Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




UN TEXTO DE NAVIDAD PARA TÍ Y PARA MÍ

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 23 de Diciembre, 2018


Esta noche les daré un versículo que ha significado mucho para mí. Está en el primer capítulo de II Timoteo. Está en la página 1236 de la Biblia Anotada de Scofield. Es II Timoteo 1:7.

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”
       (II Timoteo 1:7).

Pueden sentarse.

Es cierto que el Apóstol Pablo le habla a un joven predicador. Pero lo que él le dijo al joven Timoteo en nuestro texto puede ser aplicado a todos nosotros.

I. Primero, Dios no nos ha dado espíritu de cobardía.

La palabra Griega para “cobardía” significa timidez. Se usa aquí en un sentido negativo. Se cataloga como la mayor razón que la gente va al Infierno en Apocalípsis 21:8.

“Pero los cobardes…tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre” (Revelation 21:8).

La palabra “cobarde” viene de la misma raíz que “cobardía” en nuestro texto. Significa tímido, cobarde. ¡Tiene primer lugar en las causas que la gente va al Infierno! Gente tímida, cobarde son puestos antes de homicidas, fornicarios, hechiceros, idólatras y mentirosos. Yo he trabajado con jóvenes por muchos años. Yo puedo decirte sin duda que muy pocos son homicidas, o fornicarios. Pero una gran mayoría de ellos son tímidos y cobardes. Yo podría decir que la timidez es la razón primera que ellos no confían en Jesús. Ellos tienen miedo de confiar en Él. Ellos piensan, “¡Oh, oh, qué si Él no me salva!” “Oh, oh, necesito tener prueba antes que pueda confiar en Él.” “Yo tengo que sentir algo para probar que he confiado en Él.” Así millones de ellos se quemarán en el Infierno por toda la eternidad porque son demasiado tímidos para confiar en Jesús.

Escucha lo que dijo una persona, “Yo oré y ayuné muchas veces. Yo leí todos los sermones cada día, pero ellos no ayudaron porque yo todavía esperaba más emociones y más fe. Entonces yo pensé que si moría mientras esperaba por ese sentimiento iría derecho al Infierno. Entonces yo pensé que mis emociones y experiencias nunca son confiables, por lo tanto nunca en verdad les debo confiar. Aunque tenía dudas y temores que yo no podría ser salvo, yo tenía que confiar en Jesús. Yo sabía que no había otra manera. Jesús me liberó de Satanás.”

“Dios no nos ha dado espíritu de cobardía.” La cobardía tímida que demanda un “sentimiento” no es de Dios. “Dios no nos ha dado espíritu de cobardía.” Tus temores son de Satanás. Él te agarra mediante el temor. Deja a un lado tus temores y ven a Jesús. Solo Ël puede darte paz.

Otro joven dijo, “Yo pensé que debo figurar cómo ser salvo con experimentar algún tipo de aseguranza. Yo me esforzaba por algo que verificara mi salvación. Jesús me esperaba para salvarme pero yo nunca ni una vez miré a Cristo. Jesús esperaba salvarme de mis pecados, pero yo rehusaba arriesgarme en Él. Yo sabía que necesitaba a Jesús allí mismo. Yo no debo esperar. Esperar era permanecer esclavo a Satanás. Entonces yo fuí a Jesús. Ahora yo recuerdo himnos como ‘Jesus Lover of My Soul’ [Jesus Amante de Mi Alma] y yo recuerdo que tengo un amigo en Jesús.”

“No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder…”

II. Segundo, Dios nos ha dado poder.

John Cagan no quería ser un cobarde. Él quería ser chico rudo, no un marica, debilucho Cristiano. Entonces él dijo, “Yo empecé a odiarme a mí mismo, a odiar mi pecado y cómo ello me hizo sentir.” John quería venir a Jesús como un héroe. Ël dijo, “Yo podia sentir al pecado hundiéndome al Infierno, pero también podía sentir mi terquedad alejando a la fuerza mis lágrimas. Yo estaba estancado en este conflicto.” Entonces John se acordó de las palabras de un sermón, “¡Cede a Cristo! ¡Cede a Cristo!” Ël dijo, “El pensamiento que yo tendría que rendirme a Jesús me angustió tanto que por lo que pareció una eternidad yo simplemente rehusé. Yo era Su enemigo. Yo no cedería a Él.” Si él confiaba en Jesús él no podía ser un tipo rudo. ¡Ël sería un debilucho marica! “Yo no quería ceder a Él. Yo tenia que dejar ir todo. Yo ya no podía resistirme más. Yo cedí a Él y vine a Jesús por fe. Yo no necesité un sentimiento. Yo tenía a Cristo.”

