Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡ESCAPEN POR SUS VIDAS! – ¡NO MIREN HACIA ATRÁS!

(DADO EL DOMINGO DE LA SANTIDAD DE LA VIDA HUMANA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, Enero 17, 2010


Esta mañana hablé sobre “Sangre por Sangre – América en las Manos de un Dios Airado”. Cité al Dr. John Gill quien dijo:

El derramar de sangre inocente mancilla a una nación, y a sus habitantes de la misma, trayendo culpa allí, y [la] sujeta al castigo (traducción de John Gill, D.D., An Exposition of the Old Testament, The Baptist Standard Bearer, 1989 reimpresion, tomo I, p. 870; nota sobre Numeros 35:33).

Cité al presidente Reagan quien dijo:

No podemos sobrevivir como una nación libre, cuando algunos hombres deciden que otros no son dignos de vivir y deben ser abandonados al aborto… (traducción de President Ronald Reagan, Abortion and the Conscience of the Nation, Thomas Nelson Publishers, 1984, pagina 38).

El aborto es el pecado nacional de América. 51 millones de nuestros niños han sido asesinados en el vientre materno, trayendo la ira de Dios sobre nuestra nación. Me referí a las palabras proféticas de Leonard Ravenhill, quien dijo:

Nunca ha sido esta gran nación tan humillada ante los ojos del mundo...La mayor amenaza para América hoy no es el Comunismo, ni el Árabe [los terroristas], ni la grave crisis ecológica. La amenaza más grande para América es DIOS (traducción de Leonard Ravenhill, America is Too Young to Die, Bethany Fellowship, 1979, pp. 50, 52).

Esta mañana dije: “El juicio ya está cayendo en América...América está cayendo a la ruina ante nuestros propios ojos. Pronto no habrá lugar para ocultarse de la ira ardiente de Dios, ‘porque la tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de violencia’ (Ezequiel 7:23).”

Al recibir la Medalla de Oro del Congreso del Presidente y el Congreso de EE.UU., Billy Graham dijo:

Somos una sociedad al borde de la autodestrucción. Nuestra cultura está plagada con crimen, violencia, abuso de drogas, tensiones raciales y étnicas, familias quebrantadas y la corrupción (traducción de Los Angeles Times, May 3, 1996, p. A-10).

En una de sus cartas de oración, Billy Graham dijo:

Cuando leo los periódicos o veo noticias por la televisión, parece que el muro moral del mundo Occidental se está rompiendo de par en par. Lo que se ve en la televisión y el cine, y la literatura que la gente lee, harían que Sodoma y Gomorra sintieran vergüenza. ¿Cuánto tiempo [lo] podrá tolerar Dios? (Traducción de Billy Graham, carta de oracion, Enero 1998, The Billy Graham Evangelistic Association, paginas 1-2).

En este punto, Billy Graham tenía razón. Por lo tanto, debo citar Leonard Ravenhill de nuevo:

La amenaza más grande para América es DIOS.

¡América está cayendo a la ruina! ¡Nuestra nación está bajo el juicio de Dios Todopoderoso! ¡Pronto no habrá ningún lugar para esconderse de Su ira y Juicio! Como lo dijo el gran predicador Jonathan Edwards, literalmente somos “Pecadores en las Manos de un Dios Airado”. Lo que nos lleva a la pregunta que se da en nuestro texto. Por favor, voltea a Hebreos 2:3. Lee la primera mitad del verso de pie y en voz alta.

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:3).

Se pueden sentar. Veamos el texto, y examinemos las palabras con cuidado. ¡Y aplica cada punto a tí mismo!

I. Primero, ¡tú tienes que escapar!

El texto dice: “¿Cómo escaparemos nosotros?” ¿Escapar de que? La respuesta es dada en el versículo anterior,

“…toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución”
       (Hebreos 2:2).

Eso era cierto cuando Israel “recibió la ley [en el Monte Sinaí] por la disposición de los ángeles” (Hechos 7:53). Y es igualmente cierto hoy. “Toda transgresión y desobediencia” serán juzgadas por Dios Todopoderoso.

