Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.


¿UN NUEVO ESQUELETO PRUEBA EL
“ORIGEN DEL HOMBRE” DE ACUERDO A DARWIN?

(SERMON #59 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Dia del Señor, 11 de Octubre de 2009

“Y creó Dios al hombre” (Génesis 1:27).


¡Aquí van de nuevo! Durante muchos años ellos nos han mostrado el diagrama del “Origen del Hombre”, que representa a los seres humanos “descendiendo” de pequeñas criaturas parecidas al mono a través de varias etapas – que termina con el hombre moderno.

 



Una ilustración de Darwin de
“El Origen del Hombre” (1871).



Una descripción moderna de
“El Origen del Hombre” de Darwin.


¡Ahora ellos nos están diciendo que todo esto estaba equivocado! El reciente descubrimiento de un esqueleto fosilizado en el desierto de Etiopía, según el periódico Los Angeles Times, “está dramáticamente volcando ideas generalizadas acerca de la evolución de los seres humanos y de cómo llegaron a caminar erguidos” (Los Angeles Times, 2 de Octubre de 2009, p. A1). El descubrimiento de un “esqueleto [fosilizado] casi completo de un ancestro humano...demuestra que nuestros primeros antepasados no se veían como un chimpancé u otros grandes primates, como ahora comúnmente se cree [¡porque ellos nos enseñaron a creerlo!]. En cambio, los resultados sugieren que el último ancestro común de los seres humanos y los primates...era una criatura primitiva que comparte algunos rasgos con los actuales miembros de cualquiera de los grupos de hoy en día” (ibid.). “Los resultados…también indican que nuestros antepasados comenzaron a caminar erguidos en los bosques, no en las sabanas de hierba, como las generaciones de los investigadores anteriores habían [adivinado]” (ibid., p. A1, A18).

El artículo del Los Angeles Times también dijo: “El registro de fósiles de los antepasados humanos...es a menudo fragmentario” (ibid., p. A18). El paleo antropólogo Andrew Hill de la Universidad de Yale, dijo: “Es muy raro conseguir un esqueleto más o menos completo [fosilizado]. En todo el curso de la evolución humana…sólo hay tres o cuatro disponibles” (ibíd.). C. Owen Lovejoy de la Universidad Estatal de Kent dijo: “Toda la teoría de la sabana sale por la ventana en cuanto a los términos de la explicación de caminar rectamente...Y la idea de que evolucionamos de algo parecido a un chimpancé también se va por la ventana”. Dijo Lovejoy que el nuevo esqueleto está “poniendo a la evolución de cabeza.” “Las interpretaciones de Lovejoy acerca de lo que el [fósil dice] sobre el comportamiento” de Lovejoy, según Andrew Hill, de la Universidad de Yale es “invención sin sentido” (ibid., p. A18).

¡A mí todo eso me parece una “invención sin sentido”! La mayoría de las personas no se dan cuenta de cuan frágil y pequeña es la “evidencia” del diagrama del “Origen del Hombre”, que todos vimos en nuestros libros de texto escolares. Como Andrew Hill de la Universidad de Yale, dijo: “sólo hay tres o cuatro [esqueletos] disponibles” (Times, p. A18). ¡Piensa en ello! ¡Toda la teoría de la evolución del hombre se basa en “sólo tres o cuatro” esqueletos! ¡Qué gran cosa es el diagrama del “Origen del Hombre”! Estoy tentado de citar al Dr. Hill, fuera de contexto, que el diagrama completo es una ¡“invención sin sentido”!

Uno de los problemas de la visión de Darwin del “descenso del hombre” es que se basa en muy poca “evidencia” – un diente aquí, un pequeño trozo del hueso de una pierna por allá, y como Andrew Hill de la Universidad de Yale, dijo: “hay sólo tres o cuatro [esqueletos] disponibles [para trazar] todo el curso de la evolución humana” (Los Angeles Times, ibid., p. A18). ¿Por qué dice, “sólo tres o cuatro”? ¡Si hubiera cuatro él lo hubiera dicho! Esto significa que al menos uno de ellos es poco más que un fragmento. Esto significa que con este “nuevo” esqueleto fosilizado hay, cuanto mucho, sólo cuatro más o menos esqueletos completos. Esa es toda la base de la teoría de la evolución del “descenso del hombre” – ¡“sólo tres o cuatro” esqueletos! ¡Para mi ésta parece ser “evidencia” muy frágil, una “prueba” muy débil y superficial de una teoría tan bien aceptada!