Yo prácticamente he memorizado el testimonio de John Cagan porque yo sabía que Dios lo iba a llamar a ser un predicador. Ël también tenía temor de ser un predicador. Ese era el trabajo de un marica. El quería ser policía o abogado para encerrar a los malhechores. ¡Pero yo le oí orar y me dí cuenta que era un predicador! Él tuvo que contender y ceder a Cristo otra vez. Él tuvo que ayunar y orar y alegar. Pero de algún modo yo sabía que él cedería, que él se rendiría a predicar. Una noche John me gruñó y dijo, “¡Yo nunca haré eso!” Pero yo sabía que él lo haría, porque John había dicho, “¡Servir a Jesús es mi gozo! Cristo vino a mí y por eso yo no lo dejaré a Él.”

“No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder…”

Cada vez que John viene al púlpito a predicar, yo me lleno de gozo. El temía ser un marica, pero Dios rompió ese temor y le dió gran poder como un soldado de la cruz. ¡Los jóvenes y jovencitas siguen a John, no porque él es rebelde, sino porque ellos sienten que su poder viene de Dios! Ese es el mismo poder que tiene mi esposa. ¡Ellos la siguen porque ella tiene autoridad, poder y amor agape, eso la hace una líder Cristiana!

Dad tu mejor al Maestro;
Tu fuerza de joven a Él dad;
De salvación vestido;
¡Ven, pelea por la verdad!
   (Traducción libre de “Give of Your Best to the Master”
    por Howard B. Grose, 1851-1939).

III. Tercero, Dios no ha dado amor agape.

Yo he hablado de John Cagan y de mi esposa, Ileana, porque ellos son ejemplos de lo que yo oro que tú seas, de lo que puedes ser, de lo que tienes que hacerte si nuestra iglesia ha de conquistar la maldad de esta ciudad, vencer al Diablo – y llegar a ser un faro para Cristo por todo el mundo. ¡Podemos y lo haremos! Porque “No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio,” ¡Por eso!

Cada persona que fue bautizada el mes pasado fue guiada a Cristo por mí – ¡cada uno de ellos! No te olvides de eso. C. o G. no guiaron ni a uno de ellos a Cristo. ¡No te olvides de eso!

Y una cosa más. No te olvides de la Sra. Hymers. Ella trabaja día y noche para traer a jóvenes muchachas a la iglesia y a la conversión. C. y G. esperan que la maquinaria de la iglesia traiga los conversos. ¡Ellos no parecen notar que eso nunca funciona! ¡Mientras ellos dependen de la maquinaria, la Sra. Hymers hace el trabajo! Y ella es casi la única dama que puede traer un alma y ganarla a Jesús y a nuestra iglesia. ¡Casi la única dama! ¿Por qué? Porque ella piensa en ellas todos los días. Porque ella ora por ellas todos los días. Porque ella les manda textos vez tras vez y llega a conocerlas. Un hombre dijo, “A los muchachos no les gusta que les manden textos así.” Él no dijo eso porque él había probado su teoría. Él dijo eso porque es un poco haragán. No toma intuición. ¡Toma transpiración! No toma talento especial. Toma amor. ¡No intuición, sino transpiración! ¡No talento, sino amor! ¡Amor Agape!

¡Este es mi reto a tí! “Vé por los caminos y los vallados, y fuérzalos a entrar” (Lucas 14:23). Y cuando ellos entren –¡por favor de Dios conócelos y ámalos. Y mándales textos! Mándales textos hasta que el teléfono se te derrita en las manos! Y ámalos. John Cagan me dijo, “El señor Matsusaka me amó, y ganó mi alma.” ¡Le tomó meses para hacer eso! ¿Hay alguien aquí que puede decir eso de ti? Si no, haz esa tu meta. Recuerda, C.T. Studd estaba correcto,

Sólo una vida,
   Pronto pasará,
Sólo lo hecho para Cristo
   Perdurará.
(C. T. Studd, 1860-1931).

Yo pensé que el terrible quebrantamiento guiado por Olivas le enseñaría a nuestro líderes a que no guiaran otro quebrantamiento de iglesia, pero me equivoqué. Yo llevé a mi familia a una corta vacación en Hawaii. Yo me enfermé estando allí y me pasé la mayoría del tiempo en cama, tratando de prevenir Pulmonía. Fue entonces que empezó el quebrantamiento C. – G.

