Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¿QUIÉN ES ESTE HIJO DEL HOMBRE?

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en la mañana del Día del Señor, 26 de Diciembre de 2004
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles

"Le respondió la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre. ¿Comó, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado? ¿Quién es este Hijo del Hombre? (Juan 12:34).


Recientemente alguien reaccionó a uno de mis sermones y me escribió la siguiente nota:

Yo quiero saber, ¿en dónde dice que otras religiones tal como el Budismo o el Hinduismo no te salvan, o no te llevan al cielo después de la muerte? ¿Dónde dice la Biblia que solamente la Cristiandad te salva? ¿No se trata la Cristiandad de tolerar cosas diferentes, tal como la religión, la gente, etc.?

Contestaré primero la última frase. Sí, la verdadera Cristiandad tolera otras religiones. Pero, ¿qué significa la palabra "tolerar"? Significa "permitir"o "admitir". La Cristiandad Bautista y Protestante tiene el mejor historial escrito de cualquier religión en admitir y permitirles a otros practicar diferentes creencias. En este libro Under the Influence: How Christianity Transformed Civilization (Zondervan, 2001), el sociólogo Dr. Alvin J. Schmidt muestra que las libertades y los derechos que tomamos de gratis en el mundo Occidental "son en gran parte el resultado de la influencia Cristiana" (p. 248). Pero mientras los Cristianos "permiten" y "admiten" que otros practiquen sus creencias, creemos que la salvación del pecado viene solo mediante Jesucristo.

La persona que me escribió la nota pregunta: "¿En dónde dice que otras religiones tal como el Budismo o el Hinduismo no te salvan…¿Dónde dice la Biblia que solamente la Cristiandad te salva?" Yo le contesté que yo nunca quise decir que la "Cristiandad" te salvará. Yo dije: " Jesús es el único Salvador". Esta es la persona que es el Salvador de la humanidad. Luego le di un par de versos Bíblicos que dicen esto. Por ejemplo, Jesús dijo:

"Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).

El Apóstol Pedro dijo:

"Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:11-12).

Estos versos Bíblicos molestan a mucha gente hoy día. Pero la pregunta que deberían hacerse a sí mismos es esta - ¿es cierto o falso? ¿Es Jesucristo el Salvador de la raza humana o no? Para contestar estas preguntas debemos averiguar lo que la Biblia dice de Él.

Nuestra lectura Bíblica esta mañana fue del doceavo capítulo de Juan. En este pasaje de la Escritura, Jesús le dijo a la gente que Él sería levantado en la Cruz para morir. Muchos de ellos ya creían que Él era el Cristo, el Mesías. Pero ellos pensaban que el Mesías nunca moriría. Ellos habían leído ciertas partes del Antiguo Testamento que profetizaban Su reino eterno, como Isaías 9:7. Pero no recordaron otros pasajes proféticos en el Antiguo Testamento que antedecían Su sufrimiento y Su muerte por el pecado del hombre, tal como Isaías 53, donde el profeta dijo:

"Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados" (Isaías 53:5).

Ellos también fallaron en recordar lo que David escribió mil años antes:

"Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?… horadaron mis manos y mis pies…repartieron entre sí mis vestidos" (Salmo 22: 1, 16, 18).

Ellos tampoco pensaron en las palabras del profeta Zacarías, que fueron dadas aproximadamente quinientos años antes del nacimiento de Cristo:

"Y mirarán a mí, a quien traspasaron" (Zacarías 12:10).

Ellos solamente pensaron sobre las profecías de Su reino eterno. Así que dijeron:

"Nosotros hemos oído de la ley [el Antiguo Testamento], que el Cristo permanece para siempre. ¿Comó, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado? ¿Quién es este Hijo del Hombre? (Juan 12:34).

¿Quién es este Hijo del Hombre? Esa es la pregunta principal que encara a cada hombre y mujer en el mundo hoy. El mensaje del Nuevo Testamento se centraliza en este punto. Este es el nombre favorito de Jesús para Sí mismo. Él se llamó "el Hijo del Hombre" a sí mismo ochenta y tres veces en los cuatro evangelios, Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Pensémos sobre el significado de este término.

