Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




WASHINGTON, D.C. – ¡ESA CIUDAD SANGUINARIA!

(UN SERMÓN DADO EL DOMINGO DE MARTIN LUTHER KING)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 16 de Enero, 2011


El 8 de Enero del 2011, a diecinueve personas les dispararon, y seis de ellos murieron, en una masacre cerca de Tucson, Arizona. Entre los muertos en el incidente estaban el Juez John Roll. La Congresista Gabrielle Giffords quien recibió un disparo en la cabeza a quemarropa. Su estado de salud es descrito como crítico. Pongámonos de pie para un minuto de silencio en memoria de quienes perdieron la vida, y oremos por los heridos (un minuto de silencio).

Debido a la tragedia en Tucson dudé si debía predicar el sermón de hoy. Pero después de mucha oración y conflicto decidí seguir adelante y darlo en memoria de los 54 millones de niños que murieron en el Holocausto de los Estados Unidos.

Este sermón es predicado el Domingo de Martin Luther King, el día después del cumpleaños del Dr. King. Aunque yo no estaba de acuerdo con algunas cosas que el Dr. King hizo, estoy convencido de que sus protestas sin violencia fueron usadas por Dios en la década de 1960 para curar la ira en la comunidad negra sobre la segregación. Las protestas sin violencia son tan Estadounidense como el pie de manzana. Pero la violencia y el asesinato, como vimos en Tucson, van en contra de todo lo que Jesucristo enseñó. Cristo le dijo a Pedro: “Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán” (Mateo 26:52). El apóstol Pablo dijo: “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador” (I Timoteo 2:1-3). La violencia y el asesinato están condenados por toda la Biblia. Los verdaderos Cristianos llevan sus quejas a Dios en oración, y nunca toman la justicia por sus propias manos. Por lo tanto, en el espíritu no violento del Dr. Martin Luther King, les traigo el siguiente sermón. Por favor volteen a Nahúm 3:1.

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña, sin apartarte del pillaje!” (Nahúm 3:1).

El Dr. J. Vernon McGee dijo:

      ¡Qué descripción tan exacta es este verso de los Estados Unidos! Cuando empecé a estudiar esto sentí que quería preguntarle a Nahúm “¿Estás hablando de nosotros? Estás dando una descripción exacta de Nínive, pero también es una descripción de nuestra propia nación” (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1982, volumen III, p. 829; nota sobre Nahúm 3:1).

De nuevo, el Dr. McGee dijo:

      Cuando vas a través de la historia, ves grandes civilizaciones, una tras otra, desmoronándose en el polvo y los escombros de las edades. ¿Por qué? Porque Dios los juzgó, amigo mío – esa es la razón por qué. Los Estados Unidos no… son algo especial. Pensamos que lo somos… vivimos en una seguridad que [es] falsa seguridad, porque Dios trae grandes naciones abajo, y Él hace eso bien claro aquí [en el Libro de Nahúm] (ibíd.).

Debemos estudiar el Libro de Nahúm y el Libro de Jonás juntos. Dios envió a Jonás a predicar a la gente de Nínive 150 años antes. Él le dijo a Jonás:

“¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas...?” (Jonás 4:11).

Jonás predicó que juicio venía sobre Nínive:

“Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno” (Jonás 3:5).

El rey de Nínive se arrepintió y se volteó a Dios.

“Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo” (Jonás 3:10).

La ciudad completa se volteó a Dios. Fue uno de los avivamientos más grandes en la historia – una gran ciudad volteándose del paganismo y pecado hacia Dios. ¿Este avivamiento duró? Sí, duró por lo menos por una generación. Pero ningún avivamiento permanence para siempre. La primera generación finalmente muere. La próxima generación debe experimentar a Dios o el avivamiento pasa lentamente. El Dr. McGee dijo: “Con el tiempo regresaron a su paganismo. Con el tiempo se hicieron tan crueles como lo habían sido antes que…[Dios] envió a Jonás a Nínive…Cuando el mensaje fue traído, la ciudad se volteó a Dios…Ahora…150 años han pasado, y la ciudad ha recaído y regresado a sus viejos caminos. ¿Por qué Nahúm no [regresa]? Porque ellos ya habían tenido la luz, y la rechazaron…fueron demasiado lejos y ya no había vuelta atrás” (ibíd., p. 813).

En 1859 Dios envió un avivamiento nacional a los Estados Unidos por última vez. No ha habido avivamiento nacional desde entonces. Eso hace 151 años – casi el mismo lapso de tiempo entre el avivamiento cuando Jonás predicó y el tiempo que Nahúm escribió:

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña…!” (Nahúm 3:1).

