Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LAS IGLESIAS TEMPRANAS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
la Mañana del Día del Señor, 31 de Mayo, May 31, 2009

El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche” (Hechos 20:7).


Este verso de la Escritura nos muestra que los Adventistas del Septimo Día y otros Sabatarianos estan equivocados al hacer el Domingo el día de adoracion. El “primer día de la semana” en el calendario Romano era el Domingo. Todavia lo es en todos los calendarios hoy. Nosotros pensamos en él como el ultimo día, pero nuestros calendarios lo muestran como el “primer día de la semana”. Los Adventistas del Séptimo Día y otros Sabatarianos quieren que nos regresemos al Antiguo Testamento y adoremos el Sabat, que es el Sabado. El Sabat en el Sabado conmemoro a Dios descansando en el septimo día de la creacion,

“Y bendijo Dios al septimo día, y lo santifico, porque en el reposo de toda la obra que habia hecho en la creacion”
       (Genesis 2:3).

Pero el “primer día de la semana,” el Domingo, conmemora la resurrección de Cristo, y el Nuevo Pacto. Cristo resucito de los el primer día, el Domingo. Cristo resucitó de los muertos el Domingo en la mañana. En ese primer Domingo de noche, el día que El resucitó de los muertos, El se reunió con Sus Discipulos.

“Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judios, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros” (Juan 20:19).

Cristo se reunió con los Discípulos y celebró el primer servicios Cristiano con ellos esa noche, el mismo día que El resucitó de los muertos, el primer día de la semana, el Domingo en la noche.

Cristo se reunió otra vez con ellos el próximo Domingo, cuando Tomas creyó (Juan 20:28-29). Así que está claro que los primeros Cristianos adoraban a Cristo el Domingo, desde el primer Domingo que Jesús resucitó de los muertos. Eso es exactamente lo que los Discípulos continuaron haciendo, varios años después, como vemos en nuestro texto,

“El primer día de la semana, reunidos los discipulos para partir el pan, Pablo les enseñaba , habiendo de salir al día siguiente; y alargo el discurso hasta la medianoche” (Hechos 20:7).

Los Adventistas del Septimo Día y otros Sabatarianos fallan en honrar adecuadamente la resurrección de Cristo, y el Nuevo Pacto, regresando al Sábado del Antiguo Pacto, en vez de adorar en el día que Cristo resucitó de los muertos para introducir el Nuevo Pacto.. Esa es la primera lección en nuestro texto.

La segunda leccion es esta: Para tener una iglesia que atraiga a la gente joven, debemos regresar al método de la iglesia temprana, como se registra en el Libro de Los Hechos. Mucha de la actividad en la iglesia temprana se llevaba a cabo de noche. Dr. Charles John Ellicott señala la “práctica primitiva de una celebración de noche” (traducción de Charles John Ellicott, Ellicott's Commentary on the Whole Bible, Zondervan, n.d., volume VII, p. 139). Las primeras iglesias tenían reuniones de oración de noche (Hechos 12:5, 6, 12). Ellos predicaban y bautizaban de noche (Hechos 16:29-34). Ellos tomaban la Santa Cena del Señor y tenían un tiempo de comer juntos el Domingo de noche (Hechos 20:7, 11). Esta era una de las grandes atracciones de la primera iglesia. ¡Ellos tenían algo qué hacer en la noche para la gente joven! ¡Esa es una de las razones por la que literalmente miles de adultos jóvenes entraban en cantidades a la iglesia en el primer siglo! ¡Y debemos seguir su ejemplo hoy! ¡Ven a casa – a la iglesia – esta noche! ¡Te encantará! ¡No hay nada igual en Los Angeles el Domingo en la noche!

“En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:35).

¡Tengamos compañerismo esta noche, igual que los primeros Cristianos! ¡Mostremosle a todo hombre esta noche que nos amamos! ¡Ven a casa – a la iglesia – esta noche! ¡Y cena con nosotros, y oye un sermon este Domingo en la noche!

Ahora, este pasaje de la Escritura (Hechos 20:7-12) nos enseña el patrón y método de la iglesia tempana. Hay al menos tres cosas que debemos aprender de este pasaje si queremos enlistar gente joven en nuestra iglesia, como lo hacían ellos.

I. Primero, ellos se reunían el Domingo en la noche.

Mira nuestro texto otra vez,

El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche” (Hechos 20:7).

