Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡LA TENTACIÓN DE JESÚS
Y LA CAÍDA DE SATANÁS!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 29 de Julio del 2018


El Señor Jesucristo fue confrontado por Satanás. Mira Mateo 4:1. Está en la página 957 de la Biblia Anotada de Scofield.

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo” (Mateo 4:1).

Mira hacia acá. El primer nombre de Satanás dado aquí es “diablo”. Traduce la palabra Griega “diabolos” que significa “difamador” o “calumniador”. Tentó a Jesús para poder “calumniarlo” si Jesús se rendía a él. Ahora mira el verso tres,

“Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”
(Mateo 4:3).

El segundo nombre de Satanás aquí es “el tentador”. Traduce la palabra Griega “pěirazō” que significa “tentar” o “probar”. Jesús citó la Biblia, Deuteronomio 8:3, “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4: 4).

Ahora, el mismo Diablo citó las Escrituras. Shakespeare tenía razón cuando dijo: “el Diablo puede citar las Escrituras para su propósito”. El Diablo citó el Salmo 91:11-12, aunque no lo citó con precisión. Los cultos como los Testigos de Jehová y los mormones citan algunos versículos de la Biblia, pero no los citan con precisión. Jesús le respondió al diablo con precisión,

“Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios” Deuteronomio 6:16 (Mateo 4:7).

Entonces el Diablo tentó a Jesús por tercera vez, que le daría a Jesús todos los reinos del mundo si Jesús lo adoraba. Ahora mira Mateo 4:10,

“Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”, citando Deuteronomio 6:13 y 10:20 (Mateo 4:10).

El Dr. J. Vernon McGee dijo: “El Señor Jesús respondió a Satanás siempre de la Palabra [la Biblia]. El Diablo pareció pensar que [la Biblia] dio buenas respuestas porque en el siguiente versículo leemos, ‘El diablo entonces le dejó’ (Mateo 4:11)” (J. Vernon McGee, A Través de la Biblia, notas sobre Mateo 4:1-11).

Observa en el versículo diez que Jesús dio un tercer nombre del diablo: “Vete, Satanás...” Traduce la palabra Griega, “Satanás”, que significa “el acusador”. Jesús fue probado para probar que no se había quebrantado. Sé que tú y yo no somos tan poderosos como el Señor Jesucristo. ¡Pero podemos seguir Su ejemplo y entrenarnos para ser Sus soldados y discípulos! Nota que Jesús respondió cada tentación citando la Biblia, la Palabra de Dios. Él no dijo: “Bueno, creo esto o aquello”, o “Bueno, creo que hay una manera mejor”. Jesús solo citó los versículos de la Biblia correctos para responder al Diablo. Yo estudié para mi maestría en un seminario muy liberal, que rechaza la Biblia. Tuve que ir allí porque no tenía dinero suficiente para ir a un buen seminario como el que John Cagan está asistiendo. Pero sí aprendí una cosa en ese seminario malo. Aprendí a responder a los profesores simplemente citando la Biblia. Me llamaron un Fundamentalista de mente estrecha. ¡Eso no me molestó en absoluto! Yo estaba siguiendo a Jesús. Yo era discípulo de Él – ¡no de ellos!

Es por eso que es tan importante que regreses aquí y aprendas la Biblia. No huyas a alguna otra iglesia o estudio Bíblico. Es posible que la persona que dirige ese grupo no conozca muy bien la Biblia, por lo que no podrá formarte como discípulo de Jesús. Si continúas viniendo aquí, te enseñaremos la Palabra de Dios pura, y memorizaremos muchos versículos clave. Aquí hay un versículo para que memorices hoy.

“En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti” (Salmo 119:11).

Ahora quiero que veas en la Biblia, la Palabra de Dios, de dónde vino Satanás. Algunos de estos nuevos evangélicos débiles te dirán que no es importante saber acerca de Satanás. ¡Pero debes saber algo sobre el Diablo si quieres convertirte en un discípulo de Jesús! Voltea a Isaías 14:12-15. Está en la página 701 de la Biblia Anotada de Scofield. Por favor párate y léelo en silencio mientras lo leo en voz alta.

“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo [¡Yo seré Dios!] Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo” (Isaías 14:12-15).

Se pueden sentar.