El Dr. McGee dijo:

¿Dónde están los Estados Unidos ahora? Vamos hacia abajo….el Dr. J. Gresham Machen dijo hace años: “Estados Unidos hoy en día va para abajo....” Y el Dr. Machen agregó: “Que Dios tenga piedad de Estados Unidos cuando toquemos fondo”. ¿Qué tan cerca estamos del fondo...? Me parece que estamos muy cerca de tocar fondo (ibíd., p. 816).

Ciento cincuenta años después del gran avivamiento en el tiempo de Jonás, Dios dijo por medio de Nahúm que su tiempo se había acabado. El juicio venía.

Hace ciento cincuenta años los Estados Unidos experimentó su último avivamiento nacional. Mira a Nahúm 2:13. Por favor pónganse de pie y léanlo en voz alta.

“Heme aquí contra ti, dice Jehová de los ejércitos. Encenderé y reduciré a humo tus carros, y espada devorará tus leoncillos; y cortaré de la tierra tu robo, y nunca más se oirá la voz de tus mensajeros” (Nahúm 2:13).

Ahora lean Nahúm 3:19 en voz alta:

“No hay medicina para tu quebradura; tu herida es incurable; todos los que oigan tu fama batirán las manos sobre ti, porque ¿sobre quién no pasó continuamente tu maldad?”
       (Nahúm 3:19).

Se pueden sentar. Dios dijo: “Heme aquí contra ti” (Nahúm 2:13). Dios dijo: “No hay medicina para tu quebradura” (Nahúm 3:19). ¿Dios ha abandonado a los Estados Unidos? Yo he amado este país toda mi vida, pero tengo que decir con el corazón roto, que siento que hemos ido demasiado lejos y no hay vuelta atrás − que juicio tras juicio de Dios vendrá ahora sobre nosotros, como dijo Nahúm:

“Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos” (Nahúm 1:2).

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña…!” (Nahúm 3:1).

Cincuenta y cuatro millones de niños estadounidenses han sido asesinados hervidos en agua salada, con la cabeza y los brazos arrancados, con partes de su cuerpo arrancados con fórceps del vientre de sus madres. Más estadounidenses han muerto así que los que murieron en la Guerra de la Independencia, la Guerra Civil, la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam, y las guerras en Irak y Afganistán - ¡combinadas! ¡Decenas de miles de estos niños no deseados fueron asesinados por el aborto en el noveno mes!

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña…!” (Nahúm 3:1).

¡Ay de ti, Washington, D.C. – Ciudad Sanguinaria!

Seis millones de Judíos fueron masacrados en los campos de exterminio de Hitler. Todavía nos estremece pensar en el Holocausto de Hitler, en su intento de exterminar a todos los Judíos. La revista en Inglés Pulpit Helps dijo:

Vemos con horror las imágenes de los Judíos que fueron sacrificados por Hitler tratando de crear una raza superior. Incluso tenemos un museo en Washington, D.C. dedicado a aquellos que murieron. El holocausto que ha tenido lugar en Estados Unidos desde que el aborto fue legalizado en 1973 hace el de Hitler pálido en comparación. Desde 1973 ha habido más de [54] millones de abortos (traducción de Leland Crawford, “Abortion: America’s Holocaust,” Pulpit Helps, January, 1999, p. 23).

La Corte Suprema en los Estados Unidos dijo en Enero de 1973 que era “legal” matar niños antes de que nacieran. En su opinión disidente a la acción de la Corte, el Juez de la Corte Suprema de Justicia Byron White llamó esto “un acto crudo de poder judicial”. Fue contra la conciencia del 73 por ciento del pueblo Estadounidense – según una encuesta reciente de Gallup (Mayo del 2010). Cada Enero recuerdo cuando un trabajador a favor de la vida puso el cuerpo de ocho libras de una hermosa bebé en mis manos. Ella había sido envenenada en el vientre de la madre. Fue por medio de esta experiencia que yo me di cuenta que el aborto es el pecado más grande de los Estados Unidos, nuestro crimen más grande contra la humanidad.

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña…!” (Nahúm 3:1).

¡Ay de ti, Washington, D.C. – Ciudad Sanguinaria!

¿El “Tea Party” parará esta masacre? Es posible que mencionen el aborto de paso, pero su objetivo principal es reducir los impuestos. Por lo tanto, parecen estar más motivados por la codicia que por la necesidad de terminar el aborto. No veo ninguna diferencia entre el moderno “Tea Party” y el movimiento de Ross Perot en la década de 1990. Su objetivo no es salvar las vidas de los bebés Estadounidenses. Su objetivo es reducir los impuestos para que puedan tener más de lo que el Dr. Francis Schaeffer llamó, “paz y riqueza personal”. El Dr. Schaeffer dijo:

La paz personal significa querer que mi patrón de vida esté siempre tranquilo, sea cual sea el resultado de la vida de mis hijos y mis nietos. La riqueza significa un gran [deseo de] prosperidad...un nivel mayor de abundancia material (traducción de Francis A. Schaeffer, D.D., How Should We Then Live?, Fleming H. Revell Company, 1976 edition, pagina 205).

