Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LOS ESTORBOS SATÁNICOS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 23 de Octubre, 2011

“Satanás nos estorbó” (I Tesalonicenses 2:18).


Uno de los problemas que cada predicador enfrenta es el hecho de que las personas modernas suelen tener un vocabulario muy limitado. No saben muchas palabras en Inglés. Tomemos la palabra [“hindered”] “estorbo” de nuestro texto. ¿Cuántos de ustedes podrían utilizarla en las conversaciones cotidianas? Probablemente sólo unos pocos. No ayuda ver la traducción moderna como la NVI. Como suele ser el caso, la traducción utiliza una palabra aún más difícil, [“thwarted.”] “frustrado”. ¡Ridículo! La NVI traduce la palabra Griega como [“stopped”] “detenido”. ¡Pero eso no es correcto tampoco! La palabra Griega traducida como “estorbo” en nuestro texto significa “impedir, detener” (Strong).

Como de costumbre, estamos mejor con la Biblia Reina Valera, ya que podemos buscar la palabra “estorbo” en el diccionario y entender el significado de la misma, porque “estorbo” es la mejor palabra para traducir la palabra Griega.

El Penguin Dictionary of English Synonyms (Libros de Omega, 1986) arroja luz sobre el significado de la palabra “estorbar” como “evitar temporalmente”. O podemos decir, “se detuvo temporalmente”. Esa es la idea de la palabra Griega. Satanás nos detiene solo temporalmente. “Satanás nos estorbó”. El nombre de “Satanás” significa “adversario” o “opositor”. Satanás era el adversario de Pablo, porque el Diablo siempre ha tratado de detener la obra de Dios, aunque sólo puede hacerlo temporalmente.

Pablo, Silas y Timoteo, quisieron visitar la iglesia de Tesalónica, pero Satanás les impidió hacerlo. Spurgeon dijo que “Satanás siempre odia la comunión Cristiana; es su política mantener a los Cristianos separados...Esta no es la única ocasión en que Satanás ha obstaculizado hombres de bien: de hecho, esta ha sido su práctica en todas las edades, y hemos seleccionado este incidente en particular que algunos que se ven estorbados por Satanás pueden conformarse con eso” (traducción de C. H. Spurgeon, “Satanic Hindrances,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, 1979 reprint, volume 11, pp. 601, 602). El versículo completo dice:

“Por lo cual quisimos ir a vosotros, yo Pablo ciertamente una y otra vez; pero Satanás nos estorbó” (I Tesalonicenses 2:18).

Pablo y sus socios querían visitar la iglesia de Tesalónica, pero “Satanás nos estorbó”. Satanás los detuvo de ir allí temporalmente. Podemos aplicar este verso a todos aquí esta tarde, ambos los salvos y los perdidos.

“Satanás nos estorbó” (I Tesalonicenses 2:18).

I. Primero, Satanás siempre ha tratado de estorbar la obra de Dios.

Satanás ha tratado de estorbar la obra de Dios por toda la historia. Mira lo que hizo Satanás para estorbar a Job. Satanás le hizo cosas terribles a Job. Satanás trató muy duro de estorbar a Job. Trató de conseguir que él “maldijera” a Dios (Job 1:11). Satanás movió a los sabeos para matar a todos los hijos de Job. Satanás mató las ovejas de Job, el ganado y los sirvientes. Entonces Satanás “hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza” (Job 2:7). Y Satanás movió a la esposa de Job para que le dijera: “Maldice a Dios, y muérete” (Job 2:9). Spurgeon dijo: “El juicio por el que Job pasó, llevó el lustre de su resistencia sin igual a la sumisión y la resignación a Dios” (ibid., p. 603).

Satanás trató de estorbar Moisés, y evitar que sacara a los hijos de Israel de Egipto hacia la Tierra Prometida. Satanás movió a los hermanos de José para que lo vendieran como esclavo a los Egipcios para impedirle hacer lo que Dios quería que hiciera. Sin duda Satanás estorbó a muchos de los santos del Antiguo Testamento, “errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y cavernas de la tierra” (Hebreos 11:38). Satanás movió a Judas a traicionar a Cristo, “Y entró Satanás en Judas” (Lucas 22:3). Y el Apóstol Pedro nos dijo a los Cristianos:

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo” (I Pedro 5:8-9).

