Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




ALEXAMENOS Y SU DIOS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 7 de Junio, 2015

“El que se gloría, gloríese en el Señor”
(I Corintios 1:31).


¿Qué podemos aprender de los dos primeros capítulos de I Corintios? Una de las cosas más interesantes es lo que aprendemos acerca de los primeros Cristianos. No puedes leer estos dos capítulos sin ver qué centrados estaban ellos en Jesús. Los que pensaban que eran sabios rechazaron a Jesús, “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios” (1:18). “Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado” (1:23). “Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios” (1:24). “Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1:30). “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (2:2). Dr. J. Vernon McGee dijo:

Pablo no entró en discusiones filosóficas...Él simplemente se quedó con la predicación de la cruz de Jesús. Él predicó un Salvador crucificado. Ese es el tipo de ministerio que desesperadamente se necesita hoy (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, volume 5, Thomas Nelson Publishers, 1983, p. 13; note on I Corinthians 2:2).

“El que se gloría, gloríese en el Señor” (I Corintios 1:31).

La palabra Griega traducida “gloria” significa “alarde” – magnificar, estar orgulloso. El Apóstol nos dice que magnifiquemos a Jesús – que estemos orgullosos de Jesús – que nos alardeemos de Jesús – que “nos gloriemos en el Señor”. ¡Los primeros Cristianos hablaban tanto de Jesús que los no creyentes dijeron que adoraban a un Judío muerto! El Dr. Michael Green dijo: “Hay un ejemplo conmovedor de esta determinación [hablar de Jesús] en los cuartos de los niños pajes imperiales en el Monte Palatino, en Roma. Aquí hay un dibujo del tercer siglo, de un niño de pie en actitud de adoración, con una mano en alto, dibujado [por otro niño]. El objeto de su devoción es una figura sobre una cruz, un hombre con la cabeza de un asno. Debajo hay un garabato que dice: ‘Alexamenos adora a su Dios’. Es evidente que uno de los pajes era Cristiano, y no tenia vergüenza de ello. Sus compañeros de la escuela maliciosamente se burlaban de él. Pero él no estaba avergonzado...Otra inscripción de una mano distinta [dijo] ‘Alexamenos es fiel’. Tal vez esta era su propia respuesta a la cruel caricatura. Creo que lo era” (traducción de Michael Green, D.D., Evangelism in the Early Church, William B. Eerdmans Publishing Company, 1970, pp. 174, 175).

He copiado ese grafiti directamente del original. Es un retrato del dibujo exacto, tomado de la pared de una recamara de los pages en el Monte Palatino en la Roma antigua al final del segundo siglo.

Alexamenos and his God

Cuando vi ese antiguo dibujo lágrimas vinieron a mis ojos. ¡Aquí había un niño de 10 o 12 años de pie por Jesús! ¡Y un chico malo había dibujado ese dibujo de él adorando a Jesús – con la cabeza de un asno! Yo pensé: “¡Gracias a Dios por un niño como Alexamenos!” ¡Fueron niños y niñas como él que propagaron el mensaje de Jesús por todo el mundo Romano! ¡Espero verte en el Cielo, Alexamenos! Oro que tengamos jóvenes como él en nuestra iglesia – hombres y mujeres jóvenes que se jacten de Jesús – ¡no importa lo mucho que sean burlados y ridiculizados por esta generación abandonada por Dios!

La familia Duggar ha sido embarrada, desplumada y linchada sin un juicio. Tienen diecinueve hijos. Hace doce años uno de los niños tocó dos de sus hermanas inapropiadamente. Sus padres lo llevaron a la policía. Sólo tenía 15 años, por lo que el registro fue sellado. Hace unas semanas el jefe de la policía sin cerebro de este pequeño pueblo de Arkansas abrió el registro sellado y se lo dio a los medios de comunicación. Han crucificado a esta familia llamando su casa una “Casa de Horrores”. ¿Por qué están haciendo esto? Porque la familia Duggar es miembro de una iglesia Bautista – ¡¡¡porque son Cristianos!!! Las dos hermanas fueron a las noticias Fox porque sabían que era el único lugar que sería justo con ellas. Estas dos jovencitas fueron a las noticias Fox a defender a sus padres. Entonces vi el horrible rostro de Whoopi Goldberg, con su cara endemoniada gritándoles a ellas. “No metas a Dios en esto”. “¡Agarren a los Cristianos! ¡Agárrenlos! ¡Agárrenlos!” – ¡nada ha cambiado desde que lanzaron a las niñas Cristianas en la arena para ser despedazadas por los leones en la antigua Roma! ¡Whoopi Goldberg parecía Nerón o Calígula! “¡Mata a los Cristianos! ¡Agárrenlos! ¡Agárrenlos! ¡Agárrenlos!” Que Dios nos ayude – ¡con gente así controlando los medios de comunicación! En estos días crueles y malvados, que se diga de cada joven aquí esta mañana, “Alexamenos es fiel”.

