Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA FE QUE SALVA Y EL DECISIONISMO, EN CONTRASTE

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado la Mañana del Día del Señor, 14 de Diciembre de 2008
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo”
(Hechos 16:31).


Las ideas contenidas en este sermón han sido recogidas de “The Way of Faith,” [El Camino de la Fe] que fue escrito por el Dr. Phil A. Newton, un predicador Bautista Reformado que es el pastor principal de South Woods Baptist Church en Memphis, Tennessee. Sus comentarios fueron dados en un capitulo de su libro, “The Way of Faith” (Founders Press, Cape Coral, Florida, 2002, pp. 21-25). Aunque me considero moderadamente Reformado, sin sostener por completo todos los puntos finos del Calvinismo como lo hace el Dr. Newton, veo que lo que él escribe en este capitulo tiene mucha visión tocante a la fe que salva, dada por Dios solamente a los elegidos, aquellos que son escogidos por Dios para la salvación.

El Dr. Newton señala que hay lo que él llama, cuatro clases de “fe.” El Dr. Newton explica que tres de las cuatro clases de fe no llevan a la salvación – sino que en vez al Infierno, porque la fe que salva muy a menudo es confundida y por eso no lleva a la conversión en Cristo Jesús.

I. La primera clase de fe es lo que el Dr. Newton llama “la fe histórica.”
Esto se refiere a la persona que cree los hechos históricos de la Biblia,
y eso es todo.

La persona que no pasa a creer más aparte de lo que la Biblia dice sobre la fe en Cristo, no alcanza a llegar a la fe y a la conversión verdadera. La persona que cree meramente la Biblia tiene la clase de fe que es histórica, que tiene raíz en la Biblia, pero no va más allá. El problema con la fe histórica es que no te puede salvar. Los demonios caídos tienen esta clase de fe – pero no son salvos. La Biblia dice,

“Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan” (Santiago 2:19).

Así que la persona cuya fe se apoya solamente en lo que la Biblia dice tiene lo que el Dr. Newton llama “la fe histórica,” fe basada solamente en los documentos históricos de la Biblia. Ellos a menudo dicen cosas como, “Dios lo dijo, yo lo creo, eso lo fija.” ¡Pero están equivocados porque creer en las declaraciones históricas en la Biblia no salva a nadie! Jesús reprendió a los Fariseos porque pese a que tenían fe en la Biblia, “la fe histórica,” ellos no tenían fe que salva, en Cristo Mismo. Cristo reprendió fuertemente a los Fariseos cuando dijo,

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida”
    
 (Juan 5:39-40).

Los Fariseos creían la Biblia, pero hasta ahí no más. Ellos se afianzaban a la “fe histórica” en la Biblia, pero rehusaban ir más allá, a una fe personal en el Señor Jesucristo Mismo. La gente así en nuestras iglesias nunca pasa de la fe en la Biblia a la fe que salva en Cristo, de la cual habla la Biblia. Ellos dan versos de prueba para tartar de mostrar que creer en la Biblia, creer en “el plan de salvación,” es un sustituto de la fe viviente en Cristo Mismo. Miles de evangélicos jamás pasan más allá de su creencia en la Biblia a un conocimiento completo de Cristo Mismo. Así tropiezan en la “roca de tropiezo” y nunca experimentan la conversión verdadera. ¡Saber cosas sobre Cristo es un triste sustituto de conocer a Cristo Mismo!. Es una mera fe en la historia y las palabras de la Biblia sin conocimiento alguno de Cristo Mismo. La Biblia dice al contrario,

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

La vida eterna y la salvación completa vienen solamente mediante una experiencia personal con Jesucristo, y de ningún otro modo. No puedes ser salvo leyendo y estudiando la Biblia, y creyéndola. El propósito de la Biblia es moverte más allá de un mero acuerdo, o creencia en sus palabras. El verdadero propósito de la Biblia es llevarte a un encuentro cara a cara con el autor de la Biblia, Cristo Mismo. Tú puedes saber mucho de la Biblia sin conocer a Cristo Mismo. Este era el error de los Fariseos y es el mismo error que muchos miles de evangélicos cometen hoy. “La fe histórica,” la fe en la Biblia sola jamás salvó a nadie. Cristo Mismo es el Salvador, no las palabras de las Escrituras. El Apóstol Pablo lo hizo muy claro cuando dijo,

“Las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”
    
 (II Timoteo 3:15).