Toda la teoría de la evolución humana, por lo tanto, se basa en “sólo tres o cuatro” esqueletos y algunos fragmentos de hueso. ¿Cómo sabemos si estos tres o cuatro no eran simplemente monos extintos? ¿Cómo sabemos que ellos estaban relacionados con los seres humanos en alguna forma? A mi me parece que son puras conjeturas. O bien, si estuvieran de algún modo conectados al hombre moderno, ¿cómo sabemos si algunos de estos “tres o cuatro” no eran enanos, ya que el “nuevo” esqueleto era de “menos de 4 pies de altura” (Los Angeles Times, ibid., p. A18)? O bien, ¿cómo sabemos si algunos de los “tres o cuatro” eran lisiados, o individuos deformes, tal vez por la endogamia, como resultado de estar separados de los demás? He visto a gente caminando por las calles de Los Ángeles que se parecen a las fotos del “Hombre de Neandertal”. ¿Cómo sabemos si algunos de estos “tres o cuatro” fósiles no eran como uno de ellos? ¡No sabemos!

Cuando yo tenía seis años mi padre me llevó a ver el “Desfile de Santa Claus” en el Bulevar de Hollywood. Me levantó en sus hombros para ver a “Santa Claus,” mientras pasaba en una gran carroza. Cuando mi padre me puso de nuevo en la acera un enano, que era tan pequeño como yo, caminaba vendiendo periódicos y fumando un puro negro. Como yo lo miraba, el enano echó una bocanada de humo del puro y dijo: “¡Hola chamaco!” Si el esqueleto de ese hombre fuese encontrado unos pocos miles de años más tarde, estos científicos lo llamarían un “descendiente del hombre.” Puede que lo llamen su esqueleto ¡“Hollywoodicus Pithecus” – “El Hombre Mono de Hollywood”! Se ríen, ¿pero no es eso lo que sucedió con el tal llamado “Hombre de Nebraska”?

¿Cuál fue la prueba “científica” del “Hombre de Nebraska”? Un sujeto llamado Harold Cook descubrió un fósil en Nebraska, y una nueva raza de los hombres prehistóricos fueron nombrados como el fósil. Le llamaron “Hespero Pithecus Haroldcookii” – “Hespero” significa “occidental.” “Pithecus” significa “mono.” “Haroldcookii” viene de Harold Cook, que encontró el fósil. Así que Hespero Pithecus Haroldcookii significa “hombre mono occidental descubierto por Harold Cook.” Fue conocido popularmente como “Hombre de Nebraska.” Dr. W. A. Criswell dijo:

En el juicio de la evolución de Scopes [1925] William Jennings Bryan [defensor de la Creación Bíblica] se enfrentó a un grupo de grandes autoridades científicas dirigido por el profesor H. H. Newman de la Universidad de Chicago. El profesor asombró al Sr. Bryan con las tales llamadas pruebas del “Hombre de Nebraska,” [que el profesor dijo que era] uno de la raza de los hombres que habitaban en [Estados Unidos] hacía un millón de años. Bryan [dijo] que pensaba que la evidencia era demasiado escasa para basar en ella tales conclusiones, y Bryan pidió más tiempo y más información (Traducción de W. A. Criswell, Ph.D., “The Hoaxes of Anthropology,” Messages From My Heart, REL Publications, 1994, p. 48).

Un periódico Inglés envió un reportero a América para aprender todo acerca del “Hombre de Nebraska.” Él escribió un artículo al respecto para La Ilustrada Noticia de Londres [Illustrated London News]. En la primera página de periódico se imprimieron retratos de miembros de hombres y mujeres del “Hombre de Nebraska.” Clarence Darrow, el abogado de la evolución en el juicio de Scopes, triunfante levantó este diario con los dibujos del “Hombre de Nebraska” en él, diciendo que esta última “prueba científica” demostraba que Bryan era un tonto por creer en la Biblia. El Dr. Criswell dijo:

      Los expertos se burlaron [de Bryan]; se rieron de él, hicieron chiste de él. Las mayores autoridades científicas del mundo sabían que la edad del hombre de Nebraska era de un millón de años (Criswell, ibid., p. 48).