“El que se gloría, gloríese en el Señor” (I Corintios 1:31).

Nadie a Él se compara,
   Entre los mortales;
Todo el cielo llena Él,
   Con todo Su esplendor,
Con todo Su esplendor.

A Él mi vida debo yo;
   Y toda felicidad.
Triunfo sobre la muerte da,
   Y de la tumba también,
¡Y de la tumba también!
   (Traducción libre de “Majestic Sweetness Sits Enthroned”
      por Samuel Stennett, 1727-1795).

¡Te puedes quedar con los medios de comunicación de la izquierda! ¡Te puedes quedar con Whoopi Goldberg, y todo la gente liberal de Hollywood que odia a Dios! ¡Te puedes quedar con ellos! ¡No tienen nada que ofrecer! ¡Nada! ¡Nada! ¡Nada! – “¡Alexamenos es fiel!” “¡Alexamenos es fiel!” “¡Alexamenos es fiel!” ¡Que así sea, Dios mío! ¡Que así sea!

“El que se gloría, gloríese en el Señor” (I Corintios 1:31).

No venimos a la iglesia para ser entretenidos. No venimos a escuchar “grupos de alabanza” cantar como artistas en un club nocturno de Las Vegas. No venimos a escuchar chistes o historias de superación personal. Podemos oír mejores chistes de Jimmy Fallon. Podemos leer historias de superación personal en Selecciones. No venimos a la iglesia para ser deslumbrados por la música rock “Cristiana”. Eso está vacío. No toca nuestras almas. Nos deja con un sabor de aserrín en nuestras bocas. ¡Está vacío, vano, es una pérdida de tiempo!

Mi esposa y yo estábamos en un servicio de sábado por la noche en una mega-iglesia en el condado de Orange, cerca de San Diego. La música era ensordecedora. Era hipnótica. Era perfectamente hecha música rock. Terminó en un gran clímax. Superó todo lo que he oído donde quiera, en cualquier lugar.

Entonces la gente se retiró. Ellos parecían aturdidos, atónitos, saliendo como zombis de “La Noche de los Muertos Vivientes”. Nadie sonrió. Nadie habló. Nadie saludó a nadie. Llegaron solos – a ser entretenidos. Y salieron solos. El Dr. David Wells dijo: “La soledad es la plaga moderna. Esta es la plaga de ser desconectado, de no ser arraigado, de no pertenecer a un lugar en particular, sino a todo en general. Es la aflicción de estar solo, de ser desapercibido, de ser arrastrado por un universo indiferente” (traducción de David F. Wells, Ph.D., The Courage to be Protestant, Eerdmans, 2008, p. 33).

El Dr. Wells es un gran teólogo, y tiene razón. “La soledad es una plaga moderna” Pero esa mega-iglesia no tuvo respuesta a la soledad. Todo lo que tenía era una banda de rock – y todo el mundo salió solo – ¡como lo hacen después de un partido en el estadio de los Dodgers! ¿Cuál es la respuesta? La respuesta es una iglesia que está centrada en Jesucristo Mismo. Jesús es la respuesta – no la música rock. Jesús es la respuesta – ¡no una gran multitud solitaria! ¡Estas mega-iglesias modernas no tienen nada que ofrecer! ¡Nada! ¡Nada! ¡Nada! ¡Sólo una iglesia centrada en Jesús, que proclama a Jesús, que honra a Jesús tiene la respuesta! La respuesta es siempre y para siempre en Jesucristo Mismo. Ese niño que vivió a finales del siglo dos sabía eso. Es por eso que “¡Alexamenos adora a su Dios!” Por eso “¡Alexamenos es fiel!”

“El que se gloría, gloríese en el Señor” (I Corintios 1:31).

¿Qué hay de la salvación? ¿Oyes hablar de aquellos predicadores “grandes” hablar de cómo ser salvo? ¡Oh Dios, los oigo hablar sobre todo lo demás! Hablan sobre el Espíritu Santo. Hablan de cómo sentirse bien. Hablan de cómo tener éxito. Hay un tipo llamado Joseph Prince que incluso habla de la gracia. Pero, ¿quién habla de cómo ser salvo? ¡Yo no lo oigo! ¿Quién habla de la Cruz? ¡Yo no lo oigo! ¿Quién habla de la Sangre? ¡Yo no lo oigo! ¿Quién da todo un sermón sobre Jesús? ¡Yo no lo oigo!