El propósito de estudiar la Biblia no es simplemente ello mismo. El propósito de la Biblia es apuntarte hacia la “fe que es en Cristo Jesús.” El es el Salvador. La Biblia te señala a El para la salvación. Aquel que se detiene al solamente creer la Biblia no será persuadido a buscar un conocimiento de Cristo Mismo. En el Ultimo Juicio, tal persona hallará que su “fe histórica” no vale nada cuando Cristo le diga que estuvo

“Siempre…aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” en Cristo (II Timoteo 3:7).

“E irán éstos al castigo eterno” (Mateo 25:46).

Así que la primera clase de fe falsa es solamente creer la Biblia o el plan de salvación en la Biblia. Tal fe falsa no salvará. La Biblia dice que tienes que creer en Cristo Mismo.

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31).

II. La segunda clase de fe falsa es la que el Dr. Newton llama
la fe milagrosa.”

Esto describe a aquellos a los que se les ha hecho milagros, o se les ha contestado la oración y por eso creen ser salvos. En Mateo 7:21-23, Jesús advirtió contra esta fe falsa, cuando dijo,

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:21-23).

El Dr. Newton dijo,

Judas Iscariote siguió a Jesucristo por tres años y estuvo involucrado en hacer obras milagrosas. ¡Pero pereció en el Infierno! Los magos de Faraón imitaron los milagros de Moisés por un tiempo, ¡pero no eran creyentes! Jesús advirtió en contra de esta clase de fe falsa, en Mateo 7:21-23 (ibid.).

“Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe” (II Timoteo 3:8).

El Dr. J. Vernon McGee hizo este comentario de II Timoteo 3:8,

La historia de Exodo [de Janes y Jambres] revela que Satanás tiene poder, poder sobrenatural, y que es un gran imitador – él imita las cosas que Dios hace. Janes y Jambres pudieron hacer milagros por el poder de Satanás. Moisés los hizo por el poder de Dios. Esta, creo yo, es la razón por la que se hace referencia a ellos aquí. Necesitamos entender hoy día que Satanás puede imitar el poder de Dios…Me temo que en muchos lugares hoy la manifestación de poder se entiende mal en que viene de Dios cuando en realidad viene de Satanás (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1983, tomo 5, página 471; nota de II Timoteo 3:5).

Así, la fe falsa que reposa en señales, milagros y en oraciones contestadas no es la fe que salva. La salvación viene solamente por descansar en Cristo Mismo.

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31).

III. La tercera clase de fe falsa es la que el Dr. Newton llama
la fe temporal.”

En Mateo 13:20-21 Cristo dijo,

“Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza”
      (Mateo 13:20-21).

En Lucas 8:13 Cristo dijo,

“Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan” (Lucas 8:13).

El Dr. Rienecker da este comentario de “apartan” – “irse, salir” de la iglesia local del Nuevo Testamento y del evangelio verdadero que predica (traducción de Fritz Rienecker, Ph.D., Linguistic Key to the Greek New Testament, Zondervan Publishing House, edición de 1980, p. 161; nota de Lucas 8:13). El Dr. Newton dijo,

Hay fe temporal, que dura un rato, y se apaga porque no tiene raíces…Algunas personas tienen alguna experiencia religiosa o gran emoción sobre la vida Cristiana, hasta llegar a profesar públicamente la fe. Pero si la Palabra de Dios no toma raíz firme en su vida…esta clase de persona rapidamente se marchita cuando las exigencias de la vida Cristiana lo encaran. Esta clase de fe no puede salvar (ibid.).

La “fe” temporal no tiene raíz en Cristo. Cristo no está en el centro. La “fe” temporal se basa en un sentimiento emocional, amistades en la iglesia, o en otras razones físicas o emocionales. Cristo no está en el centro, así que no es fe que salva. Es solamente “fe” temporal.

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31).

Todas estas “fes” son falsas. La “fe” falsa no te salvará. La “fe” que se basa solamente en versos de la Biblia y no está centrada en Cristo no te salvará. La “fe” que está basada en un milagro, o en oración contestada, no te salvará. La “fe” que es solamente temporal no te salvará. Pero la cuarta clase de fe es verdadera fe que salva.

