Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




DOCTRINAS Y MAQUINACIONES DE DEMONIOS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 3 de Junio, 2012

“¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).


Sé que este evento tiene lugar en el futuro, y se nos es dado como una profecía. Y sin embargo la verdad de éste es tan antiguo como el tiempo. El libro más antiguo de la Biblia nos da un relato similar. El libro del Génesis le fue dado a Moisés por el Espíritu de Dios. Pero el Libro de Job fue escrito primero. Ussher lo fechó en 1520 Antes de Cristo. En el Libro de Job Satanás vino abajo con gran ira y atormentó al patriarca con ira infernal. Así nos encontramos con una verdad eterna en nuestro texto. Sin embargo es una verdad más vigente que nunca en estos días finales de la historia. A medida que nos acercamos al fin del mundo como lo conocemos, el Diablo se vuelve cada vez más agitado. Él tiene suficiente conciencia de la profecía para saber lo que los hombres ciegos por el pecado no saben – que el tiempo se agota para él y la raza humana y para este mundo enfermo de pecado. Spurgeon dijo: “Será visto, incluso hasta la última hora de la historia, que el diablo se llena de ira cuando su imperio está más cerca a su fin... la grandeza de la ira del dragón es una profecía del final de su reinado” (traducción de C. H. Spurgeon, “Satan in a Rage,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, 1972 reprint, volume XXV, p. 616).

Así, las palabras del Apóstol Pedro se aplican ahora más que nunca:

“El diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (I Pedro 5:8).

La palabra Griega traducida “devorar” significa “tragar”. El Diablo tiene más y más ira mientras nos acercamos hacia el fin de este mundo, “sabiendo que tiene poco tiempo”. ¡Enfurecido a través del mundo, como un león en las calles, buscando a quien destrozar, masticar y tragar a todo el que pueda! “El diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”.

Si viviéramos en un país Musulmán podríamos ser encarcelados y torturados por los miembros de esa religión demoniaca. Pero la mayoría de quienes escuchan este sermón viven en tierras que fueron sanadas de esas atrocidades por el Evangelio de Cristo hace mucho tiempo. Tu profesor secular de la universidad sin duda negará eso. Los hombres malos como él voluntariamente son ignorantes de la medicina del Evangelio que sana socialmente, que hace mucho tiempo nos llevó a un mayor grado de civilización que se conoce en tierras Musulmanas (veáse en Inglés Under the Influence; How Christianity Transformed Civilization, por Dr. Alvin J. Schmidt, Zondervan, 2001).

Así Satanás ha causado estragos y ha desgarrado nuestra propia cultura, a tal grado que la fundación del Evangelio ha decaído y tiene grietas por sus ataques. Y los hombres impíos en los puestos más altos de nuestro gobierno ahora parecen estar motivados por los demonios para derribar y destruir lo que queda de la moral Cristiana en nuestra nación. Más que nunca durante mi vida, me siento que ahora “El diablo ha descendido...con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”.

En este sermón les mostraré cómo la ira de Satanás ha llegado a nosotros en (1) las doctrinas de demonios, y (2) y las maquinaciones de Satanás. No me voy a enfocar en el Islam, el Budismo o el Hinduismo, que son ciertamente demoníacas. Pero en este sermón voy a lidiar con las principales doctrinas y maquinaciones que utiliza Satanás en el mundo Occidental, y en menor medida en las llamadas “emergentes” naciones del tercer mundo.

I. Primero, el Diablo ha enviado doctrinas de demonios entre nosotros.

El Apóstol Pablo nos advirtió de esto cuando él escribió estas palabras de profecía:

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

“El Espíritu dice claramente”, es decir, Él habla “distintamente” (Strong). El Espíritu Santo de manera clara y distintamente nos dice que esto va a suceder “en los postreros tiempos”, en un tiempo en el futuro. Esto tiene una aplicación aún mayor en los últimos días, antes de la venida de Cristo y el fin de este mundo presente. “En los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe”. Esto es especialmente cierto en estos días malos que se apartarán de “la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3). En los “postreros tiempos” habrá apostasía de la fe que se da en la Biblia. Ellos se apartarán de las claras enseñanzas del Nuevo Testamento. “Escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. Eso significa que se están apartando de la fe de las Escrituras porque escuchan a espíritus engañadores que les dan doctrinas de demonios. “En los postreros tiempos” siguen las enseñanzas falsas que reciben de los demonios. Como resultado de ello “y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:4).

El Apóstol da dos de esas falsas enseñanzas. Sin embargo, “doctrinas de demonios” se aplica a cualquier enseñanza que se aleja del Nuevo Testamento. Hoy en día Satanás ataca las claras enseñanzas de la Biblia “con todas sus fuerzas,” como Lutero lo puso. Lutero (1483-1546) dijo:

Cuando la santa Palabra de Dios se presenta, siempre resulta que Satanás se opone con todas sus fuerzas...la ataca con falsas lenguas y espíritus errantes y maestros. Lo que él no es capaz de aplastar por la fuerza él pretende suprimirlo por la astucia y la mentira (traducción de What Luther Says, Concordia Publishing House, 1994 edition, pág. 395).

