Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA AUTO-REVELACIÓN DE DIOS

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 26 de enero de 2020


La epistemología es la rama de la filosofía que trata de cómo sabemos lo que sabemos. ¿Cómo podemos saber acerca de Dios? En el racionalismo, nos sentamos y pensamos en Dios. Pero como nadie ha visto a Dios, las conclusiones que la gente saca sobre Dios no se basan en hechos, sino en la imaginación.

La revelación es única manera en que podemos llegar al conocimiento de Dios. Las iglesias Cristianas enseñan que Dios se revela a sí mismo a través de las Escrituras, a través de la conciencia y a través de Jesús. Entonces, Dios no es quien creemos que es. Dios es un Espíritu que se revela de tres maneras.

I. Primero, Dios se revela a través de la naturaleza.

Immanuel Kant, era un muy famoso filósofo. Kant dijo que el argumento teleológico para la existencia de Dios es el argumento más respetado. El argumento teleológico se basa en lo que vemos en el mundo. Lo que vemos es muy complejo y revela que el Creador de él como un ser complejo y poderoso, es decir, Dios. Es importante darse cuenta de que los niños pequeños son conscientes instantáneamente del argumento teleológico. Los niños pequeños nunca son ateos. Cuando les preguntas: “¿Hay un Dios?” inevitablemente señalarán una nube en el cielo, o una flor en el patio y dirán: “Dios hizo eso”. Así que la teología natural de los niños pequeños es el argumento teleológico para la existencia de Dios, “Dios hizo las flores y los árboles”.

La posición teleológica es también la visión universal de gente premoderna, que a menudo se convierten en Cristianos rápidamente. Millones de personas en China han venido a Jesús en los últimos años. Voltee a Romanos 1:20 (página 1148 en la Biblia del Estudio de Scofield).

“Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:20).

¡Esta noche hay más cristianos en China que en toda Europa, Norteamérica y Sudamérica juntas! Esto a pesar de la presión comunista para no convertirse en Cristianos. ¡Los comunistas sofisticados no pueden evitar que los jóvenes chinos simples confíen en Jesús y sean salvados por Él!

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA.
IR A WWW. SERMONSFORTHEWORLD. COM.
HAGA CLIC EN EL BOTÓN VERDE
CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Cuando era miembro de una iglesia china, guie a uno de mis estudiantes de la Escuela Dominical a Jesús, un niño de unos 11 años en ese momento. Su padre no se enojó hasta que el niño le dijo que quería ser bautizado. Su padre se enfureció, y se negó a dejarlo volver a la iglesia. Fui a ver al padre a su negocio. El hombre agarró una escoba y me expulsó de su tienda.

Luego, el padre cambió de opinión y dejó que su hijo se bautizara. Al pasar los años, el padre se dio cuenta de que su hijo se convirtió en un mejor hijo después de confiar en Jesús y el bautismo. ¡Más tarde, el padre mismo confió en Jesús y fue bautizado! ¡He visto personalmente que eso suceda en muchas familias chinas!

¡Ese joven es uno de mis amigos hasta el día de hoy! Su padre había pensado que el niño era demasiado joven para tomar una decisión para ser Cristiano. Pero lo contrario era cierto: el padre se había vuelto demasiado mundano y seguro de sí mismo. Pero su hijo, con el corazón de un niño, ¡vino rápidamente a Jesús y fue salvo!

Recuerdo cuando era un niño pequeño. Salí al patio trasero y miré las flores. Me acosté en la hierba y miré hacia las nubes. Nadie me habló de Dios. Ninguno de mi familia era Cristiano. ¡Yo simplemente mire las flores y las nubes, y sabía que tenía que haber un Dios que las creó! Más tarde confié en Jesús y fui salvo.

He estado leyendo un pequeño libro de Miss Marie Monsen, una misionera noruega en China. Con fe, la señorita Monsen confió en Jesús, ¡y Dios la usó para provocar el gran avivamiento que está ocurriendo ahora en la República Popular de China, con decenas de miles de chinos confiando en Jesús y siendo bautizados como nuevos cristianos! Jesús dijo:

“Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios” (Lucas 18:16; pág. 1059).

II. Segundo, Dios se revela a través de la conciencia.

Pero hay una segunda manera de que Dios llame a la gente a Jesús, a través de sus conciencias. Voltee a Romanos 2:14, 15 (página 1149 en la Biblia del Estudio de Scofield). De pie mientras que Mr. Song y yo lo leo:

“Porque cuando los gentiles que no tienen ley hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos” (Romanos 2:14, 15).

Pueden sentarse.

Cuando somos jóvenes, es más fácil para nosotros volvernos a ser Cristianos. Pero, a medida que nosotros envejecemos, cada vez es más difícil para las personas a confiar en Jesús y ser salvos. A menudo nuestra gente china piensa que eso es porque son más sabios. Pero he descubierto que eso no es cierto. ¡Se vuelve más difícil porque su pecado profana sus conciencias! La Biblia dice: “pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas” (Tito 1:15). Cuanto más la mente es profanada por el pecado, menos la conciencia es capaz de trabajar correctamente. Después de un tiempo la conciencia es “cauterizada” (I Timoteo 4:2). “Cauterizada” es un término médico que se refiere a la cicatrización. El Dr. MacArthur dice correctamente: “Los falsos maestros pueden enseñar sus mentiras hipócritas porque su conciencia ha sido insensitada, como si los nervios [que conectan con sus conciencias] hubieran sido destruidos y convertidos en tejido cicatricial por la quema de engaño demoníaco” (nota sobre I Timoteo 4:1). ¡A menudo me ha sorprendido la profundidad del pecado en el que el hombre puede entrar, cuando permiten que las fuerzas satánicas profanen sus conciencias!