Ya que la paz y riqueza personal son los objetivos pricipales detrás del Tea Party, ellos solo mencionarán el Holocausto del Aborto. Mira las Noticias de Fox (que yo miro frecuentemente – y con frecuencia estoy de acuerdo con ellos). Escucha a Sarah Palin. Ellos hablan contra el plan de salud de Obama. Ellos hablan en contra de aumentar los impuestos. Pero raramente dicen algo del aborto. El pecado nacional de Estados Unidos no está al principio de su agenda. ¡Cincuenta y cuatro millones de niños han sido asesinados – y de lo que más hablan es bajar los impuestos! No te equivoques – aunque hay algunos Cristianos allí – ¡El Tea Party no es de verdad un movimiento Cristiano! Está construido más en la avaricia que en Dios. El Tea Party no es mejor que el “Silent Majority” de Richard Nixon o el “Reform Party” de Ross Perot. Ellos solo están interesados en su propia paz y riqueza personal. ¡La paz y la riqueza personal no van a salvar a Estados Unidos del juicio de Dios¡ ¡Ellos son demasiado materialistas para salvarnos de la ira de Dios!

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña…!” (Nahúm 3:1).

¡Ay de ti, Washington, D.C. – Ciudad Sanguinaria!

¿Y qué hay de los predicadores? ¿Qué han hecho para parar el aborto? ¿Qué piensas que hubiera ocurrido si Billy Graham, Chuck Colson, Jerry Falwell, Erwin Lutzer, John Piper, R. C. Sproul, Pat Robertson, o Rick Warren hubieran hecho el que hizo el Dr. Martin Luther King? ¿Qué si estos predicadores líderes hubieran guiado una marcha sin violencia en Washington, y hubieran pasado algunas noches en la cárcel por cerrar una clínica de aborto durante la presidencia de Reagan? ¿Qué si Chuck Colson, Jerry Falwell o Erwin Lutzer hubieran arriesgado sus vidas para parar la matanza, en vez de estar colectando ofrendas y regalías de sus libros? ¿Qué si hubieran hecho por los niños no nacidos lo que el Dr. King hizo por los negros en Estados Unidos? ¡Sabes que el resultado hubiera sido diferente! ¡Pero ellos estaban más preocupados por su propia paz y riqueza personal que el 1 1/2 millón de niños que son asesinados cada año en el Holocausto del Aborto Estadounidense!

“¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña…!” (Nahúm 3:1).

¡Ay de ti, Washington, D.C. – Ciudad Sanguinaria!

No estamos a favor de violencia alguna. Nosotros las “pequeñas” personas solo podemos velar y orar. Pero como deseamos que algunos de esos “grandes” predicadores hubieran sido tan valientes y patriotas como Martin Luther King.

¿No puedes ver que el juicio está cayendo en Estados Unidos? ¿No puedes ver que nuestros problemas económicos solo son el principio? ¿No puedes ver que la inflación de dos-tres dígitos nos va a comer vivos en los próximos años? ¿No puedes ver que el Medicare y el Seguro Social pronto estarán en bancarrota? ¿No puedes ver que los Estados Unidos de América se está desmoronado delante de nuestros ojos? ¿No puedes ver que Estados Unidos está ahora en las manos de un Dios airado?

¿Qué debes hacer? Voltea en tu Biblia al Salmo 27:5. Por favor pónganse de pie y léanlo en voz alta.

“Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto” (Salmo 27:5).

Se pueden sentar. Escóndete en el “tabernáculo” de Dios. Escóndete en lo “reservado de su morada”. Asegúrese de que Dios te ponga “¡sobre una roca!” Ven a la iglesia local. Ven hacia adentro. Ven todos los Sábados por la noche. Ven cada Domingo por la mañana y la noche. Ven hasta adentro – a Jesucristo Mismo. ¡Cristo limpiará tus pecados con su Sangre preciosa! Cristo salvará tu alma. Él te dará la vida eterna. El famoso misionero a África C. T. Studd dijo: “El único lugar seguro para estar es en la voluntad de Dios.”

“Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto” (Salmo 27:5).

¡Y esa roca es Cristo! ¡Amén!

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here)
or you may write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015.
Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Dr. Kreighton L. Chan: Nahúm 3:1-7.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“The Battle Hymn of the Republic” (por Julia Ward Howe, 1819-1910).