Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LAS SEÑALES DE LOS TIEMPOS – LOS PREDICADORES
CALLADOS Y EL HOLOCAUSTO DEL ABORTO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado la Tarde del Día del Señor, 21 de Septiembre de 2008
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles


Ahora voltea en tu Biblia a II Timoteo, capitulo 4:1-4. Se halla en la página 1281 de la Biblia Scofield Study Bible [en Inglés] (Oxford University Press, edición de 1917) si la tienes. Este es uno de los pasajes proféticos más importantes en la Biblia. Nos da las condiciones sociales y psicológicas de “los postreros días,” antes del fin del mundo y de la Segunda Venida de Cristo.

“Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:2-4).

Si sabes la historia de la predicación sobre el tema de “las señales del fin” te parecerá extraño que hoy día se hable tan poco sobre dicho tema. Comenzando la última parte del siglo 19, John Nelson Darby (1800-1882) y muchos otros predicadores pusieron la profecía Bíblica antes de todos los temas que predicaban. El Dr. I. M. Haldeman, pastor de la Iglesia First Baptist Church of New York City, predicó por más de veinte años la profecía Bíblica, las señales de la venida de Cristo y temas proféticos relacionados todos los Domingos en la noche en su iglesia, desde la Primera Guerra Mundial hasta la década de 1930. Todos los Domingos en la noche, el Dr. Haldeman, gran predicador Bautista, dedicó sus sermons a las profecías Bíblicas, tocante al fin de la historia y a la Segunda Venida de Cristo. Hasta el día de su muerte, Dr. M. R. DeHaan el tremendo maestro Bíblico, pasó la mayoría del tiempo de su programa de radio que era muy escuchado, enseñando sobre las señales de la venida de Cristo, y sobre otros tópicos de la profecía Bíblica. Por más de cincuenta años Billy Graham terminaba sus campañas con un sermón sobre las señales de los tiempos y la Segunda Venida de Cristo. Billy Graham condujo las últimas campañas de su ministerio en Flushing Meadows Corona Park, Queens, New York, en Junio 24-26, 2005. Cientos de miles de personas fueron a oír al evangelista predicar lo que ellos sabían podría ser su último sermón de campaña. ¿Cuál era su tema? Como siempre, como terminaba todas sus campañas por más de ciencuenta años, Billy Graham predicó un sermón titulado, “Cuando Cristo Venga de Nuevo” [En Inglés] (Billy Graham, The New York Crusade, G. P. Putnam’s Sons, 2005, p. 103). Era su sermón regular para tales ocasiones de cierre. Era un sermón sobre las señales de la venida de Cristo y del fin del mundo. ¡Yo recuerdo a Billy Graham predicando de ese tema en la década de 1950 hasta que se me erizaba la piel y se me paraba el pelo! Y miles de otros seguían el ejemplo de I. M. Haldeman, M. R. DeHaan y Billy Graham en los días al principio del siglo 20.

Pero, ¿a dónde se halla esa predicación hoy? Ahora es una cosa extremamente rara oír un sermón evangelistico anticuado, con fuego y sangre en él, sobre las señales de la venida de Cristo y del fin del mundo. Todo ese énfasis en la predicación de la profecía Bíblica ya casi se ha esfumado del mapa, con la excepción de John Hagee, quien generalmente hace un buen trabajo, pese a que no estoy de acuerdo con sus tendencias carismáticas. Pero Hagee es el único predicador prominente que yo sé que todavía habla sobre la profecía Bíblica, especialmente sobre las señales de la venida de Cristo y los eventos al fin de este mundo.

El Dr. Cagan me dijo el otro día, “Predican de las señales al principio del siglo 20, pero ahora que es tan obvio que las señales en verdad están aquí, parece que los predicadores se han dormido y han olvidado que Cristo viene y que que el fin se acerca.” ¿A dónde están los predicadores? ¿Por qué guardan tanto silencio sobre un tema tan importante, que es tan prominente en las Escrituras? ¿Cuándo fue la última vez que oíste un sermón evangelistico sobre las “señales de los tiempos”? Ese es mi primer punto.

