Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 43 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡¡¡TERRENO MAS ALTO!!!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.,
Pastor Emérito

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 16 de febrero de 2020

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer” (I Corintios 1:10; pág. 1169 Scofield).


Pueden sentarse.

La ciudad de Corinto fue un centro de eventos deportivos. La ciudad tenía un templo dedicado a Afrodita, la diosa griega del amor inmoral y la lujuria. Alrededor de 1.000 sacerdotisas eran prostitutas que vivían allí y llegaban a la ciudad de Corinto por la noche para atraer a los hombres de la ciudad y a los visitantes extranjeros. El término “Corintionizar” representaba la embriaguez y el libertinaje. En I Corintios 6:9 y 10, el apóstol Pablo enumero algunos de los pecados por los que se observó la ciudad, incluso de la traducción de la ESV; “inmoralidad sexual”, “adulterio”, “homosexualidad”, “robo”, “codicia”, “borrachera”, “insulto” y “estafa” (I Corintios 6:9, 10 ESV). Algunos de estos pecados todavía eran practicados por los miembros de la iglesia en Corinto.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA.
IR A WWW. SERMONSFORTHEWORLD. COM.
HAGA CLIC EN EL BOTÓN VERDE
CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

I. Primero, el problema de una cultura pecaminosa.

El Dr. John MacArthur dijo correctamente que la gente en la iglesia de Corinto parecía ser “incapaz de romper completamente con la cultura de la que vino. La iglesia de Corinto [tenía un quebrantamiento de iglesia tras la otra], mostrando su carnalidad...un grupo estableció una camarilla que tenía poco que ver con el resto de la iglesia...El problema más grave en la iglesia corintia era la mundanidad, una incapacidad para dejar la cultura a su alrededor. La mayoría de los [miembros] no se separarían de sus formas antiguas, egoístas, inmorales y paganas. Se hizo necesario para Pablo...para mandar a los fieles Cristianos no sólo a romper el compañerismo con los miembros desobedientes e impenitentes, sino a sacar a esos miembros de la iglesia (5:9-13)” (The MacArthur Study Bible, págs. 1726-1727).

Oh, y otra cosa – la iglesia de Corinto fue fuertemente influenciada por el antinomianismo, “el rechazo de la moral establecida. El antinomianismo es a menudo indicativo de un estilo de vida flagrante” (Elmer L. Towns, A Practical Encyclopedia of Evangelism and Church Growth, pág. 21).

Repasemos eso otra vez, punto por punto.


1.  Esta ciudad era moralmente corrupta.

2.  Había una gran cantidad de pecado sexual en su ciudad.

3.  La gente de esa iglesia era mundana y se negó a separarse de
la cultura que los rodeaba.

4.  Muchos de los miembros no se separarían de sus formas
antiguas, egoístas, inmorales y paganas.

5.  Pablo tuvo que decirles a los miembros fieles que
quebrantaran el compañerismo con los miembros
desobedientes y no arrepentidos y que sacaran a algunos de
esos miembros de la iglesia por su anarquía antinomianismo.


¿Qué les recuerda la iglesia de Corinto? ¡SÍ! ¡¡¡Nos recuerda instantáneamente a nuestra antigua iglesia!!! “No dispuesto a separarse de la cultura pecaminosa que los rodea!”

Ahora escuchen la traducción ESV de nuestro texto:

“Ahora les ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos hablen lo mismo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén perfectamente unidos en la misma mente y en el mismo juicio” (I Corintios 1:10, ESV).

“Habléis todos una misma cosa” se refiere a la unidad de la doctrina en la iglesia local. “una misma mente y en un mismo parecer” se refiere a la unidad internamente en sus mentes y externamente en sus vidas.

“Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error” (Efesios 4:14; pág. 1210).

Si nuestra iglesia hubiera obedecido a I Corintios 1:10, nunca habríamos tenido ningún quebrantamiento de iglesia. Un diácono no habría intentado entrar en una pelea a puñetazos con el pastor anciano. Otro diácono no habría planeado quebrantar la iglesia y tomar algunas personas para su propio beneficio. El presidente de los diáconos no habría tomado fotos pornográficas y las habría puesto en su sitio web. La locura sin sentido y la rebelión de nuestra antigua iglesia hicieron que un predicador joven llamado por Dios huyera, con el consejo de su reincidida madre, y fuera a un grupo nuevo evangélico, renunciara a la vida de un predicador y, como Demas, abandonara la obra de Dios “amando este mundo” (II Timoteo 4:10; pág. 1238). ¡¡¡Los bebés Cristianos recién nacidos no habrían sido arrancados del vientre de la “iglesia madre” para convertirse en una “audiencia” para un falso profeta que nunca fue llamado o equipado para ser un predicador piadoso!!! Todo esto, y más, vino del hecho de que esas personas engañadas y sus seguidores estaban “no dispuestos a separarse de la cultura pecaminosa que los rodeaba”.

