Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LEVÁNTATE, OH AMIGA MÍA, HERMOSA MIA, Y VEN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 15 de Julio, 2012

“¡La voz de mi amado! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados. Mi amado es semejante al corzo, O al cervatillo. Helo aquí, está tras nuestra pared, Mirando por las ventanas, Atisbando por las celosías. Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven” (El Cantar de los Cantares 2:8-10).


El pasado Domingo por la mañana dije que no recordaba jamás haber predicado antes del Cantar de los Cantares. Pero alguien me recordó que prediqué un sermón hace mucho tiempo. Sin embargo yo no he predicado de allí con la suficiente frecuencia. Matthew Henry dijo que El Cantar de los Cantares “es una parábola, que hace las cosas divinas más difíciles para aquellos que no las aman, pero más sencillas y agradables para quienes sí las aman”. El Dr. John R. Rice dijo: “Lee el Cantar de los Cantares con reverencia. Pídele al Espíritu Santo que te ayude a sentir la dulzura de la comunión con Cristo”. Esa es la clave para comprender las parábolas de este libro – la dulzura de la comunión, de compañerismo con Jesús. Esto nos lleva a nuestro texto, y en el vas a escuchar la voz de Jesús llamándote que salgas del mundo, para tener una dulce comunión con Él.

I. Primero, Su voz te habla a ti.

“¡La voz de mi amado! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados” (El Cantar de los Cantares 2:8).

Cristo es oído antes de que Él sea visto por el ojo de la fe. Cuando Jesús te llama, sabrás que es “La voz de mi amado”. Jesús dijo: “las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños” (Juan 10:4-5). Si eres uno de los que Dios ha escogido, serás capaz de notar la diferencia entre la voz de los falsos Cristos, y la voz de Jesús. El Apóstol Pablo habló de “otro Jesús que el que os hemos predicado” (II Corintios 11:4). Aquellos a quienes Dios ha elegido no escucharán la voz de “otro Jesús”. Si eres una de las ovejas de Jesús no oirás la voz del “Cristo” Católico. El “Cristo” Católico es juez que da la ley. Él demanda trabajo y esclavitud, y nunca le da paz a los que le escuchan. Pero el verdadero Jesús dice: “Yo os haré descansar”, no esclavitud y miedo (Mateo 11:28). Los que son elegidos por Dios huirán del “Cristo” de la Iglesia Católica a Jesús. Ellos dirán con Charles Wesley: “Jesús, quien me ama a mi, a tu seno volaré”. De nuevo, no oirás al “espíritu Cristo”, que no tiene carne y huesos. El “espíritu Cristo” es “otro Jesús”, no el Jesús resucitado, que dijo: “Un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo" (Lucas 24:39). De nuevo, no escucharás al “Cristo mágico” de la ciencia de la mente. Ellos le llaman “el Cristo” o “Cristo espíritu”. Jesús dijo que Sus ovejas “le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños” (Juan 10:4-5).

Esta es una reacción intuitiva de los que son ovejas que Dios ha escogido. Ellos saben por instinto que es la “voz” de “otro Jesús” – y huirán de él, sabiendo que es una voz falsa. Yo creo que esas voces falsas de “otro Jesús” son demonios. Pero si eres una de sus ovejas escogidas vas a “huir de ellos”. Hay algo misterioso acerca de esto, algo que no se puede explicar por la lógica. Yo sé eso por mi propia experiencia. Aún de niño, sin que nadie me dijera, de alguna manera yo sabía la diferencia entre el “Cristo” de la Iglesia Católica y el Jesús verdadero; la diferencia entre el “espíritu Cristo” y el Jesús verdadero, la diferencia entre el mágico “Cristo espíritu” y el verdadero Jesús. Yo no hubiera podido ponerlo en palabras, pero, por la gracia de Dios, yo sabía la diferencia desde que era un niño pequeño. Yo sabía la voz del Jesús verdadero, y no seguí a “otro Jesús”. Yo podría decir con la novia en nuestro texto, esta es “¡La voz de mi amado!” Esta es “¡La voz de mi amado!”

“¡La voz de mi amado! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados” (El Cantar de los Cantares 2:8).

