Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LO QUE CUESTA SER UN DISCÍPULO CRISTIANO

By Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 17 de Febrero, 2019

“Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos?” (Lucas 14:28).


Ahora voltea conmigo a Mateo, capítulo 16, versículo 24.

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

La mayoría de los jóvenes de hoy no tienen causa para seguir ni propósito para sus vidas. Tú simplemente vives de un día al próximo. De hecho, los jóvenes de hoy parecen vivir de minuto a minuto. Tú tratas la vida como cuando estas cambiando los canales en la televisión – tú por usual cambias de un canal al otro sin nunca ver un programa entero.

Ahora hay un peligro para eso. Tú nunca ves la historia completa. Así es como la mayoría de los jóvenes tratan a esta iglesia. Tu cambias canales – yendo de uno a otro. Vas a Las Vegas un Domingo y a la iglesia el próximo Domingo. Pero tú nunca consigues la historia completa así. Tú solo consigues pedazos. Por ejemplo, tú solo oyes de la evolución, y te pierdes de la escatología, soteriología, demonología, y muchos otros temas.

Para ser un Cristiano verdadero tienes que lanzarte completamente sobre Jesús:

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

Ahora, la salvación es por gracia. Un hombre inconverso nunca puede hacer lo que Jesús dijo, “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” Pero Dios te ha atraído a esta iglesia a escuchar el Evangelio. Y el Puritano Thomas Watson dijo correctamente, “Cuando Dios empieza a atraer nosotros podemos seguir.” O, tú puedes decidir no seguir, aunque, adentro de ti, tú sabes que deberías.

La persona inconversa está llena de contradicciones. Tú vienes a la iglesia y tienes un argumento interior con el predicador y la Biblia. En tu corazón tú dices, “Yo no creo la Biblia.” Pero entonces tú piensas, “Soy un fracaso en mi vida, no hay esperanza para mí del modo que soy.” Tú eres tirado de un lado al otro. Una parte tuya se rebela contra Dios y la otra parte quisiera creer que no hay esperanza en Dios. Hay una lucha interior. Y cada persona que está aquí esta noche ha pasado por una lucha similar.

Yo podría ir de fila en fila en esta iglesia esta noche y contarte historia tras otra de los jóvenes que están aquí. Cada uno de ellos tuvo una lucha interior. Podría no haber sido como la tuya, pero siempre has semejanzas. Una parte tuya quiere regresar a la iglesia y desea que haya un Dios y salvación y otra parte de ti se rebela contra Dios, la Biblia y el predicador.

Primero, ¿cuáles son las fuentes de esta lucha interior? Primero, está el mundo (padres, amigos, diversión). Luego está tu carne (tú quieres faltar a la iglesia, tener sexo libre, hacer lo que se te antoje). Luego está el Diablo. En el otro lado, está el Espíritu Santo. Él es la pequeña voz hablándole a tu conciencia. Él te llama a que vengas a Jesucristo y que vengas a ésta iglesia local. Así que, hay una lucha por tu alma. Dios te llama por un lado – y el pecado y el placer mundano te llama por el otro lado.

La Biblia dice, “Escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres…o a los dioses de los amorreos [los Americanos] en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15). Tú tienes que escoger. Desafortunadamente, la mayoría de ustedes escogerán mal. Mis 60 años de experiencia en el ministerio me dice que tú probablemente escogerás mal. La Biblia dice,

“Y escogerá la muerte antes que la vida” (Jeremías 8:3).

¿Qué harás tú?

¿Segundo, por qué debes escoger lo correcto? ¿Por qué debes venir a esta iglesia local y estar aquí cada Domingo? ¿Por qué debes venir a Cristo y ser convertido?

1.  Porque te dará una razón para vivir.

2.  Porque volteará tu fracaso. Nadie que encuentra a Cristo es
     un fracaso.

3.  Porque te dará esperanza para el futuro.

4.  Porque te quitará la culpa y te guiará a una vida
     abundante, pacífica.

A través de todas las pruebas de su vida Sabina Wurmbrand era una brillante dama sonriente feliz porque ella conocía a Jesucristo personalmente. Sabina estuvo en nuestra iglesia muchas veces antes que nosotros nos reorganizáramos como iglesia Bautista independiente. Mi esposa y yo tuvimos cena con el Pastor y Sra. Wurmbrand en su apartamento. Ella sacrificó todo por la causa de Cristo. Pero ella era una de las damas más felices que yo jamás he conocido

¡Pregúntale a cualquiera que ha estado aquí por más de unos años! ¡Pregúntale a Sabina Wurmbrand, ahora en el Cielo! ¡Ellos te dirán que es cierto! Tú debes escoger estar en esta iglesia local y ser convertido porque es la decisión correcta. Por eso es que hay una pequeñita voz en tu corazón que dice, “Tú sabes que él tiene razón”

Entonces, terceramente, debo decirte que hay cosas que debes dejar y cosas que debes empezar a hacer si quieres vivir la vida Cristiana.

