Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



¡CÓMO SER UN VENCEDOR!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Un sermón que cambió-la-vida adaptado
de un sermón de Timothy Lin, Ph.D., mi pastor por 24 años.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 26 de Julio de 2020

El Himno Cantado Antes El Sermón: “Am I a Soldier of the Cross?”/
“¿Soy Un Soldado De La Cruz?” (por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).

“Levántate, Aquilón, y ven, Austro; Soplad en mi huerto, despréndanse sus aromas.” (El Cantar de los Cantares 4:16; p. 682 Scofield).


Este es el sermón más importante que he escuchado en mi vida. Si lees mi autobiografía, verás por qué este sermón cambió mi vida. El Dr. Robert L. Sumner dijo, “Aprecio y admiro a un hombre que está dispuesto a defender la verdad, incluso cuando todas las probabilidades están en su contra. R. L. Hymers, Jr. es ese tipo de Cristiano” (The Honor Was All Mine: Giants of the Faith Whose Paths Crossed Mine, El Honor Era Todo Mío: Gigantes de la Fe Cuyos Caminos se Cruzaron Con los Míos, Biblical Evangelism Press, 2015, pp. 103-105). Uno de nuestros misioneros en Indonesia dijo, “Dr. Hymers es un héroe que ha sobrevivido muchas guerras mortales.” Este es el sermón del Dr. Timothy Lin que me hizo quien soy hoy. Espero que este mensaje también cambie tu vida.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA SE VAS A
WWW.SERMONSFORTHEWORLD.COM
Y MARCA EN EL BOTÓN
VERDE CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.
ENTONCES PODRAS OBTENER LOS SERMONES POR
SIMPLEMENTE MARCANDO EL BOTON APP.
+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Dr. Timothy Lin dijo, “El hombre no fue creado por casualidad; él fue creado específicamente para tener dominio sobre la creación de Dios...La vida de José revela la preparación que el creyente necesita para el dominio futuro [en el venidero Reino de Cristo].”

Antes de que José se fue un gobernante de Egipto, Dios lo llevó por un camino largo y difícil para prepararlo para ser un vencedor y un guardián de Su Palabra hasta el final de [su] vida. Las grandes cosas que hizo José no solo estaban relacionadas con Egipto, sino también con Israel y con la iglesia de Dios a través de los siglos. Sin el reinado de José, no solo los Egipcios podrían haber muerto de hambre, sino que también la nación de Israel podría haber sido aniquilada, y la revelación de la redención de Dios en el Génesis no se habría completado.

Los pasos que Dios tomó para construir la vida espiritual de José pueden considerarse a la luz de la canción 4:16. Al estudiar cuidadosamente la vida de José, uno puede observar cómo Dios dejó que el viento del norte y el viento del sur soplen alternativamente sobre él hasta que fluyeron las especias aromáticas de su carácter. Dios preparó su carácter mediante sufrimientos, ejercitó su cuerpo con esfuerzo, lo expuso a la desgracia y la humillación, y lo frustró con injusticia e ingratitud, para que su mente pudiera ser cultivada, su sensibilidad estabilizada, su voluntad fortalecida, su fe y su carácter desarrollados, y su fe en el Señor aumentó. Las operaciones del viento del norte y del viento del sur en la vida de José pueden verse claramente.

Viento del Sur – Disfrutar del Afecto de los Padres

Por favor voltea a Génesis 37:1-4 (p. 50).

“Habitó Jacob en la tierra donde había morado su padre, en la tierra de Canaán. Esta es la historia de la familia de Jacob: José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos. Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores. Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente” (Génesis 37:1-4).

El Dr. Lin dijo, “El amor de los padres tiene mucho que ver con las características futuras de un niño...”

