Print Sermon

El propósito de este sitio de Internet es proporcionar manuscritos de sermones gratuitos y videos de sermones a pastores y misioneros de todo el mundo, especialmente del Tercer Mundo, donde hay muy pocos seminarios teológicos o escuelas Bíblicas, si es que hay.

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 221 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 40 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡JUNTAMENTE MALOS Y BUENOS!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en la Mañana del Día del Señor, 9 de Octubre de 2005
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles

"Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados" (Mateo 22:9-10).


Estos dos versos muestran una verdad central en la Parábola de las Bodas que Cristo nos dijo. Haré esta verdad lo más clara que pueda. Le hablo a aquellos de ustedes que no hayan visitado alguna iglesia Cristiana antes. Hay algunos de fondos Budistas, y otros sin ninguna clase fondo religioso. Algunos son de fondo Católico. Y nunca antes estuviste dentro de una iglesia Protestante o Bautista. Talvez hay otros que son de fondo evangélico. Tú tampoco estuviste antes en una iglesia Bautista anticuada, donde todos usan traje, corbata, con la Biblia Reina Valera, y donde las damas y las jovencitas usan vestidos, y solamente cantamos los himnos de antaño. Así que para ti esto es nuevo.

Quizá te preguntas: "¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué me invitaron a venir? ¿Por qué me dieron transporte en su carro esta mañana para traerme a esta iglesia? ¿De qué se trata todo esto?" Estoy seguro de que muy pocos aquí esta mañana se preguntan esto, o cosas semejantes. Así que en los próximos minutos las responderé. Eso te dará nuestras razones y motivos, y te ayudará a entender lo que estas experimentando esta mañana en nuestra iglesia. Ahora, para hacerlo, te haré dos preguntas, y las contestaré de estas palabras de Cristo en nuestro texto.

I. Primero, ¿por qué te trajimos aquí?

La respuesta es muy simple. Se da en el verso nueve. Leámosla de nuevo, en voz alta.

"Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis" (Mateo 22:9).

¿Quién dijo esto? "El rey" es según el verso siete. "El rey" es el Señor Jesucristo. Y ¿qué le dijo Jesús a "sus siervos"? (Verso 8.) Les dijo:

"Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis" (Mateo 22:9).

Los Cristianos lo llaman "La Gran Comisión". Cristo la dio en diferentes maneras varias veces en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, Cristo dijo:

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones"
     (Mateo 28:19).

Las palabras "todas las naciones" son del texto original Griego "ta ethne" o "las naciones". La palabra "naciones" es traducción de la palabra (ethne) derivada de "ethnos", que literalmente significa: "todos los grupos étnicos". Jesús nos dijo que hiciésemos discípulos de todos los grupos étnicos. Es por eso que tenemos gente Oriental, y blanca, y negra e Hispana aquí en la iglesia esta mañana.

El etnocentrismo es la idea de que una raza es superior a las otras. Pero Cristo nos enseñó a no ser etnocéntricos. Él nos dijo "haced discípulos a todas las naciones", ¡a todos los grupos étnicos!. Esa es la razón por la que un hombre de fondo Judío dio los anuncios esta mañana. Un Gentil blanco guió la música. Un Chino leyó las Escrituras y oró, y un hombre negro me presentó antes de subir al púlpito a predicar - ¡todas las naciones! Esa es la verdadera Cristiandad del Nuevo Testamento - basada en la Gran Comisión de Cristo:

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones"
     (Mateo 28:19).

En otro lugar del Nuevo Testamento Cristo dijo:

"Como me envió el Padre, así también yo os envío" (Juan 20:21).

Y en otro lugar, Jesús dijo:

"Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa" (Lucas 14:23).

¡Fue Jesucristo mismo quien nos enseñó a traerte aquí a esta iglesia local a oírme predicar el evangelio de salvación! Leamos de pie el verso nueve otra vez. Esto es lo que Cristo nos mandó a hacer. Léelo en voz alta.

"Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis" (Mateo 22:9).

Se pueden sentar. Es otra manera de decir: "Fuérzalos [invítalos, persuádelos] a entrar, para que se llene mi casa [la iglesia local]" (Lucas 14:23).

Por eso fuiste invitado esta mañana. Es por eso que salimos a las calles y a las universidades y te pedimos tu número de teléfono, y te llamamos, y te trajimos aquí en nuestros carros. ¡Lo hicimos porque Cristo nos dijo que lo hiciéramos! Espero que eso responda bien la primera pregunta, "¿Por qué me trajeron aquí esta mañana?" La respuesta es simple: ¡lo hicimos porque Jesucristo nos dijo que lo hiciéramos! Pero ahora responderé la segunda pregunta que quizá te preguntes.

