Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL SECRETO DEL ÈXITO EN CHINA

(UN SERMÓN DADO EN EL FESTIVAL CHINO DEL MEDIO OTOÑO)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 30 de Septiembre del 2018

“Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apocalipsis 2:9).


Un biógrafo del patriarca Chino Cristiano Wang Mingdao, dijo:

No importa cual póliza el gobierno Chino tome, la iglesia en la China afectará profundamente la condición de la Cristiandad a través de todo el mundo en generaciones por venir. Con [casi] setenta millones de almas [ahora 160 millones] y un paso de crecimiento de 7 por ciento anualmente, el número de Cristianos en la China achica el número de Cristianos en la mayoría de naciones en la tierra. Igual que los Cristianos en el mundo desarrollado, los Cristianos Chinos representan la vanguardia [el rango delantero] de la iglesia en el siglo veintiuno (traducción de Thomas Alan Harvey, Acquainted With Grief, Brazos Press, 2002, p. 159).

David Aikman, en su libro Jesús en Beijing, dijo:

Vale la pena considerar la posibilidad de que no solamente el centro numérico, sino que también el intelectual...por cuanto la Cristiandad podría decididamente moverse fuera de Europa y de Norte América mientras la Cristianización de China continúa, y se vuelve un súper poder global...Es posible que el proceso ya haya comenzado en las esperanzas y las obras de los líderes de las iglesias de casas en la China (traducción de David Aikman, Jesus in Beijing, Regnery Publishing, 2003, pp. 291, 292).

La descripción que Jesús dio de la iglesia de Esmirna retrata lo que está sucediendo en el movimiento de “iglesias de casas” hoy en la China:

“Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apocalipsis 2:9).

Tocante a la iglesia de Esmirna, el Dr. James O. Combs dijo:

Esmirna, norte de Efeso, una congregación por décadas pastoreada por Policarpo, quien murió como mártir en 155 D.C. a la edad de los 90...ellos soportaron mucho sufrimiento y la confiscación de bienes materiales, pero eran ricos espiritualmente (traducción de James O. Combs, D.Min., Litt.D., Rainbows From Revelation, Tribune Publishers, 1994, p. 33).

Igual que la iglesia en Esmirna, los Cristianos fieles en las iglesias de casas en la China han sufrido gran persecución y “tribulación”, sin embargo, ellos son tan “ricos” espiritualmente que el evangelismo de ellos produce un promedio de crecimiento de “7 por ciento anualmente” (Thomas Alan Harvey, ibid.). Así, el número de Cristianos en la China ya “achica el número de Cristianos en la mayoría de naciones en la tierra”. Yo creo que la mayoría de los más de 160 millones de Cristianos en la China son conversos verdaderos, y que ya hay más Cristianos en la China que en los Estados Unidos. ¡Eso es asombrante! Debemos preguntarnos: “¿Cuál es la razón del éxito de ellos? ¿Cuál es el secreto del evangelismo de ellos? Por qué acerca de ellos sí se puede decir:

“Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apocalipsis 2:9).

Cuando consideramos el hecho de que la Cristiandad evangélica no está creciendo para nada en América, y el hecho de que muchos hasta dicen que la Cristiandad evangélica está muriendo, nosotros en América debemos pensar profundamente acerca de lo que ellos no tienen que nosotros sí tenemos, y lo que ellos tienen que nosotros no tenemos.

I. Primero, lo que ellos no tienen que nosotros tenemos.

¡Ellos no tienen edificios de iglesias! Solamente las iglesias de “Tres Seres” tienen edificios. Pero las “iglesias de casas” son las que están creciendo, y ellas tienen muy pocos edificios de iglesia. ¡La gran mayoría no tiene edificios de iglesias como nosotros!

Ellos no tienen la aprobación del gobierno. Ellos son perseguidos por el gobierno de China. ¡Ellos no tienen la libertad de religión como nosotros!

Ellos no tienen seminarios para enseñarle a los pastores como nosotros tenemos. El único entrenamiento que los pastores tienen en China es en la casa de alguien – y es muy corto y no muy completo. Ellos tienen poco entrenamiento “mientras se encaminan”.

Ellos no tienen edificios de Escuela Dominical. Ellos no tienen buses para “ministerio de buses”. Ellos no tienen la “TV Cristiana”. Ellos no tienen la “radio Cristiana”. Ellos no tienen editoriales Cristianos. Ellos no tienen equipo de “Power Point”. Ellos no tienen proyectores de TV para mostrar al predicador en la pantalla grande. Ellos no tienen “bandas de rock Cristiano”. Ellos no tienen órganos, y generalmente no tienen pianos. Ellos no tienen material impreso de Escuela Dominical. Ellos a menudo no tienen Biblias ni himnarios para toda la gente. ¡No, ellos no tienen lo que nosotros sí tenemos! En vez, ellos tienen persecución y tribulación de parte del gobierno. Ellos a veces van a prisión por simplemente ser Cristianos. ¡Siempre está la amenaza de ello para cualquiera que se vuelva un Cristiano serio! Ve a www.persecution.com para leer sobre la persecución de los Cristianos en China. Aun así los Cristianos en China tienen gran éxito en ganar almas perdidas. El número de Cristianos en la China está estallando ¡en el avivamiento más grande de la historia moderna!

“Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apocalipsis 2:9).