Un pobre hombre en Cuba me escribió un correo electrónico hace unos días. Estos sermones van por todo el mundo – a más de 200 países, en 32 idiomas. Así que este joven Cubano escribió. Dijo que se entregó a Jesús y fue bautizado. Pero uno de sus amigos entonces le habló de la elección. Él dijo que le molestaba. Dijo que oír hablar de la elección le hizo dudar de su salvación. ¡No lo entiendo! Me parece que la elección debería hacerlo más seguro de su salvación. No depende de ti. ¡Depende de Jesús solo! ¡Amén! Pero él comenzó a ver a Paul Washer y a leer John MacArthur. También leyó el sermón de Ray Comfort, “El Secreto Mejor Guardado del Infierno”. Entonces vio unos videos sobre el Calvinismo llamados, “Sublime Gracia”. Todo esto lo confundió. Así que nos escribió y dijo: “Creo que necesito que me recomiendes libros acerca de la ley, pensando y preparándose para tener convicción de pecado”. Él dijo, “Necesito entender la profundidad de la ley”. Así es como yo le respondí:

¡Date cuenta que ni una sola vez mencionaste el nombre de Jesús! ¡Me escribiste una larga carta sobre la convicción y la ley sin mencionar una sola vez el nombre de Jesús, Su obra en la Cruz, o Su Sangre que limpia el pecado! Esa es la trampa del Calvinismo moderno. ¡Date cuenta que puedes leer Paul Washer y John MacArthur por horas y salir pensando en la ley, en lugar de pensar acerca de Jesucristo! Esa es mi queja sobre hombres como Washer, MacArthur y Ray Comfort. ¡Son mejores predicadores de la ley que del Evangelio! (Oprime aquí para leer mi sermón, “¡Un Mensaje Juvenil Aun Más Sorprendente! – ¡Mi Respuesta Para Paul Washer!”).

“El que se gloría, gloríese en el Señor” (I Corintios 1:31).

Nadie a Él se compara,
   Entre los mortales;
Todo el cielo llena Él,
   Con todo Su esplendor,
Con todo Su esplendor.

Atormentado Él me vio,
   Y allí me rescató;
La vergonzosa Cruz cargó,
   Con todo mi dolor,
Con todo mi dolor.

Ya que de Él yo recibí
   La prueba de Su amor,
Tuviera yo mil corazones,
   Señor, tuyos fueran.
Señor, tuyos fueran.

Es tan fácil venir a Jesús. Ese joven en la antigua Roma vino a Él – ¡y tú también puedes!

¡Alexamenos adora a su Dios! Su Dios clavado en una cruz, sufriendo para pagar el castigo por el pecado de Alexamenos.

¡Robert Hymers adora a su Dios! Su Dios clavado en una cruz, sufriendo para pagar el castigo por el pecado de Robert Hymers.

¡Alexamenos adora a su Dios! Su Dios es Jesús de Nazaret. Su Dios bajó del Cielo para morir en una cruz, para pagar por el pecado de Alexamenos, y los tuyos. Su Dios es Jesús, que resucitó corporalmente, físicamente de entre los muertos, y ahora está en el Cielo – a la diestra del Padre.

Alexamenos adora a su Dios. ¡El mundo dice que su Dios tiene la cabeza de un asno! El mundo se burla y ridiculiza a Alexamenos por adorar a Jesús. Pero él escribe en la otra pared, “Alexamenos es fiel”. ¿Por qué es fiel? Debido a su Dios, Jesús, dijo: “Nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14: 6).

Alexamenos adora a su Dios. Y todo el mundo Romano se derrumba y cae. Y todos los ídolos fracasan. Y toda la grandeza se derrite. Y Jesús se levanta sobre las ruinas del Coliseo y el Partenón.

“El que se gloría, gloríese en el Señor” (I Corintios 1:31).

Alexamenos adora a su Dios. Y en la profecía Bíblica las olas rugen, y la tierra tiembla, la luna se convierte en sangre, y los edificios y las rocas y las montañas se desmoronan y caen. Los reinos de la tierra se derriten. Y los hombres se esconden en las grietas de las piedras por miedo. Y estaban equivocados. Y el chico tenía razón. “Alexamenos es fiel”. ¿Vas a confiar en su Dios? ¿Vas a confiar en Jesús, y ser limpio de todos tus pecados por Su Sangre preciosa? Oro que lo hagas. En Su nombre. Amén.

Si este sermón te bendijo por favor envía un correo electrónico
a Dr. Hymers y dile – rlhymersjr@sbcglobal.net (Haz click aquí).
Puede escribir al Dr. Hymers en cualquier idioma, pero
escribe en Inglés si es posible.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: I Corintios 1:26-31.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Majestic Sweetness Sits Enthroned” (por Samuel Stennett, 1727-1795).