Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL FIEL TESTIMONIO DE PABLO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, Noviembre 8, 2009

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).


He aquí un verso muy sencillo. Es un texto claro que nos da la esencia, el corazón, del verdadero Cristianismo. Al entender este verso captarás el punto principal del Nuevo Testamento.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).

I. Primero, el texto es una declaración verdadera que debe ser aceptada.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos…”
       (I Timoteo 1:15a).

Lo que dice el Apóstol es digno de confianza. No es una fábula o un mito. Es la verdad de Dios, revelada en Cristo, y proclamada por toda la Biblia. Posteriormente, en su segunda epístola a Timoteo, el Apóstol dijo,

“…las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (II Timoteo 3:15).

Y el Apóstol Pedro dijo:

“Los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (II Pedro 1:21).

Por lo tanto la Biblia es la fuente de la palabra fiel en nuestro texto. Los Apóstoles no siguieron “fábulas artificiosas” cuando hablaron de Cristo, “sino como habiendo visto con [sus] propios ojos su majestad” (II Pedro 1:16). Ellos hablaban de Cristo, a quien habían conocido en persona:

“…lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos…”
       (I Juan 1:1).

Estos fueron los Apóstoles,

“A quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días” (Hechos 1:3).

Por lo tanto, lo que Pablo está a punto de decirnos es muy fiel a la verdad de las Escrituras, una declaración digna de confianza que merece ser aceptada y creída. Pero Satanás no quiere que tú la creas. Spurgeon dijo:

[Satanás] se desliza a través de la multitud, y le susurra a una [persona] en su corazón, “¡No lo creas!”, y [a] otro, “¡Ríete de eso!”, y [a] otro, “¡Fuera con eso!” [Y a algún pobre pecador, el diablo le dice] “No lo creas – es demasiado bueno para ser verdad”. Déjame contestarle al diablo con las propias palabras de Dios, “Palabra fiel y digna”. Es bueno, y es tan cierto como bueno...espero que empujes a Satanás lejos de ti, y no pienses que es demasiado bueno para ser cierto (traducción de C. H. Spurgeon, “The Glorious Gospel,” The New Park Street Pulpit, Pilgrim Publications, reimpreso en 1981, tomo IV, pagina 158).

Entonces, te digo, no escuches las dudas que Satanás pone en tu mente.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).

“¡Jesús salva!” ¡Cántala!

Nos alegra el oír: ¡Que Jesús salva hoy!
   Buenas nuevas esparcid: ¡Que Jesús salva hoy!
Si por monte o si por mar, Id a cada gente hoy;
   El Señor nos ha de enviar: ¡Que Jesús salva hoy!
(Traducción libre de “Jesus Saves” por Priscilla J. Owens, 1829-1907).

II. Segundo, el texto es una declaración verdadera acerca del Salvador, del pecado y de la salvación.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).

Primero, habla de el Salvador. El Dr. McGee dijo:

Este es un versículo muy importante de la Escritura porque afirma que “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores”. Él no vino para ser el mejor maestro que el mundo haya conocido, aunque Él sí fue eso. Él no vino a dar un ejemplo moral, aunque Él lo hizo. Él vino al mundo para salvar a los pecadores (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1983, tomo V, pagina 434; nota de I Timoteo 1:15).

“Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores”. Él “vino al mundo” del Cielo:

“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo…” (Gálatas 4:4).

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…”
       (Juan 1:14).

¿Por qué vino Cristo al mundo? “Para salvar a los pecadores” (I Timoteo 1:15). Eso es lo que Jesús dijo acerca de Sí Mismo:

“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

Por eso Jesús tomó tu pecado sobre Él mismo. Es por eso que Él sudó Sangre en el Huerto de Getsemaní. Por eso Él soportó los azotes, empapado en Sangre. Por eso Él fue a la Cruz, los clavos penetrando Sus manos y pies. Es por eso que tuvo una muerte horrible en la Cruz, en agonía, dolor y Sangre – “¡para salvar a los pecadores!” “Jesús Salva”. ¡Cántala de nuevo!

Nos alegra el oír: ¡Que Jesús salva hoy!
   Buenas nuevas esparcid: ¡Que Jesús salva hoy!
Si por monte o si por mar, Id a cada gente hoy;
   El Señor nos ha de enviar: ¡Que Jesús salva hoy!

