Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡PORQUE JESÚS PURIFICO EL TEMPLO DOS VECES!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 27 de octubre de 2019

“Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado. Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume” (Juan 2:13-17; pág. 1073-1074 Scofield).


Hoy no oirás un sermón como este. ¡Presenta al verdadero Jesús, no al Jesús de “Victoria's Secret” de hoy! Juan capítulo 2 nos da la primera purificación del templo por el Señor Jesucristo. El Dr. John R. Rice dijo: “Hizo un azote con las cuerdas y echo fuera a todos del templo, y a las ovejas y a los bueyes. Derramó el dinero del cambiador y derrocó las mesas. . .” (Rice, The Son of God, pág. 55). El Dr. Rice dijo que la gente hoy en día “piensa que los predicadores no deben batallar el pecado. Ellos [no] le gusta lo que Jesús hizo con ese azote en el versículo 15” (ib.).

¡Este es el lado radical de Jesús, el León de Judá! Golpea a los cambistas de dinero echándolos fuera del templo con un azote. Derrama su dinero en el suelo. Tira sus mesas, rompiéndolo violentamente en pedazos. Los líderes del templo son “volcados” por el León de Judá, que es Jesucristo nuestro Señor. ¡Es grosero! ¡Tiene un temperamento volcánico! ¡Es indómito! ¡Es un hombre salvaje! ¡No anda con tiento de un carismático! ¡No es un evangélico que analiza verbos! ¡¡¡Es un león salvaje y furioso, rugiente!!! “Sus ojos, rojos del vino, ¡y sus dientes blancos de la leche! ¿Quién lo despertará? (Génesis 49:12, 9; pág. 64).

Cuando eran nuevos y en pleno vigor, los hippies convertidos cantaban hasta que la sangre corría por sus gargantas:

El León de Judá
   Romperá todas las cadenas
Y danos la victoria
   ¡Una y otra vez!

¡Pero los nuevos evangélicos no podían soportarlo! Pronto los castraron, y los hicieron cantar:

Jesús gentil, manso y suave,
Ven y bendice a tu hijito.

¡¡¡Y eso fue lo que Francis Schaeffer llamó, “El Gran Desastre Evangélico”!!!

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA.
IR A WWW. SERMONSFORTHEWORLD. COM.
HAGA CLIC EN EL BOTÓN VERDE
CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

¡Pero Dios no es un débil evangélico! ¡Y Dios no es un fundamentalista que analiza gramáticas con verbos! David Wells es mi tipo de teólogo! Wells tiene las agallas para gritar que el evangelicalismo “ha pasado de la dependencia de Dios a la gerencia de Dios...Pero Dios nunca ha sido manejado [o] domesticado...Dios siempre es angular y no será suave. Siempre es soberano sobre la iglesia, y no estará sujeto a ella ni manipulado por ella. Su suavidad en el mundo evangélico es la señal más segura de que no es su verdad, ¡que está impulsando el evangelicalismo, lo que la iglesia necesita ahora no es avivamiento, sino reformarse!” (Dr. David F. Wells, No Place for Truth, pág. 296). ¡Reforma ahora! ¡Reforma mañana! ¡Reforma para siempre! George Wallace se equivocó al decir “segregación”. Voté por otro hombre mejor. Pero hay una manera de aplicarlo.

¡Segregación de los evangélicos ahora!
¡Segregación de los evangélicos mañana!
¡Segregación de los evangélicos para siempre!

Lester Roloff, en el último día de su vida, predicó en este texto:

“El entonces se paró en medio de la suerte de tierra, y defendióla, e hirió a los Filisteos; y Jehová hizo una gran salud.” (II Samuel 23:12; pág. 354).

¡Tenemos a Trump, pero necesitamos a Lester Roloff! ¿Dónde está? Oh, Dios, ¿dónde está el hombre inteligente, con un buen cerebro y una gran voz, para estar como Gedeón contra los filisteos evangélicos? ¿DÓNDE ESTÁ JOHN CAGAN ESTA NOCHE? ¡Que Dios nos ayude! ¡Canta el León de Judá!

El León de Judá
   Romperá todas las cadenas
Y danos la victoria
   ¡Una y otra vez!

¿No hay un joven aquí esta noche para hacer eso? ¿No hay un joven aquí que deshaga los sueños de una vida fácil y tome el lugar de John Cagan, y predique al León de Judá a un desastre evangélico débil e introvertido? ¿Quién lo hará? ¿Qué joven dirá, “Lo intentaré?” Cierre los ojos. ¡Levanta tu mano hijo si lo intentas! ¡Cántalo!

El León de Judá
   Romperá todas las cadenas
Y danos la victoria
   ¡Una y otra vez!