“He aquí él viene”. ¡Amén! ¡Él viene a ti pasando todas las dificultades que se encuentran en Su camino! ¡Él viene “saltando sobre los montes, brincando sobre los collados” – rompiendo la maldición de la ley, saltando por encima de los poderes de Satanás, viendo a liberarte del pecado y la muerte, viniendo a quitarle la culpa y a darte paz! El Dr. Watts lo dijo muy bien,

La voz de mi amado suena
Sobre las rocas y los campos;
Sobre las montañas de culpa y aquellos en dolor
¡Él salta, vuela a socorrerme!
   (Taducción libre de “The Voice of My Beloved Sounds”
     por Dr. Isaac Watts, 1674-1748).

Y Fanny Crosby también lo hizo claro,

Cargado a descanso te llama Jesús;
   (Te llama hoy, te llama hoy,
Trae tu carga, bendito serás;
   (Él no te rechazará.
Te llama hoy, te llama hoy,
   (Jesús te llama, tiernamente te llama hoy.
(Traducción libre de “Jesus is Calling” por Fanny J. Crosby, 1820-1915).

II. Segundo, Él te llama tras tu pared.

“Mi amado es semejante al corzo, O al cervatillo. Helo aquí, está tras nuestra pared, Mirando por las ventanas, Atisbando por las celosías.” (El Cantar de los Cantares 2:9).

Él es semejante a un corzo, o al cervatillo. Estos animales son conocidos por su rapidez y habilidad para saltar sobre obstáculos. ¡Este es Jesús! Él saltó por encima de la Cruz y la muerte misma, para salvarnos.

“Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:25).

Y ahora, “helo aquí, está tras nuestra pared, mirando por las ventanas, atisbando por las celosías”. La traducción literal es “a través de las ventanas”. En este momento Jesús está de pie tras tu pared, mirando por las ventanas, mostrándose por las celosías.

Un joven me dijo la semana pasada que era fácil creer en Dios, pero Jesús era irreal y poco claro. Si eso es cierto de ti, ¿te has preguntado por qué Jesús no es real para ti? ¡Por favor no me des una respuesta psicológica! La psicología no puede explicar lo espiritual. ¡Nos damos cuenta hoy en día que ni siquiera pueden explicar lo que es mental! Parece que todo lo que pueden hacer es darle a la gente drogas – haciendo sus problemas mentales peores en vez de curarlos. Pero este problema no es mental para nada. Se trata de un problema espiritual. ¿Por qué Jesús es irreal para ti? ¿Por qué está “tras tu pared”? ¿Qué es la “pared” que te separa de Él? La Biblia nos da la respuesta:

“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro...” (Isaías 59:2).

La “pared” es tu pecado. El Dr. McGee dijo: “Él está tras una pared – una pared de indiferencia, una pared de rebelión contra Dios, una pared de pecado”. Cristo está tras tu pared de pecado, ¡que te impide conocer a Él quien te ama!

Pero Jesús todavía te ama, y porque te ama “Mirando por las ventanas, Atisbando por las celosías”. Tú lo ves un poco al leer la Biblia, lo ves un poco durante un sermón. Pero no es una visión completa y satisfactoria de Él que te ama.

El pasado Domingo por la mañana prediqué sobre El Cantar de los Cantares 5:16, “Todo Él [Adorable]”. Cuando hablé sobre lo adorable de Jesús algunos de ustedes pensaron, “¡Oh, eso es maravilloso! ¡Jesús es adorable!” Pero pronto te olvidaste de eso. Uno de nuestros guardias de seguridad me dijo que algunos de ustedes salieron de la iglesia cantando el coro,

El nombre más dulce es Jesús,
   (Y cual su nombre es tan dulce Él,
Por eso yo le amo tanto a Él;
   (Oh, sé el nombre más dulce es Jesús.
(Traducción de “Jesus is the Sweetest Name I Know” por Lela Long, 1924).

Pero pronto te olvidaste de esa pequeña canción. Fue una “ventana” que Jesús utilizó para mostrarse delante de ti por unos momentos. Pero pronto tu “pared” de pecado lo deja afuera otra vez. Él se mostró frente a ti por un instante a través de la “ventana” del sermón. Él Mismo se mostró frente a ti por un momento “a través de las celosías” de ese pequeño coro. Pero, oh, ¡cómo oramos que Jesús se muestre frente a ti plenamente, en salvación! Para que puedas salir y cantar esa canción todos los días,

El nombre más dulce es Jesús,
   (Y cual su nombre es tan dulce Él,
Por eso yo le amo tanto a Él;
   (Oh, sé el nombre más dulce es Jesús.

