Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




UN SERMÓN EN LA OCCASIÓN DE LA
HISTÓRICA INAUGURACIÓN DEL PRESIDENTE
BARACK HUSSEIN OBAMA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
la Tarde del Sábado 24 de Enero de 2009

“Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador” (I Timoteo 2:1-3).


Acabamos de ver un video de la ceremonia inaugural de nuestro Presidente cuarenta y cuatro, Barack Hussein Obama. La mayoría de ustedes ya habían visto partes de dicho evento, pero yo quise que vieran la ceremonia entera.

Omití su discurso después de ser juramentado porque sentí que él fue demasiado crítico de George W. Bush, quien yo creo hizo un mejor papel de Presidente de lo que la prensa le acredita. Él mantuvo a América segura durante sus dos términos en la Presidencia. Después del 11 del Septiembre no hubo ningún otro ataque terrorista en suelo Americano, lo cual no es poca cosa en estos tiempos peligrosos. Eso de seguro lo recordaran los futuros historiadores como su logro más grande.

Creo que fue Claire Booth Luce quien le dijo a Nixon, “Todos los Presidentes son recordados con una frase. La tuya será, ‘El abrió la China’.” Yo creo que eventualmente eso será cierto. La frase del Presidente Reagan es, “El derribó a la Unión Sovietica.” Creo que la frase de George W. Bush será, “El mantuvo a América segura.” Esta es una herencia de la que cualquier Presidente puede estar orgulloso.

¿Qué frase será la que describa la Presidencia de Obama? Es demasiado temprano para saber, pero él ya hizo algo notable con simplemente llegar a ser el primer Presidente Afro-Americano. Yo me alegro por eso. El sueño de Abraham Lincoln, reiterado por el Dr. King, se volvió realidad el momento en que Barack Obama se hizo Presidente. A millones de personas se les ha dado una nueva razón de sentirse patriotas. Ellos se expresaron con lágrimas y gritos de gozo. Yo también sentí orgullo cuando el puso su mano en la Biblia de Lincoln y repitió el voto de Presidencia. “Hail to the Chief” [“La Oda al Jefe,” lit.] resonó al fin de su juramento. Yo lloré y oré, “Dios bendiga a América, y Dios bendiga al Presidente Obama.”

Yo también estuve orgulloso de que América, pese a sus muchas fallas, fue la primera nación del mundo Occidental que eligiera para su más alto puesto a un hombre negro – no fue Inglaterra, no fue Francia, no fue Alemania, no fue España, ni siquiera Canada ni Australia. Fuimos nosotros, la gente de América, la mayoría de nosotros blancos, quien le dijimos a todo el mundo, Sí, creemos “que todos los hombres son creados iguales.” Aquellas palabras de la Declaración de Independencia tomaron un nuevo significado el día que la gente común como nosotros, le abrieron la puerta y le dejaron entrar a nuestras vidas y a nuestros corazones.

Fue un día histórico porque él es el primer Presidente negro, pero también porque al serlo, él le ha dado a cada niño de minorías la nueva esperanza – de que ellos también, aun si vinieron de un fondo áspero como el de él, pueden mantener sus rostros alzados, sabiendo que pueden buscar cualquier sueño, si al igual que él ellos tienen la visión de hacerlo, y están dispuestos a laborar lo suficientemente fuerte para hacer ese sueño realidad. Si él no hace otra cosa, la inspiración que le ha dado a la juventud de América será una buena herencia, digna de cualquier Presidente.

Sin embargo, pese a eso, yo no voté por él. Hubo otras razones por las que sentí que no podía hacerlo, pero la que yo y millones como yo sentimos que era más importante que todas las demás fue su apoyo al aborto en demanda – el supuesto “derecho de escoger” que la mujer tiene de matar a un bebé. Eso, por sobre todo lo demás, me detuvo de votar por él.

Cincuenta millones de niños Americanos han muerto – sin ser queridos, sin ser amados, y sin ser protegidos – en nuestra tierra. Cuatro de cada siete bebés negros mueren así – arrancados de vientre de su madre, con una corte malvada negándoles la protección que ofrece la Declaración de Independencia – “el derecho a la vida, a la libertad, y la búsqueda de la felicidad.”

Después de ver a un millón de personas en la televisión desde el Capitolio hasta el monumento Lincoln Memorial, un diácono en nuestra iglesia me dijo, “Una cantidad igual a esa muere en el holocausto del aborto cada año.” Cincuenta veces ese millón han sido privados del derecho básico a “la vida, a la libertad, y la búsqueda de la felicidad,” incluyendo a cuatro de cada siete bebés negros concebidos en suelo Americano. Y ¿qué hará Barack Obama para detener el genocidio de su propia raza? El dijo hoy que no hará nada para terminar con la matanza y la opresión. En la declaración oficial de su sitio de la red, el Presidente Obama dijo:

El ha sido un campeón constante de el escoger reproductivo y hará del derecho de la mujer [a matar a su bebé] según Roe v. Wade una prioridad en su Administración. El se opone a toda enmienda constitucional para echar en reversa la decisión de la Corte Suprema en ese caso [traducción libre al Español].
   (http://www.whitehouse.gov/agenda/women/)

Esa es la declaración oficial dada a la nación en su sitio de la red. También la prensa asociada Associated Press informó que el “Presidente Barack Obama...derribó la prohibición de la Administración de Bush, de dar dinero federal a grupos internacionales que hacen abortos” (traducción de Matthew Lee y Liz Sidoti, de The Associated Press, Enero 24, 2009). Y yo simplemente no puedo votar por, ni apoyar a ningún hombre que hace la matanza de 4 de cada 7 bebés negros y de millones de otros “una prioridad en su Administración.” ¡No puedo hacerlo ahora! ¡Jamás lo haré!

Sí, debemos orar por el Presidente. En I Timoteo 2:1-3 se nos dice que lo hagamos. Nerón era el Emperador cuando el Apóstol Pablo escribió esas palabras en las sagradas Escrituras. Nerón era mucho peor de lo que sus más ardientes enemigos catalogarían al Presidente Obama. Debemos obedecer aquellas palabras de la Escritura y orar por su seguridad y sabiduría y valor en la Guerra contra el Terrorismo. Debemos orar también para que él no sea confundido ni engañado cuando se trate de Israel, sino que él tenga la visión de defender a nuestro único verdadero aliado en el Medio Este.

También debemos orar para que no deje caer su guardia ni debilite su propósito de hallar a los terroristas Musulmanes donde sea que se escondan, y de detenerlos. Que Dios le dé el valor y sabiduría para hacerlo. Oremos.

O Dios, oramos que protejais y prospereis a nuestro nuevo Presidente. Dadle la habilidad de saber lo que puede y debe cambiar, la habilidad de saber lo que no puede cambiar, y la sabiduría de conocer la diferencia. Detenedlo de asignar a la Corte Suprema a otra persona que hace abortos a propósito. Protegedlo a él y a su familia de ser asesinados y de todo daño. Bendecidlo y, a pesar de todas sus fallas y pecados, Bendecid a América. En el nombre de Jesús, Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español.”