Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




IGLESIAS CABECEANDO EN LA PROFECÍA BÍBLICA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 23 de Septiembre, 2012

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
(Mateo 25:5).


Yo nunca he oído un sermón sobre nuestro texto de esta mañana. Pero a mí me parece que es una profecía muy importante, yo he meditado en él por muchos años. Al hablar acerca de meditar sobre la Biblia, mi pastor Dr. Timothy Lin dijo que los “Cristianos de los últimos días han olvidado todo sobre la [meditación]…Muchas veces después de leer la Biblia olvidamos lo que acabamos de leer. Pero, si meditamos sobre el pasaje…Gradualmente, tendremos nuevas visiones ricas en todo verso de la Biblia” (traducción de Timothy Lin, Ph.D., The Secret of Church Growth, First Chinese Baptist Church, 1992, pp. 14, 15).

Muchos predicadores se van de inmediato a sus comentarios a ver lo que algún verso significa. A veces eso ayuda. Pero antes de ver algún comentario, debemos pensar sobre el pasaje, darle vuelta en nuestras mentes, y meditar en él. Por ejemplo, al llegar a nuestro texto esta mañana, necesitamos pensar sobre él por largo tiempo o no veremos por qué es tan importante hoy. El Comentador Puritano Matthew Poole dio una exposición del pasaje entero. Él dijo que las diez vírgenes representan a la iglesia profesante. La mitad de ellas son convertidas, y la otra mitad no lo son. Pero todas duermen. Entonces él dijo que la parábola muestra “el deber y la prudencia de velar, por la incertidumbre de la hora de la venida [de Cristo]” (traducción de Matthew Poole’s Commentary on the Holy Bible, tomo 3, Banner of Truth, reimpreso en 1990, nota sobre Mateo 25:1-13).

Esos son buenos puntos. Pero a Matthew Poole le faltó algo de importancia vital en el texto. Tal vez le faltó porque él vivió hace mucho tiempo, en el siglo diecisiete, y no describía las iglesias de su día. O tal vez le faltó por sus prejuicios respecto a la profecía Bíblica. En cualquier caso, a él le falta lo que a mí me parece tan obvio, que saltó de la página de la Biblia cuando meditaba en ello.

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

¿Por qué dijo Cristo “cabecearon todas y se durmieron”? O sea que todos los que están en la iglesia perdidos, al igual que los que están salvos, cabecearían y dormirían al acercarse la Segunda Venida de Cristo. ¡Me parece que los maestros de profecía jadearían si leyeran eso, ¡y hablarían mucho sobre eso! Pero no lo hacen. Un supuesto comentario profético dice: “El hecho de que todas durmieron ‘tardándose el esposo’ implica un periodo de inactividad Judía durante la era de la iglesia, mientras se junta la esposa”. ¡Ridículo! ¡En este pasaje no se dice nada sobre el pueblo Judío! ¡Nada de eso! Está claro que este pasaje da advertencia para las iglesias de los últimos días, justo antes de la Segunda Venida de Cristo y del fin del mundo según lo conocemos. Al meditar en el pasaje, y al mirar la condición de nuestras iglesias, se vuelve muy claro que esto nos habla a nosotros ahora, en nuestros días. El “esposo” es el Señor Jesucristo. Mientras Él demora su Segunda Venida, ¡la mayoría de las iglesias en los últimos días están cabeceando y durmiendo! ¡Eso es lo que significa! Y eso es lo que vemos en nuestras iglesias hoy, particularmente en el mundo Occidental.

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

También nota que esto sucede de noche, llegando a la medianoche. ¡Por lo tanto este verso habla de los Cristianos que cabecean y duermen cuando deben estar despiertos en la noche! ¡Una aplicación clara de esta profecía de los últimos días se ve en el hecho de que nuestras iglesias por todo el mundo Occidental están cerrando sus servicios de Domingo por la noche!

¡Oh, pero no debemos decir eso! ¡Podría molestarle a alguien! Es más seguro echarle la culpa a los podres Judíos, como lo hizo aquel comentario. Culpa a los Judíos, no a los evangélicos y Bautistas perezosos que no quieren ir a la iglesia el Domingo en la noche! ¡Si los culpas te meterás en problemas! Bueno, ¡si me meto en problemas no me importa! ¡Es la verdad – y alguien debe decirlo! ¡Este verso describe a los Bautistas y evangélicos perezosos, que cabecean, que ya no quieren ir a la iglesia el Domingo en la noche! ¡Es una de las señales de los últimos días!

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

No “implica un periodo de inactividad Judía”. ¡No! ¡Para nada! No “implica un periodo de inactividad Judía”. ¡No! ¡Sí describe un periodo de inactividad evangélica y Bautista! ¡Eso es lo que describe!

