Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



¡AMÉrica la hermosa!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Una lección enseñada en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 18 de abril de 2021

Himno Cantado Antes del Sermón:
      “America the Beautiful”/“América la Hermosa”
     (por Katharine Lee Bates, 1859-1929).


Mientras yo salía de mi clase universitaria de filosofía, escuché a un profesor en otra clase gritando a todo pulmón. Predicaba como un evangelista. Le pregunté a alguien quién era. La persona me dijo que era el Dr. Schlessinger, que estaba enseñando la historia de Los Estados Unidos. Yo pensé que yo tomaría una clase enseñada por él en el próximo semestre. Yo quería ver por mí mismo cómo podía “enseñar” una materia tan suave como la historia de Los Estados Unidos tan alto que se podía escuchar su voz en toda la escuela.

El siguiente semestre yo tomé su clase para ver qué tenía que decir. Yo era un Demócrata registrado en ese momento. Pero fue muy evidente en las próximas semanas que el Dr. Schlessinger era realmente un Comunista. Gritaba y chillaba sobre la injusticia de la política Estadounidense.

La noche siguiente pasó el tiempo denunciando a William Jennings Bryan como un racista ignorante. Bryan era el hombre que se llamaba el Gran Plebeyo, porque defendía la causa de los hombres comunes, los granjeros, los trabajadores, tú y yo. Yo sabía que mi abuelo materno, Lloyd V. Flowers, consideraba a William Jennings Bryan como un héroe entre los agricultores trabajadores como mi abuelo.

Yo levanté mi mano. El Dr. Schlessinger me reconoció. Le dije, “Te esta esquivado con respecto a William Jennings Bryan. Él era un buen hombre, un hombre que defendía a los trabajadores de nuestro país.” Mi propio abuelo votó por él para Presidente tres veces. Bryan era un Demócrata anticuado, un buen hombre, amado por casi toda la gente trabajadora, contra los Republicanos hambrientos de dinero, y casi ganó la presidencia porque estaba en contra de los Republicanos gordos. Su gran discurso, todavía es estudiado en la universidad, fue “¡No crucificarás a la humanidad en una cruz de oro!” El Dr. A. W. Tozer era hijo de un granjero. Dijo en uno de sus libros que fue el mejor discurso que jamás había escuchado.

Al Dr. Schlessinger le sorprendió mi defensa de William Jennings Bryan, el Gran Plebeyo. El Dr. Schlessinger comenzó a gritar. Yo recogí mis libros y salí de su clase.

Pero yo volví la noche siguiente. Yo era un niño pobre y me dolió perder la matrícula que había pagado para tomar la clase de Schlessinger.

Tan pronto como yo me senté en mi asiento, el Dr. Schlessinger fijó sus ojos pequeños en mí y comenzó a gritar a todo pulmón. “Yo veo que el Sr. Hymers ha vuelto. Se enojó mucho conmigo por criticar a William Jennings Bryan anoche. Sr. Hymers es Republicano y también lo era Bryan. Sr. Hymers y Republicanos como Bryan han arruinado este país,” el gritó. Yo me puse de pie y dije, “Dr. Schlessinger, usted sabe perfectamente que William Jennings Bryan era Demócrata. Y líder del Partido Demócrata durante más de veinticinco años. Y tú no me conoces por nada. ¿Cómo tú puedes decir que yo soy Republicano? Yo mismo soy registrado Demócrata.”

El Dr. Schlessinger era un hombre mayor, de unos sesenta años en ese momento. Pero él no escuchó lo que yo dije. Estaba demasiado ocupado gritando sobre los Republicanos, sobre mí y sobre William Jennings Bryan.

Yo obtuve una “A” en el examen de mitad de período en su clase. Obtuve una “A” en todas las tareas que yo entregué. Yo era un estudiante con “A” en su clase.

Pero cuando yo obtuve mi expediente académico, el Dr. Schlessinger me dio una “C” en la clase. Así, allá por la década de 1960, yo aprendí sobre lo que ahora se llama “políticas de identidad.” ¡La próxima oportunidad que tuve me volví a registrar como Republicano! ¡Nunca he votado por un Demócrata para Presidente desde ese día hasta hoy! ¡Y yo nunca lo haré!

Incluso hoy en día yo soy criticado por ser un “Cristiano hombre, blanco.” Un joven negro que era mi amigo se fue de nuestra iglesia. Me dijo por teléfono, “Dr. Hymers, no puedes ser mi pastor porque te has vuelto racista.”

