Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




DOS PROFECÍAS INCREÍBLES

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado la Tarde del Día del Señor, el 14 de Septiembre de 2008
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles


The Atheist’s Handbook [El Manual de los Ateos] fue publicado por primera vez en 1961 por la Academia de Ciencias de Moscú. El propósito principal de este libro Comunista es demostrar que no hay Dios. El The Atheist’s Handbook dice “Muchas profecías Bíblicas se hicieron después de que los eventos predichos ya habían sucedido.” Extrañamente fue eso exactamente lo que me enseñaron a principios de los 1970 en un Seminario Bautista liberal. Se nos enseñaba la misma cosa que los Comunistas enseñaban en El Manual de los Ateos. Se nos enseñaba que las profecías en la Biblia fueron añadidas después de que los eventos habían ocurrido. Pero esta noche veremos dos profecías increíbles que Jesucristo dio antes de que pudieran haber ocurrido.

I. Primero, la dispersión y el regreso de los Judíos, Lucas 21:20-24.

Abre tu Biblia a Lucas 21:20-24. Pongamosnos de pie para la lectura de la Palabra de Dios.

“Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan” (Lucas 21:20-24).

Toma asiento.

Ahora quiero que notes tres cosas en ese pasaje de la Escritura. Primero, que Cristo profetizó lo que sucedería en el futuro inmediato. El dijo,

“Cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos” (Lucas 21:20).

Eso sucedió en el futuro inmediato. Como cuarenta años después de que Cristo dio esta predicción el general Romano Vespasian rodeo a Jerusalén con su ejército. Pero lo llamaron de regreso a Roma para ser emperador cuando murió Nerón en el 68 D.C. Tito, hijo de Vespasian regresó y tomó a Jerusalén dos años después, en el 70 D.C. En los dos años entre el sitio de Vespasian y el de Tito, aquellos que creían la advertencia de Cristo huyeron de Jerusalén a la ciudad Pella en el desierto, donde ellos fueron protegidos y escaparon ser deportados por los Romanos. Pero Tito llevó al resto de la ciudad en cautiverio en el 70 D.C. “Según el historiador Josephus, los Romanos se llevaron a más de 100,000 Judíos cautivos a Egipto y los vendieron como esclavos a los mercaderes del mundo” (The Tim LaHaye Prophecy Study Bible, AMG Publishers, 2000, nota de Lucas 21:24).

Ahora, la segunda cosa qué notar está en Lucas 21:24. Dice,

“Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones…” (Lucas 21:24).

El Dr. J. Vernon McGee dijo,

Los Judíos fueron esparcidos. Tito los puso en la esclavitud. Ellos construyeron el gran Coliseo en Roma (J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1983, tomo IV, p. 342).

Es la segunda cosa de notar en la profecía, “serán llevados cautivos a todas las naciones” (Lucas 21:24). Eso ocurrió literalmente en el año 70 D.C. El pueblo Judío fue esparcido por todas las naciones del mundo. El abuelo de Dr. Cagan vino de Ukrania. Los ancestros de Melissa Sanders venían de Rusia. Los ancestros de nuestro amigo Dr. David Stern vinieron de Alemania. Los Judíos fueron esparcidos a Africa, a las naciones Arabes, y hasta la China, Japón y otros países lejanos del Oriente. Virtualmente toda nación en la tierra tiene gente Judía viviendo en ella.

Pero hay una tercera parte de la profecía de Cristo. Está al final del verso 24,

“…hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan …”
      (Lucas 21:24).

Los comentaristas generalmente se enfocan en “los tiempos de los gentiles,” pero a menudo descuidan el aspecto más importante de esta profecía, que es realmente increíble – que los Judíos regresarían a Jerusalén en un futuro distante, después de “que los tiempos de los gentiles se cumplan” (Lucas 21:24). En ésta profecía Cristo hizo muy claro que el pueblo Judío sería esparcido a “todas las naciones” hasta un futuro distante, cuando regresarían. Y eso es exactamente lo que sucedió.

El 14 de Mayo de 1948, en acuerdo con el plan de partición de las Naciones Unidas, la nación de Israel fue proclamada en la ciudad de Tel Aviv.

Despues de la creación del estado nuevo de Israel [en 1948], el número de inmigrantes subió a varios miles todas las semanas. El gobierno reiteró su propósito de permitir inmigrar a todos los Judíos que quisieran irse a Israel (The American People’s Encyclopedia, The Spencer Press, 1954, tomo 11, p. 409).

