Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¿SERÁS DEJADO ATRÁS?

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 16 de Septiembre del 2018

“Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:42).


Casi todos los periódicos que leo tienen algo relacionado con la profecía Bíblica y el fin del mundo tal como lo conocemos. Estas son señales que Dios ha dado para mostrarnos el poco tiempo que nos queda antes de que nuestro mundo llegue a su fin.

Escucha estos titulares del periódico Daily News aquí en Los Ángeles.

Puentes Cayendo En Ruinas. Más de una cuarta parte de los puentes del país son demasiado débiles, acabados o sobrecargados por su tráfico actual de acuerdo con registros federales que detallan un sistema vial estadounidense que no ha mantenido el ritmo.

Estados Unidos es la nación más grande del mundo, ¡pero ni siquiera podemos mantener nuestras carreteras y puentes operando!

El déficit de Medicamentos Golpea a los Hospitales. Los hospitales de todo el país están racionando vacunas contra el tétano en adultos...debido a la gran escasez de la vacuna crucial. Es una de las peores carencias de medicamentos que enfrentan los hospitales en años – y no se espera que sea la última. La escasez de medicamentos que usan los hospitales cada día ocurre [ahora] con mayor frecuencia y, lo que es peor, con frecuencia implican productos con pocas alternativas buenas...atormenta a los médicos y farmacéuticos que luchan por hacer frente...Los hospitales están sufriendo escasez más que nunca porque, frente a los altos costos médicos, la mayoría ahora solo mantiene un suministro de pocos días en inventario.

Campo de Hielo en Kilimanjaro Derritiéndose. El hielo blanco sobre la montaña Kilimanjaro en África está desapareciendo, víctima de un proceso que reduce los glaciares de montaña en todas partes. ¡El hielo se está derritiendo debido al “cambio climático” que amenaza al mundo entero esta noche!

¡Los grandes terremotos dejan a la mayoría de las personas con gran temor!

Carro Bomba Explota en Jerusalén. Un carro bomba estalló en un barrio Judío estrictamente ortodoxo en Jerusalén, sacudiendo edificios y enviando trozos de metal por el aire.

Estos pueden parecer eventos por casualidad. Pero aquellos que saben acerca de las profecías Bíblicas se dan cuenta de que son señales de que ahora vivimos en los últimos días. El fin del mundo tal como lo conocemos parece estar muy cerca para aquellos que entienden las profecías de la Biblia.

Jesús dijo:

“Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:42).

Jesús advirtió en contra de establecer fechas (Mateo 24:36, Hechos 1:7). Pero nos dijo que observemos las señales generales del fin que se acerca. Creo que ahora estamos viviendo en ese momento. La Biblia enseña que el final está cerca.

La Biblia enseña que Jesús viene en el aire. Los vivos y los muertos, que son Cristianos verdaderamente convertidos, serán resucitados para encontrarse con Él en el cielo (ref. I Tesalonicenses 4:14-18). Algunos que no creen en la Biblia se burlan de esta profecía en la Biblia. Se ríen y dicen que nunca sucederá. Pero están equivocados. En un día cercano ocurrirá el rapto. ¡Y serás dejado atrás!

Pensemos brevemente en tres cosas relacionadas con el rapto.

I. Primero, las condiciones antes del rapto.

La Biblia nos dice exactamente cómo será en el mundo justo antes del rapto. Jesús dijo:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

Noé fue un pregonero de justicia (II Pedro 2:5). Él le advirtió a su generación que el juicio venía. Pero la gente se rio de él y se burló de su mensaje. Ellos no escucharon. Continuaron con sus vidas pecaminosas, materialistas.

Así es hoy. Alguien te trae a la iglesia. Escuchas el sermón. Luego vuelves directamente a tu antigua forma de vida. No te arrepientes. No confías en Jesucristo. Cuando te llamamos por teléfono, no vuelves a esta iglesia.

Quieres divertirte. Para utilizar la frase memorable del Dr. A. W. Tozer, piensas que el mundo es un “campo de juegos en lugar de un campo de batalla”. Piensas en la vida como un tipo de Disneylandia. Piensas que el propósito de tu vida es “divertirte”. Te niegas a hacer tiempo para Dios en la iglesia todos los Domingos. Cuando surge algo pequeño, faltas a la iglesia. No eres convertido. No eres un verdadero Cristiano. Cuando la muerte venga por ti, no estarás listo. Cuando llegue el rapto, ¡serás dejado atrás! Como el Sr. Griffith cantó hace un momento, “Él ya volvió y te has quedado atrás”.

Jesús dijo:

“Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:42).

II. Entonces, segundo, piensa en el peligro de no estar preparado para el
rapto.

Por favor voltea a Mateo, capítulo 25. Está en la página 995 en la Biblia Anotada de Scofield. Todos los antiguos predicadores dijeron que las vírgenes en el pasaje se referían a personas que no estaban preparadas para encontrarse con Jesús. Y estoy convencido de que tenían razón.