Permítanme decir esto alto y claro. Yo soy el mismo hombre que yo siempre he sido. Yo estoy de pie con Abraham Lincoln. Fue nuestro primer Presidente Republicano.

Señales

1. El estado mental del mundo, Lucas 21:26. Cristo dijo que la generación antes de Su segunda venida estaría bajo gran presión, sin salida humana. Mira la Biblia, en Lucas 21:26 (p. 1064 Scofield).

“Desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas” (Lucas 21:26).

Voltea a Mateo 24:11 (p. 993).

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos” (Mateo 24:11).

2. El estado moral del mundo.

“Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5; p. 12).

“Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que padezca mucho, y sea desechado por esta generación. Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; más el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lucas 17:24-30; p. 1058).

3. Apostasía en las iglesias.

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe” (Mateo 24:4; p. 992).

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1; p. 1233).

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:3, 4; p. 1238).

“Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 4; p. 1284).

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (II Tesalonicenses 2:3; p. 1229).

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia” (I Timoteo 4:1, 2; p. 1233).

4. Un aumento de la falta de ley, Mateo 24:12; II Timoteo 3:1-5.

“y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12; p. 993).

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (II Timoteo 3:1-5; p. 1237).

Me enseñaron que justo antes del final, la falta de ley sería mundial. Cristo dijo, “oigáis de guerras y de sediciones” (Lucas 21:9; p. 1063). La palabra “conmociones” habla de “rebeliones, revoluciones y falta de ley.”

5. El lloriqueo de los burladores, II Pedro 3:3, 4.

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación” (II Pedro 3:3, 4; p. 1275).

6. Persecución generalizada, Mateo 24:9, 10.

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán” (Mateo 24:9, 10; p. 993).

7. Afluencia, Santiago 5:1-3.

“¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros” (Santiago 5:1-3; p. 1265).

El Apóstol dijo que esta sería una de las señales del fin.

8. Evangelismo mundial, Mateo 24:14.

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14; p. 993).

¿Qué viene después?


¡No el Rapto!

Por favor voltea a Mateo 24:3 (p. 992). Los discípulos le preguntaron a Jesús, en el versículo 3, “¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” Jesús les dio muchas señales del fin. Empiece con los versículos 7 y 8,

“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores” (Mateo 24:7, 8; p. 993).

Aquí es donde estamos ahora.

Guerras
Hambrunas
Pestilencias
Temblores.


“Y todo esto será principio de dolores” (24:8). Estos son los dolores de parto antes de la segunda venida de Cristo.

La próxima gran profecía está en verso 15 (p. 993).

“Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda)” (Mateo 24:15).

Esto se refiere al dictador mundial venidero, el Anticristo. Entrará en el Lugar Santísimo del Templo y se proclamará Dios. El Anticristo firmará un tratado de “paz” con las naciones.


Aplicación


Todo lo que yo he dicho hasta ahora se extrajo del libro de Billy Graham, World Aflame, [El Mundo en Llamas].

Algunos nuevos evangélicos me han etiquetado como “líder de una secta.” ¿Cómo puedo ser un cultista si predico y enseño lo que Billy Graham enseñó y predicó?

Uno de mis mentores fue el Dr. A. W. Tozer (1897-1963). Muchos de los ensayos de Tozer todavía son publicados por Moody Press. ¿El Instituto Bíblico Moody es un culto?

El hecho es que yo soy un conservador convencional que predica sobre la Biblia de estudio Scofield. Si yo soy un cultista, también lo era Billy Graham. Si yo soy un cultista, también lo eran A. W. Tozer y el Dr. Wilbur M. Smith, y el Dr. Harold Lindsell, ex editor de la revista Today, [Cristiandad Hoy]. Lew Rambo me llama un líder de “culto.” Pero el mismo Rambo enseña que todos los Cristianos conservadores son “cultista.” ¡La vergüenza es de él!

Las ideas principales en el resto de este estudio se extraen de los escritos de un hombre judío, David Horowitz. ¿Es el Sr. Horowitz un cultista?

Lew Rambo puede decir lo que quiera, pero David Horowitz es un caballero y un erudito. Lew Rambo es un liberal estreñido y amante de la marihuana, un hombre que enseña en un seminario extremadamente liberal. ¡Yo preferiría pasar la eternidad con David Horowitz que con Lew Rambo!

