Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡LA PERSECUCIÓN CONTRA LA IGLESIA LOCAL HOY!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 20 de Septiembre de 2009

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén…” (Hechos 8:1).


Varios predicadores Americanos de TV hacen parecer que la Cristiandad se trata solamente de “felicidad y gozo”. Pero eso está malo. Cualquiera que se vuelva un Cristiano verdadero te puede decir que la Cristiandad no se trata de “juegos y diversión”. Hay enemigos de la Cristiandad entre los medios de la prensa y en la vida cotidiana. Hoy día, a través de todo el mundo, los Cristianos son perseguidos por su fe en Cristo. Oprima www.persecution.com para leer la verdad acerca de la persecución mundial de Cristianos.

Hoy aun en el “mundo libre” los Cristianos son atacados y ridiculizados constantemente. Y es aun peor en otras partes del mundo.

Yo siempre he señalado el amor y el gozo que la gente experimentaba en la iglesia local en Jerusalén. Pero ellos experimentaban muchos problemas también. Nunca debemos pensar que podemos tener una iglesia local gozosa, feliz sin experimentar jamás una u otra forma de persecución. Sería erroneo representar la iglesia en Jerusalén como un lugar de felicidad y de gozo – ¡sin decir que también experimentaba la persecución!

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén” (Hechos 8:1).

El Dr. John Gill (1697-1771) señaló las palabras “en aquel día” [correctamente traducidas correctamente en Español] (Traducción de Dr. John Gill, An Exposition of the New Testament, The Baptist Standard Bearer, 1989 reprint, volume II, p. 211). El Dr. Gill dijo que la persecución comenzó en aquel día

... en el que Esteban fue apedreado. Tan pronto como lo condenaron a muerte, estos malvados sedientos de sangre estaban...sedientos por la sangre de otros; y estando ya en gran número, y llenos de rabia y envidia, cayeron sobre los miembros de la iglesia, dondequiera que los encontraban, y los mataban...no a todos los miembros de la iglesia...porque después leemos de hombres piadosos que llevaron a Esteban a su tumba; y de la iglesia con los estragos hechos por Saulo, y de hombres y mujeres siendo... llevados a prisión por él; pero todos los predicadores de la palabra, a excepción de los apóstoles; porque estaban dispersos, continuaron predicando la palabra... entre los cuales estaban Felipe, que fue a Samaria; y Ananías, que estaba en Damasco; y otros que llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía: y en particular se dice que estaban dispersos en las regiones de Judea y Samaria; donde su ministerio fue grandemente bendecido, con conversión de almas, que rápidamente fueron muchas iglesias plantadas y formadas en estas partes como aparece [Hechos 9:31] para que esta persecución fuera para el avance del Evangelio...Y esta dispersión a causa de la persecución, fue de todos los predicadores, a excepción de los Apóstoles; los doce apóstoles, quienes [permanecieron] en Jerusalén para cuidar de la iglesia; para animar a los miembros de la misma a sufrir gozosamente por la causa de Cristo y de su Evangelio (Gill, ibíd.).

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén” (Hechos 8:1).

Nosotros también debemos esperar la persecución. Nos llega a todos de una forma u otra. Canta “O, Jesús Mi Cruz Hoy Llevo”.

O, Jesús, mi cruz hoy llevo, Todo dejo y sigo a ti.
Despreciado, abandonado, eres todo para mí.
Toda la ambición perezca, lo que quise y conocí.
Más cuán rica es mi vida, Dios, ¡El Cielo diste a mí!
   (Traducción de “Jesus, I My Cross Have Taken”
     por Henry F. Lyte, 1793-1847).

I. Primero, la persecución puede venir de afuera de la iglesia local.

Eso es lo que le sucedió a la iglesia de Jerusalén. La persecución les llegó a ellos de afuera de la iglesia, de los que estaban en contra de ella. Jesús predijo esto muchas veces. Él dijo:

“Y guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios, y en sus sinagogas os azotarán; y aun ante gobernadores y reyes seréis llevados por causa de mí…”
       (Mateo 10:17-18).

