Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




FORTALEZA PARA GANAR ALMAS
POR MEDIO DE LA ORACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Tarde del Sábado, 1 de Agosto de 2009

“Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas” (Isaías 40:31).


El Dr. R. A. Torrey dijo acerca de este verso:

Hay gran poder en la oración. Tiene mucho qué ver con que obtengamos la plenitud del poder en la vida y el servicio Cristiano. El que no toma tiempo para la oración debe renunciar a toda esperanza de obtener la plenitud del poder que Dios tiene para él. Son “los que esperan a Jehová” los que “tendrán nuevas fuerzas” (Isaías 40:31). Esperar a Jehová significa algo más que pasar unos minutos al principio y al final del día por una forma de petición de estereo tipo. “Esperad a Jehová”. La verdadera oración toma tiempo y pensamiento, pero es un gran ahorro de tiempo. En todo caso, si hemos de conocer la plenitud del poder tenemos que ser hombres y mujeres de oración (traducción de R. A. Torrey, D.D., How to Obtain Fulness of Power in Christian Life and Service, Fleming H. Revell, 1897, p. 95).

“Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas”
       (Isaías 40:31).

Te daré unos pensamientos abreviados del Dr. Torrey, un hombre que sabía esperar a Dios en oración, acerca de este texto,

I. Primero, la oración nos puede dar sabiduría para ganar almas.

La Biblia habla claramente sobre este punto:

“Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche [sin culparnos], y le será dada” (Santiago 1:5).

Dios no te reprochará, ni hallará culpa, ni buscará defecto contigo, si tú le pides sabiduría. ¡Oh, no! “Le será dada”. ¡Ninguna promesa podría estar más clara que esa! Podemos tener la sabiduría, la sabiduría de Dios Mismo, en cada punto de la vida. Dios no quiere que andemos en tinieblas. El quiere darnos Su sabiduría infinita. Todo lo que tenemos que hacer es pedirla en fe. Mucha gente tropieza en su propia necedad cuando trata de ganar almas. No tienen sabiduría para ganar almas. Tú no puedes ganar almas sin sabiduría. ¡Tú no puedes tener dicha sabiduría sin orar por ella! La Palabra de Dios dice:

“Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios... y le será dada” (Santiago 1:5).

¿Cómo le hablo a aquella persona nueva después de que viene a la iglesia? ¿Cómo lo ayudo a entrar en la iglesia? ¿Cómo lo ayudoo a hacerse Cristiano?

“Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios... y le será dada” (Santiago 1:5).

Pero este “pedir” no debe ser una oración en forma de rito. Debe ser oración seria, profunda, que viene de “esperar a Jehová” en oración (Isaías 40:31).

“Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas”
       (Isaías 40:31).

Poder en oración, Señor, poder en oración,
   En medio del pecado y del dolor;
Hombres muriendo, almas en desesperación;
   ¡Dame poder, poder en oración!
(Traducción de “Teach Me to Pray” por Albert S. Reitz, 1879-1966).

II. Segundo, la oración puede traer al Espíritu Santo en todo Su poder bendito
a nuestro ganar de almas.

Jesús dijo:

“Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:13).

Fue despues de que los discipulos habían continuado en “oración y ruego” (Hechos 1:14) que “fueron llenos del Espíritu Santo” (Hechos 2:4).

Es la oración la que trae el poder del Espíritu Santo a nuestras vidas y a la obra que hacemos en ganar almas. Creo que muchos de ustedes estarían de acuerdo en que no han esperado a Dios en oración lo suficiente para ser realmente eficaces en ayudar a almas a entrar en la iglesia y ser salvos. ¿Podría ser este el resultado de no orar por el poder del Espíritu Santo en tu ganar de almas? Jesús dio una promesa clara cuando El dijo:

“¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:13).

Pídele a Dios por el poder del Espíritu Santo para ayudarte a ser de más bendición a los perdidos en ganar almas. El te dará el poder del Espíritu Santo si esperas en El en oración. Muchos de ustedes tienen poquito poder en ganar almas simplemente porque pasas tan poquito tiempo en oración por el poder de ganar almas.

“Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas”
       (Isaías 40:31).

Poder en oración, Señor, poder en oración,
   En medio del pecado y del dolor;
Hombres muriendo, almas en desesperacion;
   ¡Oh, Dame poder, poder en oración!