I. Primero, el silencio de los predicadores sobre la profecía Bíblica es en sí
una señal de que el fin de la era y la Segunda venida de Cristo están
cerca.

Voltea por favor a II Timoteo 4:2-4. Aquí tenemos la declaración profética del Apóstol Pablo sobre este tema. El dijo,

“Que prediques la palabra…Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias [sus propios deseos], y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:2-4).

La razón principal por la que los predicadores fallan de hablar sobre estas profecías del fin de los tiempos es que muchos de ellos ya no siguen la exhortación de los Apóstoles de “predicar la palabra.”

En su sermón final en New York, Billy Graham dijo correctamente,

Yo creo que [Cristo] volverá. En el Nuevo Testamento, hay tantos pasajes sobre el regreso de Cristo que podría pasarme toda la tarde leyéndolas (Graham, ibid., p. 113).

¡El estaba absolutamente correcto en ese punto! El Nuevo Testamento está lleno de profecías respecto al regreso de Cristo, y las señales que muestran la cercanía de ese gran evento. Pero ¿por qué hoy no oímos más acerca de este tema en la mayoría de los pulpitos? ¡Simplemente porque muchos predicadores no hablan de estos pasajes proféticos hoy!

Entonces el Apóstol nos dice la razón. El dice, “No sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán [acumularán para sí] maestros conforme a sus propias concupiscencias” (II Timoteo 4:3). El Dr. J. Vernon McGee declaró que

Querrán entretenimiento religioso de actores Cristianos que les endulcen el oído…El [predicador] que simplemente abre la Biblia es rechazado mientras que el que actua de religioso se vuelve una celebridad. Y el verso 4 indica que la comezón de oídos se volverá en oídos sordos cuando la gente se voltee de la verdad y crea las fábulas hechas por el hombre (J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1983, tomo. 5, p. 476).

Mira a II Timoteo 4:4,

“Y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”
       (II Timoteo 4:4).

En vez de predicar sermones sobre los grandes temas de la Escritura, como la expiación, el nuevo nacimiento, y las advertencias de la profecía Bíblica, muchos predicadores se han vuelto a las fábulas, literalmente a “mitos.” Ahora a menudo predican sobre los “mitos” de la psicología y “el auto ayuda.” Ellos predican el mito del “pensar positivamente.” Ellos predican la fábula de la “teología de la prosperidad.” Ellos predican los mitos que los sociólogos y los psicólogos nos dan en la crianza de niños. Y predican sermones mitológicos de “propósito.” Pero muchos se han volteado de la predicación de sermones enteros sobre la expiación de Cristo en la Cruz, ¿y cuándo predican evangelisticamente sobre los pasajes proféticos de la Biblia?

“Y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”
       (II Timoteo 4:4).

¡El hecho mismo de que muchos predicadores evitan estas doctrinas importantes es una señal del fin del mundo y del regreso de Cristo! El silencio de los predicadores sobre las señales, y sobre la profecía Bíblica en general, es una señal de que nos acercamos rapidamente al fin de esta era y al climax de la historia.

Si en algún tiempo necesitabamos oír sobre estas señales y profecías ese tiempo es ahora, en la misma hora cuando la mayoría de pastores han dejado de predicar sobre ellas.

Muchos predicadores hoy no quieren espantar o disturbar a nadie al predicar sobre los juicios que vienen a nuestro mundo. Ellos no quieren “espantar” a nadie. Pero estoy convencido de que están equivocados. Los sermones que jamás perturban a nadie también son los sermones que nunca convierten a nadie. Un sermón sobre las señales y las profecías del juicio de Dios se puede usar para producir la clase correcta de temor. La Biblia dice,

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza
       (Proverbios 1:7).

Estos tiempos son temibles – ¡y todo ministro que cree la Biblia tiene el deber, la tarea dada por Dios, de decir la verdad sobre las cosas temibles predichas en la Biblia para nuestros tiempos! Si atendemos a alguna iglesia donde el predicador nunca habló de los grandes temas proféticos de un mundo en caos, nunca habló del juicio venidero de un mundo que se sumerge al Infierno, nunca habló de los horrores de la Tribulación, ni de las terribles señales que llevan a ello – yo me saldría de esa iglesia los más rápido posible, y hallaría una donde el pastor no tiene miedo de predicar los juicios profetizados de Dios! Esa es la primera señal que te doy esta noche – el temor de los predicadores de hablar sobre los juicios dado en las profecías de las Sagradas Escrituras.

