Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL QUE GANA ALMAS ES SABIO – PARTE I

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Tarde del Sábado, 25 de Julio de 2009

“El fruto del justo es árbol de vida;Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).


Me parece que aquí la palabra clave en la segunda mitad del texto es “gana”. Si comprendes lo que significa “gana” el resto del verso se desenvuelve naturalmente. El Dr. Strong señala que la palabra Hebrea traducida “gana” es “laqach.” Significa “traer adentro”, “atraer”, “recibir”.

Detesto criticar a hombres que yo cito favorablemente en otros asuntos, pero me parece que muchos comentadores se pierden el significado de este verso porque no se enfocan en la palabra principal “gana” [ganar]. El Dr. Ryrie a quien respeto mucho, dice: “No ganar a la salvación en este contexto, sino atraer a otros e impartirles sabiduría” (Ryrie Study Bible; nota sobre Proverbios 11:30). Así, él separa “ganar a la salvación” de “atraer a otros e impartirles sabiduría”. ¿Pero, qué es “ganar a la salvación” si no eso? ¡Atraer a personas e impartirles sabiduría tocante a Cristo es ganarlos a la salvación! ¡Yo no veo cómo puedes separar los dos así! De nuevo, el Dr. McGee, a quien también respeto mucho, en su nota sobre este verso, dice: “Hoy se le da mucha atención a testificar personalmente. Eso está bien” (Thru the Bible; commento sobre Proverbios 11:30). Pero Proverbios 11:30 no dice nada de “testificar personalmente”. Aquí no hay palabra alguna acerca de “testificar personalmente” ni de alguna otra clase de “testificar”. El texto dice “el que gana almas es sabio”. No habla de “testificar” sino de “ganar”, o sea “traer adentro”, “recibir”. Yo creo que el problema del Dr. Ryrie y del Dr. McGee sobre este verso es que ellos no eran Bautistas. Ellos no tenían el punto de vista Bautista de la importancia de la iglesia local. Si interpretas este texto del Antiguo Testamento bajo la luz de la enseñanza del Nuevo Testamento sobre la centralidad de la iglesia local, este verso es fácil de entender. “El que gana almas” es la persona que “trae adentro”, “atrae”, y “recibe” a pecadores perdidos en la iglesia local. Esto está aclarado en Hechos 2:47:

“Y el Señor añadía cada día a la iglesia [en Jerusalén] los que habían de ser salvos” (Hechos 2:47).

Entonces yo tomo que nuestro texto se refiere a aquellos que el Señor usa para ganar almas por atraerlos a, y recibirlos en la iglesia local.

“El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).

Consideremos el lado negativo – lo que ganar almas no es; y luego consideraremos el lado positivo – lo que ganar almas sí es.

I. Primero, lo que ganar almas no es.

No es testificar. Yo no estoy en contra de ganar almas en lo más minimo. Simplemente digo que este verso no habla de testificar. Es bueno dar tu testimonio, y a menudo es de ayuda a los perdidos oír un testimonio Cristiano verdadero. Pero Proverbios 11:30 no está hablando de testificar o dar el testimonio propio. En vez, dice: “el que gana almas es sabio”.

De nuevo, ganar almas no se refiere a repartir tratados. No estoy en contra de pasar tratados. En lo absoluto. Simplemente digo que Proverbios 11:30 no habla de pasar tratados. Algunas personas Cristianas usan el pasar tratados como sustituto, como una excusa, para no hacer la obra más dura y más difícil de ganar almas.

“El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).

Pero de nuevo, ganar almas no se refiere a ir de puerta en puerta y orar la “oración de pecador” con la gente perdida. En mi opinión a menudo esto ha hecho más daño que bien. Mucha gente tiene una esperanza falsa de ser salva porque alguien la ha guiado en una oración como esta. Yo no veo la base para hacer esto en el Nuevo Testamento. ¿A dónde está “la oración de pecador”? Me parece que esto sale del pensamiento de Finney en vez de la Biblia. No, no hay “oración de pecador” en Proverbios 11:30. No dice eso. Dice: “el que gana almas es sabio”.

