Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LAS SEÑALES DE LA VENIDA DE CRISTO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Mañana del Día del Señor, 5 de Junio, 2011

“Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:3).


Los Discípulos le preguntaron a Jesús, “Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” La palabra Griega traducida “siglo” es “aion”. Significa “edad” – la edad en la que vivimos ahora, la dispensación Cristiana. Cristo no los reprendió por hacer esa pregunta – “¿qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” En vez de reprenderlos, les dio una larga lista de “señales”. Ellos le pidieron una, pero Cristo les dio muchas en los versos siguientes, y también en porciones del sermón del Monte de los Olivos registrado en Marcos 13 y Lucas 21.

Yo creo que hay tres errores tocante a las señales que dio Cristo. Primero, los preteristas empujan todas estas señales hacia el primer siglo. Muchos Calvinistas modernos son preteristas que hacen eso. Yo creo que están erroneos. Por ejemplo, realmente se necesita estirarse para hacer que el verso 14 se refiera al primer siglo y retenga el hermenéutico literal:

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”
     (Mateo 24:14).

Nosotros sabemos que los Discípulos esparcieron el Evangelio por todo el Imperio Romano, pero no esparcieron el Evangelio “en todo el mundo” – ciertamente no a Norte y Sudamérica, Japón, Australia, las islas del mar, y todos otros lados. Mateo 24:14 a penas empieza a ser cumplido.

Entonces, yo creo que el segundo error tocante a las señales es empujarlas al futuro, a la Tribulación de siete años. Eso es lo que muchos Dispensacionalistas modernos hacen. Así que, creo que es un error empujar todas las señales hacia atrás, al primer siglo – y creo que también es un error empujarlas todas hacia delante, exclusivamente a la Tribulación. Estoy convencido de que las “señales” se nos dan ahora, en estos días malvados.

Entonces hay un tercer error. El mes pasado Harold Camping dio el día y la hora de la venida de Cristo en las nubes. El dijo que sucedería el 21 de Mayo, 2011, a las 6:00 PM. Pero Jesús dijo muy claramente, “Del día y la hora nadie sabe” (Mateo 24:36). Si alguien te dice que sabe el tiempo cuando Cristo regresa, ¡no le escuches!

Es extraño que haya tal reacción contra predicar sobre las señales en muchos lugares hoy. ¡Me parece que el rechazo moderno de las señales es en si mismo una señal! Me temo que pone a algunos predicadores en la categoría de “burladores” que dicen “¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4). Y yo creo que el rechazo de las señales muestra que “Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron” (Mateo 25:5). Las iglesias dormidas no quieren oír sobre las señales. ¡Podría despertarlas! El Dr. M. R. DeHaan dijo: “Hay dos grandes peligros. Primero, el peligro de poner una fecha, y segundo, lo opuesto, igual de serio, ignorar las señales...” (traducción de M. R. DeHaan, M.D., Signs of the Times, Kregel Publications, edición de 1997, p. 13).

Los Discípulos pidieron una señal de Su venida y “del fin del siglo [la edad]”, pero Cristo les dio muchas señales. Yo te daré una lista de varias de las señales dadas por Cristo y Sus Discípulos, en tres categorías.

I. Primero, hay señales en las iglesias.

En realidad esa fue la primera señal que Jesús dio en Mateo 24:4-5,

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán” (Mateo 24:4-5).

Yo creo que se refiere primeramente a demonios, que se presentan como Cristo. El Apóstol Pablo advirtió sobre “otro Jesús que el que os hemos predicado” (II Corintios 11:4). El Apóstol también dijo:

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

Hoy día vemos el “Cristo Espíritu” del Gnosticismo siendo predicado en muchas iglesias. Este Cristo Gnóstico es un espíritu, no el Cristo verdadero de carne y hueso de la Escritura. La Biblia dice: “y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido [literalmente, es venido en el Griego] en carne, no es de Dios” (I Juan 4:3). ¡Entre todas las traducciones modernas, solamente la King James en Inglés (KJV) traduce el verso correctamente! La palabra Griega es “elēluthota.” Esta en el tiempo perfecto, indicando el tiempo presente de Cristo (vea Jamieson, Fausset and Brown). Según lo ha traducido correctamente la KJV, Cristo “es venido en carne”. El vino en carne, y permanece en carne, en Su cuerpo resucitado de carne y hueso. Después de que resucitó de los muertos, Jesús dijo: “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” (Lucas 24:39). ¡Por eso, el espíritu-Cristo de hoy es en verdad un demonio!

De nuevo, en Mateo 24:24, Cristo dijo:

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24).

No debemos ser engañados por “señales y prodigios” en estos días malos.

“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”
     (II Corintios 11:13-15).

El Apóstol Pablo advirtió:

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:3-4).

Estoy convencido de que estamos viviendo en la apostasía, la “caída” que el Apóstol Pablo predijo en II Tesalonicenses 2:3.

Entonces, también, Cristo dijo:

“Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).

Cristo predijo que habría tanta ausencia de ley en las iglesias que el amor “ágape” entre los miembros de iglesia se enfriaría. Las iglesias cierran los Domingos en la noche simplemente porque el compañerismo verdadero es una cosa del pasado. Los miembros de iglesias ya no aman estar juntos como en las iglesias tempranas lo hacían (vea Hechos 2:46-47). También, Jesús predijo que habría poca persistencia en oración al fin del tiempo (vea Lucas 18:1-8). Con razón hay tan pocas reuniones de oración hoy en día. El servicio de Miércoles en la noche (¡si acaso hay uno!) ha sido cambiado de una reunión de oración a un estudio Bíblico, con tal vez una o dos oraciones rutinarias. ¡Seguramente esta es una señal del fin! “Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe [la fe para orar] en la tierra?” (Lucas 18:8). Pero, recuerda, Jesús dijo:

“Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”
       (Lucas 21:28).