Pastor Richard Wurmbrand, siendo Judío creyente en Jesús, escribió,

Los Judíos son únicos en que han permanecido apartados pese a haber sido esparcidos por todo el mundo. Donde sea que se halle el Judío, Judío es...Los Judíos se quedan Judíos, pese a no tener fuerza donde concentrarse ni gobierno mundial. Ellos son el único pueblo que no puede ser destruído aun bajo sufrimientos únicos. Los Faraones Egipcios, reyes Asirios, Emperadores Romanos, los de la Cruzadas, los de la Inquisición, y los Nazis han usado la expatriación contra ellos, el exilio, el cautiverio, la confiscación, la tortura, las masacres de millones – pero los Judíos aun permanecen. Dios prometió que asemblaría a los esparcidos de Israel y juntaría a los esparcidos de Judá de las cuatro esquinas de la tierra (Richard Wurmbrand, Th.D., The Answer to the Atheist’s Handbook, Living Sacrifice Book Company, edición de 2002, pp. 137-138).

¡Y es eso exactamente lo que ha sucedido! Nadie lo podía haber adivinado. ¡Nadie hubiera esperado que el Imperio Romano hubiera caído, pero que los Judíos regresarían! ¡Nadie hubiera esperado que los torturadores de la Inquisición Católicas subirían y bajarían, pero los Judíos regresarían! ¡Nadie hubiera pensado que Hitler conquistaría a Europa y pasaría de la cima, mas los Judíos regresarían! Ciertamente, ¡nadie hubiera adivinado que el Comunismo conquistaría la tercera parte del mundo y comenzaría a caer como un “tigre de papel” mas los Judíos regresarían!

“Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan” (Lucas 21:24).

Aquella profecía no podría haberse metido en la Biblia “después de que los eventos predichos sucedieron” como dijeron el Manual Ateo y los maestros teológicos liberales. El regreso de los Judíos a Israel no comenzó sino hasta 1948, ¡como 1900 años después de la predicción de Cristo!

II. Segundo, la apostacía y el avivamiento ocurriéndo al mismo tiempo,
Mateo 24:3, 11-12, 14.

Voltea por favor a Mateo 24:3. Cristo fue al Monte de Olivos con Sus Discípulos. Estuvieron a solas con El cuando le preguntaron,

“Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte” (Mateo 24:3).

En vez de darles una señal, que fue todo lo que pidieron, El les dio muchas señales. Pero quiero que notes dos de estas profecías que no podían haber ocurrido sino hasta el tiempo presente, profecías que parecen contradecirse, que parecen una paradoja que muchos escritores no podían reconciliar.

Primero, Cristo dijo que la apostacía sería una señal de Su venida y del fin del mundo. Nota los versos 11 y 12. Por favor lee de pie Mateo 24:11-12 en voz alta.

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:11-12).

Se pueden sentar.

Dr. James O. Combs es un hombre sabio y tiene un muy buen entendimiento de la profecía Bíblica. El es el Decano de la Universidad Bautista Louisiana, y editor asociado de The Tim LaHaye Prophecy Study Bible. El Dr. Combs escribió la constitución de nuestra iglesia y habló en la primera reunión, cuando nuestra iglesia fue organizada hace 23 años. Yo valoro su conocimiento de las Escrituras proféticas. Con respecto a Mateo 24:12, el Dr. Combs dijo,

El Discurso de Olivet se puede delinear del modo siguiente: (1) las señales de los últimos días...(Mateo 24:4-14) (The Tim LaHaye Prophecy Study Bible, AMG Publishers, 2000, pagina 1039).

Eso es exactamente correcto. Los versos del 4 al 14 de Mateo 24 son señales predichas de la venida de Cristo y de los eventos que llevarán al fin de esta era.

Eso pone a los versos 11 y 12 en la posición interesante de profetizar la apostasía de hoy y la falta de vida en las iglesias principales del Occidente, incluyendo a Europa y a los Estados Unidos. No puedo pensar en una mejor descripción de la Cristiandad aquí en el Occidente. Pese a que me entristece mucho la predicción de Cristo, yo sé que es cierta por experiencia propia al estudiar el liberalismo en el seminario liberal Bautista del Sur al que asistí a principios de los 1970, y por la apostasía de muchos en las cuatro grandes divisiones de iglesias que he visto en cuatro iglesias en los últimos cincuenta años.

