Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




HABRÁ ENTONCES GRAN TRIBULACIÓN

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un Sermón predicado en la noche del Día del Señor, 17 de Octubre de 2004
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá" (Mateo 24:21).


Hace varios años la tormenta Camille se dirigía hacia una comunidad playera de Mississippi. Cierto número de gente rica se reunió en uno de los apartamentos cerca de la playa para hacer "fiesta de huracán". El Jefe de Policía se acercó y les gritó: "Ustedes necesitan irse de aquí lo más pronto posible. La tormenta está empeorando". Un hombre borracho, gritó desde la fiesta: "si quieres que me vaya, tendrás que arrestarme". El Jefe de Policía no lo arrestó a él ni a ninguna otra persona en la fiesta, pero apuntó sus nombres para notificar a los familiares, mientras que ellos riendo dijeron que no se irían.

A las 10:15 PM la fuerza de la tempestad arremetió con grandes vientos de más de 205 millas por hora. Las gotas de lluvia caían con la fuerza de balas. Olas de más de veinticinco pies azotaron el apartamento. No quedó nada aparte de la fundación. El unico sobreviviente fue un niño de cinco años que fue hallado aferrado a un colchón el día siguiente.

Se les había advertido. Pero no pusieron atención. Y es así con la mayoría de gente hoy día. La mayoría de gente "se rie" cuando oyen la advertencia de Cristo:

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá"
      (Mateo 24:21).

El Dr. J. Vernon McGee comentando sobre la advertencia de Cristo, dijo:

"Porque habrá entonces gran tribulación" - en Apocalipsis 7:14 la traducción literal es "la tribulación la grande", poniendo el artículo antes del nombre y del adjetivo dándole énfasis. O sea, esta tribulación es única; no ha habido nada semejante en la historia del mundo, y no habrá nada igual otra vez... "Cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá". Como eso es cierto, créeme, ¡la gente sabrá cuando llegue! Cuando la Gran Tibulación llegue, no habrá comparación en el pasado ni en el futuro... En el libro de Apocalipsis leemos que durante la Tribulación un tercio de la población en la tierra será destruida (Traducción de J. Vernon McGee, Thru the Bible, Thomas Nelson, 1983, volumen IV, p. 129).

La Biblia predice este terrible período de siete años. Se llama "la gran tribulación". Yo creo que este tiempo se acerca a nuestra nación y a nuestro mundo. Y Cristo nos dijo:

"Vosotros estad preparados" (Mateo 24:44).

La Biblia dice:

"Prepárate para venir al encuentro de tu Dios" (Amos 4:12).

¡Si hubo alguna hora en la cual necesitaste prepararte para el juicio, esa hora es hoy! Sin embargo la mayoría de la gente se comporta como los que tuvieron "la fiesta del huracán". Se rieron mientras venía la tormenta que los destruiría a todos. ¿Qué de ti?

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá"
    (Mateo 24:21).

La Biblia nos da mucha información tocante a este tiempo de juicio que se acerca. Necesitamos ponerle atención a las advertencias que Dios nos da en las Escrituras.

I. Primero, las señales que dio Cristo.

Los Discípulos estuvieron interesados en las señales. Ellos dijeron:

"Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?" (Mateo 24:3).

Y Cristo les respondió dándoles no una, sino cantidad de señales.

Él les dijo que aparecerían muchos falsos Cristos.

"Vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán" (Mateo 24:5).

"Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas"
    (Mateo 24:24).

Los Budistas dicen que Cristo fue un maestro, un filósofo. Los Indúes dicen que Él era uno de los muchos iluminados. Los Musulmanes dicen que Él era un profeta. Los Mormones dicen que Él era uno de los tres dioses separados. Otros piensan que Él es el Espíritu Santo, o una fuerza o poder grande. Pero la Biblia misma nos dice que Jesucristo es el Verbo, el unigénito Hijo de Dios, la Segunda Persona de la Trinidad.

"Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad" (Juan 1:14).

Jesús mismo dijo:

"Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).

Jesús nos dio otra señal del juicio de la Tribulación que viene cuando dijo:

"Y oiréis de guerras y rumores de guerras...Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores" (Mateo 24:6-8).

El Dr. McGee dijo:

...guerras, hambres, pestes y terremotos caracterizan la era de la iglesia, pero aparentemente se empeorarán al acercarnos al fin de la era. Hoy día la explosión de la población tiene a todo el mundo preocupado, y con razón. Hay millones de...gente muriendo de hambre. Y la situación empeorará...Lo que vemos hoy es solamente el principio de dolores (J. Vernon McGee, ibid., p. 126).