II. Segundo, la cura para el problema de una cultura pecaminosa.

Cuando fui salvo, por primera vez inmediatamente comencé a enseñar y predicar en una iglesia buena y sólida: la Primera Iglesia Bautista China, pastoreada por el piadoso Dr. Timothy Lin. Ahí es donde me enseñaron. Ahí aprendí a predicar. Ahí es donde fui ordenado. ¡Ahí es donde vi un avivamiento de proporciones impresionantes que no he visto desde entonces!

Pero, después de graduarme de seminario, regresé a Los Ángeles para comenzar una nueva iglesia. ¡Pero la gente que vino a la nueva iglesia no eran jóvenes chinos civilizados! ¡Oh, no! ¡¡¡Eran corintios, no dispuestos a separarse de la cultura pecaminosa que los rodeaba!!!

Como los corintios eran personas impulsadas por las emociones. ¡¡¡Algunos de ellos eran carismáticos que hablaban lenguas!!! ¡Pensaron que eran superiores porque hablaban en lenguas! ¡¡¡Pero no eran superiores!!! Eran profundamente defectuosos e inferiores – ¡esclavos de sus emociones! El gran Dr. A. W. Tozer dijo: “El amor que la Biblia encomienda no es el amor de los sentimientos...Dios nunca tuvo la intención de que un hombre sea el juguete de sus sentimientos...La religión está en la voluntad, y la justicia también. El único bien que Dios reconoce es un bien de voluntad. La única santidad válida es la santidad voluntaria...La raíz de todo mal en la naturaleza humana es la corrupción de la voluntad” (A. W. Tozer, Man the Dwelling Place of God).

Mucha gente vino a nuestra antigua iglesia. Ellos hicieron “decisiones” impulsadas por las emociones por Jesús. Pero no estaban dispuestos a separarse de la cultura pecaminosa de la ciudad interior de Los Ángeles. ¡¡¡Por lo tanto, no eran mejores que los corintios!!! ¡No soy un desquiciado! Seguí culpándome de las extrañas acciones y divisiones de la iglesia de la gente en nuestra antigua iglesia.

¡Entonces empecé a ver la verdad! Jesús dijo: “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os [ataquen] despedacen” (Mateo 7:6; pág. 963). Más tarde las siguientes palabras de Jesús fueron fuertemente iluminadas a mi alma:

“Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella…ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies” (Mateo 10:14; pág. 969).

¡Cuando el quebrantamiento más reciente de la iglesia ocurrió Jesús me dijo que dejara la cultura del centro de la ciudad del centro de Los Ángeles para siempre! Vendimos el edificio de la iglesia del centro de la ciudad. Compramos un nuevo edificio en un área china del área metropolitana de Los Ángeles. ¡Y cómo Dios ya nos está bendiciendo!

En el camino alto voy, nuevas alturas gano así;
   Orando al seguir, Señor, en tierra alta plántame.
Elévame, Señor a andar por fe en el Cielo caminar,
   Lugar más alto aun, “Señor, en tierra alta plántame.”
(“Higher Ground” por Johnson Oatman, Jr., 1856-1926).

¡Por favor, párate y cántalo conmigo! Es el número 3 en tu cancionero.

En el camino alto voy, nuevas alturas gano así;
   Orando al seguir, Señor, en tierra alta plántame.
Elévame, Señor a andar por fe en el Cielo caminar,
   Lugar más alto aun, “Señor, en tierra alta plántame.”

Pueden sentarse.

Pero ¿cómo podemos llegar a “terreno más alto”? Por favor, volteen en su Biblia a los Salmos 139:23 y 24 (página 638).

“Examíname, oh, Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno” (Salmos 139:23, 24).

Muchos de los chinos tienen una mejor cultura que los del centro de la ciudad, mejor que los corintios del centro de la ciudad. Pero no son perfectos. Su cultura es mejor, pero sus corazones no salvos son los mismos. Jeremías el profeta dijo:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9; pág. 759).