Me temo que muchas de nuestras iglesias en América se describen mejor por lo que Jesús le dijo a la iglesia de Laodicea:

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3:17).

II. Segundo, lo que ellos tienen que nosotros no tenemos.

He aquí lo que ellos sí tienen que nosotros no tenemos. ¡Y aquí se halla el secreto del éxito de ellos –y la razón de nuestro fracaso!

¡Ellos tienen sufrimiento – y así aprenden a llevar la cruz! La mayoría de Cristianos Americanos no están dispuestos a sufrir la pérdida de una noche a la semana para ir a la reunión de oración. La mayoría de Cristianos Americanos no están dispuestos a sufrir la pérdida de una noche a la semana para ir a ganar almas. ¡La mayoría de Cristianos Americanos no están dispuestos a perder la comodidad de una noche a la semana para estar en la iglesia! Muchos pastores en América necesitan perder peso. Necesitamos padecer la pérdida de algunas calorías. Pero los predicadores en la China son delgados. Por eso pueden predicar con vigor. Necesitamos perder el peso, o no podremos predicar con vigor. En China tienen hombres delgados llenos del Espíritu cuando predican. Nunca he visto a un predicador Chino de “iglesia de casa” que fuera obeso. ¡Con razón las iglesias de casas en la China tienen gran avivamiento, mientras que la Cristiandad se está secando y marchitando aquí en América, y por todo el mundo occidental! Se sufre cierto grado al hacer ejercicio. ¡Se sufre al tener una dieta y comer menos para perder el peso! ¡Toma sufrimiento volverse la clase de hombre que Dios quiere que seas! El gran evangelista Chino, Dr. John Sung dijo:

Gran sufrimiento trae gran avivamiento…Dios halla el más grande uso para aquellos...que están en los ambientes más difíciles...Más sufrimiento trae más beneficios...Las vidas de los discípulos semejan a las olivas: lo más duro que se trituren, más aceite se exprime de adentro. Solamente aquellos que han atravesado el sufrimiento pueden tener empatía [amor] y consolación para con otros (traducción de John Sung, Ph.D., The Journal Once Lost, Genesis Books, 2008, p. 534).

Jesús dijo:

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

De nuevo Jesús dijo:

“Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apocalipsis 2:9).

¡Ellos sí tienen sufrimiento en la China! ¡Por eso tienen las riquezas de la bendición de Dios en avivamiento! También nosotros aquí en nuestra iglesia neguémonos a nosotros mismos, y tomemos nuestras cruces para seguir a Jesús – ¡sin importar lo que cueste!

¡Ellos también tienen lágrimas cuando oran por los perdidos! Un hermano, que lo sabe, me dijo: “Hay muchas lágrimas en China”. ¡Él está exactamente correcto! Ellos lloran cuando oran por los perdidos. ¡Con razón hay tantas conversiones a Jesús! La Biblia dice:

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán...” (Salmo 126:5).

¡Ora para que Dios te dé un corazón quebrantado por almas perdidas! (Todos oren).

Tercero, ellos hacen todo lo que pueden para traer almas perdidas a sus “iglesias de casa”. D. L. Moody dijo: “Ámalos a entrar”. Así es como ellos consiguen que la gente entre a las iglesias de casas en China – ¡y eso es lo que nosotros tenemos que hacer! “Amarlos a entrar”. Ganar almas es antes que todo amar a la gente adentro a Jesús – adentro a la iglesia local. “Ámalos a entrar”. ¡Eso no es liberalismo! ¡Eso no es evangelismo de “estilo de vida!” ¡Eso es D. L. Moody! Yo creo que él estaba exactamente correcto. Funciona en China – ¡y funcionará aquí! “Ámalos a entrar”.

Si salimos rápido de los servicios no ganaremos las almas perdidas. Solamente aquellos que se quedan pueden ganar almas. Solamente aquellos que son amigables con los perdidos antes y después de los servicios pueden ganar almas. ¡No hay otro modo de añadir almas perdidas a la iglesia! Tenemos que “amarlos a entrar” – ¡como lo hacen en China! ¡Canta “Make Me a Channel of Blessing”! Es el número 4 en tu cancionero.

Hazme una vía de bendición hoy,
   Ruego me hagas vía de bendición;
Posee mi vida, bendice mi obra,
   Hazme una vía de bendición hoy.
(Traduccion libre de “Make Me a Channel of Blessing”
     por Harper G. Smyth, 1873-1945).

No debo cerrar este servicio sin decirte unas palabras a ti que no eres convertido todavía. Venir a la iglesia no significa que estás convertido. Estudiar la Biblia no te convertirá. Debes arrepentirte de tus pecados. Debes volverte a Jesucristo y venir a Él. Él murió en agonía y Sangre en la Cruz para salvar tu alma. Debes ser lavado de tus pecados por Su Sangre. Ven a Jesús y sé salvo del pecado, de la muerte y del Infierno. Que esa sea tu experiencia, es mi oración. Amén.


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Jesus Loves Me” (por Anna B. Warner, 1820-1915).


EL BOSQUEJO DE

EL SECRETO DEL ÈXITO EN CHINA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apocalipsis 2:9).

I. Primero, lo que ellos no tienen que nosotros tenemos,
Apocalipsis 3:17.

II. Segundo, lo que ellos tienen que nosotros no tenemos,
Mateo 16:24; Salmo 126:5.