En este pasaje, Jesús dio una parábola, una historia que ilustra una gran verdad espiritual. ¿Cuál es la gran verdad de la que estaba hablando? Mira Mateo 25:13. Jesús dijo:

“Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mateo 25:13).

Entonces, ¡este pasaje es una advertencia para ti!

Cinco de estas vírgenes están preparadas. Están listas para la venida de Jesús. Pero las otras cinco no están listas cuando Él viene. Es peligroso entrar en demasiados detalles para entender una parábola. El mensaje simple del pasaje es este: muchas personas no estarán listas cuando Jesús venga en el rapto.

Ahora mira el versículo diez:

“Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta” (Mateo 25:10).

Después de que los verdaderos Cristianos son raptados, la puerta se cerrará, al igual que la puerta del Arca de Noé se cerró. No más personas entrarán. “Y se cerró la puerta”.

Mira el versículo 11,

“Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco” (Mateo 25:11-12).

Y luego en el versículo 13, Jesús te hace esta aplicación a ti:

“Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mateo 25:13).

Conocemos el período general de tiempo, pero no el día o la hora.

Y cuando llegue ese día y hora, será demasiado tarde para ti. Como el Sr. Griffith cantó antes de este sermón, “Él ya volvió y te has quedado atrás”.

III. Entonces, tercero, los que son dejados atrás en el rapto serán
abandonados por Dios. Serán reprobados, incapaces de ser salvos.

Escucha a Apocalipsis, capítulo dieciséis. En este pasaje aprendemos de la ira de Dios, que se derramará en el mundo que rechaza a Jesús después del rapto. El segundo versículo nos dice que tendrán úlceras dolorosas. El versículo cuatro nos dice que el suministro de agua del mundo será envenenado. El versículo ocho nos dice que la humanidad será quemada con fuego. El versículo diez nos dice que habrá una gran oscuridad y que la gente morderá sus lenguas por el dolor. El versículo dieciocho nos dice que habrá grandes terremotos. El versículo veintiuno nos dice que habrá “enorme granizo”, meteoritos cayendo del cielo.

¿La gente recurrirá a Jesús cuando todo esto suceda? ¡NO! Escucha el final del versículo nueve:

“Y no se arrepintieron para darle gloria” (Apocalipsis 16:9).

Y el versículo once:

“Y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras” (Apocalipsis 16:11).

Y el final del versículo veintiuno:

“Y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande” (Apocalipsis 16:21).

Ya ves, ellos habrán sido abandonados por Dios. Será muy tarde para que puedan ser salvos. Ellos habrán cometido el pecado imperdonable.

“Dios los entregó” (Romanos 1:24).

“Dios los entregó” (Romanos 1:26).

“Dios los entregó a una mente reprobada” (Romanos 1:28).

Como el Sr. Griffith cantó, “Él ya volvió y te has quedado atrás”.

Si quieres ser raptado, si quieres ser salvo, debes ser salvo ahora, mientras Dios todavía te está hablando. Si esperas demasiado, será demasiado tarde.

Jesús murió para pagar por tus pecados. Él se levantó de los muertos y está sentado en el Cielo a la diestra de Dios. Cree en Él ahora y Su Sangre lavará tus pecados, y estarás listo para el rapto. Si esperas, se dirá de ti: “Él ya volvió y te has quedado atrás”. Como el Sr. Griffith cantó, “Él ya volvió y te has quedado atrás”. Es el número 3 en tu cancionero. Ponte de pie y canta. No muy rápido.

La guerra la vida llenó,
   Y pisoteados todos cayeron,
Oh, que estuvieras listo.
   Mueren niños, gran frialdad,
Se puede con un pan oro comprar,
   Oh, que estuvieras listo.
Tiempo no hay para cambiar,
   ¿Por qué quisiste tan ciego estar?
Has rechazado al Salvador,
   Él ya volvió y te has quedado atrás.
Te has quedado atrás.
   Te has quedado atrás

Los casados durmiendo,
   Hay ruido y ella ve – él no está.
Oh, que estuvieras listo.
   Suben cerro dos hombres,
Tomado uno, el otro se quedó,
   Oh, que estuvieras listo.
Tiempo no hay para cambiar,
   ¿Por qué quisiste tan ciego estar?
Has rechazado al Salvador,
   Él ya volvió y te has quedado atrás.
Te has quedado atrás,
   Te has quedado atrás.
(Traducción libre de “I Wish We’d All Been Ready”
       por Larry Norman, 1947-2008; coro alterado por el Pastor).


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“I Wish We’d All Been Ready” (por Larry Norman, 1969).


EL BOSQUEJO DE

¿SERÁS DEJADO ATRÁS?

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor” (Mateo 24:42).

I.    Primero, las condiciones antes del rapto, Mateo 24:37-41.

II.   Segundo, el peligro de no estar preparado para el rapto,
Mateo 25:1-13.

III.  Tercero, la reprobación de la mayoría que son dejados atrás
en el rapto, Apocalipsis 16:9, 11, 21.