A medida que las personas envejecen, la luz de la conciencia, de la que se habla en Romanos 2:15, se profana por el pecado. Es por eso por lo que tú debes escuchar a tu conciencia cuando estas joven. Y es por eso por lo que las conversiones a Jesús son cada vez menos a medida que las personas envejecen. Y es por eso por lo que deben arrepentirse y confiar en Jesús mientras su conciencia es joven y todavía tierna.

III. Tercero, Dios se revela a través de Jesucristo.

El Cristo de Dios es la principal revelación de Dios. Mira Romanos 3:21-24 (pág. 1150-1151 en la Biblia del Estudio de Scofield).

“Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos 3:21-24).

Jesucristo es el Hijo eterno de Dios. Dios envió a Jesús a este mundo para buscar y salvar a los pecadores como tú y yo. Juan 1:14 dice:

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Juan 1:14; pág. 1072).

La revelación completa de Dios está en Su Hijo unigénito, Jesús. Pero debes nacer de nuevo arrepintiéndose y confiando en Jesús.

La señorita Marie Monsen fue misionera noruega en China en la primera parte del siglo XX. Dios usó a la señorita Monsen para traer a muchos chinos a Jesús. Muchos de ellos eran Cristianos externos, pero sin el nuevo nacimiento.

Un evangelista se acercó a la señorita Monsen. Este hombre predicó el Evangelio, pero aún no había nacido de nuevo. Ella le dijo: “¿Has nacido de nuevo?” Para su sorpresa, este predicador dijo: “No, no sé qué lo he hecho”. ¡Se fue sabiendo que no había nacido de nuevo! Pero lloraba todo el tiempo. Alguien le dijo a este predicador: “¿Por qué estás llorando?” Dijo: “Porque soy un gran pecador”. El otro hombre le dijo a este predicador: “¿No siempre dices que Jesús salva a los pecadores?” El predicador le dijo a la señorita Monsen: “En un momento Jesús se convirtió en una realidad viviente, y yo estaba lleno de paz cuando confié en Él”. Monsen le dijo: “Debe ser ese mismo día que te salvo”. Le dijo: “Sí, lo entiendo ahora. Ahora puedo decirle a los demás cómo ser salvos”.

Luego un pastor vino a la señorita Monsen. Ella le dijo: “¿Has nacido de nuevo?” Muy en serio, este anciano pastor le dijo: “Ojalá lo supiera”. Ella le preguntó cómo se sentía. Le dijo que predicaba a los demás, pero que no conocía la paz de Jesús mismo. Ella le dijo: “Tengo que decirte que eres un hombre no salvo. Usted ha sido un líder ciego de los ciegos”. Más tarde, este pastor chino volvió y le dijo: “He sido un pastor hipócrita”. ¡Confió en Jesús y fue salvo! Entonces le dijo a la señorita Monsen, “Yo que estaba totalmente ciego ahora veo”. ¡Después de eso, el pastor les dijo a muchas personas cómo nacer de nuevo confiando en Jesucristo!

La muerte de Jesús en la Cruz pagó la pena completa por su pecado. ¡Cuando confíes en Jesús, su Sangre que derramo sobre la Cruz te limpiará de todo pecado, ¡y tendrás paz con Dios y nacerás de nuevo! El gran teólogo Agustín dijo famosamente: “Nuestros corazones están inquietos hasta que encuentran descanso en Jesús”. Es nuestra oración que regreses el próximo domingo y oigas más cómo Jesús puede darte paz con Dios.

Por favor, párense y canten la última canción en tu hoja de canciones, “Redeemed”.

Jesús me compró con su Sangre, Con gozo al cielo yo voy;
   Librado por gracia infinita, Ya sé que Su hijo yo soy.
Jesús, libró, su Sangre a mí me compró;
   Jesús, libró, ¡Su hijo por siempre yo soy!

Feliz redimido en Jesús, Ninguno me pueda decir;
   Que gran luz en perfecta presencia, Conmigo continua mas vez.
Jesús, libró, su Sangre a mí me compró;
   Jesús, libró, ¡Su hijo por siempre yo soy!

Veré al Rey en gran belleza, El deleite de su paz y gran ley;
   Guarda mis pasos con gozo, Canciones de noche me da.
Jesús, libró, Su Sangre a mí me compró;
   Jesús, libró, ¡Su hijo por siempre yo soy!
(Traducción libre de “Redeemed” por Fanny J. Crosby, 1820-1915).

Amén. Padre Celestial, por favor bendiga la comida que tendremos ahora. Y bendice a cada persona que vino esta noche. En el nombre de Jesús, Amén.


EL BOSQUEJO DE

LA AUTO-REVELACIÓN DE DIOS

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

I.    Primero, Dios se revela a través la naturaleza,
Romanos 1:20; Lucas 18:16.

II.   Segundo, Dios se revela a través la conciencia,
Romanos 2:14, 15; Tito 1:15; Yo Timoteo 4:2.

III.  Tercero, Dios se revela a través Jesucristo,
Romanos 3:21-24; Juan 1:14.