Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL MINISTERIO DE JUAN EL BAUTISTA Y TÚ

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Sábado, 17 de agosto 2019


1. La obra de Juan el Bautista, Juan 1:6-8 (pág. 1071 Scofield). Por favor, párate mientras lo leo.

“Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Éste vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz” (Juan 1:6-8).

Es la misma obra que debemos hacer, Juan 1:29, 35-37.
Es un testimonio de Jesús dado a los perdidos, Juan 1:10.
Es un testimonio que será rechazado por la mayoría de las personas, Juan 1:11.
Es un testimonio que ellos no recibirán, Juan 1:11.
Es un testimonio de que algunos escucharán y recibirán a Jesús, Juan 1:12.


2. Los que reciben a Jesús nacen de nuevo, Juan 1:13.

1.  No de sangre (no heredada)
2.  Tampoco de la voluntad de carne (no por querer ser cristiano)
3.  Tampoco de la voluntad de varón (no por otra persona)
4.  Pero de Dios, véase Romanos 8:11; Efesios 2:4-5.
5.  Al creer en Jesús, una persona nace de nuevo,
      Juan 3:3-7 (pág. 1074); Juan 3:15-18 (págs. 1074-1075).
6.   La razón por qué la mayoría de la gente no creerá en Jesús,
      Juan 3:19-20 (pág. 1075); Juan 3:27 (pág. 1075);
      Efesios 2:8-9 (pág. 1208); Mateo 7:21-23 (pág. 964).
7.  Sus mentes son cegadas por el “dios” de este mundo, Satanás,
      II Corintios 4:3-4 (pág. 1189). Dios mismo tiene que abrir el corazón del pecador,
      Hechos 16:14 (pág. 1128).

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

NUESTROS SERMONES ESTÁN DISPONIBLES
EN SU TELÉFONO CELULAR AHORA.
IR A WWW. SERMONSFORTHEWORLD. COM.
HAGA CLIC EN EL BOTÓN VERDE
CON LA PALABRA “APP” SOBRE TAL.
SIGA LAS INSTRUCCIONES QUE APAREZCAN.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

La obra de Juan el Bautista fue hablar a la gente acerca de Jesús, la Luz del Mundo, Juan 1:29 (pág. 1072).

El mundo perdido en pecado se vio;
   Jesús es la luz del mundo;
Más en la tinieblas la gloria brilló;
   Jesús es la luz del mundo.
Ven a la luz, no quieres perder;
   Gozo perfecto al amanecer;
Yo ciego fui, más ya puedo ver;
   Jesús es la luz del mundo.
(Traducción libre de “The Light of the World is Jesus”
     por Philip P. Bliss, 1838-1876).

La obra que Dios nos llama a hacer a ti y a mí es la misma que a Juan el Bautista.

“He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29; pág. 1072).

Ese debe ser nuestro obra. La iglesia del Dr. Lin creció de unas 60 personas a más de 2.000 miembros. ¿Qué método usó el Dr. Lin? Nos dijo que traigamos a una persona a la iglesia con nosotros. Conozca a la persona y hable de Jesús con entusiasmo. Entonces traiga a esa persona a la iglesia. Traiga a esa persona aquí tú mismo. Siéntate con esa personal en la iglesia. ¡Te sorprenderá lo que Dios hará en los próximos meses y años!

Traigan uno, Traigan uno,
   Traigan uno de campo del pecar;
Traigan uno, Traigan uno,
   A Jesús trae una oveja.
(Traduccion de “Bring Them In” por Alexcenah Thomas, siglo XIX;
     alterado por el Dr. Hymers).

Gana uno por el Señor,
   Gana uno por el Señor,
Dios, ayúdame,
   Gana uno para el Señor.
(Traduccion de “Win One for the Lord”).