las noches. Yo nunca oro para que Waldrip y Kreighton se arrepientan y regresen. Es demasiado claro que son réprobos y no entre los elegidos. Lea de nuevo el sermón del Dr. Cagan, Dos Pastores del Infierno.” Vea si está de acuerdo con él. Creo que estarás.

Pero los jóvenes que huyeron bien pueden ser como Pedro. Ellos pueden ser capaces de arrepentirse y regresar. ¡Ellos lo harán si están entre los elegidos! ¡Ellos no lo harán si no están entre los elegidos! Peter regresó. El hijo pródigo regresó. ¿Por qué? Porque Dios los había escogidos. “Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.”

Mi visión llena, oh, Salvador,
     Que solo vea a Jesús hoy;
Aunque el valle me guíes pasar,
     Tu gloria sin fin me rodeara.
Mi visión llena, bello Jesús,
     Haz que tu gloria brille en mi ser.
Mi visión llena,
     Que vean todos tu imagen santa reflejada en mí.

Mi visión llena,
     Todo desear sea por tu gloria; inspírame,
Con tu perfección, Tu santo amor,
     Mi senda inunda con celestial luz.
Mi visión llena, Bello Jesús,
     Haz que tu gloria brille en mi ser.
Mi visión llena,
     Que vean todos tu imagen santa reflejada en mí.

Mi visión llena,
     Que nada vil oscurezca la luz interior.
Que vea solo tu bella faz,
     Susténtame con tu gracia eternal.
Mi visión llena, bello Jesús,
     Haz que tu gloria brille en mi ser.
Mi visión llena,
     Que vean todos tu imagen santa reflejada en mí.
(“Fill All My Vision,” [“Mi Visión Llena”] por Avis Burgeson Christiansen, 1895-1985).