II. Segundo, ¿qué te pasará ahora que estás aquí?

La respuesta a esa pregunta se sugiere en el segundo verso de nuestro texto, el verso diez. Leámoslo de pie y en voz alta.

"Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados" (Mateo 22:9-10).

Se pueden sentar.

Los "siervos" aquí son los Cristianos en nuestra iglesia, que consiguieron tu número telefónico, te llamaron, te arreglaron transporte, y te trajeron acá. En este verso los Cristianos que hicieron eso por ti se llaman "siervos". Son siervos de Cristo, y por eso te trajeron aquí, para el servicio de iglesia, y la fiesta de cumpleaños y la cena que comeremos dentro de un rato en el piso de arriba, en el salón de compañerismo.

Pero fíjate que el verso diez dice que los siervos "juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos". La mayoría de comentaristas dicen que esto se refiere a gente que era moralmente buena como los Fariseos (la gente más religiosa) y aquellos que eran moralmente malos (como los que recaudaban los impuestos y otros de bajo carácter moral.) Yo creo que tienen razón. Los discípulos de Cristo hacían eso. Ellos trajeron a toda clase de gente a las bodas, la fiesta del evangelio. Pero el verdadero significado de "malos y buenos" es un poco más profundo. Yo estoy de acuerdo con Dr. John Gill, comentarista Bautista Bíblico, quien dijo que "malos y buenos" se refiere a aquellos que estaban dispuestos a hacerse Cristianos verdaderos y a aquellos que no estaban dispuestos a ser convertidos - buenos y malos prospectos, si así prefieres (traducción de pagina 254, del tomo 1, de An Exposition of the New Tesament, The Baptist Bible Bearer, reimpresión de 1989, por John Gill, D.D.). Ese es el sentido general en que el Dr. Gill lo dijo, en una manera un tanto más larga y anticuada. Trajeron algunos que eran buenos prospectos para la conversión, y otros que eran malos prospectos para la conversión a Cristo.

"Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados" (Mateo 22:9-10).

Cristo usó esta descripción de malos y buenos prospectos varias veces en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, Cristo habló de recoger la cizaña (o malas hierbas) con el trigo (Mateo 13:29-30). De nuevo, Cristo habló de "recoger de toda clase" (Mateo 13:47-49). Él comparó los dos grupos a peces "malos" y "buenos" en ese pasaje de la Escritura. Estoy seguro que es lo que Cristo quiso decir también en nuestro texto, cuando les dijo que trajeran "juntamente malos y buenos" (Mateo 22:10).

Quizá dices "bueno, ¿cómo contesta eso la pregunta de qué me pasará a mi ahora que estoy aquí en la iglesia?" O, la contesta perfectamente. Algunos de ustedes serán "buenos" prospectos y no volverán. Seguramente admitirás que fuimos atentos contigo, y que la pasaste bien en la iglesia. Pero hasta allí llegarás. No habrá razón alguna que te fuerce a regresar y ser convertido. No tendrás el deseo interior de saber más de Dios en Cristo. No tendrás la curiosidad de hallar a Cristo personalmente. Hasta podrás decir que no quieres ser convertido de tus creencias previas, que no te quieres hacer Cristiano verdadero. Así en esa hora probarás ser "mal" prospecto. Eso no quiere decir que no nos simpatizas. ¡Sí nos simpatizas! Sí nos interesas, y mucho. Pero si eres un prospecto "malo" no estarás lo suficientemente interesado en lo que decimos para quedarte por más tiempo, o para venir a algo aparte de un servicio en la mañana. No te podremos persuadir a regresar el Domingo en la noche para ver más. No estarás interesado lo suficiente para esforzarte a entrar al compañerismo completo de la iglesia y hacerte un verdadero Cristiano en el momento instantáneo de la conversión.

Pero, por otra parte, algunos de ustedes serán "buenos" prospectos. Tendrás curiosidad de cómo hacerte Cristiano verdadero. Tendrás un sentimiento interior de que necesitas a Dios. Comenzarás a sentir la necesidad de tener tus pecados perdonados por Cristo. Empezarás a querer ser convertido a Cristo. Tú "[tendrás] hambre y sed de justicia [y tú] serás saciado" (Mateo 5:6). Tú serás uno de los prospectos "buenos" de los que leemos en el verso diez.

