Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




SE FIEL SOBRE POCO

por Dr. Kreighton L. Chan

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles,
Sábado por la Tarde, 26 de Noviembre, 2011

“Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:21).


Cristo dio esta parábola para enseñarnos lo que Él require que hagamos. Sólo hay unas pocas cosas, y son simples. Pero Él requiere que seamos fieles en hacerlas. De hecho, la fidelidad en estas pocas cosas es todo lo que Cristo requiere. Si somos “fiel sobre poco”, vamos a recibir Su alabanza y recompensa. Entonces Cristo nos dirá:

“Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel…”

Cristo va a recompensar nuestra fidelidad “sobre poco”.

“Sobre poco has sido fiel” (Mateo 25:21).

¿Qué es entonces lo “poco” que Cristo quiere que seamos fiel?

I. Primero, se fiel en venir a la iglesia durante tus exámenes finales y los días de fiesta.

Cristo fundó la iglesia local en Jerusalén donde Sus discípulos pudieran reunirse y servirle. Los discípulos se reunieron en la iglesia con regularidad y fidelidad. No dejaban que nada los detuviera. La primera cosa que Cristo requiere que seas fiel es en asistencia regular a la iglesia. Cristo quiere que seas alguien con quien se pueda contar para estar en la iglesia pase lo que pase. Ven a la iglesia todos los Domingos por la mañana, Domingos por la tarde, y el Sábado por la tarde. Sigue cuidadosamente los “Doce Mandamientos” del Dr. Cagan al estudiar para que no tengas que faltar durante los exámenes finales, la Navidad, y el Año Nuevo. Se fiel como los discípulos que:

“Perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”
       (Hechos 2:42).

Las “Treinta y Nueve” personas que salvaron esta iglesia durante la “gran división”, comenzaron con ser fieles en asistir a la iglesia. Cuando vinieron por primera vez a la iglesia, eran jóvenes de la secundaria y la universidad como tú. Y la Biblia dice:

“El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel”
       (Lucas 16:10).

Los “Treinta y Nueve” comenzaron con ser fiel “en lo muy poco”, lo que es fácil, que es la asistencia regular a la iglesia. Y ahora son fieles en lo más. Puedes confiar en ellos que hacen su trabajo sin falta. Puedes depender en ellos. Sabemos que siempre van a venir a evangelizar y hacer evangelismo personal. Sabemos que van a dar su tiempo y dinero con sacrificio. Sabemos que los manejadores estarán listos para manejar. Sabemos que los guardias estarán en sus puestos, cuidando nuestro estacionamiento y el edificio de la iglesia en la ciudad central. Sabemos que los cocineros siempre estarán aquí para preparar la comida. Sabemos que los líderes se harán cargo de sus prospectos. Estas son personas con las que tú puedes contar. ¡Estas son personas con las que puedes construir una iglesia! Son confiables. Puedes contar con ellos. Hazlos tu ejemplo. Se fieles en asistir a la iglesia cada Sábado por la tarde, Domingo por la mañana y Domingo por la tarde.

Ahora ustedes jóvenes nuevos, sean fieles en asistir a la iglesia. Así es como se empieza como un discípulo de Cristo. Se fiel en asistir a la iglesia durante los exámenes finales y los día de fiesta, y ¡Cristo te recompensará!

“Sobre poco has sido fiel” (Mateo 25:21).

II. Segundo, se fiel en leer la Biblia.

Una persona no puede ser discípulo de Cristo sin leer la Biblia. Jesús dijo:

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

Leer la Biblia fielmente todos los días te ayudará enormemente. Dios te hablará, te fortalecerá, y te guiará a medida que lees la Biblia. El Salmista dijo:

“Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino”
       (Salmos 119:105).

¡Oh, qué gran alimento para el alma es leer la Palabra de Dios! Se fiel en eso. Hazlo todos los días. Cristo te recompensará por ello.

Además, el estudio de la Biblia sin obedecer la Biblia es pecado. La Biblia dice:

“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos” (Santiago 1:22).

¡La Biblia nos dice que hagamos las cosas! ¡No seamos como muchos de los nuevos-evangélicos que sólo estudian la Biblia! Cristo quiere que obedezcas la Biblia. ¡Seamos fieles a nuestra iglesia local! Vamos a leer la Biblia fielmente todos los días.