C. el líder del “nuevo” quebrantamiento copió lo que Olivas hizo en cada manera. Olivas fue su inspiración. Tal como el Sr. Olivas, estos hombres tuvieron “reuniones secretas” en las cuales ellos me atacaron a mí y a nuestro método de evangelismo. G. quería cambiar nuestro método y usar “evangelismo estilo de vida.” Él había estado pensando en “evangelismo estilo de vida” por meses. Él se sentaba en una banca en el Colegio Valley y esperaba que la gente llegara a él para salvación. Su método no trajo un visitante - ¡ni uno! Pero sus ojos se pusieron vidriosos mientras escuchaba al Diablo. Aunque este método no produjo ni un converso, él continuó. Un grupo pequeño de personas empezaron a tener “reuniones secretas” con él para socavar y criticar mi método de evangelismo, el cual se basa en Lucas 14:23. Las difamaciones de mí y mi método de evangelismo dieron valor a G. y él se puso furioso. Él trató de agarrarse a puñetazos conmigo. Cuando yo rehusé pelear con él, él se fue de la iglesia. Este terrible evento fue visto por el Sr. Aaron Yancy, el Sr. John Cagan, Dr. Christopher Cagan y otros, mientras G. se iba de la iglesia para siempre. G. no se fue en el quebrantamiento de Olivas, pero después él hizo exactamente lo que Olivas hizo. Una cosa fue diferente con este quebrantamiento de iglesia. En vez de hacer la paz con G. los verdaderos líderes de nuestra iglesia decidieron confrontar la cultura de rebelión.

Ésta fue una decision heróica, pero nosotros decidimos mantenernos firmes.

M. y la familia B. fueron los primeros que se fueron de nuestra iglesia y siguieron a aquellos que causaban el quebrantamiento de iglesia. A ellos pronto les siguió K. – todos gente guiada por la emoción.

Mientras mi familia y yo salíamos del aeropuerto, regresando de Hawaii, yo recibí un correo electrónico de C. diciendo que él y su familia se iban de nuestra iglesia. Como la gente de Olivas, C. no regresaría mis llamadas. Entonces oí que C. había asistido a las “reuniones secretas” de G., en las cuales comenzó este quebrantamiento de iglesia

Yo organicé una reunión de líderes de iglesia en mi casa para reemplazar a C. con John Cagan en la junta de directores de la iglesia. Hubo una serie de reuniones de negocios en mi casa, de acuerdo a las reglas de la iglesia. Esto se tuvo que hacer para seguir los reglamentos de nuestra iglesia y del estado de California, que requiere que se tengan tres directores para una corporación. Tuvimos presente a un abogado y a un guardia de seguridad. Nosotros propusimos que John Cagan debía reemplazar a C. en la junta de directores de nuestra iglesia. Sólo una persona votó “no.”

Esto fue el 15 y 16 de Noviembre. Más tarde ese día T. envió un correo electrónico diciendo que ella dejaba nuestra iglesia para irse con C. En esa misma noche del 17 de Noviembre, nosotros bautizamos a siete nuevos conversos. Yo me sentía muy enfermo, así que Dr. Cagan bautizó a esas siete personas, a petición mía.

Entonces N. se fue y se juntó con C. y no regresaría llamadas telefónicas.

El Domingo, 18 de Noviembre tuvimos nuestro banquete anual de Acción de Gracias en nuestra iglesia. Yo prediqué “Una Batalla de Acción de Gracias,” con material incluído del quebrantamiento de iglesia causado por G. y C. La iglesia estaba llena con muchos invitados. Yo pude predicar todo el sermón de pie. Me dieron una calurosa ovación al final de este sermón.

Unos días después Z. y su familia se fueron con C. Ellos tenían alojada con ellos a una joven de nuestra iglesia, una muchacha huérfana. Ellos en verdad la sacaron de su casa en la medianoche. Hacía mucho frío esa noche así que mi esposa y yo nos llevamos a la muchacha a nuestra casa para que pasara la noche con nosotros. Yo me asombré que los Z.s hubieran sacado a esta pobre muchacha al frío en la medianoche para unirse ellos a C. y G. en su rebelión.

Yo escribo esto a las 5:30 de la mañana. Tu ves, hay dos personas en nuestra iglesia que no la dejarán no importa lo que suceda – esas dos personas son la Sra. Hymers y yo. Yo oro que muchos de ustedes sigan nuestro ejemplo y se queden donde fueron salvos y bautizados –¡en esta iglesia!

¡En las próximas semanas y meses tomaremos otras medidas para asegurarnos que la cultura de rebelión y quebrantamientos de iglesia sean erradicadas y terminadas en nuestra iglesia para siempre!