Entre las “doctrinas de demonios” dadas por Satanás están estas grandes herejías del fin del tiempo:

1.  El racionalismo, directamente ataca las palabras de la Biblia. Johann Semler (1725-1791) fue el padre de la crítica Bíblica. Él enseñó que hay mucho en la Biblia que no fue dado por inspiración de Dios. Él fue el creador del Método Histórico-Crítico. Semler enseñó que el hombre puede decidir qué partes de la Biblia creer, y qué partes rechazar. Negó la inspiración verbal de la Biblia. El resultado de su método fue el punto de vista liberal de las Escrituras que vemos hoy en día. El liberalismo teológico enseña que no podemos creer todo lo que dice la Biblia. Esto es exactamente lo que Satanás le dijo a nuestra primera madre en el Huerto del Edén, “¿Conque Dios os ha dicho...?” (Génesis 3:1). Por lo tanto, estamos seguros que todos los ataques a la Biblia como la Palabra de Dios son de origen demoníaco. En varias ocasiones estuve frente a los ataques demoníacos sobre la Biblia en los dos seminarios teológicos liberales que asistí. Hice un esfuerzo consciente para rechazar todo lo que se enseñó allí que no estaba en la Biblia. Así fui salvado de ataques demoníacos sobre las Sagradas Escrituras, y sigo creyendo eso hasta el día de hoy “Toda la Escritura es inspirada por Dios” (II Timoteo 3:16). Un enfoque liberal, crítico de la Biblia es definitivamente una “doctrina de demonios”.
      He conocido a muchos grandes hombres que fueron atacados brutalmente por defender la Biblia contra los ataques de Satanás. Aunque yo no lo conocí, el Dr. J. Gresham Machen fue destituido por la Iglesia Presbiteriana por defender las escrituras. Mis amigos el Dr. Harold Lindsell y el Dr. Bill Powell, fueron tratados vergonzosamente por los Sureños Bautistas y otros por defender la Escritura. Herman Otten, un pastor y autor Sínodo de Missouri, ha vivido más de cincuenta años bajo ataques constantes del mundo de los demonios a causa de su posición de la infalibilidad de la Palabra de Dios. ¡Sólo Dios pudo haberle dado la fuerza para hacerlo! Clérigos modernos, en su ceguera, frecuentemente han pensado que estos hombres eran un poco “extraños”. Ellos no entienden que estos hombres eran objeto de ataques terribles de todo el mundo demoníaco por la defensa de la inspiración verbal de la Palabra de Dios. Los clérigos que son ciegos por Satanás no pueden hacer mucho bien a nadie en estos días malos. El racionalismo de la crítica Bíblica definitivamente es una “doctrina de demonios.”

2.  El Darwinismo directamente ataca lo que dice la Biblia sobre el origen del hombre. Charles Darwin (1809-1882) enseñó que el hombre evolucionó de bajas formas de vida. La Biblia enseña que el hombre era una creación directa de Dios. La Biblia dice: “Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra” en un acto especial de la creación (Génesis 2:7). El Darwinismo rechaza la Biblia y dice que el hombre evolucionó de “bajas” formas de vida. El Darwinismo es definitivamente una “doctrina de demonios”. Quita toda la enseñanza de la Biblia sobre el hombre, el pecado y la salvación, “Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno [Cristo], los muchos serán constituidos justos” (Romanos 5:19). Dado que el Darwinismo ataca estas grandes verdades de la Escritura, es definitivamente satánica, una “doctrina de demonios”.

3.  El decisionismo, directamente ataca la doctrina Bíblica del pecado original y su resultado: la depravación total. Charles G. Finney (1792-1875) popularizó la idea de que “La voluntad humana es libre, por lo tanto los hombres tienen el poder de la capacidad de hacer todo lo que deben” (traducción de Finney’s Lectures on Systematic Theology, Eerdmans, edición de 1969, pág. 325). Así Finney promovió la antigua herejía de Pelagio (c. 354-418 después de Cristo), quien negó que la voluntad humana fue arruinada por el pecado original, y enseñó que la naturaleza del hombre es libre de llevar a cabo su propia salvación sin la gracia de Dios. Pero la Biblia enseña: “Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos;)” (Efesios 2:4-5). “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; No por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9). Ya que el “decisionismo” de Finney niega rotundamente lo que la Biblia enseña en estos versículos es definitivamente “una doctrina de demonios”. Como resultado del Finneyismo, la mayoría de los pastores ahora aceptan cualquier “decisión” como una auténtica conversión sin hacer preguntas. El Dr. Asahel Nettleton, el evangelista que se opuso a Finney, dijo esto de su “decisionismo”, “Nada se escuchó [en el ministerio de Finney] del peligro de falsas conversiones. La idea no parecía ser vista de que había tal cosa como una influencia satánica...Es una parte importante del deber de un predicador discriminar entre las conversiones verdaderas y las falsas” (traducción de Bennet Tyler and Andrew Bonar, The Life and Labours of Asahel Nettleton, Banner of Truth, 1975, pp. 367-368). Millones de personas han sido conducidas a una conversión falsa por la “doctrina de demonios” de Finney.


