Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros en todo el mundo, especialmente en el Tercer Mundo, donde hay pocos, si es que hay, seminarios teológicos o escuelas Bíblicas.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 42 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡CURA! ¡CURA! ¡CURA! –
¡LOS QUEBRANTOS DE IGLESIA DEL DIABLO!

by Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
Víspera del Año Nuevo, 31 de Diciembre, 2018


El título para este mensaje fue tomado de una ilustración dada por John Cagan en su primer sermón. Predicadores ancianos como yo por lo general son muy precavidos para prestar una frase del primer sermón de un neófito sin barba. Pero el primer sermón de John fue tan excelente que yo le pedí que lo predicara una segunda vez el Domingo pasado. No fue en realidad un sermón expositivo, sino que fue una exhortación. El gran Apóstol nos dijo que las exhortaciones ya no serían predicadas en la apostasía del fin del tiempo. ¡En el tiempo en que vivimos, maestros conservadores homiléticos le dicen a sus estudiantes que sólo prediquen exposiciones, que sin duda se hacen poco menos que estudios Bíblicos secos, dados por hombres pequeños como Kreighton Chan, a grupos pequeños de gente débil de ánimo, usualmente “robadas” de iglesias más vigorosas y masculinas! Pero en el quebranto de Chan solo consiguieron a 6 niñitas y a 4 adultos reincididos. ¡Ellos desearon paralizarnos en la Navidad, pero nosotros ni los extrañamos!

Pero aunque el primer sermón de John Cagan no fue un sermón expositivo, fue una muy necesitada exhortación. Y por eso es que le pedí que lo predicara otra vez el Domingo pasado.

La primera ilustración que él dio fue acerca de un hombre llamado Dr. Forman. Este doctor trabaja con pacientes con cáncer. La mayoría de doctores no quieren hacer eso porque se mueren todos sus pacientes. Pero Dr. Forman tuvo una visión diferente. Este doctor llegaba a trabajar cada día pensando, ¡Cura! ¡Cura! ¡Cura!” Por causa de hombres como Dr. Forman, muchas personas como mi querida madre, están ahora sanadas del cáncer. Y eso es lo que nuestro pastor Dr. Hymers pensó acerca del cáncer de quebrantos de iglesia. Dr. Hymers tuvo la misma visión – “¡Cura! ¡Cura! ¡Cura!” Y por causa del liderazgo de Dr. Hymers nosotros ahora estamos erradicando los quebrantos de iglesia. ¡Porque Dr. Hymers tiene ésa visión, el guía a nuestra iglesia a la victoria sobre el cáncer de quebrantos de iglesia! ¡Y por causa de lo que mi padre, Dr. Cagan, hace apoyando a Dr. Hymers – nuestra iglesia nunca morirá! Nosotros estamos erradicando el cáncer de quebrantos de iglesia. Nuestra iglesia, en el corazón mismo de Los Ángeles, nunca morirá. ¡Nosotros continuaremos para siempre! Y entonces John Cagan dijo esto:

Yo tengo que admitirte que yo [mismo] he tenido dudas acerca de eso…Yo también dudé en creer el reto que Dr. Hymers nos [da]. Tú también podrías menear la cabeza en incredulidad. Después de todo, la evidencia indica que la Cristiandad [en América] está muriendo…[Tú también podrías pensar que un puño de niñitas estaban bien que se fueran con el pequeño Dr. Chan, tener un pequeño grupo reunirse en su casita, para escuchar sus pequeños sermones secos]. Para vivir de la misma pequeña manera.. Esa manera parece ser la más cómoda. Pero hay una mejor manera. Es dada por el Apóstol Pablo quien dijo,

“Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13-14).

La Biblia dice que la paciencia desarrolla experiencia (Romanos 5:3-4). Experimentados para saber que no seremos mal guiados por las falsas doctrinas de gente como el pequeño puño de chicas (de ambos sexos) que siguieron a su líder Kreighton L. Chan.

Que Dios les dé a ustedes una mayor visión que la que ellos tienen. La gente que empezó a seguir a Moisés para salir de la esclavitud en Egipto, porque se rebelaron contra Moisés, su líder, todos menos dos murieron en el desierto, sus cuerpos muertos comidos por aves de rapiña. ¡Ellos nunca ni vieron la Tierra Prometida! Ellos querían separarse de la “iglesia en el desierto.” El Diablo les dijo que siguieran a gente como Chan y Griffith de regreso a Egipto. De vuelta a pequeñas iglesias en “casa.” De vuelta a religion sin vida. De vuelta a un modo de vida “fácil.” ¡Pero el Diablo los engañó! ¡Todos menos dos murieron en el desierto del mundo – sin bendiciones, sin gozo – sin esperanza! El Apóstol Pablo dijo, “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros” (I Corintios 10:11).