Después de que el hombre pecó en el huerto del Edén, toda la raza humana, incluido el pueblo chino, se convirtió en pecadores por naturaleza (cf. Romanos 3:10-19; pág. 1150). Todo el mundo está bajo el juicio de Dios (Romanos 3:19). Agustín, y todos los reformadores, enseñaron que la humanidad sólo puede ser liberada del pecado endogámico por la gracia de la regeneración. Jesús mismo dijo: “que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios,” y “no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:3, 5; pág. 1074). ¡La esclavitud de la humanidad al pecado sólo puede ser quebrantada por el nuevo nacimiento, cuando una persona se arrepiente y confía en Jesucristo como su Señor y Salvador!

El nuevo nacimiento (o regeneración) rompe la esclavitud del pecado y libera al converso para comenzar la vida Cristiana. El nuevo nacimiento es el comienzo de la vida Cristiana. Pero un nuevo Cristiano debe entonces “creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (II Pedro 3:18; pág. 1276). Es en este punto que la cultura del converso juega un papel tan importante.

Todos los Cristianos deben “crecer en gracia”, como dijo Pedro en su segunda epístola (3:18). Esto es llamado “santificación” por los teólogos. La Biblia del Estudio de Reforma dice de la santificación: “Es un cambio continúo obrado por Dios en nosotros [conversos] liberándonos de los hábitos pecaminosos y formando en nosotros afectos semejantes a los de Cristo...La santificación es una verdadera transformación, no sólo la apariencia de una”.

Los avivamientos son utilizados por Dios para santificar a los Cristianos para ser más semejantes a Jesús. En avivamiento, seguimos a Jonathan Edwards, en lugar de Charles G. Finney. La Biblia dice: “¿No volverás a darnos vida, Para que tu pueblo se regocije en ti? “(Salmos 85:6; pág., 609).

Un verdadero avivamiento bien puede ser un medio de Dios da Cristianos mayor santificación. Pero aquellos que permanecen sin ser convertidos, o están atrapados en una cultura corintia, no se beneficiarán de un avivamiento.

El propósito de un verdadero avivamiento es llevar a los Cristianos a un estado espiritual en el que Corintios 1:10 se convierta en una realidad en una iglesia local:

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer” (I Corintios 1:10).

Este estado es demasiado alto para las personas quien, como los corintios, se niegan a abandonar los pecados de su cultura. O se niegan a arrepentirse y a ser salvos por Jesús, o son tan reincididas que rechazan el llamado de Dios para ser avivados. La Biblia dice: “De sus caminos será hastiado el necio de corazón” (Proverbios 14:14; pág. 654). “Sus caminos” se refiere a sus viejos y pecaminosos caminos.

Ahora la Biblia nos da el camino al verdadero avivamiento. Está registrado en Salmos 139:23, 24. Voltea este pasaje de tu Biblia (pág. 638). Ponte de pie mientras Dr. Cagan lo lee.

“Examíname, oh, Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno” (Salmos 139:23, 24).

Sr. Song, por favor léalo en chino (lo lee). Por favor, subraye esos dos versículos en tu Biblia – Salmos 139:23, 24). Estos dos versículos fueron repetidos muchas veces por el Dr. Timothy Lin, en el asombroso renacimiento que vi en la Primera Iglesia Bautista China. Incluso cantamos estos versos. Escucha mientras la cantes.

“Examíname, oh, Dios, y conoce mi corazón
   Pruébame y conoce mis pensamientos –
      (y conoce mi corazón, pruébame y conoce mis pensamientos)
Y ve si hay en mí camino de perversidad
   Y guíame en el camino eterno”.

¡Ahora canta conmigo!

“Examíname, oh, Dios, y conoce mi corazón
   Pruébame y conoce mis pensamientos –
      (y conoce mi corazón, pruébame y conoce mis pensamientos)
Y ve si hay en mí camino de perversidad
   Y guíame en el camino eterno”.

Cuando Dios conteste esa oración, Él te mostrará los pecados que aún tienes en tu corazón. Entonces “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados” (Santiago 5:16; pág. 1266).

La señorita Marie Monsen, misionera en China, vio un verdadero avivamiento entre el pueblo mediante el uso de estos dos métodos – (1) Buscar el pecado en sus propios corazones; (2) Confesar sus pecados y orar unos por otros. Señorita Monsen dijo que el pueblo chino lloró:

“Tus palabras son como cuchillos.”
“Las palabras que dices me golpean como rayos.”
“Todas mis malas acciones se han extendido ante mí como mercancías apiladas en un mostrador.”