IV. El Dr. Newton llama a la cuarta clase de fe “la fe justificadoraque salva.”

El dijo:

La fe que justifica…que salva…es un don que Dios nos da para que creamos en la Persona y la Obra de Cristo por nosotros.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9).

El Dr. Newton dijo:

La fe que salva no es un mero conocimiento de los hechos históricos de Jesucristo. La mayoría de gente reconoce esto mas permance perdida…La fe que salva no es simplemente un reconocer que Jesús es un Salvador o que Jesús puede salvar. La fe que salva tampoco es simplemente fe en la fe o en una decision ni fe en una oración ni en una profesión [decisión] ni fe en tu propio plan de salvación…La fe verdadera…es cuando el pecador humildemente confía en Jesucristo solo…la fe que justifica involucra una dependencia total en Jesucristo…Eso es lo que la fe o creer significa, una dependencia o confianza total [en Jesucristo]. Cuando el carcelero Filipense le preguntó a Pablo y a Silas qué tenía que hacer para ser salvo, ellos respondieron: [“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo”, Hechos 16:31]…Cuando una persona viene a Jesucristo por fe, él…conoce a Cristo de una manera diferente…ahora entra a una relación viva, dinámica con Jesucristo. Jesús le ha redimido del poder del pecado, entonces ahora Jesús es su Redentor. Jesús ha aplicado Su sangre y justicia a su vida y le ha declarado justo ante Dios, ahora Jesús es su Justificador. Jesús lo ha salvado de la ira venidera, ahora Jesús es Su Salvador. Jesús es dueño de su vida por la eternidad por Su muerte de sacrificio y su poderosa resurrección, así Jesús es ahora su Señor (ibid.).

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31).

El Sr. Griffith cantó “I Am Coming, Lord” [“Vengo Ya, Señor”] antes de que yo predicara este sermón. Que las palabras de este himno se vuelvan una realidad en tu vida:

Oigo tu voz de bienvenida
   Que me llama, Señor, a Tí,
Para que limpio sea en Tu sangre preciosa
   Que fluyó en el Calvario.
¡Vengo ya, Señor!
   ¡Vengo ahora a Tí!
Lávame en tu sangre que
   En el Calvario fluyó por mí.
(Traducción de “I Am Coming, Lord” por Lewis Hartsough, 1828-1919).

La persona que tiene verdadera fe que salva no faltará tan fácilmente a los servicios de la iglesia, especialmente en la Navidad y el Año Nuevo. Aquellos que faltan a estos servicios que honran a Cristo generalmente son los que tienen solamente lo que el Dr. Newton llama “fe temporal,” y “en tiempo de tentación” en la Navidad y el Año Nuevo, “se apartan” de la iglesia local a la que asistían. Nosotros oramos que tú no estés entre ellos, sino que venzas la tentación y estés con nosotros en los servicios emocionantes que exaltan a Cristo, aquí en la iglesia en la Navidad y el Año Nuevo. Que Dios responda nuestras oraciones por ti. Ojalá que pases esta importante prueba de la fe. En el nombre de Jesús, Amen.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprima “Sermones en Español.”

La Escritura Leída por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Efesios 2:5-9.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“I Am Coming, Lord” (por Lewis Hartsough, 1828-1919).


EL BOSQUEJO DE

LA FE QUE SALVA Y EL DECISIONISMO, EN CONTRASTE

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo”
(Hechos 16:31).

I.   La primera clase de fe falsa es lo que el Dr. Newton llama “la fe histórica.”
Esto se refiere a la persona que creen el los hechos históricos de la Biblia,
y eso es todo, Santiago 2:19; Juan 5:39-40; 17:3; II Timoteo 3:15, 7;
Mateo 25:46.

II.  La segunda clase de fe falsa es lo que el Dr. Newton llama “la fe milagrosa,
Mateo 7:21-23; II Timoteo 3:8.

III. La tercera clase de fe falsa es lo que el Dr. Newton llama “la fe temporal,
Mateo 13:20-21; Lucas 8:13.

IV.  La cuarta clase de fe es la que el Dr. Newton llama “la fe justificadora
que salva,” Efesios 2:8-9; Hechos 16:31.