De nuevo, Jesús dijo:

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre”
       (Mateo 24:9).

El Apóstol Paul dijo:

“Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (II Timoteo 3:12).

Aquí Pablo le recuerda a Timoteo una cosa muy importante: Todo verdadero seguidor de Cristo tarde o temprano será perseguido...Desde la época de Cristo hasta la actualidad, todos los verdaderos Cristianos han enfrentado tribulaciones y sufrimiento de alguna clase (Traducción de The Applied New Testament Commentary, Kingsway Publications, 1996, página 872).

Jesús dijo:

“Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre”
          (Mateo 10:22).

De nuevo, Jesús dijo:

“Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece” (Juan 15:18-19).

Los Cristianos nuevos a menudo se sorprenden al darse cuenta de que la gente realmente los odia por ser Cristianos. Recuerdo que esta fue una gran sorpresa para mí cuando recién me hice Cristiano. Pero me sorprendió porque no sabía muy bien la Biblia. Jesús lo hizo muy claro cuando dijo:

“Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre”
       (Mateo 10:22).

Los Comunistas en China les dicen a los Cristianos que les han “lavado el cerebro”. A menudo ponen los Cristianos en campamentos de “re-educación” y tratan de conseguir que renuncien al Cristianismo. No nos sorprende oír de ello – pero sí nos sorprende cuando amigos y familiares no Cristianos aquí en América nos dicen lo mismo – y tratan de alejarnos de la iglesia. Debemos recordar lo que Jesús dijo. “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre” (Mateo 10:22). No se trata sólo de los Comunistas en China que persiguen a los Cristianos. Ahora los buenos Cristianos en América y en otros países Occidentales también experimentan la persecución, ¡y está aumentando rapidamente hoy!

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén” (Hechos 8:1).

En esta hora de persecución, los Cristianos verdaderos necesitan estar listos para sufrir muchas formas de persecución. Nosotros necesitamos tomar nuestra cruz y seguir a Cristo, ¡no importa lo que cueste! ¡Canta, “O, Jesús Mi Cruz Hoy Llevo”!

O, Jesús, mi cruz hoy llevo, Todo dejo y sigo a ti.
Despreciado, abandonado, eres todo para mí.
Toda la ambición perezca, lo que quise y conocí.
Más cuán rica es mi vida, Dios, ¡El Cielo diste a mí!

II. Segundo, la persecución puede venir de adentro de la iglesia local.

Por favor voltea a Hechos 20:29-30. Estas son las palabras del Apóstol Pablo a los líderes de la iglesia local en Mileto. Leamos estos dos versículos de pie y en voz alta.

“Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos”
          (Hechos 20:29-30).

Se pueden sentar.

El Dr. Gill dio este comentario:

No sólo falsos profetas del extranjero [fuera] entrarían entre ellos, pero algunos podrían surgir de sus propias comunidades, como miembros admitidos de ellas, y de los que se tenían buenas esperanzas... para sacar a los miembros de las iglesias, de hacer cismas y divisiones, de formar grupos, hacerse a la cabeza de ellos (Gill, ibíd., p. 342).

En su libro División de Iglesia [Church Split,] el Dr. Roy Branson comenta:

En la mayoría de los casos la iglesia se divide porque un grupo en la congregación se opone a la evangelización...Cuando una iglesia comienza a alcanzar a otros y a crecer, cada miembro original...debe hacer una de tres cosas: Apoyar el empuje de evangelismo en la iglesia, hundirse en indiferencia, o rebelarse con resistirse o irse (Traducción de Dr. Roy L. Branson, Jr., Church Split, Landmark Publications, 1990, pp. 169-170).