¿Es diferente hoy en día? ¡Por supuesto que no! Satanás trata de estorbar a los Cristianos de hoy, ¡igual como lo hizo en los tiempos de la Biblia! ¡Debemos levantarnos como soldados de Cristo, y vencer al Diablo por oración y consagración! “Soldados Cristianos”. ¡Cántala!

Soldados cristianos, a pelear marchar,
   Yendo por delante la cruz del Señor:
Contra el enemigo nos guía Jesús;
   Hacia la batalla, con bandera y luz.
Soldados cristianos, a pelear marchar,
   Yendo por delante la cruz del Señor.
(Traducción libre de “Onward, Christian Soldiers”
     por Sabine Baring-Gould, 1834-1924).

II. Segundo, Satanás usa muchas maneras para estorbar a los Cristianos.

Satanás quiere estorbarte de ser todo lo que podrías ser como Cristiano. Satanás utiliza muchos métodos para impedir a los Cristianos de hacer la obra de Dios. En Romanos 15:22, el Apóstol Pablo le dijo a los Cristianos de Roma: “Me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros”. Esa es la misma palabra Griega usada en nuestro texto, “Satanás nos estorbó” (I Tesalonicenses 2:18).

Ahora bien si Satanás estorbó al Apóstol Pablo de hacer la obra de Dios en Tesalónica y Roma, ¿no crees que también tratará de detenerte temporalmente de hacer la obra del Señor? ¡Por supuesto que lo hará!

Satanás tratará de estorbarte de orar con fervor. Cuando oras con fervor, Satanás a menudo pone un pensamiento en tu mente, te tienta a pensar que es inútil seguir orando. Satanás a menudo nos hace pensar que nuestras oraciones son inútiles. Como lo dijo el escritor de himnos en el siglo 18, William Cowper (1731-1800),

Cuantos estorbos encontramos
Al venir al propiciatorio.

Entonces también, Satanás tratará de estorbarte en ganar almas. Él te hará pensar que no sirve de nada, que nadie va a venir y ser salvo. Te estorbará de ganar almas poniendo dudas en tu mente. Tratará de estorbar tus esfuerzos de ganar almas recordándote que otros que trataste de ganar se fueron de la iglesia. Él te dirá: “¿Ves cómo no pudiste ganar esa alma? Siempre será así. Siempre fallarás”. ¡Esos son pensamientos Satánicos, puesto en tu mente por el mismo Diablo! Satanás trabaja muy duro para estorbar tus oraciones. Y él hace todo lo posible para estorbar tus esfuerzos de ganar almas.

Cristiano, siempre ten en cuenta que “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” (Efesios 6:12-13). El Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “El diablo...nos trata de presionar” (traducción de Spiritual Depression, Eerdmans, 1999 reimpresión, p. 108).

Todos pasamos por períodos de depresión. Pero los que siguen obrando para Cristo son aquellos que no se rinden. El Dr. Bob Jones, [Padre], dijo: “La prueba del carácter de un hombre es lo que se necesita para detenerlo”. ¡Vamos a seguir adelante en la obra de Dios sin importar cuánto Satanás trata de estorbarnos! Digamos con el Apóstol Pablo:

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13-14).

¡Debemos levantarnos como soldados de Cristo, y vencer al Diablo con oración y consagración! Recuerda, hay una gran promesa dada a nosotros en la Biblia, “resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7). ¡Hazlo! ¡Resiste al Diablo como un buen soldado de Cristo! “Soldados Cristianos”. ¡Cántala!

Soldados cristianos, a pelear marchar,
   Yendo por delante la cruz del Señor:
Contra el enemigo nos guía Jesús;
   Hacia la batalla, con bandera y luz.
Soldados cristianos, a pelear marchar,
   Yendo por delante la cruz del Señor.

“Satanás nos estorbó” (I Tesalonicenses 2:18).

