Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




APOSTASÍA EN LOS DÍAS DE NOÉ – PARTE II

(SERMÓN #80 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, Mayo 25, 2014

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).


La noche del Domingo pasado hablé sobre “Apostasía en los Días de Noé – Parte I” (Oprime aquí para leerlo). Es un tema tan importante que creo que tenemos que pasar más tiempo pensando en ello esta noche.

En nuestro texto Jesús dijo que el tiempo de Su Segunda Venida sería similar a los “Días de Noé”. Un predicador me dijo que esto sólo se refiere al hecho de que la gente en el tiempo de Noé no estaba prepara – que no tiene ningún otro significado. Sólo significa que la gente no estará preparada. Pero estoy convencido de que eso es demasiado superficial. Ese punto de vista no explica por qué no estaban preparados. Recuerda que esta profecía es muy importante. Aparece en Mateo 24:37-39, y en Lucas 17:26-27, y también en el pasaje profético de II Pedro 2:1-9, donde Noé “pregonero de justicia” (v. 5) se pone en contraste con los “falsos maestros” de los últimos días (v. 1).

Por lo tanto yo creo que el tiempo en que Noé vivió es una retrato importante de los últimos días de la era actual. En el capítulo veinticuatro de Mateo los Discípulos le pidieron a Jesús una señal que mostrara que Él estaba a punto de volver, y esta era terminaría. Él no les reprendió. En cambio, les dio muchas señales de los últimos días. Jesús les dijo que nadie sabía “el día y la hora” de Su Segunda Venida. Pero Él les dio varias señales de los tiempos en general, y luego les dio una gran señal. A pesar de que no sabrían el “día y la hora”, ellos podían saber el tiempo aproximado. Jesús dijo:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).

El Dr. M. R. DeHaan dijo:

     Estudia el registro de los días antes del diluvio, dice Jesús, si deseas una respuesta a tu pregunta, ¿cuándo serán estas cosas? ¿y cuál será la señal de Mi venida? Cuando se repitan las condiciones de antes del Diluvio, entonces ustedes sabrán que está cerca, sí, a la puerta (traducción de M. R. DeHaan, M.D., The Days of Noah, Zondervan Publishing House, 1963, p.28).

El Dr. John MacArthur ha descrito al Dr. DeHaan de una mala manera, en gran parte debido al fuerte énfasis del Dr. DeHaan en la preservación de la Sangre de Jesús. Pero el Dr. DeHaan en realidad era un erudito de la Biblia muy cuidadoso. Cuando él murió en 1965, Billy Graham le escribió esta nota al hijo del Dr. DeHaan:

Acabo de enterarme de que tu querido padre ha sido llamado a casa. Le he escuchado a él [en la radio] casi todos los Domingos durante muchos años. Una gran parte de mi conocimiento de la Biblia vino de su enseñanza... (traducción de la carta de Billy Graham a Richard DeHaan, en la cubierta del libro del Dr. DeHaan, Portraits of Christ in Genesis, Zondervan Publishing House, 1966).

Después de leer esa nota me di cuenta de que los sermones de Billy Graham sobre la Segunda Venida de Jesús a menudo sonaban en varias partes como que salieron directamente de los grandes libros del Dr. DeHaan sobre este tema. Y el Dr. DeHaan dijo: “Cuando se repitan las condiciones de antes del Diluvio, entonces ustedes sabrán que [la Segunda Venida de Jesús y el fin de esta era] está cerca, sí, a la puerta”.

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).

No te puedo dar todas las semejanzas entre nuestro tiempo y el tiempo de Noé, que el Dr. DeHaan dio, pero te puedo dar tres de ellas esta noche. El primer punto es una versión abreviada de mi sermón, “La Apostasía en los Días de Noé”, del Domingo pasado por la noche.

I. Primero, fue un tiempo de creciente apostasía.

Por favor voltea a Génesis 4:26. Pónganse de pie y léanlo en voz alta.

“Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová” (Génesis 4:26).

Se pueden sentar.

Set era el tercer hijo de Adán. Enós era el nieto de Adán. ¿Pero dice realmente Génesis 4:26 que los hombres solo comenzaron a invocar el nombre de Jehová en el tiempo de Set? Siempre he pensado que hay algo equivocado con eso. En el centro de la Biblia Reina Valera se muestra que los traductores de la Biblia sabían que había confusión acerca de la traducción de las palabras de Hebreos, porque en el margen, ellos dieron la lectura alterna “entonces los hombres comenzaron a llamarse a si mismos por el nombre de Jehová”.