Y, por cierto, ese es el por qué los predicadores Bautistas conservadores en América no han hecho nada práctico para detener el Holocausto del Aborto. Ellos votan, pero están callados porque tienen miedo de enojar a alguien. ¡Que Dios nos ayude! El Dr. Martin Luther King murió por su causa. Y hoy día muy pocos se atreverían a decir que no era una causa justa. Hoy casi toda la gente diría que estaba bien que él hablara por “la gente pequeña” que no tenía una voz nacional. Empero, ¿cuál predicador conservador haría lo mismo para detener la matanza de 51 millones de inocentes que tampoco tienen voz? ¿Dónde están nuestros predicadores? Guardan silencio sobre el aborto igual que guardan silencio sobre las profecías del juicio de Dios. Ellos se callan, y estoy airado por su silencio. Es una vergüenza que ellos estén tan callados sobre las profecías del juicio venidero, y del Holocausto del Aborto. Algún día tendrán que responderle a Dios por su silencio pecaminoso.

II. Segundo, la señal del aborto y la mentalidad feroz, impía que ha
producido la matanza de 51 millones de niños Americanos.

Voltea por favor de nuevo a II Timoteo 3:1-3. Lea esos versos tres versos de pie y en voz alta.

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno” (II Timoteo 3:1-3).

Se pueden sentar.

Ahora, nota que el Apóstol dijo, “En los postreros días vendrán tiempos peligrosos.” La mayoría de comentaristas han dicho que “los postreros días” aquí se refieren a “el período inmediato que le sigue a la Segunda Venida de Cristo” (traducción de Charles John Ellicott, D.D., Ellicott’s Commentary on the Whole Bible, Zondervan Publishing House, reimpreso de la edición de 1860, tomo VIII, p. 232). Estoy convencido que el Apóstol escribía sobre el futuro lejano, de nuestro tiempo, aunque hay aplicaciones para toda la era de la iglesia. El dice en el verso 13:

“mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor”

implicando que la apostasía sería más profunda, en el futuro lejano. De nuevo, el Apóstol dijo,

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina”
       (II Timoteo 4:3).

Estos versos muestran que la profecía de “los últimos días” está en el futuro.

La próxima cosa que hay que notar es la palabra “peligrosos” – “en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.” La palabra Griega traducida “peligrosos” es “chalepoi.” Significa “peligroso,” “fiero” (Strong). El Dr. John MacArthur dice correctamente, “peligroso, se usa para describir la naturaleza salvaje de dos hombres endemoniados, Mateo 8:28” (traducción de John MacArthur, D.D., The MacArthur Study Bible, Word Bibles, 1997, nota de II Timoteo 3:1). La palabra Griega es usada solamente dos veces en el Nuevo Testamento, aquí en II Timoteo 3:1 y en Mateo 8:28:

“Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino” (Mateo 8:28).

Esa es la misma palabra Griega “chalepoi,” usada para describir a la gente el “los días postreros” en II Timoteo 3:1. La gente sera tan feroz como aquellos endemoniados que atacaban a todos los que se acercaban a las tumbas donde ellos vivían.

Lo feroz y peligroso de “los días postreros” viene por medio de gente endemoniada, caracterizada en los cuatro versos siguientes (II Timoteo 3:2-5). No pasaré por la lista completa esta noche, pero sacaré una característica importante de “los días postreros” en el verso 3. Por favor lea el verso 3 de pie y en voz alta.

Sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno” (II Timoteo 3:3).

Se pueden sentar.

“Sin afecto natural” es la traducción en Español de una sola palabra Griega, “astorgoi.” W. E. Vine dice que significa “sin amor…natural de parentela, especialmente de los padres por los hijos” (traducido de W. E. Vine, An Expository Dictionary of New Testament Words, Revell, 1966, p. 37).