Hoy no voy a predicar hasta la medianoche. Solamente predicaré como cincuenta minutos, y luego tendremos el compañerismo. Pero en ocasiones irregulares podré predicar más tiempo. El Dr. W. A. Criswell predicó desde el principio hasta el fin de la Biblia en un Domingo de noche. Ese es su sermón famoso: “The Scarlet Thread Through the Bible,” [“El Hilo Rojo Através de la Biblia”] que él predicó 4½ horas el Domingo en la noche, 31 de Diciembre de 1961 en la Primera Iglesia Bautista de Dallas, Texas. Es un sermón famoso, y lo puedes oír al presionar el eslavón al titulo [en Inglés] mencionado arriba. Quisiera tener una grabación del sermón largo del Apóstol Pablo de aquella noche en la iglesia de Troas. Solamente podemos imaginar que tuvo que haber sido aun más maravilloso que el magnifico sermón de cuatro horas y media del Dr. Criswell, en Dallas aquel Domingo en la noche, hace mucho tiempo.

Mas lo importante de notar en Hechos 20:7 es que la iglesia temprana se reunía el ¡Domingo en la noche! “El primer día de la semana” era el Domingo en el calendario Romano y es lo mismo en nuestros calendarios hoy día. El Dr. Dr. J. Vernon McGee dijo:

Esto significa que ellos celebraban la Cena del Señor el Domingo. Era en este día que Pablo les predicaba. La iglesia temprana se reunía el primer día de la semana [el Domingo]. Ese era un día importante por ser el día en que Jesús volvió de los muertos. Bajo la vieja creación el séptimo día era el día importante, el Día de Reposo. Eso le pertenece a la vieja creación. En el día de reposo Jesús estuvo muerto, adentro del sepulcro. En el primer día de la semana [el Domingo] El salió. Nosotros nos reunimos ese día, porque ahora estamos unidos a un Cristo vivo. Ese es el testimonio del primer día de la semana (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson, 1983, tomo IV, p. 602).

El Dr. Ellicott añade: “Y en este día [Domingo] ellos se juntaban, obviamente en la noche, después de la puesta del sol” (ibid., p. 138). La iglesia temprana tenía servicios los Domingos de noche. Eso es extremadamente importante. Creo que es la clave de su gran éxito en ganar tanta gente joven – como ellos lo hicieron.

Cuando una iglesia comienza a centrarse en la gente mayor, tiende a dejar caer o descuidar el Domingo en la noche. ¡Pero si queremos atraer a la gente joven, de 18 a 30 años de edad, tenemos que tener servicios de Domingo en la noche llenos de vida – como lo hacían en el Libro de Los Hechos! Ven a casa a la iglesia – esta noche! ¡Te encantará la predicación – y el compañerismo! ¿Por qué estar solo? ¡Ven a casa – a la iglesia este Domingo en la noche! ¡Regresa esta noche!

II. Segundo, escuchaban la predicación los Domingos en la noche.

El sermón que el Apostol Pablo dio obviamente fue más profundo ese Domingo en la noche de lo que él hubiera predicado cualquier Domingo en la mañana. Y creo que es importante predicar verdades más profundas de la Biblia los Domingos de noche. Nosotros damos sermones simples el Domingo en la mañana – pero entramos a verdades más profundas el Domingo en la noche. Hablaré de la conversion esta noche. ¡Ven y estudia este gran tema con nostros esta noche! ¡Fortalecerá tu fe, y te ayudará! Te prometo no hablar tanto tiempo como Pablo esta vez, pero trataré de darte algo en qué pensar y llevar a casa contigo.

Creo que es importante predicar el Evangelio en toda ocasión. Pablo dijo:

“Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (I Corintios 2:2).

Yo trato de mantener el Evangelio de Cristo central en todos mis sermones. Pero los Domingos de noche entramos más profundo en el Evangelio y temas relacionados.

Mi pastor, Dr. Timothy Lin, solía decir:

Observa todo el día del Señor como realmente del Señor. Comienza con adorar a Dios como Creador en la mañana para adorarlo como el Padre Celestial en la noche en el servicio de la noche (El Testimonio de un Pastor, 1994, p. 8).

¡Yo creo que el Dr. Lin estaba en lo correcto al decir eso en los 1960 y los 1970! Si queremos ganar y discipular a muchos jóvenes, tenemos que tener servicios vivos, interesantes y que sean de ayuda los Domingos por la noche!

III. Tercero, ellos tenían compañerismo maravilloso el Domingo en la noche.

En Hechos 20:11 leemos:

“Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió” (Hechos 20:11).

Jamieson, Fausset, and Brown dice:

Cuan vivo es este registro del compañerismo Cristiano – libre y contento como tiene que haber sido bajo estas circunstancias…solemne (traduccion de A Commentary on the New Testament, Eerdmans, 1976, tomo III, p. 147).

