Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.



APRENDIENDO DEL DR. TIMOTHY LIN

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Mañana del Día del Señor, 7 de Junio de 2020

Himno cantado antes del sermón: “Am I A Soldier of the Cross? /¿Soy Un Soldado De La Cruz?” (por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).

“Si sufrimos, también reinaremos con él” (II Timoteo 2:12; p. 1236 Scofield).


En leyendo de nuevo el libro de Dr. Timothy Lin, The Secret of Church Growth, El Secreto del Crecimiento de La Iglesia, me di cuenta de por qué nuestra iglesia ha fallado en gran medida hasta ahora. Todas nuestras debilidades y fracasos vienen de mi propia debilidad.

Yo era un hombre joven de una familia “mala.” Fue tan simple. Me esforcé con todo mi poder para estar bien entrenado. Trabajé de 8:00 a 5:00 en un trabajo secular - ¡y después fui a la universidad por la noche! Pasé los viernes por la noche, todo el día sábado y domingo, trabajando en la iglesia China. Para mi propia sorpresa, me convertí en un hombre “hecho a sí mismo.” Pero aún había una nube que me impedía convertirme en un misionero fuerte. Trabajaba dieciséis horas al día, siete días a la semana, pero no podía escapar de ser de una familia “mala.” Siendo de un antecedente “malo,” tuve que ir a un seminario de calidad inferior. Era todo lo que podía pagar porque no tenía la ayuda de mi familia “mala.” Solo mi querida madre me animó, pero no tenía dinero para ayudarme entonces. Esta situación hiso imposible convertirme en un “buen” misionero de mi iglesia China.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA.
IR A WWW.SERMONSFORTHEWORLD.COM.
HAGA CLIC EN EL BOTÓN VERDE
CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Pero yo aprendí cosas en los diez años que pasé trabajando bajo las excelentes enseñanzas del Dr. Timothy Lin. Por ejemplo, aprendí cómo preparar sermones y lecciones de Escuela Dominical del Dr. Lin. Aprendí a preparar lecciones y sermones de él. El Dr. Lin nos enseñó cómo preparar lecciones y sermones, no de métodos disponibles de la Junta de la Escuela Dominical de la Convención Bautista del Sur, sino prepararlos directamente de la Biblia. El Dr. Lin nos enseñó a –

(1) Piensa de tus estudiantes.

(2) Piensa de la lección en tu mente.

a. Estudie el pasaje de la Escritura bien hasta que el tema principal este claro para ti.

b. Basado en el tema principal, construye un esquema completo.

c. Examine el contexto del esquema cuidadosamente. ¿Está clara la explicación del pasaje? ¿Es práctica la aplicación de las verdades? ¿Se ha aclarado la motivación de la aplicación?

(3) Pídele a Dios por sabiduría – para ser un maestro sabio.

a. Tenes que tener un conocimiento de la verdad de Dios.

b. Tú debes tener la sabiduría de conocer el propósito de Dios para mostrar cómo aplicar el propósito.

c. Los maestros tienen que entender que la “sabiduría de este mundo” no gana almas ni ayuda a los alumnos, que la enseñanza puede ser clara y dinámica con los conocimientos de la Biblia – de modo que los alumnos no salvos pueden confiar en Jesús y ser salvos, y aquellos que son salvos pueden marchar adelante a la madurez en Cristo.

(4) Explicación

Explicación – usa palabras y frases que sean familiares para los estudiantes. Motiva a los alumnos a pensar. Pon preguntas para involucrar a los estudiantes. Explica nuevas ideas en detalle. Use ilustraciones apropiadamente.

(5) Motivación

El amor de Dios da los deberes Bíblicos de los Cristianos, y las debilidades de la Iglesia de hoy, las necesidades para el crecimiento espiritual, las condiciones para la Segunda Venida del Señor.

Para poner estas cosas a los maestros de la Escuela Dominical, el Dr. Lin hizo una lección semanal, dada por él mismo, para ayudar a los maestros a internalizar estos principios (ver pp. 74-87 en el libro de Dr. Lin, The Secret of Church Growth, El Secreto del Crecimiento de La Iglesia).

El Dr. Lin terminó este bosquejo con estas palabras: “Un ministerio fuerte de la Escuela Dominical producirá el crecimiento de toda la iglesia, y ayudará a la iglesia cumplir la Gran Comisión: ‘¡enseñándoles a observar todo lo que te mando!’ la iglesia será bendecida y el Reino de Dios vendrá más pronto. ¡Amén! “¡Ven, Señor Jesús!”