Una vez más, el texto dice que Cristo vino “al mundo para salvar a los pecadores”. Te puedes preguntar por qué he pasado tanto tiempo, en las últimas semanas, predicando contra la evolución según Darwin. Puedes decir: “¿Por qué habla tanto de eso?” La respuesta es simple. El Darwinismo enseña que el hombre es sólo un animal, otro de los grandes simios, que evolucionó de formas inferiores. Pero si el Darwinismo es cierto, ¿por qué tuvo Cristo que venir? Si el hombre es sólo otro animal, ¿por qué Cristo tuvo que venir desde el cielo y morir en la Cruz? Te diré por qué – porque el hombre es una creación especial de Dios. El hombre no evolucionó de formas inferiores de vida. “Creó Dios al hombre a su imagen” (Génesis 1:27). Pero al principio el hombre se descarrió. Él pecó, y por su pecado, todos sus descendientes se convirtieron en pecadores por naturaleza y por práctica. La Biblia enseña que el hombre fue creado por Dios, pero se hizo pecaminoso. ¡Por eso Cristo tenía que venir y morir en la Cruz, y resucitar de los muertos – para salvar a los hombres y a las mujeres del pecado!

“Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores…”
       (I Timoteo 1:15).

La Biblia enseña que tú eres pecador. El Apóstol Pablo dijo:

“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:10-12).

Dado que eres un pecador, no puedes agradar a Dios, no importa cuánto te esfuerces. Tu pecado debe ser pagado por el Cristo crucificado:

“Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero…” (I Pedro 2:24).

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6).

Canta el coro, ¡“Jesús Lo Pagó”!

Lo pagó Jesús,
   Se lo debo yo;
Del pecar la mancha en mí,
   Su sangre me lavó.
(Traducción de “Jesus Paid It All” por Elvina M. Hall, 1820-1889).

¡Canta “En la Cruz”!

En la cruz, en la cruz,
   Siempre sea mi gloria;
Hasta que descance yo
   Más allá del río.
(Traducción de “Near the Cross” por Fanny J. Crosby, 1820-1915).

Pocos son los que lo dicen hoy en día, pero tú puedes ser uno de ellos. Tú puedes ser uno de los que dicen: “Yo soy un pecador demasiado grande para que Jesús me salve”. Pero mira nuevamente el texto:

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).

Pablo dijo que él era el principal pecador, el primero. Estaba diciendo la verdad. Él blasfemó contra el Señor Jesucristo. Persiguió y mató a los Cristianos. ¡Pero Cristo lo salvó! Si Cristo pudo salvar a un pecador impío como Pablo, Él también te puede salvar a ti. ¡Si Cristo pudo convertir a un hombre malo como Pablo en uno de Sus Apóstoles, Él puede perdonar tus pecados y regenerar tu corazón, y convertirte en un verdadero Cristiano!

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).

Jesús vino a salvar a los pecadores. Si tú sientes que eres pecador, Cristo puede salvarte. Pero yo te advierto – si no sientes que eres pecador,tú no puedes ser salvo por El. Porque

¡ “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores”,

y a nadie más! Él sólo vino a salvar a los pecadores. Así que, si tú protestas que no eres pecador, Él no te salvará. Que Dios te convicte de tu pecado. Que Dios te atraiga a Jesús. ¡Que seas justificado por Su muerte, y limpiado del pecado por Su Sangre! ¡Canta el himno número 7 en su hoja de canciones!

Tal como soy, sin ruego que,
   Tu Sangre derramada fue,
Y que Tú estás llamándome,
   ¡De Dios Cordero a Ti yo voy!

Tal como soy, no espero ya
   Ninguna mancha a borrar,
Tu Sangre sola limpiará,
   ¡De Dios Cordero a Ti yo voy!

Tal como soy, turbado así
   Con gran conflicto y duda en mí,
Temores dentro siento aquí,
   ¡De Dios Cordero a Ti yo voy!
(Traducción de “Just As I Am” por Charlotte Elliott, 1789-1871).

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

La Escritura Leída por el Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: I Timoteo 1:12-16.
Solo Cantado por el Sr.Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Oh, What a Fountain!” (por Dr. John R. Rice, 1895-1980).

EL BOSQUEJO DE

EL FIEL TESTIMONIO DE PABLO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (I Timoteo 1:15).

I.   Primero, el texto es una declaración verdadera que debe ser aceptada,
I Timoteo 1:15a; II Timoteo 3:15; II Pedro 1:21, 16; I Juan 1:1;
Hechos 1:3.

II.  Segundo, el texto es una declaración verdadera acerca del
Salvador, del pecado y de la salvación, I Timoteo 1:15b;
Gálatas 4:4; Juan 1:14; Lucas 19:10; Génesis 1:27;
Romanos 3:10-12; I Pedro 2:24; Isaías 53:6.