Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



¿ESTÁ DIOS JUZGANDO A AMÉRICA?
UNA REVISIÓN DE “LAS COSAS DURAS DE DIOS”
POR DR. ROY BRANSON, JR.

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Una lección enseñada en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 21 de Marzo de 2021

Himno Cantado Antes de la Lección: “Just As I Am”/“Tal Como Soy”
     (por Charlotte Elliott, 1789-1871; estanzas 1, 2 y 3).


Yo leo el libro del pastor Wurmbrand (“Tortured for Christ,” [“Torturado por Cristo”]) de principio a fin al menos una vez al año. Yo lo leo todas las noches antes de acostarme. Esto es lo que dijo Wurmbrand sobre la Biblia:

Dos campesinos muy sucios vinieron a mi para comprar una Biblia. Ellos habían venido a palear tierra congelada durante todo el invierno con la ligera esperanza de poder comprar una Biblia vieja y rota y llevársela a su pueblo. Debido a que yo había recibido Biblias de Los Estados Unidos, pude entregarles una Biblia nueva, no una vieja y rota... Yo rechacé su dinero. Se apresuraron a regresar a su pueblo con la Biblia. Unos días después recibí una carta de gran gozo, agradeciéndome por nuestras Escrituras… ¡Estaba firmada por treinta campesinos! ¡Habían cortado cuidadosamente la Biblia en treinta partes y las habían intercambiado entre sí!
Yo escuché a un Ruso rogar por una página de la Biblia para alimentar su alma… Un hombre cambió su anillo de bodas por un Nuevo Testamento roto (“Tortured for Christ,” [“Torturado por Cristo”], pp. 155-156).

Cuando yo lo leí por primera vez, me puso a llorar. Los profesores de mi seminario rechazaron la Biblia en todas las aulas. Pero estas personas en tierras Comunistas estaban dispuestas a trabajar todo el invierno solo para tener unas pocas páginas de la Biblia para alimentar sus almas.

¡Sin embargo, los jóvenes bien alimentados de nuestras iglesias Estadounidenses ni siquiera leen la Biblia todos los días!

Gracias a Dios que yo tuve un pastor de China que enseñaba la Biblia todos los Domingos. Yo le debo mi vida a sus enseñanzas y sermones Bíblicos.

La gente de las naciones restringidas arriesga sus vidas todos los días porque los Musulmanes y los Comunistas los odiarán si leen una o dos páginas de la Palabra de Dios.

Por favor voltea a Mateo 24:37-39 (p. 994 Scofield). Párate mientras lo leo.

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

Usted puede estar sentado.

La primera vez que yo escuché ese pasaje fue en un sermón de Billy Graham. Pero yo lo busqué y lo estudié con cuidado. Yo habiendo sido crecido en hogares llenos de borrachera y libertinaje, yo sabía que ellos vivían como la gente de la época de Noé. Yo les leí este pasaje y ellos se rieron de mí. Yo fui a una iglesia Bautista y yo les leí estos versículos a los jóvenes de allí. También ellos se rieron de mí.

Ellos estaban haciendo exactamente lo que hacía la gente en los días de Noé, ¡pero también se rieron de mí!

Luego leí Surprised by Joy, [Sorprendido por la Alegría] de C. S. Lewis. Él dijo, “Yo he sido un pagano convertido que vive entre Puritanos apóstatas.” Yo pensé, “¡Ese soy yo!” Mi mejor amigo en la iglesia se río de mí – pero luego se casó con cinco muchachas y él mismo se convirtió en apóstata. Pronto esa iglesia tuvo un horrible quebrantamiento.

Luego yo fui a un seminario liberal. Ellos también se rieron de mí. Los profesores incluso dijeron que no había tal persona como Noé, ¡y no hubo tal diluvio!

Finalmente, yo entré en una iglesia donde el gran pastor creía en Noé y el Diluvio. Fue entonces cuando supe que la Biblia era verdadera, “pero todo miembro de la iglesia miente” (Romanos 3:4). ¡Nunca dudé de la verdad de la Biblia sobre Noé y el Diluvio universal!