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

Hemos tenido demasiados comentarios proféticos revueltos. ¡Necesitamos visión espiritual para ver que esto describe a los Bautistas malvados que cabecean y que han cerrado sus iglesias los Domingos en la noche! El Apóstol Pablo dijo:

“…redarguye, reprende, exhorta…Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias” (II Timoteo 4:2, 3).

“Comezón de oír” [algunos] maestros Bíblicos te dirán que esto se refiere a la “inactividad Judía”. Esa es una enseñanza que da comezón de oír. Pero ni siquiera es cierta. ¡No es doctrina sana”! El texto se aplica a los Bautistas y evangélicos en los últimos días, que no quieren venir a la iglesia el Domingo en la noche! Punto y aparte.

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

¡Oigamos a alguien predicar eso hoy! ¡Dios sabe que necesitamos esa clase de predicación! Predícalo “Acaso ellos escuchen; pero si no escucharen, porque son una casa rebelde” (Ezequiel 2:5). Todo miembro de iglesia Bautista y evangélico que se queda en su casa el Domingo en la noche debe oír lo que Cristo le dice a las iglesias:

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

Churchill dijo: “Los más que puedas ver lo que aconteció en el pasado, lo mejor que podrás ver para adelante”. Por eso es importante saber lo que aconteció en el pasado a las grandes denominaciones cuando dejaron sus servicios de Domingo en la noche. El Historiador Timothy L. Smith señaló cómo eran las iglesias en el siglo diecinueve:

Todas las sectas evangélicas requieren…dos servicios de adoración…junto con una reunión de oración a media semana…Todas estas actividades fueron seguidas con una seriedad que falta hoy (traducción de Timothy L. Smith, Th.D., Revivalism and Social Reform: American Protestantism on the Eve of the Civil War, Harper, 1965, pagina 18).

Hoy las grandes iglesias de denominación son solo una sombra de lo que fueron entonces. En 1900 el 80% de Estadounidenses pertenecían a alguna iglesia de denominación. En 1958 el 50% de los adultos pertenecían a alguna iglesia de denominación. Hoy día pertenece el 13%. Estamos hablando de los Presbiterianos, los Metodistas, los Luteranos, los Episcopales, y los Bautistas Americanos. ¿Cómo se cayeron los números de 80% al 13% hoy? Primero, dejaron los servicios de Domingo en la noche. Luego dejaron las reuniones de oración. Ahora solo tienen a unos pocos ancianos asistiendo por una hora el Domingo en la mañana. Los Evangélicos, Bautistas del Sur y Bautistas independientes que dejaron sus servicios del Domingo por la noche seguirán el mismo espiral hacia abajo en las próximas décadas. Terminar con los servicios de Domingo en la noche es el primer paso al deslizadero hacia la destrucción.

“Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”
       (Mateo 25:5).

¿Por qué estoy tan preocupado por que las iglesias cierren sus servicios de Domingo en la noche? Voltea por favor a Mateo 24:11-12. Este es otro pasaje profético en el cual he meditado por muchos años. Léanlo de pie y en voz alta.

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:11-12).

Se pueden sentar.

De nuevo, algunos “expertos” de la profecía dicen que se refiere al pueblo Judío en el futuro. Pero, ¿Dónde dice eso en el pasaje mismo? No está allí. Al empujar esto al futuro, y consignarlo al pueblo Judío, no ven cómo se nos aplica a nosotros hoy. Pero sí se aplica a nuestras iglesias. Mateo 25:5 y Mateo 24: 11-12 son dos de las señales que dio Jesús del fin de esta edad. En Mateo 24:11 Cristo dijo:

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos”
      (Mateo 24:11).

¿Quiénes son estos falsos profetas? Solíamos pensar que eran los líderes de las religiones falsas. Pero ahora pienso que eso no era exactamente lo correcto. Ahora pienso que son mayormente hombres que ocupan nuestros pulpitos sin ser llamados por Dios a predicar. El Dr. Lin dijo:

      La desolación en la iglesia de los últimos días no es por falta de pastores, sino por una abundancia de pastores que sirven sin que Dios los mande [sin ser llamados por Dios]. Ya que no son enviados por Dios, ¿Cómo pueden esperar que Dios responda por ellos y les provea con Su mensaje? No solo no es Dios responsable, pero puede estar en contra de ellos. “Por tanto, he aquí que yo estoy contra los profetas, dice Jehová, que hurtan mis palabras cada uno de su más cercano. Dice Jehová: He aquí que yo estoy contra los profetas que endulzan sus lenguas y dicen: El ha dicho” (traducción de Timothy Lin, Ph.D., The Secret of Church Growth, ibid., pp. 21-22; Jeremías 23:30-31).