"¿Quién es este Hijo del Hombre?" (Juan 12:34).

I. Primero, significa que Él es un hombre verdadero.

Mucha gente piensa que Jesús es un espíritu. Algunos aún piensan que Él es el Espíritu Santo. Pero están equivocados. Cristo no es un espíritu. El verdadero significado de la Navidad se halla en la "encarnación". Significa que Dios el Hijo "se vistió de carne humana" en Su nacimiento. La Biblia dice:

"Aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros" 
      (Juan 1:14).

Como dice el villancico Navideño:

El Verbo Santo en carne aparece,
Venid, adoremos, venid, adoremos,
Venid, adoremos al Señor.
  (Traducción libre al Español de "O Come, All Ye Faithful"
   traducido al Inglés por Frederick Oakley, 1802-1880).

O, como lo dijo Charles Wesley en su villancico Navideño:

En la carne a Dios mirad;
   Es velada Deidad;
Con nosotros mora Él,
   ¡Es Jesús, Emmanuel!
Angeles anúncianle,
   "Gloria al nacido Rey".
(Traducción libre al Español de
  "Hark, the Herald Angels Sing" por Charles Wesley, 1707-1788).

El gran teólogo, Dr. William G. T. Shedd, dijo:

Cristo nació y murió, tuvo hambre y tuvo sed, pasó de la infancia a la niñez y a ser adulto, estuvo sujeto a las alternancias del placer y del dolor, fue tentado y luchó con tentaciones - en corto, tuvo todas las experiencias del hombre, excepto aquellas que incluyen el pecado (Traducción de W. G. T. Shedd, Dogmatic Theology, P and R Publishing, 2003 reimpresión, pagina 646).

Además, cuando Cristo resucitó de entre los muertos, Él no era un espíritu. Su carne y huesos resucitaron de la tumba. El Cristo resucitado dijo:

"Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo" (Lucas 24:39).

Este mismo Cristo resucitado, de carne y hueso ascendió al Cielo (Hechos 1:9), y "este mismo Jesús, que ha sido tomado de entre vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo" (Hechos 1:11). Aún ahora "este mismo Jesús" está "a su diestra [del Padre] en los lugares celestiales (Efesios 1:20).

"¿Quién es este Hijo del Hombre?" (Juan 12:34).

Es un hombre verdadero, de carne y hueso.

II. Segundo, significa que Él es Dios el Hijo.

El Dr. Henry Thiessen señaló que el término "Hijo del Hombre" a menudo denota su deidad.

Por ejemplo, es como Hijo del Hombre que Él tiene la autoridad en la tierra de perdonar pecados (Mat. 9:6), de interpretar la ley del día de reposo (Mat. 12:8), y de pasar juicio (Juan 5:27). Es como Hijo del Hombre que Él da su vida como rescate por muchos (Mat. 20:28); que Él enviará a Sus ángeles a recoger la cizaña (Mat. 13:41); se sentará en el trono de Su gloria (Mat. 19:28; 25:31); que Él vendrá de nuevo (Mat. 24:24; 26:64). Seguramente no es mucho decir que el término [Hijo del Hombre] denota la deidad en estas referencias (traducción de Henry Thiessen, Ph.D., Introductory Lectures in Systematic Theology, Eerdmans, 1971 reimpresión, p. 141).

Jesús dijo: "Cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria" (Mateo 19:28).

"Porque son tres los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno" (I Juan 5:7).

¡El Hijo del Hombre es Dios el Hijo!

El filósofo Francés Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) fue criado Protestante, pero se hizo Católico y, finalmente un Deísta. Aunque él no fue Cristiano Ortodoxo en ningún sentido, él sabía que Cristo era único entre los hombres. Rousseau dijo: "Si Sócrates vivió y murió como filósofo, Jesús vivió y murió como un dios".

"¿Quién es este Hijo del Hombre?" (Juan 12:34).

¡Él es Dios el Hijo, la Segunda Persona de la Santa Trinidad!

III. Tercero, significa que Él es el que expía por el pecado.

Jesús dijo:

"El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados" (Mateo 9:6).