Nunca pude hacer un ministerio de Escuela Dominical como se describe aquí en el libro del Dr. Lin. La gente del centro-cuidad de nuestra iglesia era demasiado mundana para confiar en hacer una buena Escuela Dominical. Pero ahora Dios mismo quito a la mayoría de las personas emocionales, y quizás podamos comenzar una Escuela Dominical en la nueva iglesia. Probablemente comenzaré enseñando la primera clase yo mismo. Luego, más tarde, otros, como el Dr. Cagan y el Sr. Ngann, pueden recibir sus propias clases. Pero debemos mover despacio al principio.

Creo que se puede decir, del esquema de Dr. Lin cuanto la enseñanza de él ha influido mi propia predicación.

Kreighton y Waldrip nunca supieron lo que el Dr. Lin me enseñó. Por lo tanto, ninguno de ellos sabe cómo ser un bosquejo y predicar aun hasta el día de hoy. Ninguno de ellos habría sido seleccionado por el Dr. Lin para enseñar o “predicar.”

Waldrip trata de predicar sermones “expositivos” revisando varios libros de la Biblia verso por verso. Kreighton todavía no hace eso. El trata de copiar lo que yo hago. ¡Pero él no puede hacerlo porque Dios no lo envió! El Dr. Lin dijo, “La desolación de la iglesia de los últimos días no se debe a la falta de pastores, sino a la abundancia de pastores que sirven sin ser enviado de Dios. Por qué no son enviados por Dios, ¿cómo pueden esperar que Dios sea responsable de ellos y les de su mensaje? Dios no solo no es responsable, sino que también puede estar en contra de ellos (Jeremías 23:30-31).” Por favor párate y voltea a Jeremías 23:30, mientras y leo el pasaje.

“Por tanto, he aquí que yo estoy contra los profetas, dice Jehová, que hurtan mis palabras cada uno de su más cercano. Dice Jehová: He aquí que yo estoy contra los profetas que endulzan sus lenguas y dicen: Él ha dicho. He aquí, dice Jehová, yo estoy contra los que profetizan sueños mentirosos, y los cuentan, y hacen errar a mi pueblo con sus mentiras y con sus lisonjas, y yo no los envié ni les mandé; y ningún provecho hicieron a este pueblo, dice Jehová.” (Jeremías 23:30-32; p. 765).

Se pueden sentar.

John Cagan definitivamente fue enviado por Dios, y Dios le dio el don de predicar. Pero Juan fracasó porque no obedeció a 1 Timoteo 6:6-14 y Mateo 10:36-38. Yo oro para que John se arrepienta todas las noches.

POR QUÉ EL REINO ES IMPORTANTE

“Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.” (Efesios 5:5; p. 1211).

Se requieren tres cosas para establecer un reino: tierra, autoridad y personas. Durante los días de los virreyes ingleses, India tenía gente y tierras. Pero India le faltaba la autoridad para ser una nación gobernada por sí mismo. De la misma manera, el Reino de los Cielos también debe estar preparado en las tres áreas: personas, tierra y autoridad. Cuando Cristo ascendió de regreso al cielo, dijo, “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.” (Mateo 28:18). Entonces la iglesia no necesita preparar autoridad. Pero la tierra ha sido dada a los hombres. (Salmo 115:16 – “Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres”). Entonces, ¿qué queda para que la iglesia prepare? Son las personas, los vencedores los que están calificados para reinar con Cristo. La Biblia dice, “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono” (Apocalipsis 3:21).

En los últimos días, los creyentes no tienen un concepto claro de lo que es el Reino o la iglesia. La meta de Dios para la iglesia es la tarea de entrenar al personal del Reino es completamente olvidada o completamente desconocida. Por eso, la iglesia de hoy es como el antiguo Israel, errante en círculos en el desierto, incapaz de entrar en Canaán. Si la iglesia hubiera entendido la importancia de entrenar a los vencedores, ¡El Reino de la herencia habría llegado hace mucho tiempo!

Las iglesias no prosperan y crecen principalmente porque los miembros de hoy no tienen la esperanza de una futura glorificación. La falta de esperanza ha hecho que el amor de muchos miembros de la iglesia por su Señor sea superficial y poco entusiasta.