Dr. A. W. Tozer dijo,

“La exposición de la Biblia sin aplicación moral no hace oposición. Sólo cuando se le hace comprender al oyente que la verdad está en conflicto con su corazón, que viene la resistencia” (“Exposition Must Have Application,” [“La Exposición Debe Tener Aplicación”] por el Dr. A. W. Tozer).

Ahora que yo tengo casi 80 años, no me sorprende demasiado los elogios que yo recibo de los principales predicadores y educadores. Un gran educador dijo que mi autobiografía

“…revela [Dr. Hymers] parecerse más a un profeta del Antiguo Testamento en sus modales y espíritu que a un predicador predecible, respetable y corriente del siglo XXI.”

Además, uno de nuestros misioneros a Indonesia dijo,

“Dr. Hymers es un héroe que ha sobrevivido a muchas guerras mortales.”

Y el Dr. Robert L. Sumner dijo,

“Yo aprecio y admiro a un hombre que está dispuesto a defender la verdad...incluso cuando todas las probabilidades están en su contra. Robert Leslie Hymers, Jr. es ese tipo de Cristiano.” (Del libro del Dr. Sumner, The Honor Was All Mine: Giants of the Faith Whose Paths Crossed Mine, [El Honor Fue Todo Mío: Gigantes De La Fe Cuyos Caminos Cruzaron Los Míos]).

El Presidente Theodore Roosevelt dijo,

“No es el crítico quien cuenta; no el hombre que dice cómo tropieza el hombre fuerte, o dónde el hacedor de las obras pudriera haberlas hecho mejor. El mérito pertenece al hombre que está realmente en la arena, cuyo rostro está estropeado por el polvo, el sudor y la sangre, que se esfuerza valientemente ...que se gasta en una causa digna, que en el mejor de los casos conoce al final los triunfos de la alta mérito y logro y quién en el peor de los casos, si fracasa, al menos fracasa mientras se atreve mucho, de modo que su lugar nunca estará con esas almas frías y tímidas que no conocen ni la victoria ni la derrota.” (Presidente Theodore Roosevelt, “Citizenship in a Republic,” “Ciudadanía en una República.” discurso pronunciado en la Sorbona en París, Francia, 23 de abril de 1910).

Ahora vuelve de nuevo a Mateo 24:37-42 (p. 994). Párate mientras yo lo leo.

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:37-42).

Usted puede estar sentado.

Versículo 37 dice que “los días de Noé” son una imagen de cómo será en el momento de la segunda venida de Cristo.

Esto nos dice que la humanidad descenderá a la pecaminosidad como lo hizo la gente antes del Diluvio.

Versículo 38: Estas cosas nos parecen inofensivas, pero no para Dios. Pero exponen la mundanalidad de la gente en los días de Noé. Este versículo me recuerda a la iglesia de Laodicea en Apocalipsis 3:14-19, especialmente los versículos 17 y 18. Por favor, voltee allí (p. 1291). Yo empezaré a leer en el verso 15.

“Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3:15-17).

Ahora mira de nuevo a Mateo 24:38 (p. 994).

“Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,” (Mateo 24:38).

El Dr. Scofield etiqueta a Laodicea como “La etapa final de la apostasía” – y tenía razón. La gente en los días de Noé se enfocaba en banquetes y matrimonios, no en Dios.

El estado final de apostasía antes del Diluvio se caracterizó por la lujuria y el juego alegre, ¡tal como lo es hoy el estado final de la iglesia de los últimos días!

Verso 39 – Ellos “y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos.” ¿Por qué la gente no sabía que se acercaba el Diluvio? Noah era un “pregonero de justicia” (II Pedro 2:5; p. 1274). Él les dijo que se acercaba el Diluvio, pero ellos estaban divirtiendo tanto que no escucharon su predicación. Además, Noah no solo les advirtió una o dos veces. Predicó el juicio venidero durante 120 años (mira Génesis 6:3). Sin embargo, no ganó ningún punto. Por eso la gente no supo a pesar de la predicación de Noé. Pero había un nombre de advertencia al que la gente no prestó atención – el nombre de Matusalén. Alexander MacLaren nos dice que el nombre de Matusalén significaba “cuando esté muerto, vendrá (el Diluvio).” ¡El Diluvio llegó el mismo día en que murió Matusalén!