El Dr. Lin dijo que las iglesias de los últimos días son desoladas por pastores que no han sido llamados ni enviados por Dios. Por lo tanto no tienen el mensaje de Dios. Miles de nuestras iglesias hoy son pastoreadas por dichos hombres. ¿Entonces cual es el resultado? El resultado se da en el próximo verso,

“Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).

Los falsos profetas en nuestras iglesias no tienen mensaje de Dios. Solo pueden dar estudios Bíblicos secos de verso en verso. No predican sermones evangelísticos del Evangelio. Solo hablan de la Biblia de una manera que no tiene impacto en la gente. Sus iglesias están llenas de aquellos que son perdidos – ¡y ni siquiera lo saben! El Dr. Lin dijo: “La inhabilidad de distinguir lo espiritual de lo carnal” llena las iglesias con “gente muerta en delitos y pecados” (Lin, ibid., p. 39). Así, los falsos profetas llenan sus iglesias con gente que no es salva. Esto produce iglesias llenas de iniquidad, pecado y carnalidad. La maldad abunda, así que el amor de los Cristianos verdaderos se enfría. La palabra “amor” es de “agapeo”. Solo se puede referir al amor Cristiano. Los pocos pobres Cristianos en tales cuevas de iniquidad hallan que en los últimos días el amor de ellos se enfría.

Los falsos profetas no son enviados por Dios. Solo trabajan por un salario. Con tal de que les paguen bien, no les importa nada proveer compañerismo Cristiano para su gente. Ni les importa si su gente es bien alimentada el Domingo. Es por eso que tantas iglesias cierran el Domingo en la noche. Los falsos profetas se contentan con irse a su casa y ver la televisión ¿Qué les importa si la gente muere de hambre por compañerismo el Domingo en la noche? Ellos “se lanzaron por lucro en el error de Balaam” (Judas 11). ¡Ellos agarran su salario, se van a su casa a ver la televisión, y dejan a sus jóvenes sin donde ir el Domingo en la noche!

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:11-12).

¡Con razón la mayoría de iglesias ahora pierden el 88% de sus jóvenes antes de que lleguen a la edad de 25 años! ¡La gente joven no se quedará en una iglesia adormitada, de solo una hora el Domingo! Quizá la plazca a las “señoras de edad mediana” de la iglesia tener un servicio corto el Domingo por la mañana. ¡Pero la gente joven huye como las ratas de un barco que se hunde! ¡Oh, la iglesia no se hundirá el próximo mes, pero en 20 años solo habrá unos pocos ancianos en las iglesias que cierran sus servicios de Domingo por la noche. ¿Le importa eso a la mayoría de predicadores que dirigen esas iglesias? No, ¡a la mayoría no les importa! Lo que les importa a muchos de ellos es agarrar su cheque de pago – por predicar solamente un sermón a la semana! ¡Deberían tener vergüenza!

Cuando no hay servicio de Domingo en la noche, los jóvenes en la iglesia no saben qué hacer con sí mismos. ¡No tienen amigos en la iglesia, porque no puedes hacer verdaderos amigos en una hora el Domingo en la mañana! Pronto se alejan y dejan la iglesia. El reporte de Barna dice que el 88% de jóvenes que nacieron en la iglesia se van antes de cumplir los 25 años de edad – ¡para nunca volver! Correcto, el reporte dice: “para nunca volver”. ¡Sus almas son destruidas por las iglesias que cierran sus puertas el Domingo en la noche!

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:11-12).

Algunos predicadores adoptan la medida de la mitad. Saben que deben tener servicio de noche, pero, por conveniencia, sirven almuerzo después del servicio de la mañana, y luego tienen otro servicio directamente después, con el mismo grupo de gente que va al servicio de la mañana. No estoy en contra de almorzar después del servicio de la mañana. De hecho lo hacemos en nuestra iglesia. Pero nosotros no seguimos el almuerzo de inmediato con un segundo servicio.

Un hombre que sirve almuerzo seguido de un segundo servicio, me dijo: “De ese modo tenemos tanta Biblia como si hubieran regresado en la noche, y hace más fácil no tener que viajar de nuevo a la iglesia el Domingo en la noche”. Este es un buen hombre. Pero creo que está equivocado. Déjame explicar por qué.

Ves, el propósito de el servicio del Domingo en la noche no es simplemente darle más Biblia a la congregación de la mañana, aunque ese motivo sea muy bueno. Aunque no estoy de acuerdo con él en muchas cosas, Rick Warren sabe que eso no ayudará a que la iglesia crezca. Por eso él tiene servicios varias horas después de que termina el servicio de la mañana. El Sr. Warren sabe que tienes que tener servicios el Domingo en la noche. ¿Por qué?