Estoy convencido de que las tres doctrinas, que crecieron como lo hicieron en los últimos dos siglos, son parte de la guerra de Satanás contra de Dios en estos “postreros tiempos”. El racionalismo en relación a la Biblia, el Darwinismo con respecto a la creación del hombre, y el decisionismo respecto a la salvación por obras humanas sin duda todo debe ser clasificado como doctrinas de demonios. Como mi pastor Chino de mucho tiempo, el Dr. Timothy Lin, solía decir: “Hay tres puntas en el tridente del Diablo”. Ellas son las siguientes: la crítica de la Biblia, la evolución y el decisionismo.

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

“Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

II. Segundo, el Diablo usa estas doctrinas como “maquinaciones” para destruirte.

El Apóstol Pablo dijo de Satanás: “No ignoramos sus maquinaciones” (II Corintios 2:11). Jesús dijo que Satanás usas sus “maquinaciones” para destruirte en pecado, y después en el Infierno:

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio...” (Juan 8:44).

Satanás no fue capaz de atacar a Dios Mismo, por lo que dirigió su ira a la más alta creación de Dios, el hombre. “Desde el principio” el motivo del diablo fue asesinar al hombre, destruir muchos de nosotros como pueda. Como el Apóstol Pedro dijo: “el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (I Pedro 5:8). El deseo de Satanás para destruir la humanidad es cada vez mayor conforme nos acercamos al final de esta era.

“Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Y las “maquinaciones” que el diablo usa para destruirte tienen su origen en las “doctrinas de demonios”. Sí, las doctrinas de demonios que he dado son algunas de las mejores maquinarias del Diablo, que él utiliza para destruirte y enviarte al Infierno.

1.  El Diablo quiere que seas racionalista, como Semler. Él quiere que dudes de “las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (II Timoteo 3:15). Satanás no quiere que creas lo que la Biblia dice. Él no quiere que creas que Dios te ama. Él no quiere que creas “que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores” (I Timoteo 1:15). Él no quiere que confíes en Jesús, el Hijo de Dios. Él no quiere que seas salvo.

2.  El Diablo quiere seas un Darwinista. Él no quiere que creas que tu naturaleza pecaminosa descendió a ti de Adán. Él no quiere que creas que “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

3.  El Diablo quiere que seas un “decisionista”, para que creas como Finney, que puedes salvarte al “hacer todo lo que debes”. ¡Herejía Pelagianista sucia, satánica! ¡Desprecio esta doctrina de demonios! Satanás no quiere que creas que “porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; No por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9). Satanás odia la salvación por gracia sin obras y “decisiones”.


Pero la Biblia dice:

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”
       (Santiago 4:7).

Resiste las mentiras del Diablo y confía en Jesús. Él te ama. Él murió en la Cruz para expiar tus pecados. Él está vivo en el Cielo.

“Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:25).

Jesús es capaz de salvarte “perpetuamente”. Él es capaz de salvarte para siempre del pecado y del Infierno. ¡Confía en Él! “En Jesús cree, en Jesús cree, en Jesús cree hoy” Él te salva, Él te salva, Él te salvará.” Jesús te salvará “del lazo del diablo” (II Timoteo 2:26). ¡Confía en Jesús y Él perdonará tus pecados y te liberará de la esclavitud de Satanás y sus demonios!

De su hogar demonios lo alejaron,
   Hacia las tumbas él llegó a dar;
Él se cortó estando poseído,
   Vino Jesús y allí lo liberó.
Jesús vendrá y vencerá al diablo;
   Jesús vendrá y la noche quitará.
La oscuridad Él vuelve a la gloria,
   Jesús vendrá y todo cambiará.

El hombre en Jesús ha encontrado,
   Perdón para sobre vencer al mal;
Su corazón contrito y desolado,
   Vino Jesús y [dio la paz] en Él.
Jesús vendrá y vencerá al diablo;
   Jesús vendrá y la noche quitará.
La oscuridad Él vuelve a la gloria,
   Jesús vendrá y todo cambiará.
(Traducción libre de “Then Jesus Came” por Homer Rodeheaver, 1880-1955;
     alterada por el Pastor).

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Dr. Kreighton L. Chan: I Pedro 5:6-9.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Then Jesus Came” (por Homer Rodeheaver, 1880-1955).


EL BOSQUEJO DE

DOCTRINAS Y MAQUINACIONES DE DEMONIOS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

(I Pedro 5:8)

I.   Primero, el Diablo ha enviado doctrinas de demonios entre nosotros,
I Timoteo 4:1; Judas 3, II Timoteo 4:4; Génesis 3:1; II Timoteo 3:16;
Génesis 2:7; Romanos 5:19; Efesios 2:4-5, 8-9.

II.  Segundo, el Diablo usa estas doctrines como “maquinaciones” para
destruirte, II Corintios 2:11; Juan 8:44; I Pedro 5:8;
II Timothy 3:15; I Timoteo 1:15; Romanos 5:8; Efesios 2:8-9;
Santiago 4:7; Hebreos 7:25; II Timoteo 2:26.