Sí, “quebrantamientos” de iglesia este pueden venir desde el interior de la iglesia local. Nos rompe el corazón cuando las divisiones de la iglesia ocurren, pero podemos esperarlas. Jesús dijo: “En el mundo tendréis tribulación” (Juan 16:33). La iglesia local es un lugar maravilloso donde estar, pero no está libre de varias formas de persecución. ¡El único lugar donde no hay persecución es el Cielo!

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén” (Hechos 8:1).

Canta, “O, Jesús Mi Cruz Hoy Llevo”.

O, Jesús, mi cruz hoy llevo, Todo dejo y sigo a ti.
Despreciado, abandonado, eres todo para mí.
Toda la ambición perezca, lo que quise y conocí.
Más cuán rica es mi vida, Dios, ¡El Cielo diste a mí!

III. Tercero, la persecución muestra el gran valor de la iglesia local.

Hoy en día muchas parejas viven juntas sin casarse. Tienen miedo de comprometerse el uno al otro por temor a que habrá un divorcio. Esto es muy triste porque el matrimonio es una institución dada por Dios.

¡Observa que esta misma generación, que no se compromete en matrimonio, también tiene objeciones en comprometerse a la iglesia local! Esto no debe sorprendernos, porque el matrimonio y la membrecía de la iglesia se comparan una con otra en la Biblia, en Efesios 5:31-32:

“Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia”
       (Efesios 5:31-32).

En este pasaje de la Escritura el esposo y la esposa son comparados a Cristo y a la iglesia. El matrimonio de un hombre y una mujer se compara a Cristo y la iglesia local.

Una persona no convertida que no quiere casarse, o permanecer casada, tampoco va a poder disfrutar la estabilidad de la membrecía en una iglesia local. Aquellos que encuentran difícil la membrecía de la iglesia local también encontrarán el matrimonio y los niños difíciles. He visto a tanta gente dejar su iglesia local después de tener uno o dos hijos. Y muchos de ellos después se divorcian. Ellos simplemente no podían lidiar – con la familia o la iglesia.

¡Pero qué gozo pierden estas personas! Aquellos que no pueden permanecer casados y criar niños se pierden una de los más grandes gozos de la vida. Los que no pueden unirse a la iglesia local se pierden unos de los mayores placeres de la vida.

Las presiones que vienen en contra de la membrecía de iglesia local no muestran que es poco importante. ¡Todo lo contrario! ¡Las presiones y persecuciones que vienen en contra de la membrecía de la iglesia local muestran qué tan importante la membrecía de iglesia realmente es!

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén” (Hechos 8:1).

¿Por qué ocurrió esto? ¡Debido a que el diablo ataca a la iglesia local! ¡El diablo no quiere que encuentres la salvación, la felicidad, ni que hagas amigos duraderos en la iglesia local! El diablo quiere que te vayas volando como a una hoja la lleva el viento.

¡No importa lo que suceda, plantemos nuestras raíces, y comprometámonos mutuamente en el matrimonio – y comprometámonos unos a otros en la iglesia local!

Este es uno de nuestros temas: “¿Por qué estar solo? ¡Ven a casa – a la iglesia! ¿Por qué estar perdido? ¡Ven a casa – a Jesucristo, el Hijo de Dios!”

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

Escritura Leída Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan: Hechos 8:1-4.
Solo Cantado Antes del Sermón por Mr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Softly and Tenderly Jesus is Calling” (por Will L. Thompson, 1847-1909).


El BOSQUEJO DE

¡LA PERSECUCIÓN CONTRA LA IGLESIA LOCAL HOY!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén…” (Hechos 8:1).

I.   Primero, la persecución puede venir de afuera de la iglesia local,
Mateo 10:17-18; 24:9; II Timoteo 3:12; Mateo 10:22;
Juan 15:18-19.

II. Segundo, la persecución puede venir de adentro de la iglesia local,
Hechos 20:29-30; Juan 16:33.

III. Tercero, la persecución muestra el gran valor de la iglesia local,
Efesios 5:31-32.