Una vez más – ganar almas no es obtener los nombres y teléfonos para que se les “contacte.” Eso lo hacemos en nuestra iglesia. Es muy eficaz en conseguir que un grupo de gente asista al servicio de iglesia. Nosotros hacemos eso mucho, y como resultado, tenemos mucha gente perdida en todos los servicios. Pero debo decir, de nuevo, que no es ganar almas. El texto no dice: “el que consigue nombres para contactarlos es sabio”. No, sino que dice: “el que gana almas es sabio”. El que los atrae y los recibe en la iglesia local es sabio.

“El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).

Me parece que las técnicas modernas de evangelismo fracasan en recibir verdaderamente a la gente perdida y en incorporarlos a la iglesia local. Yo creo que una de las razones porque el evangelismo es descuidado ahora es porque vemos tan poco fruto de él. Tan poca gente es añadida a la iglesia local, que tenemos la tendencia a abandonar el evangelismo hoy.

II. Segundo, lo que ganar almas sí es.

“El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).

Ya te he dicho que la palabra “gana” significa “traer adentro” o “recibir”. Hay una tendencia natural humana a no querer nada ni nadie nuevo. A nuestras viejas naturalezas Adámicas les gusta mantenerlo todo suave y sin novedad. Inconscientemente no queremos tener nuestras vidas perturbadas por los pecadores. Iremos a conseguir nombres, o a pasar tratados, pero en realidad, muy por dentro, ¡no tenemos un deseo fuerte de recibir a pecadores en nuestras iglesias! ¿No nos vuelve eso como los Fariseos?

“Y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe” (Lucas 15:2).

Los Fariseos estaban contentos con la gente que ya tenían en sus sinagogas. No querían recibir a pecadores en sus vidas ni en sus corazones. Ellos criticaron a Jesús,

“diciendo: Este a los pecadores recibe” (Lucas 15:2).

¿No es eso de lo que hablaba Cristo en la Parábola del Buen Samaritano? El Fariseo dijo: “¿quién es mi prójimo?” Jesús contó acerca de un hombre perdido y moribundo, y de un Samaritano que “cuidó de él” (Lucas 10:34). Entonces Jesús dijo: “Ve, y haz tú lo mismo” (Lucas 10:37).

No! No estoy hablando del liberalismo. Yo sé muy bien lo que ellos dicen. No estoy hablando de eso! ¡No estoy hablando del evangelismo del “estilo de vida”, ni nada así! ¡Estoy hablando sobre Proverbios 11:30!

“El que gana almas es sabio.”

El Dr. B. B. McKinney no era un liberado. El era un ganador de almas Sureño Bautista anticuado. Y B. B. McKinney dijo:

Señor, pon un alma en mi corazón
   Y ámala a través de mí;
Que dulcemente haga yo mi deber
   De ganarla para Tí.
Un alma para Tí, un alma para Tí,
   Ésta es mi mayor petición;
Ayúdame hoy que en la vida yo,
   Gane un alma para Tí.
(Traducción de “Lord, Lay Some Soul Upon My Heart”
     por B. B. McKinney, 1886-1952).

¡Tenemos que amar a la persona que estamos tratando de ganar! ¡Ese no es liberalismo! ¡Ese es ganar de almas creyente Biblico! D. L. Moody dijo, “Amalos a entrar.” El Dr. McKinney dijo: “Ama esa alma a través de mí”. Te pido que ores esta noche para que Dios te haga un “canal de bendición” para aquella gente perdida que venga a la iglesia mañana. ¡Esa es la única manera en que podremos “ganarlos”! ¡No hay otra manera de realmente “ganar” a los perdidos!

¿Vía de bendición es tu vida?
   Tienes peso por los perdidos?
¿Ayudas a los pecadores a hallar
   A Jesús quien murió en la Cruz?
Hazme una vía de bendición hoy,
   Ruego me hagas vía de bendición;
Mi vida posee, bendice mi obra,
   Hazme una vía de bendición hoy.
(Traducción de “Make Me a Channel of Blessing”
     por Harper G. Smyth, 1873-1943).

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Lord, Lay Some Soul Upon My Heart”
(por B. B. McKinney, 1886-1952).


EL BOSQUEJO DE

EL QUE GANA ALMAS ES SABIO – PARTE I

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“El fruto del justo es árbol de vida;Y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).

(Hechos 2:47)

I.   Primero, lo que ganar almas no es, Proverbios11:30.

II.  Segundo, lo que ganar almas sí es, Lucas 15:2; 10:34, 37.