Jesús claramenta predice la apostasía, los supuestos Cristianos volviéndose contra la Biblia porque le creen a “falsos profetas” que “engañan a muchos” (Mateo 24:11). Yo no sé qué podría estar más claro. Cristo lo hace suficientemente claro para que un chico de doce años pueda comprender lo que dice. “¡Las iglesias se están arruinando!” “Las iglesias rechazarán mucha de la verdad en la Biblia.” Eso está muy claro en Mateo 24:11-12.

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:11-12).

Yo creo como el Dr. James O. Combs, que estos dos versos explican ampliamente lo que ha sucedido en las iglesias de Europa y de los Estados Unidos en las últimas generaciones. Predicadores y teólogos falsos, inconversos, han traído adentro de las iglesias herejías abominables, que no son enseñadas en las Santas Escrituras, especialmente herejías tocante a la persona de Cristo, herejías que rechazan la autoridad completa de las Escrituras, y especialmente herejias tocante a la expiación de Cristo en la Cruz por nuestros pecados, y muchas otras herejias, tal como la enseñanza falsa de que la Gran Comisión (Mateo 28:19-20) no manda a todos los Cristianos a evangelizar. Tú puedes leer un buen libro que describe muchas de estas herejías de los últimos días en el libro del Dr. Dr. Harold Lindsell, titulado, The Battle for the Bible [La Batalla por La Biblia] (Zondervan, 1976).

En 1887 el gran Spurgeon vio venir esto, y habló sobre ello en su sermón, “La Sangre Derramada por Muchos.” Spurgeon dijo que la expiación de Cristo en la Cruz por el pecado ya estaba siendo atacada en 1887. El dio un fuerte regaño contra aquellos que habían abandonado la expiación. Spurgeon dijo,

Yo me paro por la verdad de la expiación pese a que la iglesia está siendo sepultada bajo hirvientes lluvias de lodo de herejía moderna (traducción literal de C. H. Spurgeon, “The Blood Shed for Many,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, 1974, tomo XXXIII, p. 374).

“La iglesia está siendo sepultada bajo hirvientes lluvias de lodo de herejía moderna.” Eso fue lo que dijo Spurgeon dijo en 1887. Fue el primer grito de batalla de lo que hace 25 años se llegó a conocer como el Fundamentalismo Cristiano. Y Spurgeon tenía la razón. El liberalismo Teológico se estaba alzando. En el siglo veinte las grandes denominaciones Bautistas y Protestantes de verdad llegarían a ser “sepultadas bajo hirvientes lluvias de lodo de herejía moderna.” Leonard Ravenhill dio estas “horribles estadisticas” en 1983, casi cien años después de que Spurgeon diera ésta advertencia.

¿Nació Jesús de una virgen?
60% de Metodistas dijeron “No.”
49% de Presbiterianos dijeron “No.”
44% de Episcopales dijeron “No.”

¿Era Jesús el Hijo de Dios?
82% de Metodistas dijeron “No.”
81% de Presbiterianos dijeron “No.”
89% de Episcopales dijeron “No.”
57% de Luteranos Americanos dijeron “No.”

¿Es la Biblia la Palabra Inspirada de Dios?
82% de Metodistas dijeron “No.”
81% de Presbiterianos dijeron “No.”
89% de Episcopales dijeron “No.”
57% de Luteranos Bautistas dijeron “No.”

¿Existe Satanás?
82% de Metodistas dijeron “No.”
81% de Presbiterianos dijeron “No.”
89% de Episcopales dijeron “No.”
57% de Luteranos Americanos dijeron “No.”

¿Resucitó Jesús físicamente de entre los muertos?
51% de Metodistas dijeron “No.”
35% de Presbiterianos dijeron “No.”
30% de Episcopales dijeron “No.”
33% de todos los Bautistas dijeron “No.”
   (Traducción de Leonard Ravenhill, Revival God’s Way:
      A Message for the Church, Bethany House Publishers, 1983, pp. 145-146).

Estas figuras muestran que Spurgeon estaba exactamente correcto en 1887, cuando dijo, “La iglesia está siendo sepultada bajo lluvias hirvientes del lodo de herejía moderna.”