¿Por qué Jesús, el León de Judá, ¿purificó el templo primero que todo? ¿Por qué comenzó su ministerio con esta lucha? Creo que fue para revelar a sus discípulos que sería rechazado como el Mesías. Los discípulos recordaron Salmos 69:9, “Porque me consumió el celo de tu casa” (pág. 598). También recordaron la referencia velada de Jesús a su resurrección de entre los muertos.

“Por tanto, cuando resucitó de los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron á la Escritura, y á la palabra que Jesús había dicho” (Juan 2:22; pág. 1074).

Ahora venimos a la segunda purificación del templo por parte de Jesús.

Prácticamente todos los eruditos dicen que esta fue la segunda purificación del templo por parte de Jesús. Por favor, vaya a Mateo 21:12-13.

“Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera todos los que vendían y compraban en el templo, y trastornó las mesas de los cambiadores, y las sillas de los que vendían palomas; Y les dice: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; más vosotros cueva de ladrones la habéis hecho” (Mateo 21:12-13; pág. 988).

El Dr. McGee dijo: “Estaba haciendo la última presentación pública de sí mismo al pueblo” (Thru the Bible, volumen 4, p. 111). Sólo los ciegos y los cojos vieron que era el Salvador. El versículo 14 dice: “Entonces vinieron a él ciegos y cojos en el templo, y los sanó.” (Mateo 21:14). Los jóvenes gritaron adorado: “Hosanna al Hijo de David!” (21:15). Pero los principales sacerdotes y escribas “se indignaron” (21:15). Por última vez, habían rechazado al Señor Jesús como su Mesías y Salvador. “Y las gentes decían: Este es Jesús, el profeta, de Nazaret de Galilea” (Mateo 21:11; p. 988). Sólo pensaban de Él cómo un profeta. La nota de Scofield dice: “pero no habiendo dado la bienvenida los dirigentes de la nación, muy pronto habrá de oír a la multitud gritar: ‘¡Crucifícale!’” Y Jesús dijo:

“Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él” (Mateo 21:43; pág. 989).

El Dr. McGee dijo: “La iglesia es esa ‘nación santa’” (ib., p. 114). El ejército romano de Tito vino y destruyó Jerusalén en el 70 D.C.

Sin embargo, Dios tiene un pacto eterno con la nación de Israel. Y entonces, el apóstol Pablo dijo: “el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los Gentiles; Y luego todo Israel será salvo” (Romanos 11:25, 26; pág. 1162). El Dr. John MacArthur dice correctamente: “La elección soberana de Israel por parte de Dios...es incondicional e inmutable porque está arraigada en la naturaleza inmutable de [Dios] y se expresa en la alianza Abrahámica unilateral y eterna” (The MacArthur Study Bible, nota sobre Romanos 11:29). “Y luego todo Israel será salvo” (Romanos 11:26). El Dr. W. A. Criswell dijo: “La nación judía de la era milenaria se volverá a Jesús en masa, dándose así el propósito electivo de Dios para Israel” (The Criswell Study Bible, nota sobre Romanos 11:26).

Esto cierra mi mensaje esta noche sobre las dos purificaciones del templo por nuestro Señor Jesucristo. No hay nada más que decir que darle algunos pensamientos finales. David Murrow ha escrito un gran libro llamado Why Men Hate Going to Church (Thomas Nelson, 2011; Recomiendo la versión actualizada).

Murrow muestra que hombres y adultos jóvenes de 18 a 35 años están abandonando nuestras iglesias en masa porque los evangélicos sólo predican sobre “el Cordero de Dios”, y casi nunca sobre “el León de Judá”, visto en las dos purificaciones del templo, y en muchos otros lugares de la Biblia. Murrow dice: “Aquí hay algo que pocas personas se dan cuenta: León-Jesús no es la excepción; Es la regla. Compruébelo usted mismo. Coge un [Nuevo Testamento] y un resaltador y marca todos los lugares donde Jesús es tierno, amoroso y bondadoso. Luego tome otro resaltador y marque los versículos donde [Jesús] es duro, desafiante y salvaje. Te sorprenderá la cantidad de León que encuentres. Sin embargo, la mayoría de las iglesias han encerrado al León de Judá en el ático, como un tío loco” (Murrow, ibid., p. 48).

Debido a que [los evangélicos] creen que Jesús es [sólo] el Cordero, piensan que toda experiencia en la iglesia debe ser agradable. Quebrantan sus iglesias y se van cuando el pastor predica sobre el pecado y el juicio. Una mujer dijo: “Ahora tenemos un pastor tan dulce. ¡Nunca alza la voz ni condena el pecado!” Esa es una declaración real. Murrow dice que estos predicadores hablan sólo de la mitad de Jesús, ¡la mitad que no despierta a los pecadores! No es de extrañar que los jóvenes adultos y los hombres digan cosas como “la iglesia es aburrida”. “Es irrelevante.” “Está lleno de hipócritas.” Estos evangélicos tienen miedo de predicar lo que es desafiante en lugar de aburrido. Tienen miedo hasta la muerte de la predicación que es relevante en esta cultura pecaminosa. Predicadores que hagan todo lo posible para mimar a los hipócritas, en lugar de decirles lo que Jesús dijo: “¡Serpientes, generación de víboras! ¿cómo evitaréis el juicio del infierno?” (Mateo 23:33 [pág. 992], etc.).