¡Pero la evidencia completa del Hombre de Nebraska constaba de un solo diente! ¡Sin embargo eso fue suficiente para los científicos! Criswell dijo:

      El Dr. William K. Gregory, curador del Museo Americano de Historia Natural, y profesor de paleontología en la Universidad de Columbia, lo llamó “el diente de un millón de dólares,” y lo describió como perteneciente a un ser humano de tal antigüedad que un millón de años de edad era un cálculo conservador.
       El Dr. Fairfield Osborn, paleontólogo más grande de América...en su discurso ante la Sociedad Filosófica Americana en Filadelfia, el 27 de abril de 1927, puso al “Hespero Pithecus” [Hombre de Nebraska] en la parte inferior del árbol que representa la genealogía del hombre.
       ¿Cuál era ese diente que Harold Cook descubrió en el estado de Nebraska...que creó esta tremenda certeza por parte de los tales llamados científicos que se burlaban y se reían de William Jennings Bryan con su evidencia científica? ¿Qué es lo que Harold Cook descubrió?
       [Unos pocos años después] del juicio de Scopes, el esqueleto entero del animal [fue] descubierto. Aquel diente le pertenecía a una especie [ahora extinta] de cerdo... ¡Era el diente de un cerdo! ¡Y estos son los hombres que se reían de William Jennings Bryan! ¡Y estos son los hombres que hicieron una raza de la humanidad del diente de un cerdo...y que pusieron fecha [edad] a la humanidad, representada por ese diente, de un millón de años! ¡Esa es una falsedad de la antropología! (Criswell, ibid., p. 49).

Ha habido varias tales “falsedades”, cuando los científicos trataron desesperadamente de encontrar pruebas de la teoría de Darwin. Pero me parece que esto es lo que está básicamente incorrecto. El “método científico” requiere que reúnas evidencia, y sólo entonces derivar una teoría de la evidencia. Sin embargo con el “Origen del Hombre” de Darwin el “método científico” se descarta. En lugar de tener primero la prueba y sólo entonces dar con una teoría, los evolucionistas primero dieron una teoría – ¡y por todos estos años han tratado desesperadamente de encontrar pruebas para apoyarla! Eso es por eso que ha habido tantos engaños en la antropología, como el Hombre de Nebraska, el Hombre Mono de Java [los huesos de un gibón], la Mandíbula de Heidelberg [hecha de yeso en París], y el Hombre de Piltdown [los dientes de un simio, artificialmente coloreados con bicromato de potasio]. Estos engaños de la antropología fueron colocados en museos mundialmente famosos, y se registraron en los libros escolares en todo el mundo. ¡Leí al respecto en mis libros de texto en la escuela secundaria, y pensé que era verdad! Hoy en día me parece a mi que hay un “encubrimiento”, para que el público no descubra que toda la idea del “Origen del Hombre” es un engaño.

Y ahora, hace unos días, Ardipithecus Ramidus se ha revelado como un gran descubrimiento y la prueba de la evolución del hombre. El Dr. Owen Lovejoy de Kent Ohio State University, celebra este nuevo esqueleto, diciendo: “Vamos a tener que re-escribir los libros de texto sobre los orígenes del hombre” (Traducción de USA Today, 2 de octubre, 2009, p. 1A).

¡No tan rápido! Charles Darwin publicó su libro, El Origen del Hombre [The Descent of Man] en 1871. Sus seguidores en la comunidad “científica” han tenido 138 años para demostrar esta teoría. Sin embargo todos han dado una serie de engaños y, como el Dr. Andrew Hill de la Universidad de Yale, dijo: “sólo hay tres o cuatro [esqueletos actualmente] disponibles” (Los Angeles Times, ibid., P. A18). Y estos científicos ni siquiera se pueden poner de acuerdo entre sí sobre el significado de este “nuevo” esqueleto. El Dr. Andrew Hill de Yale llama las suposiciones dadas por el Dr. Owen Lovejoy, de Kent State University, “invención sin sentido” (Los Angeles Times, ibid.).

