Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL TRIBUNAL DE CRISTO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 20 de Enero, 2019

“Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables. Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.” (II Corintios 5:9, 10).


El tribunal de Cristo es a menudo llamado el juicio bema. Bema es la palabra Griega traducida “tribunal” aquí. En la ciudad de Corinto hubo un tribunal en dónde se daban coronas y premios a los ganadores de competencias atléticas. Aquí (en el versículo 10) sólo los Cristianos serán llamados a dar cuenta de lo que ellos hicieron en sus vidas “sea bueno o sea malo.” “Cristo quien murió para salvarnos estará allí para juzgarnos” (Dr. Erwin Lutzer, pastor mayor de la Iglesia Moody, Chicago).

Este juicio sucederá inmediatamente después del rapto de los Cristianos al Cielo. Muchos nuevo-evangélicos ahora dicen que todos los Cristianos oirán a Cristo decir, “Bien hecho.” Pero Dr. Erwin Lutzer dijo, “Si tomamos las palabras de Pablo en su sentido literal [en II Cor. 5:10] tenemos que enfrentar la posibilidad de un serio regaño por Cristo y una pérdida de premios” (The Prophecy Study Bible, nota sobre “El Tribunal de Cristo”). Para respaldar la declaración del Dr. Lutzer mira en II Timoteo 2:12,

“Si sufrimos, también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará” (II Timoteo 2:12).

Dr. W. A. Criswell dijo, “Que todos los que viven vidas piadosas sufrirán (II Timoteo 3:12) es cierto…los sufrimientos de este tiempo pueden ser aguantados victoriosamente…a la luz de la Gloria segura que nos espera” (The Criswell Study Bible, nota sobre II Timoteo 2:12).

¿Qué de aquellos que siguen sus “sentimientos” y dejan su iglesia? Eso lo cubre I Juan 2:19,

“Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros…” (I Juan 2:19).

Dr. McGee comenta, “’Ellos salieron de nosotros, pero ellos no eran de nosotros.’ Esa es una declaración severa, pero sucede que es una declaración verdadera. Hay muchos que hacen profesiones de ser Cristianos, pero ellos en verdad no son Cristianos” (nota sobre I Juan 2:19). Dr. Criswell dijo, “Su partida fue actualmente para demostrar que la fe salvadora, y, por ende, el compañerismo verdadero estaba ausente” (ibíd., nota sobre I Juan 2:19).

Nuestros “enemigos” dicen que somos un “culto” porque yo digo que pierdes tu salvación si tú dejas nuestra iglesia. ¡Ridículo! ¡Yo nunca he dicho tal cosa en mi vida! Yo simplemente he dicho lo que Dr. McGee y Dr. Criswell dijeron, y lo que el Apóstol Juan dijo. Aún la débil NVI lo hace claro,

“Aunque salieron de entre nosotros, en realidad no eran de los nuestros; si lo hubieran sido, se habrían quedado con nosotros. Su salida sirvió para comprobar que ninguno de ellos era de los nuestros” (I Juan 2:19 NVI).

Pero esta noche no estamos hablando de aquellos que dejan su iglesia. Estamos hablando de ustedes que se quedaron. No les estamos pidiendo que hagan nada malo. ¡Aun los que están en desacuerdo conmigo deberían poder ver eso! Todo lo que digo es esto -

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano” (I Corintios 15:58).

¿Qué hay de malo con eso? Y yo digo,

“Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos” (Romanos 16:17).

¿Qué hay de malo con eso? ¿Qué hay de malo con obedecer la Biblia? ¡Nada! ¡Nada de nada!

Churchill llamó a Hitler “un pilluelo sangriento.” Nosotros hemos visto a diáconos (tal llamados) que fueron un poco mejor que eso. Tú has visto lo que ellos hicieron y a ti no te cayeron bien. Pero Dr. Cagan dice que tienes que ir más allá de eso. Dr. Cagan dijo, “¡Ellos son los enemigos de Cristo!” ¡Hombres que calumnian a un pastor que ha derramado sangre y lágrimas por ellos son enemigos de Cristo! ¡Hombres que pretenden amarnos y después ponen puñal en nuestras espaldas son enemigos de Cristo! ¡Hombres que toman a bebés Cristianos y les arruinan sus mentes sin ningún reparo de conciencia son enemigos de Cristo! ¡Un hombre que toma a las muchachas por las cuales Ileana sudó sangre para salvar, y destruye a ésas jóvenes sin temor, es un enemigo de Cristo! El Apóstol Pablo dijo,

“Os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal” (Filipenses 3:18, 19).

¡Ellos son los enemigos de la cruz de Cristo! ¡Los enemigos de la cruz de Cristo! ¡Los enemigos de la cruz de Cristo!

Por favor, párate y canta el himno número 1.

¿Soy un soldado de la cruz, le sigo a Jesús;
Y temeré servirle fiel, o me avergüenzo de Él?

¿Al Cielo buscaré entrar con gran comodidad,
Cuando otros premios ganarán, su sangre al derramar?

¿No hay enemigos para mí? ¿Debo el flujo parar?
¿El mundo amigo es de Dios, para llevarme a Él?

¡Debo luchar, si he de reinar; dadme valor, Jesús!
Carga y dolor podré aguantar, al ser guiado en Tu Luz.
   ( Traducción libre de “Am I a Soldier of the Cross?”
     por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado Antes del Sermón por Sr. Jack Ngann:
“Am I a Soldier of the Cross?” (por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).