Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



POR QUÉ FALLÓ NUESTRA VIEJA IGLESIA –
¡PERO LA NUEVA TENDRÁ ÉXITO!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Una lección enseñada en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 6 de Diciembre de 2020

Himno Cantado Antes De La Lección:
    “Am I a Soldier of the Cross?”/“¿Soy Un Soldado De La Cruz?”
         (por Dr. Isaac Watts, 1674-1748; estrofas 1, 2 y 4).

“Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:30, 31; p. 722 Scofield).


Al llegar a los 80 años, parece que en gran medida yo he sido un fracaso. He aquí por qué yo he sido un fracaso hasta ahora. Yo fui entrenado para hacer el ministerio con el grupo equivocado de personas. Esto es lo que uno de mis estudiantes en la iglesia donde fui entrenado escribió sobre mí:

“Cuando yo crecía en la Primera Iglesia Bautista China en la década de 1960, el Dr. Hymers hacía el trabajo de pastor de los jóvenes…Casi cada vez que yo venía a la iglesia, él era el maestro o predicador. Él era mi maestro de Escuela Dominical, predicador de la Iglesia de Jóvenes, y dirigía el grupo de niños de los Viernes por la noche, los Embajadores Reales...La dedicación incesante de Dr. Hymers a lo largo de los años me inspiró a mí y a muchos otros...”

Esto fue en los 1960s. Los jóvenes a los quien yo prediqué eran todos Chinos. Todo lo que yo aprendí en la década de 1960 lo hice con estudiantes Chinos – antes de que el movimiento Hippie cambiara la cultura.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA SE VAS A
WWW.SERMONSFORTHEWORLD.COM
Y MARCA EN EL BOTÓN
VERDE CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.
ENTONCES PODRAS OBTENER LOS SERMONES POR
SIMPLEMENTE MARCANDO EL BOTON APP.
+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

I. PRIMERO, POR QUÉ FALLÓ LA VIEJA IGLESIA.

Luego yo fui enviado a seminario cerca de San Francisco. Me enviaron en medio de la contracultura de los Hippies. ¡Y yo no estaba preparado para el choque de cultural! ¡Los jóvenes con los que yo trabajé desde entonces eran lo más diferentes posible de los jóvenes Chinos con los que yo había aprendido a trabajar en la iglesia China de la década de 1960!

Yo totalmente no estaba preparado para la nueva forma en que la cultura Hippie pensaba y actuaba. Me ha llevado casi 50 años para rechazar al pensamiento de la generación Hippie. Por ejemplo, los jóvenes Chinos de la cultura antes-Hippie nunca se rebelaron contra mí. Pero aquellos con los que ahora trabajaba estaban en constante rebelión – de una forma u otra.

¡Finalmente, yo me di cuenta de que no había sido entrenado para ministrar efectivamente a la nueva cultura de los Hippies! De hecho, ¡yo no había sido llamado por Dios para ministrarles en primer lugar! Dios me llamó – y me entrenó para ministrar a los Chinos – no a los arruinados por la cultura Hippie.

La cultura Hippie se describe en la Palabra de Dios. Voltea a Proverbios 30:12-14 (p. 668).

“Hay generación limpia en su propia opinión, Si bien no se ha limpiado de su inmundicia. Hay generación cuyos ojos son altivos Y cuyos párpados están levantados en alto. Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos, Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres” (Proverbios 30:12-14).

¡Esa es la cultura que produjo Waldrip, Chan, John Cagan, disturbios en las calles y un quebrantamiento de iglesia tras otra!

¡Finalmente, después de casi 50 años de quebrantamientos de iglesias, Dios me lo aclaró que yo tenía que volver a los restos de los jóvenes Chinos Estadounidenses con los que yo había sido entrenado para trabajar! Entonces yo renuncié como pastor de nuestra iglesia en el centro de la ciudad. Finalmente yo sacudí el polvo de mis pies y dejé la cultura del centro-de-la-ciudad de Los Ángeles.

Dr. Timothy Lin dijo, “Muchos en [esa] congregación no tenían vida eterna; ellos lucharon por privilegios pero se retiraron de responsabilidades...Ellos ‘siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad’ (2 Timoteo 3:7)” (Lin, pp. 38, 39). Además, el Dr. Lin dijo, “Nunca debemos permitir la existencia de ninguna célula que pueda envenenar o dañar nuestro cuerpo. Siempre debemos eliminar estas células dañinas por completo…Dios nos ha dicho, ‘No os unáis en yugo desigual con los incrédulos’ (2 Chor. 6:14 NASB),” (Lin, p. 39). Por eso Dios me dijo que dejara esa cultura y comenzara una nueva iglesia con personas de una cultura mejor.

La Biblia dice, “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” (Los Hechos 20:30; p. 1134 Scofield). Eso es lo que hizo Chan. Él dijo que yo era demasiado estricto – y muchos le creyeron y dejaron nuestra iglesia. Fueron los que eran una “multitud mixta” los que se fueron con Chan. Por favor voltea a II Corintios 6:14-18 (p. 1191 Scofield. Párate mientras yo lo leo.

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso” (II Corintios 6:14-18).