Dios nunca tiene prisa. Pero el juicio viene cuando Él dice que vendrá. Mira a Mateo 24:39-42 (p. 994). Ponte de pie mientras leo las palabras de Cristo,

“y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:37-42).

Usted puede estar sentado.

Note cuán repentinamente el juicio de Dios comenzó a caer sobre los Estados Unidos. En 1948, la Biblia fue prohibida en las escuelas públicas de los Estados Unidos. El Dr. Roy Branson dijo, “Fue ilegalizado por una Corte Suprema malvada que no tenía autoridad para hacer eso.” El Dr. Branson también dijo, “¿Qué derecho tiene esta nación a preguntarse por qué Dios permitiría el 11 de Septiembre?” Se le ha dicho a Dios que no es bienvenido en los Estados Unidos, y se fue a partir de 1948. Corea terminó en un vergonzoso punto muerto. Vietnam fue una guerra que podía haberse ganado en unas pocas semanas, pero en cambio las tímidas facciones de este país provocaron una vergonzosa rendición y abandono de aquellos a quienes habíamos prometido nunca abandonar. Aquí hay una lista de pecados que los Estados Unidos ha cometido desde 1948.

1. Aborto por venta al por mayor.

2. Robar.

3. Sodomía.

4. Mentir (todos los principales canales de noticias dan a conocer lo que la mayoría de nosotros sabemos que son “noticias falsas”).

5. Hacer trampa (la mayoría de nosotros sabemos que la elección le fue robada del Presidente Trump).

6. Prohibir la Biblia.

7. Maldad hacia hombres buenos como el Presidente Trump.

8. Cerrando nuestras iglesias.

9. Predicadores sucios como Jerry Falwell, Jr. y Jack Hyles.

10. Predicadores débiles como David Jeremías.

11. Promoción abierta de la homosexualidad y el lesbianismo.

12. Música sucia (como “Yo Tan Caliente” de 2 Live Crew).

13. Quebrantamientos de iglesias (un pecado particular de las iglesias Bautistas de todo tipo).

14. Drogas y alcohol.

15. Antinomianismo tibio en nuestras iglesias.

16. Culpar a Dios por el “cambio climático.”

17. Un congelamiento profundo en Texas. ¿Por qué? Porque Texas es el hogar de miles de Bautistas. Ellos quebrantan sus iglesias por cosas triviales peceñas. Entonces Dios congeló ese estado.

Yo no estoy de acuerdo con todos los puntos de The Hard Things of God [Las Cosas Difíciles de Dios]. Pero yo estoy de acuerdo con los puntos principales del libro del Dr. Branson.


RECUERDA EL PROBLEMA


El problema es el corazón del hombre.
    No es un problema de Dios;
Es el problema del hombre con Dios.


Esta lección se basa en gran medida en The Hard Things of God [Las Cosas Difíciles de Dios] del Dr. Roy L. Branson, Jr., Th.D., Ph.D. Para pedir el libro del Dr. Branson y su gran libro, Church Split [Quebrantamiento de Iglesia], llámelo al (423)366-3536 o escribelo por correo electrónico a drroybranson@chartertn.net.

El Dr. W. A. Criswell dijo,

“Si se pierde algún otro libro este año, no se pierda Church Split [Quebrantamiento de Iglesia]. Es uno que todo pastor necesita leer.”

El Dr. Paige Patterson dijo,

“El libro del Dr. Roy Branson Church Split [Quebrantamiento de Iglesia] habla de una epidemia que azota nuestra tierra... Ya sea que esté de acuerdo con cada oración o no, se beneficiará profundamente de este increíble libro.”

¡Ponte de pie y canta nuestro himno!

Tal como soy, Sin ruego que Tu sangre derramada fue,
Y que Tu estas llamando me, De Dios Cordero a Ti yo voy.

Tal como soy, Sin esperar el pecado de mi alma a borrar,
Tu sangre sola limpiara, De Dios Cordero a Ti yo voy.

Tal como soy, Turbado así con gran conflicto y duda en mí;
Temores dentro siento aquí, De Dios Cordero a Ti yo voy.
     (“Just As I Am,” [“Tal Como Soy”] por Charlotte Elliott, 1789-1871;
     estanzas 1, 2 y 3).