Los antiguos rabinos tradujeron este verso como: “entonces los hombres comenzaron a invocar sus dioses con el nombre de Jehová”. El antiguo erudito Cristiano Jerome dijo que ésta era la opinión de los rabinos antes del siglo cinco y aún antes. “La mayoría de los antiguos comentaristas Judíos dan las palabras ‘sus dioses’, sugiriendo que ellos llamaban las estrellas y los ídolos sus dioses, y los adoraban... El Targum de Jonatan dice: ‘Esa fue la generación en cuyos días empezaron a errar, y hacerse ídolos, llamaban a sus ídolos por el Nombre de la Palabra de Jehová’...Rashi dice: “Entonces hubo una [profanación] al llamar el nombre de Jehová’” (Apéndice 21, The Companion Bible). Lutero dijo de esos antiguos rabinos, “Ellos piensan que alrededor de este tiempo el nombre de Jehová se empezó a dar a criaturas, al sol, la luna, etc”.

Sin embargo, los Reformadores tomaron esto como que la familia de Set era piadosa, e invocaron el nombre de Jehová. El Dr. John Gill señaló que se trataba de “un sentido muy diferente” a las palabras de la de los antiguos rabinos. Yo creo que los Reformadores se confundieron, pensando que los patriarcas en Génesis cinco eran del tal llamado “linaje piadoso” de Set. Me he preguntado durante años de donde procede este término “el linaje piadoso de Set”. Ahora creo que vino de la doctrina de la Reforma de la “teología del pacto”, que “ve la administración de los pactos Bíblicos que incluye un principio de la inclusión corporativa familiar o ‘sucesión generacional’” (artículo Theopedia sobre la Teología del Pacto).

Yo me considero ser Reformado en el tema de la salvación, ¡pero ciertamente no en la “sucesión generacional”! No hay tal cosa como un “linaje piadoso” generacionalmente en el Génesis, capítulo cinco. Sí, hubo una generación que vino de Set, pero no se describe como un “linaje piadoso” en Génesis, capítulo cinco. Esas palabras nunca fueron usadas para describirlos en la Biblia.

Lo que tienes en el quinto capítulo del Génesis fue descrito por los antiguos rabinos como una espiral descendente a las arenas movedizas de la idolatría, y la creciente apostasía de toda la raza, incluyendo todos los descendientes de Set – hasta que la Biblia dijo:

“Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5).

“Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado” (Génesis 6:7).

Y Jesús dijo:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).

Es bastante sencillo demostrar que el Nuevo Testamento enseña que esta era acabará con la mayoría de los Cristianos profesantes en profunda apostasía.

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina” (II Pedro 2:1).

“Y si [Dios] no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia…trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos” (II Pedro 2:5).

“Pero éstos [falsos maestros], hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición” (II Pedro 2:12).

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias” (II Peter 3:3).

“Y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:4).

“En los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos…blasfemos, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (II Timoteo 3:1, 2, 5).

Estos son versículos Biblicos que hablan de la apostasia de los “ultimos dias.” Y el gran sociologo de Harvard, Pitirim Sorokin (1889-1968) en su libro, La Crisis de Nuestra Edad (The Crisis of Our Age), dijo, “Paz y seguridad se han desvanecido…La libertad es mero mito....La cultura del Occidente esta cubierta en apagon. Un gran tornado se revuelve sobre toda la humanidad.” Patrick J. Buchanan fue asistente personal a tres Presidentes. El Sr. Buchanan ha escrito un libro llamado, La Muerte del Occidente (The Death of The West) y otro libro llamado, Suicidio de un Superpoder (Suicide of a Superpower). Tan temprano como en los años 1950 Señor Winston Churchill dijo, “Nuestros problemas están más allá nosotros.” Churchill a menudo hacía tales predicciones que luego llegaron a suceder.

He pasado mucho tiempo en esto porque sé que ustedes jóvenes pueden preguntarse, como lo hice yo, cómo tantas iglesias pueden estar tan mal como lo están hoy en día. Antes de que me uniera a la Iglesia Bautista China, yo era miembro de una iglesia Bautista que estaba tan mal que realmente me hizo pensar: “¡Esta no puede ser verdadera religión! ¿Cómo puede ser verdad?” Hoy ves sacerdotes y predicadores teniendo relaciones sexuales adúlteras, robando dinero, y predicando doctrina falsa. Ves escuelas como la Universidad Liberty de Jerry Falwell invitando a un mormón como Glenn Beck a hablar en su convocación. Oyes de un obispo Episcopal que se casa con un hombre y luego se divorcia de ese hombre. Y puede que te sientas, como yo me sentí, “¿Qué es lo que anda mal?”