1.  Porque mucha gente que no es de iglesia trabaja el Domingo durante el día y solo pueden venir en la noche.

2.  Porque los jóvenes quieren algo qué hacer el Domingo en la noche.

3.  Porque da otra oportunidad de ir y traer gente perdida a oír el Evangelio el Domingo en la noche.


Por lo tanto, un servicio temprano no ayudará a ganar gente nueva. ¡Solamente los servicios del Domingo en la noche pueden ayudar a lograr eso!

¡Cuando yo era joven todas las iglesias Bautistas estaban abiertas el Domingo en la noche! ¡Oh, cómo hemos pecado! Hace cincuenta y cinco años yo fui miembro de una iglesia Bautista del Sur que tenía un servicio de Domingo en la noche lleno de jóvenes. Hace cincuenta años yo era miembro de una iglesia China Bautista. Tenía una Unión de Entrenamiento para enseñarle a los jóvenes el Domingo en la noche. Tenía un servicio de Domingo en la noche, lleno de vida, lleno de gente joven. Ahora esas iglesias están cerradas el Domingo en la noche. Hoy, ¿A dónde se van los jóvenes el Domingo en la noche? Muchos predicadores modernos cierran las puertas de sus iglesias, ¡y dejan fuera a los jóvenes el Domingo en la noche! ¡Que Dios nos ayude! Con razón nuestras iglesias pierden el 88% de su gente joven alrededor de los veinte!

Ustedes jóvenes que están aquí esta mañana son privilegiados. Tienen una maravillosa ventaja sobre los pobres jóvenes solitarios en aquellas iglesias que cierran sus puertas el Domingo en la noche, y dejan a sus jóvenes afuera en el frio. En estos días oscuros de la apostasía esta mañana ustedes están en una iglesia que todavía tiene un servicio de Domingo en la noche! Mientras muchos pastores cierran sus iglesias el Domingo en la noche, esta mañana ustedes están en una iglesia que todavía tiene un servicio los Domingos en la noche que es maravilloso y lleno de vida. ¡Gloria a Dios por eso! ¡Dale gracias por ello! ¡Y ven y disfrútalo esta noche a las 6:30! Vamos a cantar unos himnos antiguos buenos. Predicaré un sermón fuerte evangelístico. Luego iremos arriba a cenar, tendremos una fiesta de cumpleaños, veremos una película cómica, reiremos y conversaremos, y la pasaremos muy bien – ¡esta noche a las 6:30! Vamos a divertirnos y a tener compañerismo esta noche – como las iglesias solían tenerlo. ¡Nosotros nunca dejamos de hacerlo! ¡Nosotros todavía nos divertimos en la iglesia el Domingo en la noche! ¡No te lo pierdas esta noche a las 6:30!

Yo escribí un párrafo para mi canción, “Ven a la Cena”. He aquí el nuevo párrafo:

Domingo de noche, flojos pastores,
   Sus iglesias cierran, te abandonan;
Mas ven con nosotros, y tú verás,
   ¡Comida en la mesa y mucha amistad!
A la iglesia ven, en amistad comed;
   ¡Deleite será, en la mesa al comer!
(“Come Home to Dinner” por Dr. R. L. Hymers, Jr.).

Esta noche predicaré un sermón del Evangelio. Diré que Jesús murió en la Cruz para pagar la pena completa de tu pecado. Diré que Jesús resucitó físicamente, carne y hueso, de entre los muertos. Diré que Jesús está vivo ahora mismo, arriba en el Cielo, en otra dimensión. Y daré una invitación para que confíes en Jesús y seas limpiado de tu pecado por Su Sangre preciosa. Luego iremos arriba y cenaremos juntos. Vamos a pasar un rato muy alegre juntos a las 6:30 esta noche! ¡No te lo pierdas! Ven a casa a la iglesia y come – a las 6:30 esta noche. Por favor canten de pie mi pequeña canción. Es la número siete en tu hoja de canciones.

Jesús te invita, a la mesa aquí;
   Ven a la cena, partamos el pan.
Aquí esta Jesús, pues que se diga bien,
   ¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven, en amistad comed;
   ¡Deleite será, en la mesa al comer!

Domingo de noche, flojos pastores,
   Sus iglesias cierran, te abandonan;
Mas ven con nosotros, y tú verás,
   ¡Comida en la mesa y mucha amistad!
A la iglesia ven, en amistad comed;
   ¡Deleite será, en la mesa al comer!

Es dulce amistad, y amigos aquí;
   En la mesa juntos, gran gozo tendrán.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
   ¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven, en amistad comed;
   ¡Deleite será, en la mesa al comer!
(traducción de “Come Home to Dinner” por Dr. R. L. Hymers, Jr.;
       al son de “On the Wings of a Dove”).

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída por el Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Mateo 25:1-13.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1902-1972).