Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL CORAZÓN FIJO

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Sábado, 12 de octubre de 2019

“Pronto está mi corazón, oh, Dios, mi corazón está dispuesto”
(Salmo 57:7, pág. 592 Scofield).


El “corazón” en estos versículos se refiere a la mente. No es fácil tener una mente “dispuesta” o “fija” en estos días de apostasía. Pero, aunque no es fácil, es simple. El Cristiano sólido tiene su mente fijada firmemente en la Biblia. El Cristiano sólido tiene la mente fijada firmemente en la iglesia local donde se convirtió y enseñado. El Cristiano sólido tiene su mente fija firmemente en la obediencia a Dios y a Su Palabra.

David escribió Salmo 57 antes de ser nombrado rey. Se escondía en una cueva del demonizado rey Saúl, que trataba de matarlo. En ese tiempo confuso, David determinó que su mente y su corazón se fijarían firmemente en la obediencia a Dios. El verdadero Cristiano tiene un corazón “fijo”, tan fijo en la Biblia y en Dios que no puede ser movido. El apóstol Pablo dijo:

“Os ruego pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis toda una misma cosa, y que no haya entre vosotros disensiones, antes seáis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer” (I Corintios 1:10; p. 1169).

Esta unidad se basa en Cristianos cuyos corazones están fijos.

I. Primero, esta unidad se rompe en una iglesia cuando los miembros principales no son convertidos y carnales.

“Mas el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente.” (I Corintios 2:14; p. 1171).

En esencia no hay pecado excepto el pecado de la mente. La Biblia dice que “los designios de la carne [mente carnal] son enemistad contra Dios” (Romanos 8:7; p. 1157). La mente carnal no tiene enemistad – es enemistad.

Cuando las Escrituras hablan de la “mente”, no se refieren únicamente al intelecto. La mente de una persona carnal está en contra de Dios. Eso incluye la personalidad, la voluntad, la comprensión espiritual, las simpatías, así como el intelecto, son naturalmente “enemistad contra Dios” (Romanos 8:7).

En los días de Noé Dios vio que la iniquidad del hombre era grande en la tierra. Dios vio lo que no se podía ver en el exterior. En Génesis 6:5, la traducción es, “todo designio de los pensamientos [humanos] del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5; pág. 12). De este versículo vemos que el pecado tiene sus raíces en la mente – a partir de ahí el pecado profana las emociones, el intelecto y la voluntad. En resumen, todo pecado entró en la mente, conocido en la Biblia como “el corazón”. Por eso Jesús dijo:

“Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mateo 15:19, pág. 980).

“Malos pensamientos” vienen antes que cada acto de pecado. Pocos pecados se cometen antes de que el pensamiento se incuba primero en la mente.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA.
IR A WWW. SERMONSFORTHEWORLD. COM.
HAGA CLIC EN EL BOTÓN VERDE
CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Tomemos por ejemplo a John Waldrip. Su decisión de ayudar a Chan a quebrantar nuestra iglesia empezó con Waldrip pensando en lo que él pensaba que eran insultos y errores que supuestamente yo había hecho. Luego, después de haber meditado sobre mis defectos, Waldrip vio la oportunidad de hacerme daño. De esta manera su mente fue preparada por el Diablo para hacer su maldad para ayudar a Chan a quebrantar nuestra iglesia. La Biblia dice: “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él” (Proverbio 23:7, pág. 662). El Dr. A. W. Tozer dijo: “La conducta moral...se origina profundamente en la mente” (“The Blessedness of the Fixed Heart”, La bendición del corazón fijo).

Además, considera lo que hizo Chan. Fue a Waldrip para que estuviera de acuerdo con él. ¿por qué? Porque Chan sabía que Waldrip estaba amargado contra mí. Chan pensó en esto durante meses, porque el mismo Chan estaba amargado conmigo. Así Chan escondió de mí su amargura y conspiró cómo podía “robar” a algunos de nuestra gente. El Dr. Tozer dijo: “Los pensamientos se detectan en un acto. Esto agita los afectos, que [finalmente] desencadenan la voluntad de actuar. El pecado que sigue puede ser tan obviamente ‘de la carne’ que nadie soñaría que comenzó como un pensamiento en el corazón. El necio rico ‘pensaba dentro de sí’ (Lucas 12:16-21; pág. 1050-1051) y como resultado tomó un curso de acción que le costó su alma” (ib.).