En el versículo 12 el Diablo es llamado “Lucero”. Lucero significa “luz brillante” en Hebreo. El simple hecho de saber que el nombre del Diablo es “luz brillante” bien puede ayudar a algunos de ustedes más adelante. En algunos cultos y grupos pentecostales, las personas ven una “luz brillante” y creen que es el Espíritu Santo. ¡No! ¡No! ¡Es Satanás! ¡Es Lucifer! En II Corintios 11:14, la Biblia dice: “el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Cuando ves una luz en la cabeza de alguien, ¡es Satanás! ¡No es Dios! No es el Espíritu Santo. Es Satanás, que “se disfraza como ángel de luz”. Hoy en día hay libros populares que hablan de personas muriendo e yendo al Cielo y luego volviendo a la tierra. Casi siempre hablan de ver una “luz” en el Cielo. En casi todos los casos, han sido engañados por Satanás – ¡vieron a Satanás y pensaron que era Dios! Pero eso no es posible. Jesús nos dijo:

“A Dios nadie le vio jamás” (Juan 1:18).

Si ellos realmente vieron una “luz”, ¡no era Dios! ¡O era Lucero (Satanás) o uno de sus demonios! ¡Nunca Dios!

De regreso a Isaías 14:12. Lucero “debilitaba las naciones” cuando fue expulsado del Cielo sobre la tierra. Lucifer fue originalmente un poderoso ángel en el Cielo. Pero Lucifer fue expulsado del Cielo por tratar de tomar el lugar de Dios Todopoderoso. Mira Isaías 14:13-15, mientras lo leo de nuevo. Por favor de pie.

“Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo” (Isaías 14:13-15).

Mira la nota de Scofield al pie de la página 701. Dice: “Los versículos 12-14 se refieren evidentemente a Satanás...Este tremendo pasaje marca el comienzo del pecado en el universo. Cuando Lucifer dijo, ‘yo subiré’, el pecado tuvo su origen”. Ahora mira Apocalipsis 12:9. Está en la página 1297 cerca del final de la Biblia. Sígueme mientras lo leo.

“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apocalipsis 12:9).

El gran dragón aquí es Lucifer, Satanás, “la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás”. La mayoría de los eruditos modernos dicen que esto es otra expulsión de Satanás en el fin del mundo. Este versículo ayuda a explicar la misma expulsión de la que leemos en Isaías 14. En cualquier caso, de ahí viene Satanás. También se nos dice aquí en el versículo 9 que “sus ángeles fueron arrojados con él”. Estos ángeles rebeldes se convirtieron así en los demonios que confrontaron a Jesús en la Biblia. Hay otra frase que hay que notar en Apocalipsis 12:9, “Satanás, el cual engaña al mundo entero”.

Aunque Winston Churchill no era un Cristiano que iba a la iglesia, sí entendió que había un Diablo. Churchill sabía que el Diablo estaba detrás de Hitler y las fuerzas malvadas de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Es por eso que Churchill sabía que no podía hacer las paces con Hitler. Otros como Chamberlain, Lord Halifax y los “apaciguadores” pensaron que podían hacer un pacto de paz con Hitler. Pero Churchill sabía que los poderes demoníacos de este mundo tenían que ser detenidos o sería el final de lo que Churchill llamó, la “civilización Cristiana”.

Eso es lo que debemos luchar como discípulos de Jesús. Mi colega, el Rev. John Cagan, predicará sobre nuestro enemigo – el Diablo – esta noche a las 6:15. Tendremos una buena comida caliente para ti y escucharás a Pastor John predicar. ¡Asegúrate de regresar a las 6:15 esta noche!

Por favor, pónganse de pie y canten el gran himno de Lutero, “Castillo Fuerte es Nuestro Dios”. Es el número uno en tu cancionero. ¡Por favor ponte de pie y cántalo!

Castillo fuerte es nuestro Dios, defensa y buen escudo;
   Con Su poder nos librará en este trance agudo.
Con furia y con afán acósanos Satán;
   Por armas deja ver, astucia y gran poder,
Cual él no hay en la tierra.

Nuestro valor es nada aquí, con el todo es perdido;
   Mas por nosotros pugnará de Dios el escogido.
¿Sabéis quién es? Jesús, el que venció en la cruz.
   Señor de Sabaoth. Y pues Él solo es Dios.
Él triunfa en la batalla.
   (Traducción libre de “A Mighty Fortress Is Our God”
      por Martin Lutero, 1483-1546)


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“A Mighty Fortress Is Our God” (por Martin Lutero, 1483-1546).