Jesús dio otra señal cuando dijo:

"Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará" (Mateo 24:12).

Vemos la frialdad, el pecado, y la falta de amor en el mundo - y en muchas iglesias. Esta es una señal del juicio de la Tribulación que viene. Esta es la hora de acercarse a Dios. La Biblia dice:

"Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros" (Santiago 4:8).

Toda señal parece indicar que el juicio de la Tribulación está muy cerca. ¡Si hubo alguna vez una hora para ponerte en serio con Cristo, es ahora!

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá"
    (Mateo 24: 21).

II. Segundo, la gran ilustración que Cristo dio.

Por favor voltea a Mateo 24:37-39. Leamos estos versos de pie y en voz alta.

"Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre" (Mateo 24:37-39).

Se pueden sentar.

Jesús puso el Gran Diluvio del tiempo de Noé como una ilustración gráfica de este juicio venidero. La gente del tiempo de Noé era como los ricos que reían cuando el huracán se acercaba. Ellos reían "hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos" (Mateo 24:39). ¡Qué tragedia! ¡Nadie sobrevivió aparte del niño de cinco años que se aferró al colchón!

Recuerdo cuando en 1980 los cientificos dijeron que el Monte St. Helens, en el estado de Washington, estaba a punto de explotar. Las advertecias se dieron con semanas de anticipación. La policía fue de casa en casa, advirtiendole a los que vivían en ese lugar, que se fueran del lugar. Pero un hombre, cuyo nombre recuerdo, Harry Truman, rehusó partir. Él dijo: "He vivido en esta montaña toda mi vida. No creo. No me iré". Le rogaron que se fuera - pero rehusó escuchar. De repente el volcán estalló. Explotó con la altura de una bomba atómica. Luego lava ardiente broto por los lados. Y mandó a aquel anciano a su fin. No quedó ni siquiera un pedazo de su casa. La casa entera estalló con él adentro, y el terreno fue cubierto por varios pies de lava ardiente. El anciano no creyó lo que venía - pero se equivocó. ¡Qué gran error!

Así fue en los días de Noé. No creyeron que el juicio venía - pero vino, "y se los llevó a todos" (Mateo 24:39). La Biblia dice:

"No te jactes del día de mañana; Porque no sabes qué dará de si el día" (Proverbios 27:1).

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá"
    (Mateo 24: 21).

III. Tercero, el modo de escapar que Cristo dio.

Por favor voltea a Mateo 24:44. Leamos este verso de pie y en voz alta.

"Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" (Mateo 24:44).

Se pueden sentar. ¡Cristo nos dijo que estuvieramos preparados! ¿Estás preparado? La Biblia dice:

"Prepárate para venir al encuentro de tu Dios" (Amos 4:12).

¿Estás preparado?

Hace poco oí a un estudiante universitario hablando acerca de la jubilación con un amigo. Él no se jubilará en menos de cincuenta años, pero ya lo está pensando. Eso no tiene nada de malo. Pero prepararse para la eternidad es aún más importante. ¿Qué será de ti cuando venga el juicio? ¿Qué será de ti cuando llegue la Tribulación? ¿Qué será de ti si mueres sin ser convertido a Cristo? Esas son las grandes preguntas de la vida. Jesús dijo:

"Y al que a mí viene, no le echo fuera" (Juan 6:37).

¿Has venido a Él? ¿Eres salvo?

Jesucristo vino y murió en la Cruz para pagar por tus pecados. Él resucitó fisicamente de entre los muertos, y ascendió a la diestra de Dios, en el Cielo. ¡Ven a Cristo! ¡Hazlo! "Asegúrate, asegúrate, que tu ancla se clave y prenda de la Roca Solida." El gran evangelista George Whitefield a menudo dijo: "No descanses hasta que hayas hallado descanso en Jesucristo".


(FIN DEL SERMÓN)

La Escritura Leída por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Mateo 24:3-21.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamín Kincaid Griffith Antes del Sermón:

"En Tiempos Así" (por Ruth Caye Jones, 1944).

EL BOSQUEJO DE

HABRÁ ENTONCES GRAN TRIBULACIÓN

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

 

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá" (Mateo 24:21).

(Mateo 24:44; Amos 4:12).

I.   Las señales que dio Cristo, Mateo 24:3, 5, 24;
Juan 1:14; 14:6; Mateo 24:6-8, 12; Santiago 4:8.

II.  La gran ilustración que Cristo dio, Mateo 24:37-39;
Proverbios 27:1.

III. El modo de escapar que Cristo dio, Mateo 24:44;
Amos 4:12.

Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet,
en www.rlhymersjr.com. Oprime "Sermones en Español."