Como resultado del liberalismo teológico, las iglesias Protestantes y Bautistas comenzaron a morirse en América y en Europa. Si mi conclusión pareciera ser muy fuerte, considera las estadísticas dadas por el Dr. Woodrow Kroll, director de Back to the Bible, en su libro, The Vanishing Ministry[El Ministerio que se Desvanece]:

      Muchas iglesias Americanas no son saludables. Se estima que el 80-85% de iglesias Americanas se han estancado o están disminuyendo.
       El número de iglesias en América no aumenta. En 1900 habían 27 iglesias por cada 10,000 Americanos. En 1985 esta figura había caído tan drásticamente que da pena reportarla. Ahora solamente hay 12 iglesias por cada 10,000 Americanos; menos de la mitad del número anterior...
       Añadele a esto el número de iglesias que se están cerrando ahora. Hay más de 66,000 iglesias cerradas en América. Otras 62,000 se hallan sin pastor ahora mismo. Entre 3,500 y 4,000 iglesias cierran sus puertas cada año en los Estados Unidos.
       En 1900, 66 por ciento de la población Americana pertenecía a iglesias creyentes Bíblicas, ganadoras de almas...sin embargo se predice que para el año 2000 solamente 33 por ciento de la población Americana pertenecerá a alguna iglesia [El tenía razón. Y la mayoría de iglesias que todavía existen hacen poco o ningún ganar de almas, y hoy aún en las iglesias conservadoras hay muy poca predicación evangelistica, centrada en el Evangelio. La mayoría de ellas le enseñan a los “Cristianos” en todos los servicios. ¡La predicación del Evangelio rápidamente se vuelve una cosa del pasado!] (traducción de Woodrow Kroll, Ph.D., The Vanishing Ministry, Kregel Publications, 1991, pp. 31-33).

La advertencia de Spurgeon se ha vuelto realidad de un modo horroroso, “La iglesia está siendo sepultada bajo lluvias hirvientes del lodo de la herejía moderna.” Así, la profecía de Cristo se ha cumplido literalmente en nuestro día. Los Discípulos le preguntaron,

“¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:3).

Cristo les dio muchas señales, pero una de ellas fue una predicción definitiva de la apostasía en las iglesias al fin del tiempo. El dijo,

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:11-12).

Eso es exactamente lo que ha sucedido en América y en Europa. ¿Quién puede negar que la predicción de Cristo sobre la apostasía en las iglesias se ha cumplido literalmente? ¿Y quién podría haber adivinado que una cosa tan terrible podría suceder en el siglo veinte, casi dos mil años después de que Cristo dio la profecía? Y sin embargo sucedió, exactamente como El lo profetizó, en el siglo veinte.

Pero aquí en este mismo capitulo se halla una profecía aún más asombrante. Voltea por favor a Mateo 24:14.

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14).

Se pueden sentar.

¿Quién podría haber adivinado que esta predicación mundial del Evangelio ocurriría al mismo tiempo en que la apostacía le había arrancado el corazón a las iglesias de América y de Europa? ¡Nadie aparte de Cristo podría haber dado una profecía tan increíble! Cristo dijo que al mismo tiempo que el principal cuerpo de Cristianos (aquí en el Occidente) fuera descarriado por falsos maestros, y estuviera cayendo como resultado – al mismísimo tiempo – el Evangelio sería predicado “en todo el mundo para testimonio a todas las naciones y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14). ¡Solamente Cristo, por revelación divina, podría haber dado una profecía tan increíble!

Y sin embargo se ha vuelto realidad en nuestro día. Por solamente la mano de Dios, sin ayuda de los Cristianos de América ni de Europa, las iglesias de China han estallado en avivamiento, de modo que muchos informes dicen que hay mil conversiones a Cristo cada hora, noche y día, ¡24,000 al día, en la República Popular de la China!

Esto también está sucediendo en Asia Sudeste, en Vietnam y Camboya entre el pueblo Hmong; en partes de Indonesia, y en otras tierras de aquella región; entre los Intocables de la India, miles son convertidos a Cristo; y la misma cosa está pasando en varias partes de Africa. Y hace unas cuantas noches oí un informe en la televisión que más Musulmanes en tierras Arabes se están convirtiendo a Cristo que en cualquier otro tiempo en la historia. ¡Imagínatelo! ¡Es realmente un milagro! Y es un cumplimiento exacto de la profecía de Cristo en Mateo 24:14.

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14).

¡Nadie aparte de Cristo podría haber profetizado la predicación mundial del Evangelio al mismo tiempo en que las iglesias de América y de Europa están muriendo! ¡Pero eso es exactamente lo que está pasando hoy! Esta profecía no fue escrita después y metida en la Biblia después, como dijo el Manual Ateo Comunista. No pudo haber sido así. ¡Estas profecías solamente se han cumplido en nuestros tiempos, y jamás antes en la historia humana!