Permanezca de pie y voltea a Romanos 16:17-20 (p. 1167 Scofield).

“Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos. Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal. Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros” (Romanos 16:17-20).

Los jóvenes fracasaron porque tenían demasiada prisa. ¡Solo los hombres de edad saben que deben esperar! Y recuerda siempre esto:

“El hombre que se aparta del camino de la sabiduría Vendrá a parar en la compañía de los muertos” (Proverbios 21:16; p. 660 Scofield).

II. SEGUNDO, POR QUÉ TENDRÁ ÉXITO LA NUEVA IGLESIA.

Por favor mira de nuevo a Isaías 40:30-31 (p. 722).

“Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen” (Isaías 40:30).

Por eso fracasó la vieja iglesia.

Ahora mire el versículo 31,

“Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:31).

Cuando dos tercios de nuestra gente siguieron a Waldrip, Chan y John Cagan, ¿qué pasó? “Los jóvenes flaquean y caen.”

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas…” Si tu realmente quieres una iglesia fuerte, tú debes escuchar y obedecer a los hombres mayores que “esperan a Señor.”

¡Waldrip y Chan ni siquiera pueden predicar! Pero tú aprenderás grandes cosas de los hombres mayores como yo y el Dr. Cagan.

El Rey Roboam “dejó el consejo que los ancianos…y pidió consejo de los jóvenes” (I Reyes 12:8; p. 373). ¡Y ese fue el principio del fin de Roboam!

En nuestra antigua iglesia, mucha de nuestra gente siguió a los hombres jóvenes, como Waldrip, Chan y John Cagan.

Yo quizás no pueda pararme y predicar como Chan, ¡pero yo no quebrantare nuestra iglesia como él lo hizo él! Quizás yo no soy tan dinámico como John Cagan, ¡pero no huiré con una chica como él! ¡Y cuando el Dr. Cagan y yo te hablemos, tu aprenderás cómo tener una iglesia fuerte que pueda ayudar a los pastores de todo el mundo a tener iglesias fuertes también!

El Dr. Cagan y yo somos hombres de edad. Pero somos hombres de edad probados-en-batalla. Ninguno de los dos de nosotros emos causado un quebrantamiento de iglesia. Ninguno de nosotros dos te enseñaremos rebelarte. ¡Si nos escucha y nos obedece, edificará una gran iglesia que será una bendición para las iglesias de todo el mundo! Pero,

“El hombre que se aparta del camino de la sabiduría Vendrá a parar en la compañía de los muertos” (Proverbios 21:16; p. 659 Scofield).

Por favor, pónganse de pie y canten nuestro himno otra vez.

¿Soy un soldado de la cruz, Le sigo a Jesús,
¿Y temeré servirle fiel, O me avergüenzo de Él?

¿Al cielo buscare entrar Con gran comodidad,
¿Cuándo otros premios ganaran Su sangre al derramar?

¡Debo luchar, si he de reinar; Dadme valor, ¡Jesús!
Carga y dolor podre aguantar, Al ser guiado en tu luz.
(“Am I a Soldier of the Cross?” [“¿Soy Un Soldado De La Cruz?”]
por Dr. Isaac Watts, 1674-1748; estrofas 1, 2 y 4).

Cuando tu lea la historia de mi vida, tu verás por qué mis enemigos siempre han fallado. Dios me dio esta promesa y nunca me ha fallado:

“Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová” (Isaías 54:17; p. 733).

Esa fue una promesa que ayudó a Marie Monsen, la gran misionera en China, y también te ayudará a ti. Escucha lo que sucedió después de que fue capturada por piratas:

     Se levantó de un salto, apuntó su pistola a mi frente y gritó con rabia:
    “Te dispararé,” dijo la pirata.
    “No, no puedes dispararme cuando quieras. Mi Dios ha dicho: ‘Ninguna arma forjada contra ti prosperará…Esta es la herencia de los siervos de Jehová.’” Y yo le expliqué claramente lo que significaba que antes de que pudiera dispararme, el Dios viviente tiene que darle a él permiso.
     De nuevo se levantó de un salto y me apuntó con la pistola a la frente:
    “Yo puedo; Yo te dispararé.”
    “No, tú no puedes.” Se le repitió la promesa cuatro o cinco veces. Tuve la gran alegría de escucharlo decir esa promesa casi todos los días durante los próximos veintitrés días. Por lo general, venía en un tono desdeñoso:
    “Solo piensa, ella dice que no puedo dispararle cuando quiera porque su Dios ha dicho que ninguna arma forjada contra ella prosperará.”
     Todo el miedo humano natural hacia él o su pistola simplemente me fue quitado de me.
     (Marie Monsen, A Present Help: Standing on the Promises of God, [Una Ayuda Actual: Permanecer Firmes en las Promesas de Dios], Kingsley Press, 2011 edición, p. 76).

Esa promesa también ayudó mucho al Dr. John R. Rice, al Dr. J. Frank Norris ya muchos otros. Y también te ayudará.

Canta la última estrofa de nuevo,

¡Debo luchar, si he de reinar; Dadme valor, ¡Jesús!
Carga y dolor podre aguantar, Al ser guiado en tu luz.