“Los jóvenes vieron al Espíritu Santo buscando corazones...Aprendieron que era obra del Espíritu Santo” (Marie Monsen, The Awakening, pág. 93).

Por favor, párense y canten Salmos 139:23 y 24 de nuevo (pág. 638 en la Biblia del Estudio de Scofield).

“Examíname, oh, Dios, y conoce mi corazón
   Pruébame y conoce mis pensamientos –
      (y conoce mi corazón, pruébame y conoce mis pensamientos)
Y ve si hay en mí camino de perversidad
   Y guíame en el camino eterno”.

Para terminar este sermón, lea Proverbio 28:13 (página 666).

“El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” (Proverbios 28:13).

¡Cuando confesamos nuestros pecados, nosotros debemos abandonarlos para tener la misericordia de Dios en el avivamiento! ¡Este es el camino, y el único camino, para llegar más alto en su vida Cristiana! De pie y cante el número 3 en el cancionero.

En el camino alto voy, nuevas alturas gano así;
Orando al seguir, Señor, en tierra alta plántame.
Elévame, Señor a andar por fe en el Cielo caminar,
Lugar más alto aun, “Señor, en tierra alta plántame.”

Mi corazón no quiere estar done hay dudas y temor;
Aunque unos moren allí, yo, en tierra alta quiero estar.
Elévame, Señor a andar por fe en el Cielo caminar,
Lugar más alto aun, “Señor, en tierra alta plántame.”

Por sobre el mundo he de vivir, aunque me ataque Satanás;
Canción de santos por la fe con gozo yo puedo cantar.
Elévame, Señor a andar por fe en el Cielo caminar,
Lugar más alto aun, “Señor, en tierra alta plántame.”

Yo quiero alturas escalar, un poco de gloria mirar;
Así hasta el Cielo, “Señor, en tierra alta plántame.”
Elévame, Señor a andar por fe en el Cielo caminar,
Lugar más alto aun, “Señor, en tierra alta plántame.”
(“Higher Ground” por Johnson Oatman, Jr., 1856-1926).

Ahora canta el número dos en tu cancionero, “Fill All My Vision” [Llena toda mi visión].

Mi visión llena, oh, Salvador, Que solo vea a Jesús hoy;
   Aunque el valle me guíes pasar, Tu Gloria sin fin me rodeará.
Mi visión llena, bello Jesús, Haz que Tu gloria brille en mí ser.
   Mi visión llena, que vean todos, Tu imagen santa reflejada en mí.

Mi visión llena, todo desear, Sea por Tu gloria; inspírame
   Con Tu perfección, Tu santo amor, Mi senda inunda con celestial luz.
Mi visión llena, bello Jesús, Haz que Tu gloria brille en mí ser.
   Mi visión llena, que vean todos, Tu imagen santa reflejada en mí.

Mi visión llena, que nada vil, Oscurezca la luz interior.
   Que vea solo Tu bella faz, Susténtame con Tu gracia eternal.
Mi visión llena, bello Jesús, Haz que Tu gloria brille en mí ser.
   Mi visión llena, que vean todos, Tu imagen santa reflejada en mí.
(Traducción libre de “Fill All My Vision”
       por Avis Burgeson Christiansen, 1895-1985).

¡Asegúrate de llevar este sermón a casa contigo y leerlo varias veces la próxima semana!


EL BOSQUEJO DE

¡¡¡TERRENO MAS ALTO!!!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.
Pastor Emérito

“Ahora os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos habléis lo mismo, y que no haya divisiones entre vosotros; pero que seáis perfectamente unidos en la misma mente y en el mismo juicio” (I Corintios 1:10).

(I Corintios 6:9, 10)

I.   Primero, el problema de una cultura pecaminosa,
I Corintios 5:9-13; Efesios 4:14; II Timoteo 4:10.

II.  Segundo, la cura para el problema de una cultura pecaminosa,
Mateo 7:6; Mateo 10:14; Salmo 139:23, 24; Jeremías 17:9;
Romanos 3:10-19; Juan 3:3, 5; II Pedro 3:18; Salmo 85:6;
Proverbio 14:14; Santiago 5:16; Proverbio 28:13.