III. Tercero, la oración puede traer el poder de Dios a nuestra obra evangelista,
a nuestro evangelismo en las calles, y a nuestro evangelismo telefónico
cuando llamamos para que vengan a los servicios de la iglesia, y para,
serles de bendición cuando ellos vengan a la iglesia.

Cuando los Apóstoles enfrentaban obstáculos, “alzaron unánimes la voz a Dios” (Hechos 4:24). Y “cuando hubieron orado”, esperando a Dios en oración, el poder de Dios vino y barrió con todos los obstáculos (Hechos 4:31-33; 5:13). ¿Quieres el poder de Dios en tu evangelismo y en tus llamadas de teléfono, y en traer a la gente a la iglesia por ti mismo? Entonces ora por ello. Espera en Dios en oración para que venga Su poder y te ayude.

Una vez, una madre que tenía un hijo incorregible que no le escuchaba a sus ruegos, fue a ver al Dr. Torrey. Ella le preguntó al Dr. Torrey qué hacer. El le dijo: “ora”. El joven fue convertido poco tiempo después y se volvió un Cristiano muy fino. ¿Por qué? Porque su madre le escuchó al Dr. Torrey y comenzó a esperar a Dios en oración seria por su hijo todos los días – y Dios contestó las oraciónes de ella cuando ella se puso en serio a esperar a Dios en oración por su hijo.

Jamás ha habido un grande y verdadero avivamiento sin esperar mucho en Dios en la oración. El Dr. Torrey dijo: “Muchos supuestos avivamientos modernos llegan por la maquinaria del hombre. Pero ha habido tiempos en grandes avivamientos en el pasado sin mucha predicacioó, y casi sin maquinaria. Pero nunca ha habido un grande y verdadero avivamiento sin mucha oración, sin esperar a Dios en oración. Muchos supuestos avivamientos modernos se alzan por la maquinaria del hombre”. Pero los avivamientos genuinos llegan por esperar a Dios en oración seria.

Muchos Cristianos no se dan cuenta de cuanto sus oraciónes, o la falta de ellas, tienen qué ver con lo poderoso y la falta de poder en la predicación del pastor. Descuidar el esperar a Dios en oración seria puede hacer toda la diferencia entre si tenemos conversiones en los servicios del Domingo. Te ruego que apartes tiempo extra para esperar a Dios en oración para esas reuniones, para que la predicación tenga poder, para que los perdidos sean convertidos. Te pido que comiences a esperar a Dios en oración seria por esas reuniones, en tus oraciónes privadas. Espero que apartes tiempo cada día para orar para que Dios le ayude al pastor a saber qué predicar, y lo ayude a predicarlo poderosamente para convertir a los perdidos. También, pasa mucho tiempo en oración por los perdidos, si es posible por nombre, para que Dios abra los corazones de ellos para recibir a Cristo en estas reuniones, y especialmente ora que Dios te vuelva una bendición para los perdidos cuando vengan a la iglesia el Domingo. Espero que apartes tiempo todos los días, de hoy en adelante para esperar a Dios, y que ores seriamente por estas cosas importantes en la vida de nuestra iglesia. Y ora y ayuna por estas cosas el próximo Sábado también.

Bendición hazme, Bendición hazme,
   Que brille en mi vida Jesús;
Bendición hazme, yo ruego, Jesús,
   Bendición hazme, para alguien hoy.
(Traducción de “Make Me a Blessing” por Ira B. Wilson, 1880-1950).

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.


EL BOSQUEJO DE

FORTALEZA PARA GANAR ALMAS
POR MEDIO DE LA ORACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas” (Isaías 40:31).

I.   Primero, la oración nos puede traer sabiduría para ganar almas,
Santiago 1:5.

II.  Segundo, la oración puede traer al Espíritu Santo en todo Su poder
bendito a nuestro ganar de almas, Lucas 11:13; Hechos 1:14; 2:4.

III. Tercero, la oración puede traer el poder de Dios a nuestra obra
evangelista, a nuestro evangelismo en la calle, y a nuestro
evangelismo telefónico cuando llamamos para que vengan a los
servicios de iglesia, y para serles de bendición cuando vengan
a la iglesia, Hechos 4:24, 31-33; 5:13.