No te alarmes. ¡Hemos entrado en la apostasía de los últimos días! No te preocupes. ¡Quédate aquí mismo en tu iglesia local hasta que la tormenta de la apostasía pase!

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).

II. Segundo, fue un tiempo de incredulidad general.

El Apóstol Pedro dijo:

“En los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3, 4).

La Biblia enseña que Jesús viene otra vez a través de las nubes, para establecer Su reino en la tierra. Pero el Apóstol Pedro dijo que la gente se burlaría y ridiculizaría la idea, que iban a caminar según sus propias concupiscencias y negarían la venida de Jesús, y el juicio del mundo.

¿No es exactamente la forma que fue en los días de Noé? Jesús dijo:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

Jesús dijo que “no entendieron hasta que vino el diluvio”. No fue la falta de información que les hizo ignorante del juicio venidero. Noé fue “pregonero de justicia” (II Pedro 2:5). Ellos sabían lo que estaba predicando. También sabían lo que Enoc había predicado:

“Vino el Señor…para hacer juicio contra todos” (Judas 14, 15).

¡Sabían que juicio iba a venir, pero no lo creyeron!

Hay jóvenes aquí esta noche que saben que el juicio viene. Me has escuchado hablar sobre el fuego del Infierno. Me has escuchado hablar sobre el fin del mundo en su presente estado. ¡Pero no crees que te afectará a ti! Eres como esa gente en los días de Noé, que “no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos” (Mateo 24:39). Que Dios abra tus ojos y te convenza del pecado antes de que sea demasiado tarde, y caigas en las llamas eternas del juicio. ¡Ven a Jesús! ¡Sé limpio de tus pecados por Su Sangre! ¡Ven a Jesús antes de que sea eternamente demasiado tarde! Como el Sr. Griffith cantó antes de este sermón:

¿En tiempo así eres tú salvo?
   ¿En tiempo así tienes un ancla?
Asegúrate, asegúrate,
   ¡Que tu ancla esté en la Roca que es Jesús!
Jesús la roca, la Roca es Él;
   ¡Jesús la Roca, Solo Él lo es!
Asegúrate, asegúrate,
   ¡Que tu ancla esté en la Roca que es Jesús!
(Traducción libre de “In Times Like These” por Ruth Caye Jones, 1902-1972).

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).

III. Tercero, fue un tiempo cuando muy pocas personas fueron salvas.

La Biblia habla de “los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua” (I Pedro 3:20). ¡Pocos – es decir ocho personas – fueron salvas – de todo el mundo! ¡Sólo ocho personas fueron salvas!

Todos asumen que van a ser salvos. ¡Qué error! ¡Sería mucho mejor asumir que tú seras perdido! Jesús lo dejó claro cuando dijo:

“...angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mateo 7:14).

¡POCOS SON LOS QUE LA HALLAN! ¡Eso es lo que dijo el Señor Jesucristo! ¿Vas a arriesgar tu alma al no creerle? ¡POCOS SON LOS QUE LA HALLAN!

¡Ruego que despiertes! ¡Despierta! ¡Despierta! ¡POCOS SON LOS QUE LA HALLAN!

¡Oh, cómo ruego que despiertes de tu peligro! Sé que los evangélicos que conoces son un desorden. Sé que tu profesor de la universidad se burla de la Biblia. Sabes que cada persona que te rodea – incluso el Presidente de los Estados Unidos – ¡es un incrédulo, burlador que rechaza a Jesús! ¡Oh, no vayas al Infierno con ellos! Oh, ven a Jesús y se lavado de tu pecado. El arca era un tipo de Jesús, un retrato de Él. ¡Oh, entra en el arca, y se salvo! ¡Oh, ven a Jesús y se salvo de la ira de Dios, y el juicio de tu pecado! ¡Ven! ¡Ven! ¡Entra! ¡Entra en Jesús y se salvo! Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: II Pedro 2:1-9.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1902-1972).


EL BOSQUEJO DE

APOSTASÍA EN LOS DÍAS DE NOÉ – PARTE II

(SERMÓN #80 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).

I.   Primero, fue un tiempo de creciente apostasía, Génesis 4:26;
Hebreos 11:5; Génesis 5:22; 6:9, 5, 6, 8; II Tesalonicenses 2:3.

II.  Segundo, fue un tiempo de incredulidad general, II Pedro 3:3, 4;
Mateo 24:37-39; II Pedro 2:5; Judas 14, 15.

III. Tercero, fue un tiempo cuando muy pocas personas fueron salvas,
I Pedro 3:20; Mateo 7:14.