III. Tercero, Satanás usa muchas maneras para estorbar a los perdidos.

Si todavía estás perdido, ¿no crees que Satanás hace todo lo posible para estorbarte de ser salvo? En primer lugar, “el diablo...quita la palabra de [tu] corazón, para [que] no crean y se salven” (Lucas 8:12). Nosotros te predicamos la palabra de Dios. Después te damos una copia impresa del sermón para que la lleves a casa y lo leas. ¿Escuchas con atención cuando predico? ¿Lees el sermón impreso cuando vas a tu casa? Creo que muchos de ustedes no lo hacen. Tiras el sermón impreso a un lado sin leerlo una y otra vez, y pensar profundamente sobre ello. Así permites que el Diablo “[tome] y quite la palabra que se sembró en [tu corazón]” Marcos 4:15. Estoy convencido de que muchos de ustedes son estorbados de ser salvos porque no escuchan la predicación con atención, como si toda tu vida dependiera de ella.

O, tal vez, el diablo te dice: “No necesitas escuchar con atención la predicación. Puedes leer el sermón cuando llegues a casa”. ¡Ah, que truco del demonio! ¡No me extraña que todavía no eres convertido! ¡La Biblia dice que eres salvo por escuchar el Evangelio! La Biblia dice:

“¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
       (Romanos 10:14).

“Así que la fe es por el oír” (Romanos 10:17).

Pocos son salvos al leer un sermón, pero son pocos. En la historia Cristiana los dos únicos que vienen a mi mente que fueron salvos al leer un sermón fueron Agustín y James Hudson Taylor. Cualquier otro gran Cristiano, desde el Dr. John Sung, a la señorita Gladys Aylward; del Apóstol Pablo al Dr. John R. Rice; ¡fueron salvos por oír un sermón del Evangelio!

Casi todos los que son salvos en nuestra iglesia fueron salvos directamente después de oír un sermón. Dije, “directamente después” – no días o semanas después. ¡Oh, no! Eso le da demasiado tiempo a Satanás para quitar la palabra de tu corazón, y estorbarte de ser salvo. El Dr. A. W. Tozer nunca había oído un sermón del Evangelio. Él era apenas un adolescente cuando escuchó a un hombre predicar sobre el juicio, el Infierno, y la salvación por medio de Cristo – ¡en una esquina de la calle! De inmediato cayó sobre su rostro llorando con convicción, y vino a Cristo.

Hay un diablo. Satanás quiere mantenerte para sí mismo. Debes ver tu horrible condición. Debes sentir el peso de tu pecado. Debes huir a Cristo, porque Él es el único con Sangre para que te limpie de todo pecado, y te presente limpio y justo a un Dios santo. Ven a Jesús. ¡Ven a Él ahora mismo! ¡Resiste al Diablo, y ven a Cristo! Canta el himno número 8 en tu cancionero, “Vengo Ya Jesús”.

Te escucho, oh Jesús, llamándome a mí,
   Para que limpio pueda ser, hoy en Tu sangre así.
¡Vengo ya Jesús! ¡Vengo hacia Ti!
   Lavame en Tu sangre que, fluyó Jesús por mí.
(Traducción libre de “I Am Coming, Lord” por Lewis Hartsough, 1828-1919).

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan: I Pedro 5:5-11.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“He Who Would Valiant Be” (por John Bunyan, 1628-1688).


EL BOSQUEJO DE

LOS ESTORBOS SATÁNICOS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Satanás nos estorbó” (I Tesalonicenses 2:18).

I. Primero, Satanás siempre ha tratado de estorbar la obra de
Dios, Job 1:11; 2:7, 9; Hebreos 11:38; Lucas 22:3;
I Pedro 5:8-9.

II. Segundo, Satanás usa muchas maneras para estorbar a los
Cristianos, Romanos 15:22; Efesios 6:12-13;
Filipenses 3:13-14; Santiago 4:7.

III. Tercero, Satanás usa muchas maneras para estorbar a los
perdidos, Lucas 8:12; Marcos 4:15; Romanos 10:14, 17.