El Dr. Cagan ya sabía cuándo escribió este sermón que era casi palabra por palabra de mi querido pastor Dr. Timothy Lin. El Dr. Lin, en su libro The Kingdom of God, El Reino de Dios, escribió sobre lo que acabo de darte. Al comienzo de su libro, el Dr. Lin citó un párrafo del Dr. A. W. Tozer. El Dr. Tozer dijo,

Dios quiere prepararte en tu vida cristiana diaria para que estés realmente preparado para [la eternidad]...Dios ha estado tratando de hacer algo especial dentro de nuestros seres día tras día, año tras año. ¿Por qué? Porque su propósito es traer muchos hijos – y también hijas – a la gloria.”
(¡A. W. Tozer, “Bringing Us to Glory!”
“¡Nos lleva a la gloria!”).

¿Cuál debería ser nuestra esperanza de gloria? La escritura dice, “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono” (Apocalipsis 3:21). Sin un conocimiento y un fuerte deseo de esta esperanza, nuestro testimonio como cristianos es seguir nuestra vieja naturaleza y convertirnos en “amantes de uno mismo” en lugar de amantes de Dios – y así no heredar el Reino, preparado para nosotros desde la fundación del mundo.

Aquí hay un ejemplo – un pastor Chino se casó con una mujer de una familia no cristiana. Ella fue salvada antes de que se casaran. El pastor, lleno de amor por el Señor, sirvió a Dios día y noche, incluso cuando estaba estudiando en el seminario. Sus deberes a menudo lo llevaban lejos de casa. Al principio su esposa era comprensiva. Pero finalmente la situación se volvió pesada para ella. Un día ella le preguntó, Cariño, ¿no confiamos en Jesús?” “Sí, por la gracia de Dios, lo hemos aceptado como nuestro Salvador.” “¿Entonces iremos al cielo?" ella preguntó. “¡Ciertamente! Nos convertimos en sus hijos por fe, y El Cielo seguramente será nuestro hogar cuando Dios esté listo para que dejemos estos cuerpos.”

Perdiendo el temperamento ella, gritó, “¿Por qué tu sirves día y noche entonces? ¡Servir! ¡Servir! ¡Servir! Si sirves, todo lo que obtienes es ir al cielo. Los otros creyentes que no sirven también van al cielo. ¿Porque eres tan estúpido?”

Sorprendido y molesto, llorando este hermano fue al pastor principal. El pastor principal le dijo, “Hermano, es bueno que tu esposa pueda verbalizar sus sentimientos. De hecho, la mayoría de las personas en las iglesias Chinas de hoy piensan igual que ella. A menudo piensan que, porque han aceptado a Jesús y han tenido una experiencia de renacer, ya han obtenido su boleto al Cielo, y no les queda nada por hacer. Ya que creen que los cristianos van al cielo si sirven al Señor o no, piensan que pueden vivir en este mundo como el hombre rico, y en el próximo vivirán como Lázaro. Piensan que esto es inteligente.”

Tal arreglo ciertamente sería conveniente, pero no es acuerdo con la Biblia. Esto es exactamente por qué Cristo dijo, “Ninguno puede servir a dos señores.” El pastor más joven pudo así mejorar la percepción espiritual de su esposa sobre la necesidad de servir diligentemente a Dios.

Hoy se necesita un énfasis en el Reino de Dios, para iluminar a los creyentes sobre la tremenda importancia de que los cristianos que vivan sus vidas diariamente, no para obtener la salvación, sino por el bien de la gloria de Dios, por el bien del Reino de Dios y su futura herencia en eso.

Un joven debe explicar cuidadosamente estas cosas antes de pedirle a una chica que se case con él. Una de las mayores tragedias en la vida del Sr. John Wesley fue su matrimonio. Ella esperaba que él se quedara en casa, pero él no podía, así que lo dejó. Ten mucho cuidado con quién se case, o será una mala experiencia para usted y la mujer. Mi propia esposa es tan buena que yo sé ciertamente que ella es el gran regalo de Dios para mí y nuestra iglesia. ¡Por favor ayune y ore un día a la semana para que Dios nos ayude a comenzar la nueva iglesia China!

Ahora párate y canta, “¿Soy un soldado de la cruz?”

¿Soy un soldado de la cruz, Le sigo a Jesús,
¿Y temeré servirle fiel, O me avergüenzo de Él?

¿Al cielo buscare entrar con gran comodidad,
¿Cuándo otros premios ganaran su sangre al derramar?

¿No hay enemigos para mí? ¿El ataque parar?
¿El mundo es amigo de dios, Para llevarme a Él?

¡Debo luchar, si he de reinar; Dadme valor, ¡Jesús!
Carga y dolor podré aguantar, al ser guiado en tu luz.
(Am I A Soldier of the Cross? ¿Soy Un Soldado De La Cruz?
por Dr. Isaac Watts, 1674-1748)