“José sabía las diferencias entre el amor y el mal...el amor y la verdad son dos conceptos interactivos, pero esto no es cierto para el amor y el mal, que son dos categorías diferentes. Abstenerse de exponer el mal no es amor, sino cobardía...Mientras el motivo de una persona sea desinteresado, exponer el mal es un acto noble y debe alentarse...Los detalles de los dos sueños de José hieren el orgullo de sus hermanos y excitan su envidia; Sin embargo, José aún amaba a sus hermanos y seguía siendo un hijo obediente de su padre.”

Yo mismo no tenía el amor de mi padre, pero el amor y la aprobación de mi madre me impidieron amargarme. Mi madre estaba lejos de ser perfecta, pero “Era la persona más amable, dulce e inteligente que conocí en mi joven vida. Ella me enseñó a amar los libros, a conducir un automóvil y, lo más importante, a ponerme de pie y decir lo que hay que decir, incluso si estuviera solo” (p. 16 de mi autobiografía). Por lo tanto, mi madre siempre fue mi defensora y abogada. Las últimas palabras de mi madre fueron, “Te amo, Robert” (pág. 181). Cuando mi madre finalmente se salvó a los 80 años, fue una de las mejores cosas que me sucedieron en mi vida.

Viento del Norte – Vendido en Esclavitud –
Génesis 37:18-36

Por favor voltea a Génesis 37:23-28 (p. 51) y póngase de pie mientras lo leo.

“Sucedió, pues, que cuando llegó José a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica, la túnica de colores que tenía sobre sí; y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacía, no había en ella agua. Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas, bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto. Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él. Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto” (Génesis 37:23-28; p. 51).

Se puede estar sentado.

El Dr. Lin dijo, “La sinceridad, la obediencia, la paciencia, la fidelidad, la diligencia, la consideración y la sabiduría no se obtienen a través de una vida fácil, sino soportando dificultades y obstáculos. José nunca habría estado completamente equipado para ser [un vencedor] si se hubiera quedado en casa. Su venta por 20 piezas de plata habría causado que muchos estuvieran mortalmente enfermos. Pero José no acusó ni maldijo a sus hermanos, aunque se haya preguntado cómo Dios cumpliría sus dos sueños en estas circunstancias.”

Viento del Sur – Ganar Confianza y Estima –
Génesis 39:1-6

Por favor voltea a Génesis 39:1-6 (p. 52) mientras lo leo.

“Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá. Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía. Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia” (Génesis 39:1-6; p. 52).

Mira arriba.

José fue vendido a un capitán de la guardia del Faraón llamado Potifar. En lugar de quejarse, José fue a trabajar y cumplió con los deberes que se le asignaron. Se ganó la confianza de su maestro, Potifar, y se convirtió en un hombre caracterizado por el éxito. Pero José necesitaba más entrenamiento. Entonces Dios permitió que fuera humillado.

Viento del Norte – Enfrentando la Tentación y la Injusticia –
Génesis 39:7-20

Ahora póngase de pie mientras leo Génesis 39:1-18 (p. 52). El Dr. Lin dijo, “Cuando el viento del norte sopla en sus vidas, muchos jóvenes piensan que es trágico...Pero tales problemas son a menudo una manifestación de la gracia de Dios. Jeremías dijo, “Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud.” (Lamentaciones 3:27; p. 802). Una vida fácil sin lucha puede arruinar a una persona joven. Pero el yugo nacido en la juventud es un trampolín para que llegue a una estación más alta.”

“Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá. Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía. Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia. Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene. No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios? Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella, aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí. Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió. Cuando vio ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huido fuera, llamó a los de casa, y les habló diciendo: Mirad, nos ha traído un hebreo para que hiciese burla de nosotros. Vino él a mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces; y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejó junto a mí su ropa, y huyó y salió. Y ella puso junto a sí la ropa de José, hasta que vino su señor a su casa. Entonces le habló ella las mismas palabras, diciendo: El siervo hebreo que nos trajiste, vino a mí para deshonrarme. Y cuando yo alcé mi voz y grité, él dejó su ropa junto a mí y huyó fuera” (Génesis 39:1-18; p. 52).

Se puede estar sentado.