III. Tercero, Él te llama que vengas a Él.

“Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven. Porque he aquí ha pasado el invierno, Se ha mudado, la lluvia se fue; Se han mostrado las flores en la tierra, El tiempo de la canción ha venido, Y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola [paloma]. La higuera ha echado sus higos, Y las vides en cierne dieron olor; Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven” (El Cantar de los Cantares 2:10-13).

El Dr. Watts puso eso en poesía,

El invierno ya se ha ido,
La niebla se va, llega la primavera;
La sagrada paloma escuchamos
Proclamar el nuevo, gozoso año.

Y cuando oímos a Jesucristo decir,
“Levántate, Hermosa mía, ven”,
Nuestros corazones gozosamente vuelan como el aire,
¡Dejando todos los gozos terrenales atrás!

Jesús murió en la Cruz para pagar por tus pecados. ¡Jesús resucitó de entre los muertos para darte vida y alegría! Y ahora Jesús te llama,

“Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven”
       (El Cantar de los Cantares 2:10).

“Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven”
       (El Cantar de los Cantares 2:13).

¡Levántate, entonces! Ven fuera del mundo y entra en una dulce comunión con Jesús; porque eres “llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor” (I Corintios 1:9). Jesús está llamándote esta mañana,

“Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven”
      (El Cantar de los Cantares 2:13).

Él te dice a ti, “Venid...y yo os haré descasar” (Mateo 11:28).

Te ruega, oye a la voz de Jesús:
   (Óyelo hoy, óyelo hoy;
Los que en Su nombre creen gozarán;
   (Rápido a levantarse.
Te llama hoy, te llama hoy,
   (Jesús te llama, tiernamente te llama hoy.

“Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven”
       (El Cantar de los Cantares 2:13).

Oh, ¡la alegría que tendrás cuando vengas a Jesús! ¡Tu pecado y culpa se irán, limpiados para siempre por Su Sangre! ¡El dolor y las lágrimas serán limpiados de ti por Él quien te ama con un amor eterno! Entonces oirás a Jesús decir:

“Porque he aquí ha pasado el invierno, Se ha mudado, la lluvia se fue; Se han mostrado las flores en la tierra, El tiempo de la canción ha venido, Y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola [paloma]. La higuera ha echado sus higos, Y las vides en cierne dieron olor; Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven” (El Cantar de los Cantares 2:11-13).

Entonces todos los días podrás cantar,

El nombre más dulce es Jesús,
   Y cual su nombre es tan dulce Él,
Por eso yo le amo tanto a Él;
   Oh, sé el nombre más dulce es Jesús.

Voy a cantar la última estrofa de “Jesús Te Llama”. Si no eres salvo todavía, por favor ve a la parte posterior del auditorio mientras yo canto. Si todavía no eres un verdadero Cristiano, ve, mientras yo canto. El Dr. Cagan te llevará a un cuarto tranquilo. Quiero que vayas allí y vengas inmediatamente a Jesús. No esperes ni un instante. ¡Ya has esperado demasiado tiempo! ¡Ven pronto a Jesús cuando vayas a ese cuarto! Jesús te está llamando: “Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven”. Hazlo ahora. Ven a Jesús, el que ama tu alma.

Te ruega, oye a la voz de Jesús:
   Óyelo hoy, óyelo hoy;
Los que en Su nombre creen gozarán;
   Rápido a levantarse.
Te llama hoy, te llama hoy,
   Jesús te llama, tiernamente te llama hoy.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Dr. Kreighton L. Chan: El Cantar de los Cantares 2:8-13.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Jesus is Calling” (por Fanny J. Crosby, 1820-1915).


EL BOSQUEJO DE

LEVÁNTATE, OH AMIGA MÍA, HERMOSA MIA, Y VEN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“¡La voz de mi amado! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados. Mi amado es semejante al corzo, O al cervatillo. Helo aquí, está tras nuestra pared, Mirando por las ventanas, Atisbando por las celosías. Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven” (El Cantar de los Cantares 2:8-10).

I.   Primero, Su voz te habla a ti, El Cantar de los Cantares 2:8;
Juan 10:4-5; II Corintios 11:4; Mateo 11:28; Lucas 24:39.

II.  Segundo, Él te llama tras tu pared, El Cantar de los Cantares 2:9;
Hebreos 7:25; Isaías 59:2; El Cantar de los Cantares 5:16;

III. Tercero, Él te llama que vengas a Él, El Cantar de los Cantares 2:10-13;
I Corintios 1:9; Mateo 11:28.