David Horowitz es un Judío de mente abierta. Lew Rambo es un gentil de mente cerrada. Ahora David Horowitz ha escrito dos grandes libros que todo estadounidense pensante debería leer. Ellos son,

(1) The Enemy Within [El Enemigo Por Dentro] (Regnery, 2021).

(2) Dark Agenda [Agenda Oscura] (Humanix, 2019).

Horowitz dedicó el segundo libro a su esposa April y a

“Mis amigos Cristianos, Peter, Wally y Mike por hacerme un mejor hombre.”

El gobernador Mike Huckabee llamó a Dark Agenda, [Agenda Oscura] “Una defensa más convincente del Cristianismo” (declaración de la cubierta).

Horowitz explicó que los evangélicos y Católicos conservadores se sintieron atraídos por Trump debido a su patriotismo. El atractivo de Trump fue el patriotismo, no el racismo, “Los Demócratas y sus aliados de los medios plantearon esto contra el Presidente Trump. Una encuesta decía, “Los evangélicos blancos siguen apoyando a Trump.” Los Demócratas/Marxistas no dicen que el 24 por ciento del apoyo a Trump provenga de grupos minoritarios. Para los izquierdistas, la única razón por la que los evangélicos apoyan a Trump es la intolerancia.”

Yo no soy racista. Mis opiniones sobre la raza son bastante similares a las de Hubert Humphrey. Pero yo voté por Trump, y volveré a votar por él si se presenta. ¿Por qué? Porque Trump tiene mi “base.” Él apoya lo que yo apoyo. Sus enemigos son mis enemigos. Voté por el Presidente Reagan por la misma razón. Yo apoyo a Trump. He dicho repetidamente, “Trump es Reagan con esteroides.” Dice lo que desearía que Reagan hubiera dicho con más valentía. Reagan habló sobre la marcha por el derecho a la vida por teléfono. Trump fue el primer Presidente en hablar en persona de la marcha por el derecho a la vida. ¡¡¡¡Dios los bendiga!!!!

Yo estoy convencido de que Trump volverá a postularse para Presidente. Y esta vez ganará en un número tan abrumador que la elección no se le puede “robar.”

Yo estoy convencido de que Donald J. Trump será la elección abrumadora de los Cristianos en las próximas elecciones presidenciales. ¡El Partido Demócrata ya no es mi partido, y tampoco debería ser tu partido!

Si yo tengo razón y Trump es reelegido en las próximas elecciones presidenciales, ¿entonces qué? Los de izquierda pueden intentar asesinarlo. Si tienen éxito, en matar a Trump, creo que el Cristianismo Estadounidense probablemente será destruido por el Comunismo para siempre.

¿Entonces que? Tendremos que pasar a la clandestinidad como lo hicieron los Cristianos de China. Los Cristianos pasaron a la clandestinidad en Rumania con el pastor Wurmbrand.

Tu deberías leer el libro del pastor Wurmbrand, Tortured for Christ, [Torturado por Cristo] hasta que veas lo que tendremos que atravesar para preservar el Cristianismo para la próxima generación.

El mes que viene mi esposa y yo tendremos tres nietos, dos niñas y un niño. Necesitan escuchar lo que David Horowitz, Richard Wurmbrand y yo tenemos que decir. Lea Tortured for Christ, [Torturado por Cristo] a sus hijos antes de acostarse. Prepárelos de esta manera para que sigan siendo Cristianos “clandestinos” en los días oscuros que bien pueden venir.

Por favor, párese y cante nuestro himno nuevamente. ¡Cántalo!

Hermosa con su cielo azul, Y campos color miel,
     ¡Con montes majestuosos y, Con frutos por doquier!
¡América! ¡América! Su gracia Dios os de,
     ¡Y que de un mar al otro mar Hermanos de a tu bien!

Hermoso en peregrinos fue, Pues con su firme andar
     ¡Por el desierto abrieron fiel Senda a la libertad!
¡América! ¡América! Dios sane vuestro error,
     ¡Que os confirme en buen control, Y libre sea en tu ley!

Hermosa pues tus héroes Probaron al pelear,
     ¡Que la clemencia y su país Desearon más amar!
¡América! ¡América! Os de Dios refinar,
     ¡Hasta lo noble alcanzar, Y el bien divino hallar!

Hermosa en patriotismo es Que le perdurará,
     ¡La luz de tus ciudades El llanto no apagará!
¡América! ¡América! Su gracia Dios os de,
     ¡Y que de un mar al otro mar Hermanos de a tu bien!
(“America the Beautiful” [“América la Hermosa”]
     por Katharine Lee Bates, 1859-1929).