Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



¡GRACIAS A DIOS POR LOS PADRES PEREGRINOS!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Una lección enseñada en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
Tarde del Día del Señor, 22 de Noviembre de 2020

Himno Cantado Antes la Lección:
     “Count Your Blessings”/“Bendiciones Tuyas, Enuméralas”)
    (por Johnson Oatman, Jr., 1856-1926).

“Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.” (Hebreos 11:13; p. 1257 Scofield).


Los Peregrinos llegaron a América para adorar a Dios. Subieron a un barco llamado Mayflower. Era un barco pequeño, no más grande que nuestro santuario en la calle Hope. Este pequeño barco navego de Plymouth, Inglaterra. En 1620, un pequeño grupo de estos Puritanos desembarcó en la costa de Massachusetts. Habían navegado en este pequeño barco durante casi tres mil millas [cuatro mil ochocientos km]. Llegaron en el pleno invierno.

¿Cómo te gustaría subirte a una nave espacial e ir a Marte para poder adorar a Dios? ¡Sería frío y la mayoría de ustedes moriría! Muchos de los Peregrinos contrajeron neumonía. Para la primavera, la mitad de los Peregrinos habían muerto. Solo cincuenta y dos Peregrinos estaban vivos – solo unos 22 de ellos niños, menores de 16 años.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA SE VAS A
WWW.SERMONSFORTHEWORLD.COM
Y MARCA EN EL BOTÓN
VERDE CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.
ENTONCES PODRAS OBTENER LOS SERMONES POR
SIMPLEMENTE MARCANDO EL BOTON APP.
+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Una gran plaga había matado a los Indios. No había nadie para enterrar a sus muertos. Cuando los Peregrinos aterrizaron en Plymouth, ninguno de los Indios estaba allí. Ellos estaban solos, no había nadie para recibirlos. Fue como aterrizar en Marte, cuatro años después de que todos los Marcianos hubieran muerto a causa de la plaga.

En el pleno invierno, los Peregrinos construyeron algunas pequeñas casitas. Cada casa tenía solo una cuarto. Las pequeñas ventanas dejan entrar algo de luz, pero no se podía ver por ellas porque estaban hechas de tela vieja, no de cristal.

No hubo ayuda en absoluto. Si los Cristianos pudieran, ellos hacían una pequeña reunión y leían una página de la Biblia, eran gente con gracia.

Los Indios se habían mantenido alejados. Entonces, un día, un Indio alto entró directamente en Plymouth. Los Peregrinos se sorprendieron cuando dijo, “Bienvenidos, Ingleses.” Él había aprendido algunas palabras de Inglés de pescadores anteriores. Su nombre era Samoset.

Samoset regresó a Plymouth una semana después. Esta vez trajo al Jefe Massasoit y 60 hombres armados con arcos y flechas. El Capitán Miles Standish y un pequeño grupo de Ingleses estaban con él, listos con sus mosquetes.

El gobernador de los Peregrinos se sentó con Massasoit e hizo un tratado de paz. La paz con los Indios duró más de 50 años. Los niños de los Peregrinos a menudo jugaban con los niños Indios después de esto.

Samoset trajo a otro Indio, que hablaba Inglés mejor que él. Squanto decidió quedarse en Plymouth y ayudar a los Peregrinos. Los Peregrinos llamaron a Squanto “un hombre especial enviado por Dios.”

Los Peregrinos no sabían cultivar maíz. Entonces Squanto les mostró cómo hacerlo. Pones algunos peces debajo de las semillas y luego los cubres con tierra. Ese Indio sabía que el pez era un gran fertilizante. Los Peregrinos plantaron 20 acres [8 hectáreas] de maíz de esa manera.

A medida que Los Estados Unidos crecía, se volvió en una tradición celebrar el Día de Acción de Gracias en la época de la cosecha. Pero la gente no siempre lo celebra de la misma manera.

En 1863, el Presidente Abraham Lincoln hizo el Día de Acción de Gracias una fiesta nacional. Hoy todos celebramos el Día de Acción de Gracias el mismo día – el último Jueves de Noviembre.

Cuando Dios bendijo a los Peregrinos, ellos declararon una fiesta religiosa. Lo llamaron “Un Día de Acción de Gracias y Oración.” Todos en el pueblo dejaron de trabajar y fueron a la iglesia. ¡Este era un momento para ser serios y humildes ante Dios!

Por favor voltea a I Corintios 1:10 (p. 1169).

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer” (I Corintios 1:10).

Canta nuestro himno – “Bendiciones Tuyas Enuméralas”

Cuando combatido por la adversidad,
    Creas ya perdida tu felicidad,
Bendiciones tuyas enuméralas,
     De lo que Dios hizo te sorprenderás.
Bendiciones tuyas, cuéntalas,
     Bendiciones, cuantas tú verás;
Bendiciones tuyas, cuéntalas,
     Lo que Dios ha hecho luego tú verás.

¿Andas agobiado por un gran pesar?
     ¿Duro te parece lo que has de llevar?
Bendiciones tuyas enuméralas,
     Y al pasar los días siempre cantarás.
Bendiciones tuyas, cuéntalas,
     Bendiciones, cuantas tú verás;
Bendiciones tuyas, cuéntalas,
     Lo que Dios ha hecho luego tú verás.

En cualquier conflicto que tú tengas hoy,
     No te desanimes, Dios está en control;
Bendiciones tuyas enuméralas,
     Paz y gran consuelo pronto hallarás.
Bendiciones tuyas, cuéntalas,
     Bendiciones, cuantas tú verás;
Bendiciones tuyas, cuéntalas,
     Lo que Dios ha hecho luego tú verás.
(“Count Your Blessings” [“Bendiciones Tuyas Enuméralas”]
por Johnson Oatman, Jr., 1856-1926).

1. ¡Den gracias a Dios por preservarnos del quebrantamiento Satánica de la iglesia de Chan y Waldrip!

2. Den gracias a Dios por darnos al Dr. Cagan y a mí para dirigir nuestra iglesia.

3. Den gracias a Dios por mostrar al Dr. Hymers una nueva manera de ganar-almas.

4. Den gracias a Dios por darnos un testimonio de todo-el-mundo a todas las naciones en nuestro sitio web.

5. Den gracias a Dios por la Sra. Hymers.

6. Den gracias a Dios por el Jack Ngann.

7. Den gracias a Dios por salvándonos del Waldrip y Chan.

8. Den gracias a Dios por el Dr. Cagan, nuestro pastor.

9. Den gracias a Dios por dándonos tres nuevos idiomas en el sitio web.

10. Den gracias a Dios por nuestros hijos y nietos.

11. Den gracias a Dios por mi pastor, Dr. Timothy Lin.

12. Den gracias a Dios por el Pastor Wurmbrand.

13. Den gracias a Dios por el Dr. A. W. Tozer.

14. Den gracias a Dios por dando le al Presidente Trump fuerza para luchar contra los Demócratas Marxistas.

15. ¡Den gracias a Dios por Jesús, que hizo posible todo esto!