Un Seminario Fuller nuevo evangélico escribió recientemente un libro (“Love Wins”) en el que dijo que el asesino en masa Adolf Hitler estará en el Cielo. ¡SI HITLER ESTA EN EL CIELO – NO QUIERO IR ALLÍ! ¿Entiendes? Si ese miserable graduado de Fuller tiene razón, ¡no quiero ir al Cielo! Y tampoco lo haría ningún americano de sangre roja. ¡No es de extrañar que nuestros jóvenes y nuestros hombres huyan de esos predicadores delicados, con sus tés de mujer y canciones suaves sobre un dulce niño Jesús! ¡Consigue el libro de Murrow, predicador! ¡Léelo y deja de ser un poco de pequeño como el apóstata Chan! ¡No quiero ir al Cielo con pequeño de esa manera! ¡Quiero ver hombres fuertes y de sangre roja como Lutero, Tyndale, y los mártires y apóstoles de Jesucristo! Hombres y mujeres que no tienen miedo de ahogar a los hipócritas con “¡Adelante soldados cristianos, marchando en cuanto a la guerra!” ¡¡¡Prediquen, oren y canten hasta que los hipócritas huyan por sus vidas!!! Esa es la primera aplicación de Jesús purificando el templo.

Aquí hay otra aplicación: ¿por qué dos purificaciones? ¡Una razón es probablemente que la primera purificación no limpió a todos los hipócritas! Tenía que haber dos para limpiar el templo. ¡¡¡Probablemente tenga que haber más de dos para limpiar a todos los hipócritas en este día de apostasía evangélica!!!

Aquí hay otra: ¿por qué dos purificaciones? Porque demasiadas de esas personas lo fingieron. Fingieron tener testimonios de salvación, ¡pero los copiaron de los demás! Algunos de ellos mintieron. Un joven dijo: “Cristo dio su vida por mí, y por esto le doy todo. ¿Cómo puedo proclamar con suficiente dar su amor y misericordia? Jesús es mi ambición y dirección...Cristo vino a mí, y por esto no lo dejaré.” ¡Pero lo hizo de todos modos! ¡Dejó a Jesús en el polvo por un trabajo bien pagado como abogado! Ese chico es mi amigo. Le digo como su pastor: “¡Hijo, necesitas que purifiques tu templo por segunda vez! ¡¡¡La primera vez fue pura hipocresía!!!”

La joven que tocaba el piano dijo: “Jesús me perdonó y me perdonó todo mi pecado. Mi registro está sellado como “no culpable” con su propia Sangre. “¡Grandes palabras! ¡Pero abandonó la iglesia unos días antes de Navidad, dejando su iglesia sin música de Navidad! ¿Esa mujer está salva? ¡No apostes tu vida! Necesita que purifiquen su templo por segunda vez. ¡La primera vez sólo la convirtió en una hipócrita condenada por el pecado! ¡Diles que dije eso y déjalo en la cinta! ¡No hace falta decir que esos dos “testimonios” no aparecerán en la segunda edición de mi autobiografía! ¡Dudo que figuren en el libro de la vida del Cordero! ¡No a menos que tengan una conversión real!

Los metodistas antiguos dijeron que tenía que haber dos obras de gracia: una para la salvación y la otra para la santificación. No lo creo. Pero me alegro de que lo hicieran. ¡Tenían más razón que mal! ¡Eran soldados de la Cruz! Eran hombres y mujeres poderosos para Dios y su Hijo crucificado.

¿Dónde podemos encontrar hombres y mujeres jóvenes así hoy? Los encontraremos en cada altar, donde un joven o una mujer realmente se inclina ante el Hijo de Dios, y cede sus corazones a Él, ¡el Cordero de Dios y el León de Judá son uno! Amén. De pie y canta “¿Soy un Soldado de la Cruz?” ¡Cántalo!

Soy un soldado de la cruz, le sigo a Jesús,
Y temeré servirle fiel, ¿o me avergüenzo de Él?

Al Cielo buscaré entrar con gran comodidad,
Cuando otros premios ganarán ¿Su sangre al derramar?

¿No hay enemigos para mí? ¿el ataque parar?
El mundo es amigo de Dios ¿para llevarme a Él?

Debo luchar, si he de reinar; ¡dadme valor, Jesús!
Carga y dolor podré aguantar; al ser guiado en Tu luz.
(Traducción libre de “Am I a Soldier of the Cross?”
     por Isaac Watts 1674-1748).