¡Canta el himno número 3, estrofa dos!

La oscuridad, y el pecado
   Fueron afrenta y gran dolor;
Mas señales de Su venida;
   ¡Nos traen gozo, luz al corazón!
Él viene otra vez, Él viene otra vez,
   El mismo Jesús que rechazado fue;
Él viene otra vez, Él viene otra vez,
   ¡Con poder y gloria, Él viene otra vez!
(Traducción de “He Is Coming Again” por Mabel Johnston Camp, 1871-1937).

II. Segundo, hay señales de persecución.

Jesús dijo:

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán” (Mateo 24:9-10).

“Y el hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y se levantarán los hijos contra los padres, y los matarán. Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Marcos 13:12-13).

La persecución terrible continúa en muchas partes del mundo. Oprima aquí para leer de ello en www.persecution.com. Más presiones sutiles se hallan ahora aquí en el mundo Occidental contra verdaderos Cristianos. Fieles pastores son atacados por los que causan divisiones de iglesias. Los padres persiguen a los hijos por volverse Cristianos. ¡Y es asombrante ver lo que la gente hace a los padres ancianos que se vuelven Cristianos serios! Muchos ahora son virtualmente encerrados, completamente a solas, sin jamás ser visitados por sus hijos que no son Cristianos. Muchos pastores me dicen que piensan que los Cristianos en América pronto experimentarán aun más grande persecución. Pero recuerda, Jesús dijo:

“Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas” (Lucas 6:22-23).

¡Cántalo de nuevo – himno número 3 – la segunda estrofa!

La oscuridad, y el pecado
   Fueron afrenta y gran dolor;
Mas señales de Su venida;
   ¡Nos traen gozo, luz al corazón!
Él viene otra vez, Él viene otra vez,
   El mismo Jesús que rechazado fue;
Él viene otra vez, Él viene otra vez,
   ¡Con poder y gloria, Él viene otra vez!

III. Tercero, hay señal del evangelismo mundial.

Nota cuan extrañamente esta señal de ánimo aparece de repente, entre estas señales terribles,

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:9-14).

El “Evangelio del Reino” es simplemente “el Evangelio” en Marcos 13:10, que dice: “Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones”. En medio de la apostasía y la persecución, de repente Cristo dijo que el Evangelio sería predicado en todo el mundo, “y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14).

¡Qué profecía! Hay muy pocos lugares en el mundo donde no se puede oír el Evangelio en nuestro día. ¡Por el Internet, por radio, onda corta, satélite, y por miles de misioneros – el Evangelio se predica mundialmente esta noche! Mateo 24:11-14 se cumple en nuestra generación! ¡Qué extraño es, que cuando las iglesias en el Occidente cierran sus puertas y paran los servicios de la noche, haya una explosión del Evangelio en el Tercer Mundo – en China, el Sudeste de Asia, en varios países en África, entre el pueblo Hmong, y los Intocables en India! La apostasía y el avivamiento – aconteciendo al mismo tiempo – ¡tal como Jesús lo predijo! ¡Qué paradoja tan extraña! Pero es exactamente lo que sucede, ¡tal como Cristo predijo que sucedería!

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:11-14).

¡Aleluya! ¡Jesús vuelve! ¡Cantalo otra vez!

La oscuridad, y el pecado
   Fueron afrenta y gran dolor;
Mas señales de Su venida;
   ¡Nos traen gozo, luz al corazón!
Él viene otra vez, Él viene otra vez,
   El mismo Jesús que rechazado fue;
Él viene otra vez, Él viene otra vez,
   ¡Con poder y gloria, Él viene otra vez!

¿Conoces tú a Cristo? ¿Estarás listo cuando Él vuelva? ¿Eres convertido? La “rededicación” no te ayudará si estás perdido. Algunos dicen que vuelven a Cristo, como el Hijo Pródigo. Pero la Biblia jamás dice que el Hijo Pródigo era salvo, que se reincidió, y luego rededicó su vida. ¡No! ¡La Biblia claramente dice que él estaba perdido! ¡Su propio padre lo dijo!

“Porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado” (Lucas 15:24).

Tú tienes que venir a Cristo convencido de que estás perdido! Oprime aquí para leer [en Inglés] “The Method of Grace” por el gran evangelista George Whitefield. Uno que no está convencido de estar perdido no vendrá a Jesús, no confiará en Él solo, no experimentará la conversión verdadera, no será limpiado de su pecado por la Sangre de Cristo, ni será regenerado por la resurrección de Cristo.

Oh Dios, cómo oramos que alguna alma perdida, que oye o lee este sermón, venga bajo la conviccion de pecado y venga a Jesucristo Tu Hijo. Amén.

(FIN DEL SERMON)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here)
or you may write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015.
Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Mark 13:1-13.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“El Viene Otra Vez” (por John W. Peterson, 1921-2006).


EL BOSQUEJO DE

LAS SEÑALES DE LA VENIDA DE CRISTO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? (Mateo 24:3).

I.   Primero, hay señales en las iglesias, Mateo 24:4-5; I Timoteo 4:1;
II Corintios 11:4; I Juan 4:3; Lucas 24:39; Mateo 24:24;
II Corintios 11:13-15; II Timoteo 4:3-4; II Tesalonicenses 2:3;
Mateo 24:12; Hechos 2:46-47; Lucas 18:1-8; 21:28;
II Pedro 3:3-4; Mateo 25:5.

II.  Segundo, hay señales de la persecución, Mateo 24:9-10;
Marcos 13:12-13; Lucas 6:22-23.

III. Tercero, hay señal del evangelismo mundial, Mateo 24:9-14;
Marcos 13:10; Lucas 15:24.