¿Qué había de malo con C. y G.? Ambos tenían un “espíritu de cobardía.” Ambos pensaron que ellos podían ganar almas sin amarlas con amor “agape.” Ambos pensaron que la “maquinaria” de la iglesia convertiría a la gente. Todo lo que ellos tenían que hacer era traer a alguien a asistir a nuestra iglesia y la maquinaria de nuestra iglesia los haría conversos. ¡Por eso es que ni G. o C. jamás ganaron a una persona a Cristo! ¡Ni una! Cada persona fue ganada por mí mismo, Dr. Cagan, o John Cagan. Todo lo que C. podía hacer es traer nombres para que nosotros los siguiéramos. ¡G. no podía ni aún hacer eso! Ninguno de ellos jamás trajeron a alguien “al otro lado”- a confiar en Jesús en conversión verdadera. Ellos no fueron nada sino Fariseos, que eran demasiado introvertidos y tímidos para involucrarse en la vida de la gente perdida. Y así, ¡cada persona que fue bautizada en el último bautismo fue guiada a Cristo por mí! C. y G. fueron demasiado tímidos para involucrarse con la gente, y guiarlos a Cristo. ¡Ninguno de ellos podía aún guiar a sus propios hijos a Cristo! ¿Cómo puede esperarse que ellos guíen a una iglesia? ¡Ellos no pueden y ellos no lo harán! Ellos fracasarán como fracasó Olivas – porque ellos no tienen verdadero amor “agape” por los perdidos. ¿Por qué ninguno de estos hombres nunca vino al final de un sermón para aprender cómo Dr. Cagan y yo guiábamos a la gente a Cristo? Yo le pedí a C. que lo hiciera muchas veces, pero él nunca lo hizo. ¡Ni una vez! ¿Por qué? ¡Porque él no tiene amor en su corazón por los perdidos! ¡Es por eso! Uno de los profesores de C. dijo que él “era demasiado tímido e introvertido para ser doctor médico” (“Against All Fears,” página 167). ¡Sí! Y es por eso que él no puede realmente jamás ganar almas a Cristo. “Demasiado tímido e introvertido” para aprender de mí o Dr. Cagan, o John. ¡Todo lo que puede hacer es obtener nombres y dejarlos en la “maquinaria” de la iglesia! Jesús le dice a C. y a su gente,

“Recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros” (Mateo 23:15).

¡Hermanos y hermanas, nosotros podemos hacer mejor que eso! ¡Y nosotros haremos mejor que eso! ¿Por qué?

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor[agape] y de dominio propio”
        (II Timoteo 1:7).

IV. Cuarto, Dios nos ha dado dominio propio.

La palabra Griega traducida “dominio propio” significa “disciplina propia,” “control propio,” mente sobria” (Strong). R.C.H. Lenski dice, “el ejercicio de una mente balanceada…Se necesita esto en tiempos peligrosos.”

Yo admiro ésa cualidad en una persona. Dr. Cagan tiene esa cualidad. Por eso es que yo tomo consejo de él a diario. No es de sorprenderse entonces que John Cagan también tiene esta cualidad de mente. El se pasa de un projecto a otro con gran disciplina y control propio

Ésta cualidad no la tiene G. Por eso es que él se enfureció y trató de pelear conmigo. Si él tuviera “dominio propio” él hubiera discutido el asunto, en vez de tener “reuniones secretas” y quebrar la iglesia.

Desafortunadamente, C. también carece de ésta cualidad. Si él tuviera mente con más “control propio” él hubiera discutido las cosas conmigo en vez de arruinar las vidas de la gente que le siguió.

Yo mismo realmente no debía tener esta cualidad. Siendo criado por gente emocional en extremo, yo sabía que necesitaba esta cualidad de control propio. Y es por eso que oré por II Timoteo 1:7 tantas veces cuando joven. Y es por eso que me mantuve fiel a la iglesia China por veinticuatro años.

Estimados amigos, una mente con “control propio” nos dirá que no nos preocupemos para nada. Este edificio está pagado. No tenemos que preocuparnos sobre esto para nada. Nosotros hemos retenido a la mejor gente. Sólo la gente emocional se ha ido. Mi propio “dominio propio” me dice que todo lo que tenemos que hacer es continuar con nuestro horario regular – oraciones, predicación del Evangelio, y enseñanza Bíblica. Nosotros no podemos perder. Dios está con nosotros. No hay ninguna oportunidad que perdamos. ¡Felíz Navidad! ¡Que Dios te bendiga! Gracias al Señor por ésta preciosa promesa:

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor[agape] y de dominio propio”
        (II Timoteo 1:7).

Amen!


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Jack Ngann:
“In Christ Alone” (por Keith Getty y Stuart Townend, 2001).


EL BOSQUEJO DE

UN TEXTO DE NAVIDAD PARA TI Y PARA MI

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (II Timoteo 1:7).

I.    Primero, Dios no nos ha dado espíritu de cobardía, Apocalípsis 21:8;
II Timoteo 1:7a.

II.   Segundo, Dios nos ha dado poder, II Timoteo 1:7b.

III.  Tercero, Dios nos ha dado amor agape, Lucas 14:23; Mateo 23:15;
II Timoteo 1:7c.

IV.  Cuarto, Dios nos ha dado dominio propio, II Timoteo 1:7d.