Ahora el Diablo mismo es el autor de quebrantos de iglesia. Dr. Merrill Unger, del Seminario Teológico de Dallas, habló de “divisions desastrosas” en su libro clásico, Biblical Demonology (Kregel, 1994, pp. 174-180). Dr. Unger dijo que los quebrantos de iglesia [divisiones facciosas] son “un instrumento satánico mortal y condenable, rotundamente destructivo de la unidad Cristiana…desunión y desarmonía…tienen que ser [aceptados como] la obra directa y destructiva de Satanás y los demonios” (ibíd...p. 177).

Nosotros ahora estamos viviendo en los últimos días, el tiempo de la apostasía directamente antes de la Gran Tribulación. Nosotros ahora estamos en este tiempo de la apostasía (ver II Timoteo 3:1-4:5; I Timoteo 4:1,2). Por eso debemos estar bien advertidos de Apocalipsis 12:13, 14. Mientras esto habla directamente del período mismo de la Tribulación, Dr. Unger hace notar su aplicación al tiempo de la apostasía de hoy (ibíd.., p. 218). Por favor, voltea a Apocalipsis 12:11, 12; página número 1297 en la Biblia Anotada de Scofield. De pie mientras leo estos dos versículos de la Palabra de Dios,

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:11, 12).

Se pueden sentar.

Mi maestro de radio, Dr. J. Vernon McGee, dijo esto tocante a esos versículos:

La victoria para [los verdaderos Cristianos] sucede a través de tres medios que son mencionados en esta sección:

1.  “La sangre del Cordero”…las muchas referencias a la sangre del Cordero hace necesario que la sangre esté en exhibición en el cielo…si alguno de nosotros vence, será mediante la sangre del Cordero.”

2.  “La palabra del testimonio de ellos”…El lugar para dar un testimonio es afuera en el mundo, cuando estás confrontado por esa gente blasfema, impía. Que ellos sepan que tú le perteneces a Cristo…Hay algo fortalecedor en eso. Hay algo que hace que un hombre se pare firme cuando él da un testimonio como ese…El Señor Jesús dijo, “Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10:33)…La palabra Griega ‘martus’ significa ‘testigo.’”

3.  “Menospreciaron sus vidas hasta la muerte.”

Aquí está lo que tú necesitas: la sangre del Cordero, la palabra de tu testimonio, y amor para [Cristo] sobre todas las cosas…

Yo leo Torturado por Cristo varias veces al año ahora. Richard Wurmbrand sufrió para Cristo en una prisión Comunista por catorce años. Ellos le golpearon los pies hasta que él ya no pudo predicar de pie. Ellos le hicieron grandes agujeros en su cuerpo con atizadores al rojo vivo. Ellos lo pusieron dentro de un refrigerador a congelarlo. Ellos lo golpearon hasta que estaba tan enfermo y débil que el agarró tuberculosis. Fue un milagro que él lo sobrevivió todo. Entonces él escapó. Él predicó en nuestra iglesia sentado, porque sus pies fueron dañados tanto que él ya no podía pararse para dar un sermón completo.

Dr. Chan se tomó una foto con Pastor Wurmbrand. Pero Dr. Chan y Sr. Griffith no tuvieron la fe de Wurmbrand. Tú no consigues la fe de un mártir tomándote una foto con un hombre como Wurmbrand. La fe de Wurmbrand vino “por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de [él], y [menospreció su vida] hasta la muerte.”

Si tú quieres vencer los quebrantos de iglesia, tú debes leer Torturado por la causa de Cristo varias veces. Yo quisiera que cada Bautista y cada nuevo-evangélico hiciera eso varias veces al año. Es un libro pequeño. Consíguelo y léelo. Entonces, cuando pierdas uno o dos amigos en un quebranto de iglesia – tú no correrás y te esconderás con Chan, Griffith, y su pequeño grupo de mujeres emocionales y hombres débiles. En vez, tú te pararás firme y fuerte como mi esposa Ileana, la Sra. Salazar, Dr. Cagan y los mártires en el mundo musulmán – quienes arriesgan sus vidas para leer mis sermones en la Internet, porque ellos sin duda leerán este sermón. Entonces tú podrás cantar este himno, sin ser un hipócrita y un quebrantador de iglesia.

¿Llevado al Cielo iré
   Con gran comodidad,
Cuando otros el premio a ganar,
   A mar sangriento salieron?
(Traducción libre de “Am I a Soldier of the Cross?”
     por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).

¡Entonces podremos vencer a los quebrantos de iglesia para siempre!


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado por el Sr. Jack Ngann Antes del Sermón:
“Who is on the Lord´s Side?” (por Frances R. Havergal, 1836-1879).