En nuestros días muchos de los nuevos-evangélicos no soportan predicación de la sana doctrina, “sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias” (II Timoteo 4:3). Y estos maestros de la Biblia dicen que es, “el perfeccionamiento [de] los santos para la obra del ministerio” (Efesios 4:12). Sin embargo ¡su gente no hace ministerio en lo absoluto! No ganan almas. No oran por los perdidos. Hacen poco o nada para Cristo. Así:

“Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (II Timoteo 3:7).

¡Estudio Bíblico por sí solo no es la obra del ministerio! ¡Quita eso de la faz de la tierra!

“Sobre poco has sido fiel” (Mateo 25:21).

III. Tercero, se fiel en oración.

Cristo enseñó a Sus discípulos a orar. También les enseñó el Padre Nuestro. Si hemos de ser discípulos de Cristo, debemos ser fieles en la oración también. Hay muchas, muchas cosas para orar por la obra del ministerio. La Biblia dice:

“Sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6).

Debemos orar para que Dios nos ayude al ganar almas. Si no eres convertido, debes orar para que Dios te despierte, te convenza de tu pecado, y te traiga a Jesús. Debemos orar para que Dios envíe un avivamiento a nuestra iglesia. Debemos orar para que Dios nos ayude con nuestra escuela o el trabajo. Debemos orar por los enfermos entre nosotros. Debemos orar por aquellos que están en necesidad de un trabajo. Debemos orar para que Dios ayude a nuestro pastor en su predicación. El Apóstol Pablo le pidió a la iglesia en Efeso que orara por su predicación. Él dijo:

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu…y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio” (Efesios 6:18, 19).

¡Oh, tengamos carga en oración para la predicación! Oremos para que Dios envíe una “demostración del Espíritu y de poder” en la predicación de nuestro pastor. ¡Oh, que almas sean convertidas a través de la predicación! ¡Oremos para que así sea!

Únanse a nosotros de todo corazón en la oración de grupo el Sábado por la noche. Tenemos muchas cargas. Hay muchas cosas que necesitamos que Dios nos dé. Tenemos que contar contigo para que ores todos los días. ¡Hazlo! ¡Hazlo! ¡Hazlo!

IV. Cuarto, se fiel en ganar almas.

Cristo nos dijo que Él vino al mundo para salvar a los pecadores perdidos.

“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

Cristo enseñó a ganar almas con ejemplo y con instrucción. La primera cosa que Cristo nos dice es:

“Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”
       (Mateo 4:19).

Y la última cosa que Cristo nos dijo fue:

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones”
       (Mateo 28:19).

Si hemos de ser fieles seguidores de Cristo, debemos estar siempre en el negocio de ganar almas. Nuestra iglesia no crecerá a menos que estés trabajando constantemente agarrando nombres y trayendo gente a la iglesia. Invita personas en la universidad y la escuela. Invita a tus familiares y amigos en el trabajo o la escuela para que vengan a visitar. Ora para que Dios te ayude. Después fuérzalos a venir a la iglesia. Después fuérzalos a regresar la tarde del Domingo y la tarde del Sábado. ¡Fuérzalos a entrar hasta adentro de nuestra iglesia!

Cristo sólo nos pide que seamos fieles sobre poco. Estas son cosas simples. Se fiel en asistir a la iglesia cada fin de semana. Se fiel en leer la Biblia todos los días. Se fiel en la oración todos los días. Se fiel en el evangelismo cada semana. Se fiel en estas cuatro cosas sencillas y algún día Cristo te dirá, “Bien, buen siervo y fiel”. ¡Ven con nosotros! ¡Seamos fieles en servir a Cristo juntos! Que sea así en el nombre de Jesús. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

EL BOSQUEJO DE

SE FIEL SOBRE POCO

por Dr. Kreighton L. Chan

“Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:21)

I.   Primero, se fiel en venir a la iglesia durante tus examines finales y
los días de fiesta, Hechos 2:42; Lucas 16:10.

II.  Segundo, se fiel en leer la Biblia, Mateo 4:4; Salmo 119:105;
Santiago 1:22; II Timoteo 3:7.

III. Tercero, se fiel en oración, Filipenses 4:6; Efesios 6:18, 19.

IV. Cuarto, se fiel en ganar almas, Lucas 19:10; Mateo 4:19; 28:19.