El texto dice: “¿Cómo escaparemos nosotros?” ¿Cómo puedes escapar del juicio de Dios por tu pecado? Dios sabe “los pensamientos y las intenciones de [tu] corazón” (Hebreos 4:12). Él ve cada vil, pecaminoso y rebelde pensamiento. Es posible que hayas mantenido tus pensamientos para ti mismo. Piensas que nadie sabe de ellos. ¡Pero estás equivocado! Dios lo sabe todo a cerca de tu vida interior y tu pecado y tu maldad interior. Él “discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. Toda la pecaminosidad de tu corazón y mente será sacada a luz por Dios en el Juicio Final,

“Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta” (Eclesiastés 12:14).

Además, Dios juzgará tu mismo corazón depravado,

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras” (Jeremías 17:9-10).

“Yo Jehová…que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino”. Tu corazón maldecido por el pecado será juzgado por Dios.

“Pero”, alguien puede decir: “Dios no conoce todos mis pecados”. ¡Estás equivocado! La Biblia dice:

“Los ojos de Jehová están en todo lugar, Mirando a los malos…” (Proverbios 15:3).

“Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5).

Cada pensamiento pecaminoso, palabra y hecho se registra en los libros del Juicio de Dios, porque la Biblia dice:

“Los libros fueron abiertos…y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras”
      (Apocalipsis 20:12).

Y todo pecado en tu registro, en esos libros, te condenará y serás “lanzado en el lago de fuego” (Apocalipsis 20:15). Puede que no tengas miedo del Juicio ahora, pero pronto serás aterrorizado:

“Espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?” (Isaías 33:14).

“¿Cómo escaparemos nosotros?” ¡Esa pregunta de nuestro texto debe derretir tu corazón, como cera de una candela! Deberías decir: “¿Cómo voy a escapar del terrible Juicio del Dios Todopoderoso? ¿Cómo voy a escapar de la ‘justa recompensa’ por mis pecados?”

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:3).

¡Tú tienes que escapar del Juicio por tu pecado, de Dios quien odia el pecado y lo juzga con venganza ardiente! ¡Tienes que escapar del enojo de un Dios justo!

II. Segundo, ¡tú, tú mismo, no puedes escapar!

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:3).

¡Tú no puedes escapar del juicio de Dios tratando de “ser bueno”! Tratar de “ser bueno” no funciona por dos razones.

(1)  Si empezaras a “ser bueno”, ahora, y pudieras vivir una vida perfectamente sin pecado hasta que murieras, todavía serías juzgado por los pecados que ya cometiste. Cuando Dios abra aquellos grandes libros el Día del Juicio, los pecados de tu vida pasada estarán registrados allí. No importa lo mucho que te reformes ahora, los pecados de tu vida pasada están grabados en esos libros del Juicio con “cincel de hierro” (Job 19:24). “¿Por qué escribes contra mí amarguras…los pecados de mi juventud?” (Job 13:26).

(2)  La segunda razón que no puedes ser salvo por “ser bueno” ¡es que no puedes hacerlo! ¡No puedes ser lo suficientemente bueno, no importa cuánto te esfuerces! La Biblia dice: “Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.... queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.... ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?” (Romanos 7:19, 21, 24).


No puedes “voltear hacia una nueva página”. Simplemente no es posible “empezar de nuevo”. ¿Por qué? Porque eres una criatura caída, totalmente depravada por el pecado innato, heredado de Adán.

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres” (Romanos 5:12).

Es por eso que la Biblia dice que estás “muerto… en pecados” (Efesios 2:5).

¡Un hombre muerto no puede hacerse vivo a él mismo! ¡Puesto que estás “muerto… en pecados” no puedes hacerte vivir tú solo no importa lo que hagas!

“Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él” (Romanos 3:20).

No puedes hacer nada para escapar al juicio temeroso de Dios porque tú estás “muerto en delitos y pecados” (Efesios 2:1).

III. Tercero, ¡Cristo es el único modo de escapar!

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:3).

Sólo hay una manera de escapar el juicio de Dios. Jesús dijo:

“Yo soy el camino” (Juan 14:6).