Ves, "malos y buenos" se refiere a si eres uno de los elegidos o no. Si no eres uno de los elegidos, eres un "mal prospecto". Eres buen prospecto solamente si eres uno de los elegidos. Pero, no sabemos quien es elegido y quien no. Spurgeon dijo que si los elegidos tuviesen una franja amarilla en sus ropas, ¡todo lo que tendrías que hacer es andar por las calles y revisar las ropas para ver si tienen la franja amarilla y son elegidos! Pero como no hay dicha franja, se nos manda a ir por las calles y traer "juntamente malos y buenos".

¿Te puedo decir algunas palabras del evangelio? Yo quiero que tú sepas exactamente lo que creemos. Creemos que Dios envió a Jesucristo a esta tierra a morir en la Cruz, para pagar la penalidad de tus pecados. Nosotros creemos que Dios resucitó a Jesucristo físicamente de los muertos y lo llevó de nuevo al Cielo, donde está orando por tu alma. Creemos que tu puedes venir directamente a Cristo por fe, y que Él cancelará y borrará todos tus pecados del récord de Dios, y te dará vida eterna. Eso es lo que creemos. Es el evangelio antiguo. Y creemos que Jesucristo puede salvar tu alma para siempre, y te dará vida eterna. ¡Eso es lo que creemos!

Y luego, me gustaría invitarte a regresar con nosotros a las 6:00 PM. Tendremos un tiempo maravilloso en la iglesia esta noche. ¡Será muy diferente de la mañana - y queremos que regreses esta noche! Nos sentaremos a cenar, y luego celebraremos la Cena del Señor, comiendo el pan y bebiendo la copa, como memoria de la muerte de Cristo y su Sangre que salva. El Dr. Cagan enseñará una clase para los que no son miembros, mientras los miembros toman la Cena del Señor. Después de la Cena del Señor veremos en el auditorio un video sobre Indonesia, de Voice of the Martyrs. Y yo predicaré un sermón sobre la Gran Comisión. Luego volveremos al salón de compañerismo para celebrar el cumpleaños de uno de nuestros miembros y tendremos un tiempo maravilloso de compañerismo Cristiano. ¡Si crees ser uno de los "buenos" prospectos - haz todo lo que puedas para regresar aquí a las 6:00 de la noche hoy, para la cena ágape, la Cena del Señor, la clase especial para los nuevos, la predicación energética, el video especial de Voice of the Martyrs, y el cumpleaños al final! Será muy diferente de la mañana. Habrá diversión Cristiana, y oirás más de cómo ser convertido a Cristo. ¡No te pierdas la fiesta ágape, la Cena del Señor, el video especial de Indonesia, la predicación, y la maravillosa diversión y compañerismo de la fiesta de cumpleaños esta noche!

Por favor alza tu cancionero y voltea al ultimo himno. Cantémoslo de pie y en voz alta. Es una pequeña canción que escribí. La cantamos al son de una vieja canción típica, "On the Wings of a Snow White Dove". Alza tu cancionero y cántala en voz alta y fuerte.

Jesús te invita, a la mesa aquí,
Ven a la cena, partamos el pan.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!

Coro:

A la iglesia ven, en amistad comed;
¡Deleite será, en la mesa al comer!

No cuidan de ti los de la gran ciudad;
Y nada te ofrecen, carecen de amor.
Mas tú a Jesús ven y encontrarás,
¡Comida en la mesa y mucha amistad!

Coro:

A la iglesia ven, en amistad comed;
¡Deleite será, en la mesa al comer!
   (traducción de "Come Home to Dinner"
     por Dr. Robert L. Hymers, a la melodía de
     "On the Wings of a Snow White Dove").

¡Ven a cenar, a casa en la iglesia a las 6:00 de la tarde!

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet,
en www.rlhymersjr.com. Oprime "Sermones en Español."


La Escritura Leída por el Dr. Kreighton L. Chan, Antes del Sermón: Mateo 22:1-10.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith, Antes del Sermón:
"Bring Them In" (por Alexcenah Thomas, siglo 19)/
"Come and Dine" (por Charles B. Widmeyer, 1884-1974).


EL BOSQUEJO DE

¡JUNTAMENTE MALOS Y BUENOS!

por el Dr. R. L. Hymers, Jr.


"Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados" (Mateo 22:9-10.)

I.   Primero, ¿por qué te trajimos aquí? Mateo 22:9; 7-8; 28:19;
John 20:21; Lucas 14:23.

II.  Segundo, ¿qué te pasará ahora que estás aquí? Mateo 22:10;
Mateo 13:29-30, 47-49; 5:6.