Algunas mujeres de nuestra iglesia estaban tan agitadas por el quebrantamiento de la iglesia que “pensaron dentro de sí mismas” que yo dañaría a sus hijos, así que les dijeron a sus hijos que no hablaran conmigo. Por lo tanto, una mujer como esa olvidó, y así el hijo olvidó, lo que Jesús dijo:

“los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a …madre más que a mí, no es digno de mí” (Mateo 10:36, 37; pág. 969).

Una madre como ella olvidó las palabras de Efesios 5:24 – “la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo” (en cursiva mía; p. 1212). Así que su hijo fue arrastrado de un lado a otro, entre la madre carnal y el padre espiritual. Por fin el cedió a su madre, se negó a escuchar a su padre y rechazo a escuchar al pastor. El dejó la iglesia, y con la madre como única guía, la siguió a una iglesia nueva evangélica. Pierde la fe de su padre y se convierte en un nuevo evangélico débil. Tal madre debe seguir el ejemplo de María, la madre de Jesús. Ella dijo de su hijo Jesús: “Haced todo lo que os dijere” (Juan 2:5; pág. 1073). La Biblia dice,

“La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba” (Proverbios 14:1; pág. 654).

“El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado”
       (Proverbios 13:20; pág. 653).

“De sus caminos será hastiado el necio de corazón; Pero el hombre de bien estará contento del suyo”
       (Proverbios 14:14; pág. 654).

El Dr. Criswell dijo: “El ‘necio de corazón’ encuentra sus placeres en seguir su propio camino (cf. v. 12) independientemente de las consideraciones éticas. El ‘hombre bueno’ está obviamente en contraste (Isaías 3:10)” (Criswell Study Bible). El Dr. A. W. Tozer dijo: “Todos nuestros actos nacen de nuestras mentes...Esto se enseña claramente en la Palabra: ‘Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida’ (Proverbio 4:23, pág. 646). El Dr. Criswell dijo: “Las acciones y actitudes morales de la vida están determinadas por la condición de nuestro corazón...el corazón es la sede de los afectos y el centro de la conciencia moral” (ib., Proverbio 4:23).

II. Segundo, un Cristiano real tiene poder para controlar sus pensamientos.

Con los años, verás la sabiduría de rechazar emociones y sentimientos. El corazón “fijo” sigue obedeciendo a Dios y a Su Palabra. Con el tiempo, hombres y mujeres cuyos corazones están “fijos” se convertirán en Cristianos fuertes como la Sra. Hymers y el Dr. Cagan. Aquellos que pasan por sus “sentimientos” serán apostatados, o en el mejor de los casos, seguirán siendo nuevos evangélicos y carismáticos impulsados por la emoción.

El Dr. Tozer dijo: “Dios nunca tuvo la intención de que un ser como el hombre sea el juguete de sus sentimientos...los pensamientos y las intenciones del corazón están equivocados, y como consecuencia toda la vida está equivocada...leer las Escrituras todos los días y obedecerlas...Toda la vida será sintonizada para cantar las alabanzas de Él que nos amó y nos lavó de nuestros pecados en su propia sangre” (“True Religion is not Feeling, But Willing”, La verdadera religión no es sentimiento, sino voluntad).

El Dr. Tozer dijo: “La voluntad tiene el poder de controlar los pensamientos...Si esto no fuera así, las palabras de Pablo a los Filipenses serían psicológicamente insostenibles:

‘Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad’ (Filipenses 4:8; pág. 1260).

Es mucho más importante que pensemos en pensamientos piadosos...que tener sentimientos ‘espirituales’. Nunca es seguro confiar en los sentimientos. Nunca es seguro confiar en ellos. El hombre más seguro es el que puede decir: ‘Mi corazón está fijo, confiando en el Señor’” (“The Blessedness of the Fixed Heart” La bendición del corazón fijo).


EL BOSQUEJO DE

EL CORAZÓN FIJO

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Pronto está mi corazón, oh, Dios, mi corazón está dispuesto”
(Salmo 57:7, pág. 592 Scofield).

“Mi corazón está dispuesto, oh, Dios” (Salmos 108:1).

(I Corintios 1:10)

I.    Primero, esta unidad se rompe en una iglesia cuando los miembros
principales no son convertidos y carnales, I Corintios 2:14;
Romanos 8:7; Génesis 6:5; Mateo 15:19; Proverbios 23:7;
Lucas 12:16-21; Mateo 10:36, 37; Efesios 5:24; Juan 2:5;
Proverbios 14:1; 13:2; 14:14; Isaías 3:10; Proverbios 4:23.

II.   Segundo, un verdadero Cristiano tiene poder para controlar sus
pensamientos, Filipenses 4:8.