El Apóstol Pablo usó esta palabra en Romanos 1:31 para describir al mundo Romano en el primer siglo. Era muy común que los Romanos llevarán a sus bebés descubiertos al campo y los dejaran morir. Ese era un modo muy popular de deshacerse de un bebé no deseado en los tiempos Romanos. Y los Apóstoles describieron a dicha gente así: “sin afecto natural, implacables [que no perdonan], crueles” (Romanos 1:31).

Al mundo Occidental le tomó 1900 años aproximadamente para llegar de vuelta a eso. Eso no era cierto en las Edades Medias. No era cierto en el siglo diecinueve, ni aun a principios del siglo veinte. No fue sino hasta nuestros días que el hombre se volvió tan brutal y feroz de hervir a un bebito para matarlo en el vientre – o arrancarle los brazos y piernas. ¡No fue sino hasta nuestro tiempo que el hombre se volvió como lo había sido en Roma el primer siglo – astorgoi – sin afecto natural – sin amor por los hijos!

“En los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres…sin afecto natural…implacables… aborrecedores de lo bueno” (II Timoteo 3:1-3).

¡Qué profecía tan asombrante! Qué retrato de los que abortan, “sin afecto natural…por los hijos” (Vine).

Es “natural” que una mujer ame a su hijo en su vientre, pero los que abortan son “astorgoi,” “sin afecto natural.” ¡Ciertamente es una señal profetica de que ahora estamos viviento en “los días postreros” antes del fin del mundo y de la Segunda Venida de Cristo!

El periódico [en Inglés] Los Angeles Times quiere que pensemos en otra cosa en vez del aborto. Recientemente ha dicho:

Décadas des discusiones sobre el aborto…han producido solamente cambios mínimos en poliza. ¿Ahora podríamos hablar sobre otra cosa? (Los Angeles Times, September 18, 2008, p. A24).

No, no podemos “hablar de otra cosa en esta hora” – no mientras 4 de cada 7 bebés Afro-Americanos son matados por los aborcionistas – no mientras más de un millón de bebés Americanos al año son hervidos en vida, sus brazos y piernas mutilados de las coyunturas, arrancados sin misericordia, “sin afecto natural” de los vientres de sus madres – no mientras la Declaración de Independencia declare que estos niños también, tienen el “derecho a la vida, a la libertad, y a la búsqueda de la felicidad” – no mientras el Sexto Mandamiento diga,

“No matarás” (Exodo 20:13).

En 1965 Barry McGuire dijo,

Mira a tu alrededor, che,
   Te vas a asustar, che,
Y no crees que
   Estamos en la víspera de la desctrucción.
(Traducción de “The Eve of Destruction” por Barry McGuire, 1965).

Todas las señales se están compliendo. El mundo se apresura a la hora del fin. Y la Biblia dice,

“prepárate para venir al encuentro de tu Dios” (Amos 4:12).

¿Estás preparado? Vendrá una hora cuando será demasiado tarde para perpararte. Necesitas venir a Cristo por fe mientras hay tiempo. Necesitas tener tus pecados limpiados del registro de Dios con la Sangre de Cristo, mientras todavía hay tiempo. Necesitas arrepentirte y volverte a Cristo y ser convertido mientras todavía hay tiempo. Y necesitas entrar al compañerismo de la iglesia local mientras todavía hay tiempo. Que Dios te mueva a hacerlo. En el nombre de Jesús, Amen.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermons de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español.”

La Escritura Leída por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Mateo 24:3-8, 22.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“The Eve of Destruction” (por Barry McGuire, 1965).


EL BOSQUEJO DE

LAS SEÑALES DE LOS TIEMPOS – LOS PREDICADORES
CALLADOS Y EL HOLOCAUSTO DEL ABORTO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:2-4).

I.   Primero, el silencio de los predicadores sobre la profecía Bíblica es
en sí una señal de que el fin de esta era y la Segunda Venida de
Cristo están cerca, II Timoteo 4:2-4; Proverbios 1:7.

II.  Segundo, la señal del aborto y de la mentalidad feroz que ha
producido la matanza de 51 millones de niños Americanos,
II Timoteo 3:1-3, 13; 4:3; Mateo 8:28; Romanos 1:31; Exodo
20:13; Amos 4:12.