Un día, mientras José trabajaba en la casa de Potifar, su esposa atrapó a José e intentó que él se acostara con ella. Pero José se soltó de ella, dejó su prenda en la mano y salió corriendo.

Esta tentación podría haber sido irresistible para otros jóvenes, pero José la superó. Rápidamente lo superó alejándose rápidamente. Algunas tentaciones pueden superarse al enfrentarlas, pero las tentaciones relacionadas con el sexo y la lujuria solo pueden superarse huyendo (II Timoteo 2:22 dice, “Huye también de las pasiones juveniles”). La victoria de José – su fidelidad, a Dios, a Potifar, que tenía tanta confianza en él, y en sí mismo, para que su pureza no se contaminase. Por el amor de Dios, preferiría ir a la cárcel que ceder al deseo de la mujer malvada. Por el bien de Potifar, no se defendió para evitar deshonrar a la esposa de su amo. Entonces se mantuvo en silencio. Cuando Potifar regresó a su casa, aceptó la acusación de su esposa y encarceló a José.

Viento del Sur – Promoción y Amistad –
Génesis 39:21-40:22

Voltea a Génesis 39:19-22 (p. 52). Pónganse de pie mientras lo leo.

“Y sucedió que cuando oyó el amo de José las palabras que su mujer le hablaba, diciendo: Así me ha tratado tu siervo, se encendió su furor. Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel. Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel. Y el jefe de la cárcel entregó en mano de José el cuidado de todos los presos que había en aquella prisión; todo lo que se hacía allí, él lo hacía” (Génesis 39:19-22; p. 52).

Se puede estar sentado.

Aunque el ambiente físico de José cambió para peor, su convicción espiritual no lo hizo. Y la presencia de Dios continuó siendo una bendición para él en la cárcel.

José pudo crear un ambiente amigable en la cárcel. El mayordomo y panadero del Faraón, que también estaban en la cárcel, estaban preocupados por los sueños. Nadie podía decirles que significaban estos sueños. En la mente de José, Dios podía hacer cualquier cosa. Interpretó los sueños del mayordomo y el panadero. Después de tres días se cumplieron ambas interpretaciones. El mayordomo fue restaurado y el panadero fue ahorcado. Este fue el viento del sur de José, incluso en la cárcel.

Viento del Norte – Ingratitud y Tardanzas Duraderas –
Génesis 40:23

Mira a Génesis 40:23 (p. 54).

“Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le olvidó” (Génesis 40:23).

El encarcelamiento de José por dos largos años más seguramente debe haber sido un fuerte viento del norte para él. “Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le olvidó” (Génesis 40:23). Esto muestra el carácter desagradecido del mayordomo. Tal situación podría llevar a una persona a odiar al mundo por su ingratitud, pero no a José. Había aprendido la virtud de esperar que Dios trabaje. Dios prolongó su tiempo en la cárcel para aumentar la paciencia de José al esperar que Dios trabajara, y para profundizar su confianza en la fidelidad de Dios. La tardanza de Dios fue evidencia de Su gracia extra para Sus vencedores. Más tarde, David dijo, “Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová” (Salmo 27:14; p. 575).

Viento del Sur – Reinando Como Rey –
Génesis 47:12-31

Pónganse de pie mientras lo leo Génesis 47:12-17 (p. 62).

“Y alimentaba José a su padre y a sus hermanos, y a toda la casa de su padre, con pan, según el número de los hijos. No había pan en toda la tierra, y el hambre era muy grave, por lo que desfalleció de hambre la tierra de Egipto y la tierra de Canaán. Y recogió José todo el dinero que había en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán, por los alimentos que de él compraban; y metió José el dinero en casa de Faraón. Acabado el dinero de la tierra de Egipto y de la tierra de Canaán, vino todo Egipto a José, diciendo: Danos pan; ¿por qué moriremos delante de ti, por haberse acabado el dinero? Y José dijo: Dad vuestros ganados y yo os daré por vuestros ganados, si se ha acabado el dinero. Y ellos trajeron sus ganados a José, y José les dio alimentos por caballos, y por el ganado de las ovejas, y por el ganado de las vacas, y por asnos; y les sustentó de pan por todos sus ganados aquel año” (Génesis 47:12-17; p. 62).