También dijo:

"Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados" (Mateo 26:28).

Cuando Cristo murió en la Cruz, Él pagó la pena del pecado humano. Cuando Él murió, dijo:

"Consumado es" (Juan 19:30).

¿Qué quiso decir? Él quiso decir que la obra entera de salvación estaba terminada. No hay nada que le puedas añadir. Ya sea vienes a Cristo y eres salvo del juicio por tu pecado - o no vienes a Él, y te quedas sin ser salvo de tu pecado. Lo que hagas con Jesús determina si eres salvo o perdido del castigo de tu pecado.

Y es por eso que Jesús enoja a la gente - aún hoy en día. Ves, todas las religiones del mundo enseñan que tienes que hacer algo para ser salvo. Pero Jesús dice: "no". Él es Dios el Hijo. Solamente Él podía pagar la pena - y lo hizo - sobre la Cruz. Eso se llama "el escándalo de la cruz" - y es la enseñanza central del Nuevo Testamento. Solamente Cristo podía pagar la pena por tu pecado - porque solamente Cristo era el Hijo del Hombre, Dios el Hijo en carne humana, pagando el precio de tu pecado sobre la Cruz. Y es por eso que Él dijo:

"Nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).

"¿Quién es este Hijo del Hombre?" (Juan 12:34).

C. S. Lewis, catedrático famoso de la Universidad Oxford, dijo:

Este hombre fue, y es, el Hijo de Dios: o fue un loco o algo peor. Lo puedes categorizar como un necio, le puedes escupir y matarlo como a un demonio; o puedes caer ante Sus pies y llamarlo Señor y Dios. Pero no vengamos con alguna tontería condescendiente a decir que fue un gran maestro humano. Él no nos ha dejado esa opción. Él no quiso (traducción de C. S. Lewis, Ph.D., Mere Christianity, New York: The Macmillan Company, 1952, pp. 40-41).

"¿Quién es este Hijo del Hombre?" (Juan 12:34).

Él es Jesús. Dios el Padre Lo envió a la tierra a morir sobre la Cruz para pagar la pena de tus pecados. Él resucitó físicamente de entre los muertos y está vivo ahora mismo, en otra dimensión, en "lugares celestiales" (Efesios 1:20). ¿Qué harás con Él? ¿Vendrás a Él - o lo rechazarás? ¿Serás salvo por Él - o estarás perdido en el pecado para siempre? Oremos.

Padre Celestial, Tú enviaste a Tu único Hijo unigénito al mundo para salvar pecadores del castigo por Su muerte de sacrificio en la Cruz. Oramos que abras ojos cegados y oídos sordos para oir este maravilloso mensaje de salvación. Oramos que pecadores se volteen de una vida de pecado por el arrepentimiento, y vengan a Tu Hijo para la remisión de sus pecados y la vida eterna que Él puede darles. Oramos mediante nuestro Jesucristo nuestro Señor. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)

La Escritura Leída por el Dr. Kreighton L. Chan antes del Sermón: Juan 12:23-40.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:

"¿Cuál Niño Es Este? (por William C. Dix, 1837-1898).

EL BOSQUEJO DE

¿QUIÉN ES ESTE HIJO DEL HOMBRE?

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

 

"Le respondió la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre. ¿Comó, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado? ¿Quién es este Hijo del Hombre? (Juan 12:34).

(Juan 14:6; Hechos 4:11-12; vea Isaías 9:7; Isaías 53:5;
Salmo 22:1, 16, 18; Zacarías 12:10).

I.   Él es un hombre verdadero, Juan 1:14; Lucas 24:39;
Hechos 1:9, 11; Efesios 1:20.

II.  Él es Dios el Hijo, Mateo 9:6; 12:8; Juan 5:27; Mateo 20:28;
Mateo 13:41; 19:28; 25:31; 24:44; 26:64; I Juan 5:7.

III. Él es el que expía por el pecado, Mateo 9:6; 26:28; Juan 19:30;
Juan 14:6; Efesios 1:20.

Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet,
en www.rlhymersjr.com. Oprime "Sermones en Español."