No debemos pensar que este era el unico Domingo en la noche que ellos tenían comida “y platicaban por largo tiempo”. No, esto pasaba a menudo, al menos todos los Domingos en la noche, en la iglesia temprana, según Hechos 2:46-47. Con razón:

“Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hechos 2:47).

El Martir Justin (c. DC 100-165) al escribir en el siglo II, nos dice que estos primeros Cristianos se reunían el Domingo, lo que llamaban “El Día del Señor”, en lo que el dice: “Todos, ambos la ciudad y el campo, se reunían en un lugar para adoración religiosa” (citado por Dr. John Gill, nota de Hechos 20:7).

Matthew Henry nos dice que los primeros Cristianos tenían un compañerismo maravilloso:

Se amaban unos a otros, y eran muy amables. La caridad de ellos era igual de eminente que su piedad, y sus reuniones en las santas ordenanzas tejía sus corazones unos con otros, y eran muy queridos unos con otros (Comentario de Hechos 2:46-47).

¡Esta gente no solamente “iba a la iglesia” por una o dos horas los Domingos en la mañana! Se juntaban varias veces a la semana, mayormente de noche. No debemos pensar que ellos pasaban todo su tiempo juntos oyendo sermones y orando, aunque sí lo hacían también. Sino que también “hablaban largo tiempo” (Hechos 20:11). Es importante que estemos juntos en la iglesia y hablemos “mucho tiempo”. Necesitamos hablar unos con otros. Esto es parte de lo que hace a una iglesia un segundo hogar. Nosotros amamos venir a la iglesia para sentarnos y platicar “mucho tiempo”.

El mundo de afuera – en las calles, es un lugar frío y solitario. Hay miles de gentes, pero parace que nadie se fija en ti. Mucha parte de tiempo te sientes solo. Vas a tu casa, y a menudo tus padres que no son Cristianos están demasiado ocupados para platicar. Te sientas a solas frente a la television o la computadora. La mayoría de jovenes se sienten solos mucha parte del tiempo. Una encuesta reciente indica que los adolescentes cuentan la soledad como el problema más grande que enfrentan.

¿Te sientes así a veces? ¿Sientes a veces el dolor de la soledad que persigue a muchos jóvenes hoy? Un joven me dijo: “Estoy tan solo que podría llorar, y no sé qué hacer”. Te diré qué hacer – ¡ven a casa a la iglesia! ¡Hazlo esta noche! ¡Y el próximo Domingo! ¡Ven a casa a la iglesia – para sentarnos a platicar y tener compañerismo “por largo rato”! ¡De eso se trata el compañerismo Cristiano! ¡¡Ven a casa a la iglesia todas las semanas! Y asegurate de venir esta noche! ¡Hazlo!

Te iba a contar del joven que se durmió cuando Pablo predicaba – pero se me acabó el tiempo! Basta con decir que no debes ser como él. Haré lo mejor que pueda para mantenerte despierto cuando regreses! Y debes de escuchar con mucha atención el sermón esta noche. ¡Podría cambiar tu vida por completo!

Aquellos Cristianos del primer siglo se reunían el Domingo de noche para oir la predicación y disfrutar la compañía mutua. Con razón miles de jovenes entraron en la iglesia aquellos días.

Espero que me ayudes a hacer nuestra iglesia igual que las primeras iglesias lo más que se pueda. Espero y oro que recibas a Jesucristo y seas convertido. Cristo murio en la Cruz para pagar la pena de tus pecados. Cristo resucitó fisicamente de los muertos para darte vida eterna. Cristo ora por ti ahora mismo – en el Cielo, a la diestra de Dios. Ven a Cristo y se lavado de tu pecado por Su Sangre, y sé convertido a Cristo por el poder de Dios.

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

¡Y El hará eso por ti también!

(FIN DEL SERMON)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers' cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español.”

La Escritura Leida por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermon: Hechos 20:6-12.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
"Blest Be the Tie" (por John Fawcett, 1740-1817).


EL BOSQUEJO DE

LAS IGLESIAS TEMPRANAS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche” (Hechos 20:7).

(Genesis 2:3; Juan 20:19, 28-29;
Hechos 12: 5, 6, 12; 16:29-34; 20:11; John 13:35)

I.   Primero, ellos se reunían el Domingo en la noche, Hechos 20:7.

II.  Segundo, ellos escuchaban la predicación el Domingo en la noche,
I Corintios 2:2.

III. Tercero, ellos tenían compañerismo maravilloso el Domingo
en la noche, Hechos 20:11; Hechos 2:46-47; Juan 1:12.