¡Sólo puedes escapar del juicio por la salvación provista por Jesús! Dios Mismo proveyó un camino para que puedas escapar de ser juzgado por tu pecado. Jesús dijo:

“Yo soy el camino” (Juan 14:6).

Dios no tenía necesidad de proveerle una manera de ser salvo del juicio a nadie. Pero “de tal manera amó Dios al mundo” que Él proveyó una manera (Juan 3:16). ¿Por qué Él no proveyó muchas maneras? Porque Él no tenía necesidad de hacerlo. ¡De hecho, la justicia no exigía que Él proveyera ninguna manera para nada! Pero por Su amor, Él sí proveyó una manera. Y Jesús dijo:

“Yo soy el camino” (Juan 14:6).

Tú quebrantaste la ley por el pecado. ¡Pero Dios envió a Jesús para pagar tu pena! El pagó por tu pecado en la Cruz! Él satisfizo la justicia de Dios llevando tus

“pecados en su cuerpo sobre el madero” (I Pedro 2:24).

¡No sólo murió Él en la Cruz, siendo juzgado en tu lugar, para pagar por tus pecados – Él también resucitó de los muertos para darte vida! La Biblia dice:

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira” (Romanos 5:8-9).

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:3).

Al final de su famoso sermón “Pecadores en las Manos de un Dios Airado”, Jonathan Edwards dijo: “Escapen por sus vidas, no miren hacia atrás...para que no sean consumidos”. ¡Cristo es el único modo de escapar la ira de Dios! Escapa a Cristo! ¡Ven a Él! Escapa de la ira de Dios! ¡Escapa por tu vida! ¡Jesús te puede salvar por Su sacrificio en la Cruz en tu lugar! ¡Solamente Jesús puede salvarte del Juicio! ¡Escapa a Jesús! ¡Confía en El solo! ¡Ven a Jesús y pronto conocerás en el fondo de tu alma el gozo de aquel viejo himno! Es el número 8 en la hoja de canciones. ¡Cantalo!

¡Oh, que feliz, de la ley soy libre!
   Me redimió Jesús con su sangre,
Maldito al ser y muerto al ser,
   Cristo te compra de una vez.

Puedes ser libre, ya no hay condena,
   La salvación Jesús da perfecta,
“Venid a mí”, dulce os llama él,
   ¡Ven, que él te salva de una vez!

“Hijos de Dios,” oh nombre glorioso,
   Su gracia aquí nos guarda el paso,
De muerte, vida me dio al creer,
   ¡Salvación tuve de una vez!
(Traducción de “Once for All” por Philip P. Bliss, 1838-1876;
     primeras dos estrofas alteradas por Dr. Hymers).

Para ver “Stop the Abortion Mandate,” [en Inglés solamente] busca en el Internet a
http://www.youtube.com/watch?v=_RD7hJhwy5g.

Para aprender sobre el genocidio Negro a través del aborto [solamente en Inglés],
mira en el Internet a www.maafa21.com.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

La Escritura Leída Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan: Hebreos 2:1-4.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Mr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Eternity” (por Elisha A. Hoffman, 1839-1929).


EL BOSQUEJO DE

¡ESCAPEN POR SUS VIDAS! – ¡NO MIREN HACIA ATRÁS!

(DADO EL DOMINGO DE LA SANTIDAD DE LA VIDA HUMANA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2:3).

(Ezequiel 7:23)

I.   Primero, ¡debes escapar! Hebreos 2:2; Hechos 7:53;
Hebreos 4:12; Eclesiastés 12:14; Jeremías 17:9-10;
Proverbios 15:3; Génesis 6:5; Apocalipsis 20:12, 15;
Isaías 33:14.

II.  Segundo, ¡tú, tú mismo, no puedes escapar! Job 19:24; 13:26;
Romanos 7:19, 21, 24; 5:12; Efesios 2:5, 1; Romanos 3:20.

III. Tercero, ¡Cristo es el único modo de escapar! Juan 14:6; 3:16;
I Pedro 2:24; Romanos 5:8-9.