He aquí mi conclusión: Jesús tenía razón respecto al regreso de los Judíos a Israel al final del tiempo. Jesús tenía razón cuando El predijo la apostacía en el Occidente al mismo tiempo en que Dios bañaría a los países del Tercer Mundo con milagroso avivamiento. Por lo tanto puedes creer las profecías de la Biblia, porque fueron palabras dadas por Dios, mostrando lo que sucedería al fin de la historia, ¡en nuestros tiempos!

Pero hay una segunda aplicación, y es esta. Nosotros, en nuestra iglesia, debemos tomar nuestro ejemplo de las iglesias del Tercer Mundo, que están evangelizando a sus naciones a pesar de la persecución y las dificultades. Yo creo que nosotros en América y en Europa, donde las iglesias están muriendose, deben mirar al Tercer Mundo como su ejemplo espiritual. Si hemos de tener éxito en edificar una iglesia fuerte aquí en Los Angeles, debemos seguir el ejemplo de ellas, no el ejemplo de las iglesias Americanas y Europeas y sus líderes. Necesitamos el liderazgo y el ejemplo de la iglesia tan a menudo perseguida en el Tercer Mundo, o nuestra iglesia en Los Angeles fracasará. Debemos orar, como oran en el Tercer Mundo. Debemos ayunar como ayunan en el Tercer Mundo. Debemos depender de Dios, no de nosotros mismos, como dependen de Dios en el Tercer Mundo. Y por sobre todo, debemos evangelizar a los perdidos y traerlos a nuestra iglesia, del modo que evangelizan a los perdidos y los llevan a sus iglesias en el Tercer Mundo. ¡Y eso es exactamente lo que intentamos hacer en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles! Es nuestro propósito, con todo el corazón y alma, ser la clase de ganadores de almas que ellos son. Es nuestro propósito evangelizar a los perdidos como ellos evangelizan a los perdidos, y poner nuestro esfuerzo y fuerza a evangelizar de todo corazón como ellos lo hacen. Y es nuestro propósito obedecer la Gran Comisión que Cristo nos dio como ellos lo hacen, y nunca caer en el formalismo y muerte de las iglesias de América y de Europa. Cristo dijo,

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:19-20).

Dios, ayuda a nuestra iglesia a obedecer La Gran Comisión. Dios, ayudanos a tener celo en el evangelismo y ganar almas como nuestros hermanos y hermanas lo hacen en el Tercer Mundo, donde estás derramando Tu Espíritu en avivamiento. Dios, ayudanos a captar la visión de ellos y a obedecer la Gran Comisión en nuestra área del mundo, como ellos lo hacen en la de ellos. Dios, concedenos nuestra oración en el nombre de Tu Hijo, el Señor Jesucristo. Amen.

Por favor cante de pie el himno de aquel pastor con corazón de misionero, el Dr. Oswald J. Smith.

Para el tiempo lema dad, que sea excitante, con poder,
Grito de guerra, con ardor para morir o conquistar.
Palabra nos despierte del sueño, para obedecer al Salvador.
Se nos llama, alzaos ya, nuestro lema es: ¡Evangelizad!

El gran evangelio proclamad, en su nombre, ir por doquier;
Se oye por todos los cielos ya, ¡Salid a evangelizar!
Al que se muere, a la raza caída, ¡El evangelio dad a conocer!
Al mundo que en tinieblas está, ¡Evangelizad! ¡Evangelizad!
   (“Evangelize! Evangelize!” por Dr. Oswald J. Smith, 1889-1986;
      al son de “And Can It Be?” por Charles Wesley, 1707-1788).

Que Dios nos ayude a evangelizar con celo a los jovenes en esta grande y malvada ciudad con el mismo valor y firmeza igual que aquellos en el Tercer Mundo. Que Dios nos ayude a traer a los perdidos a nuestra iglesia a oír la predicación de Cristo crucificado para pagar por el pecado del hombre; a oír la predicación de la resurrección gloriosa de él, a oír que El ascendio de nuevo al Cielo y está listo para salvar a cualquier pecador que venga a El, listo para lavar los pecados de ellos en Su Sangre preciosa. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermons de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español.”

La Oración Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1944).


EL BOSQUEJO DE

DOS PROFECÍAS INCREÍBLES

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

I.   Primero, la dispersión y el regreso de los Judíos, Lucas 21:20-24.

II.  Segundo, la apostacía y el avivamiento ocurriéndo al mismo tiempo,
Mateo 24:3, 11-12, 14; 28:19-20.