Jesus said:

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

Cuando vienes a la Biblia encuentras que Dios demanda dedicación total.

Mira lo que Dios le demanda a Abraham. Dios dijo un día, “Abraham, quiero que vayas al Monte Moriah y quiero que lleves a tu pequeño hijo, el hijo que has esperado por tantos años, el hijo que tu amas más que nada en el mundo, y Yo quiero que lo ofrezcas en un altar.”

Abraham obedeció a Dios y salió y puso a su hijo sobre el altar y tomó un cuchillo con filo y lo iba a matar en obediencia a Dios. Pero Dios paró su mano. Dios dijo, “Eso es suficiente, Abraham. Yo sé que tú estás listo para ir conmigo por completo.”

O mira a Moisés. Moisés fue el hijo adoptivo de la hija del Faraón. Él era el heredero al trono de Egipto. Él podía haber sido el Emperador del imperio más grande en el mundo de su día. Él tenía todas las riquezas y todo el poder y toda la gloria que un hombre podía tener. Pero Moisés volteó la espalda a todo eso para sufrir con el pueblo de Dios. Dios demandó que Moisés dejara todo para que pudiera ser usado. Y entonces Dios lo mandó atrás al desierto para que estudiara, orara, y para que aprendiera.

O José. José fue vendido como esclavo por sus hermanos. Él fue llevado a Egipto para trabajar para un hombre llamado Potifar. Él estaba lejos de su familia y amigos. Él era solo un adolesente. El podia haberse comprometido. Nadie lo hubiera sabido, sino Dios. Y la esposa de Potifar era muy bella. Ella trató que tuviera sexo con ella. Él sabía que él podría avanzar en el reino con el apoyo de la esposa de Potifar – pero él la rehusó. Él dejó su ropa atrás cuando ella lo asió. Eso significó la prisión para él y fue sentenciado a muerte. Dios estaba probando a éste joven para saber si en verdad era serio. Después él fue librado de la prisión y alzado a la segunda más alta posición en la tierra de Egipto.

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

Or take Daniel. They said, “Daniel, no more prayer in Babylon. If you pray, you are going to be thrown into a den of lions.” O mira a Daniel. Ellos dijeron, “Daniel, no más oración en Babilonia. Si tú oras, tú vas a ser echado a un foso de leones

Pero Daniel oró tres veces cada día con las ventanas abiertas. Aunque él era el primer ministro del país, ellos lo pusieron en el foso de los leones. Y Daniel no sabía que Dios iba a cerrar las bocas de los leones. Dios le llamaba a que pagara el precio y él estaba dispuesto a hacerlo.

Y Jesús te dice a tí ésta noche,

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

Significa que te haces diferente de los demás. La mayoría de los jóvenes de hoy se visten igual. Ellos actúan igual. Ellos temen ser diferentes. Si tú tienes amigos que se razuran la cabeza y ponen un anillo en su naríz, tú quieres rasurarte la cabeza y poner un anillo en tu naríz también – para que no te miren diferente – para encajar. Pero la Biblia te llama a que seas algo diferente – que salgas de entre las masas y que te hagas un nonconformista mental y espiritualmente

.

¡Cuando otros dicen que no hay Dios o que Dios no importa, tú debes estar dispuesto a pararte y decir que Dios sí importa y Dios es pertinente y Dios es el centro de mi vida! Sabina Wurmbrand hizo eso, aunque sus dos hermanos y su hermana, y ambos de sus padres fueron ejecutados en los campos de concentración de Hitler por sacar de Romania a Judíos por contrabando durante la 2ª. Guerra Mundial.

Cuando otros digan, “No regreses a la iglesia Bautista. Ven conmigo. Vayamos a otro lugar,” tú debes estar dispuesto a decir, “No. Yo voy a regresar allí. Yo quiero a Dios. ¡Yo quiero a Jesucristo no importa lo que cueste! ¡Yo quiero escuchar a ese predicador radical otra vez. Yo quiero lo que esas personas en el Tabernáculo Bautista tienen!”


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado por el Señor Jack Ngann:
“The Master Hath Come” (por Sarah Doudney, 1841-1926).