Se puede estar sentado.

El Dr. Lin dijo, “No se disfruta de la disciplina cuando se recibe; siempre es doloroso y desagradable. Pero produce el fruto de la justicia en aquellos que han sido entrenados por él.” Voltea a Hebreos 12:11 (p. 1259),

“Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han [crecido] sido ejercitados” (Hebreos 12:11).

Mira arriba.

Al final de esos dos largos años, Dios hizo que Faraón tuviera un sueño en el que el mayordomo recordaba que José había interpretado su sueño. ¡El mayordomo le dijo al Faraón que le pidiera a José que interpretara el sueño del Faraón! El sueño significaba que los siete años de abundancia terminarían con siete años de hambruna. Faraón designó a José para llevar a cabo el plan y prepararse para los próximos siete años de hambruna. Faraón vio que José estaba sobrenaturalmente dotado para hacer este trabajo. Así, José se convirtió en gobernante de toda la tierra de Egipto. (41:38-43; p. 55). José reinó sobre los Egipcios con sabiduría y simpatía, y reinó sobre sus hermanos con disciplina y amor. Finalmente, José fue honrado por encima de sus hermanos. (49:26; p. 64).

El Dr. Lin dijo, “Cuando Dios entrenó a José para dirigir un reino terrenal, Dios entrena a Sus vencedores para que tengan autoridad sobre Su Reino venidero. La salvación es incondicional, en que no hay obras involucradas. Pero reinar con Cristo en su Reino venidero es condicional.” La Biblia dice,

“Si sufrimos, [aguantamos] también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará” (II Timoteo 2:12; p. 1237).

El Pastor Richard Wurmbrand pasó 14 años sufriendo en una prisión comunista. El Pastor Wurmbrand dijo, “no he conocido a un cristiano que permaneció fiel a través de las adversidades y las luchas internas que no salieron enriquecidos” (Prefacio de “If Prison Walls Could Speak,” “Si las Paredes de la Prisión Pudieran Hablar”).

De nuevo, el pastor Wurmbrand dijo, “Mis hermanos y hermanas, deben creer que sus vidas son como arcilla en las manos de Dios. El nunca comete errores. Si a veces es duro contigo...solo confía. Descubre el mensaje por el cual te está moldeando. Amén.” (p. 16).

Si te conviertes en un vencedor como José, tienes esta promesa de Dios. Voltea a Apocalipsis 2:26 (p. 1289).

“Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones” (Apocalipsis 2:26).

Gracias, Dr. Timothy Lin, por enseñarme lo que hemos escuchado en su gran sermón. Me cambió la vida, querido pastor. ¡Yo debo mi vida a esta enseñanza!

Por favor, párate y canta nuestro himno por hoy, “Am I a Soldier of the Cross?” “¿Soy Un Soldado De La Cruz?”

¿Soy un soldado de la cruz, Le sigo a Jesús,
¿Y temeré servirle fiel, O me avergüenzo de Él?

¿Al cielo buscare entrar Con gran comodidad,
¿Cuándo otros premios ganaran Su sangre al derramar?

¿No hay enemigos para mí? ¿El ataque parar?
¿el mundo es amigo de dios, para llevarme a el?

¡Debo luchar, si he de reinar; Dadme valor, ¡Jesús!
Carga y dolor podre aguantar, Al ser guiado en tu luz.
(“Am I a Soldier of the Cross?” “¿Soy Un Soldado De La Cruz?”
por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Si usted todavía no estás salvo, quiero que confíes en Jesucristo ahora. Él bajó del Cielo para morir en la Cruz para pagar el castigo de vuestros pecados. En el momento en que confíes en Jesús, Su Sangre te limpiará de todos vuestros pecados. Yo rezo que usted confiarás en Jesús ahora.