Como he dicho antes, ¡yo llamo la idea del “Origen del Hombre” invención sin sentido! Ellos han tenido 138 años para demostrar su teoría pre-concebida, y no han podido hacerlo adecuadamente. Es por eso que muchos en la comunidad científica se han atrevido ahora a dudar las ideas de Darwin. Pero la están dudando con un riesgo – porque son propensos a ser despedidos por hacerlo. Esto queda demostrado en la película de Ben Stein, “Expulsado: No Se Permite la Inteligencia” ["Expelled: No Intelligence Allowed"]. Ben Stein agradece a sus espectadores por haberlo hecho “el documental número uno de 2008.” El documental de Stein muestra que la comunidad académica está tan apegada a las ideas de Darwin que dudar en él en lo más mínimo significa que los estudiantes que lo hagan serán sancionados académicamente, y los profesores que dudan a Darwin se enfrentan a una fuerte posibilidad de ser expulsados de sus cargos docentes. Oprima aquí para ver [en Ingles] una critica de “Expulsado” [“Expelled”] y ordenarlo.

Sin embargo sabemos que puedes ser Cristiano y obtener estudios universitarios. Solamente mantén la boca cerrada, aprende su basura, y regrésasela a ellos cuando tengas exámenes. ¡No tienes que creer en la evolución del hombre! Yo me gradué de Los Angeles City College, Cal State L.A., y dos seminarios extremadamente liberales sin creer lo que enseñaban acerca del “origen del hombre”. Ambos el Dr. Chan y la Dra. Judith Cagan se graduaron de la escuela de medicina sin creer en eso. El Dr. Cagan se graduó con un doctorado en matemáticas de la Universidad UCLA, y no lo cree. ¡Muchos otros en nuestra iglesia han recibido titulos de las universidades laicas sin creer en eso, así que tú también puedes! Todos creemos lo que la Biblia dice en Génesis 1:27:

“Y creó Dios al hombre…” (Génesis 1:27).

En nuestra iglesia creemos que el hombre fue creado por un acto directo de Dios. Por lo tanto rechazamos la ciencia ficción aún no comprobada del “Origen del Hombre” de Darwin (1871). ¡La ciencia ficción no refuta la Biblia!

Y el Dr. Criswell señaló que:

      Nuestro Señor Jesucristo aprobó el [relato de Génesis] de la creación del [hombre] (Mateo 19:4-6). [Cristo] verificó la inspiración divina del relato de Génesis sobre la creación... Seguramente el Divino Salvador no equivocaría un mito por historia.
       El relato de inspiración divina de la creación del hombre en Génesis es también aceptado por Pablo quien escribió bajo la inspiración del Espíritu Santo. Compara Romanos 5:14. Lee I Corintios 15:21-22, 45, 47. [El apóstol Pablo] contempló... Génesis como [una] revelación histórica de Dios (Traducción de W. A. Criswell, Ph.D., “Fact or Fable in Genesis,” Why I Preach that the Bible is Literally True, Broadman Press, 1973 edition, pp. 129-130).

El libro del Dr. Criswell está disponible en nuestra librería. El gran libro del Dr. Henry M. Morris, The Genesis Record está también disponible, como es el The Genesis Flood por el Dr. John C. Whitcomb y el Dr. Morris. Estos libros te ayudarán a ver por qué creemos en la creación directa del hombre por Dios Mismo.

“Y creó Dios al hombre…” (Génesis 1:27).

Sin embargo el motivo más fuerte para creer el relato Bíblico de la creación viene de tener un encuentro directo con el Señor Jesucristo. Cuando vienes a Cristo eres nacido de nuevo, y limpio de pecado por la preciosa Sangre que Él derramó en la Cruz para salvarte. Cuando eres nacido de nuevo las maravillosas verdades de la Creación se convierten en una realidad viva en tu vida. Yo oro que esta sea tu experiencia. Amén. Canta el coro, “¡Tendrás Que Renacer"!

Tendrás que renacer,
   Tendrás que renacer;
De cierto, de cierto te digo a ti,
   Tendrás que renacer.
(Traducción libre de “Ye Must Be Born Again”
     por William T. Sleeper, 1819-1904).

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime en “Sermones en Español”.

La Escritura Leída Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan: Génesis 1:26-27.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Ye Must Be Born Again” (por William T. Sleeper, 1819-1904).