Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡PREDICANDO EN ÁFRICA!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
Sábado por la Noche, 16 de Diciembre del 2017

“Nosotros predicamos a Cristo crucificado” (I Corintios 1:23).


TEXTO DEL SERMON

Jesús crucificado fue el centro de la gran predicación de Pablo; Jesús crucificado en la Cruz para pagar el castigo por el pecado del hombre; Jesús crucificado en la Cruz para derramar Su Sangre para que el pecado del hombre pueda ser limpiado. El gran Spurgeon dijo que ese era el corazón del Evangelio. Estaba proclamando lo mismo que el Apóstol Pablo predicó, porque dijo: “Predicamos a Cristo crucificado”. El mensaje del Apóstol siempre estuvo centrado en Jesús. Cuando fue salvo, se nos dice: “En seguida predicaba a Cristo” (Hechos 9:20). El Apóstol estaba tan firmemente determinado a predicar de Jesús que podía decir: “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (I Corintios 2:2). Predicó sobre muchos otros temas, pero independientemente del tema sobre el que habló, “Cristo crucificado” siempre estuvo en el corazón de sus sermones. Fuera cual fuera su tema, siempre terminaba en un llamado a aquellos que estaban perdidos a confiar en “Cristo crucificado”.

El día después de Navidad nuestra iglesia enviará un equipo de tres hombres a África. ¿Qué van a predicar a los cientos de Africanos que los van a escuchar? Cada sermón que prediquen se centrará en “Cristo crucificado”. El Dr. David Livingstone fue a África para promover el fin de la esclavitud. Eso fue correcto y bueno. Pero nuestros hombres irán a África por una razón aún mayor – para promover la salvación del pecado – a través de “¡Cristo crucificado!” Porque predicamos “Cristo crucificado”.

El Dr. Cagan, Noah Song, y John Samuel Cagan tendrán un solo mensaje para predicar en África – Jesús, quien “murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras” (I Corintios 15:3). Cristo Jesús quien hizo “la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:20). Cristo Jesús que dijo: “Nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Cristo Jesús, de quien el Apóstol Pedro dijo: “No hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

Una persona nueva aquí esta noche puede decir: “¿No saben todos eso en África?” ¡No, no lo saben! Muchas iglesias Africanas han sido envenenadas por falsas enseñanzas de América. ¡Los Mormones han ido allí para predicar a otro Jesús y un evangelio que es completamente falso! ¡Los Protestantes liberales han ido a predicar a otro Jesús y un evangelio totalmente falso! Los Pentecostales y carismáticos han ido allí por miles en los últimos años para predicar sobre el Espíritu Santo. Muchos predicadores en África ahora predican este falso evangelio que obtienen de los Pentecostales Americanos. Predican sobre el saneamiento del Espíritu, no la salvación del pecado por “Cristo crucificado”. Predican sobre la liberación demoníaca por el Espíritu, no la salvación del pecado por “Cristo crucificado”. Predican sobre señales y prodigios del Espíritu, no en el milagro de la salvación del pecado por “Cristo crucificado”. Predican sobre la prosperidad y ganar más dinero del Espíritu, no sobre la salvación del pecado y del Infierno por “Cristo crucificado”. El Espíritu no cargó nuestros pecados a la Cruz. El Espíritu no pagó la pena por nuestro pecado en la Cruz. El Espíritu no derramó sangre para limpiarnos del pecado en la Cruz. ¿Por qué no? ¡Porque el Espíritu Santo no tiene sangre para derramar – en la Cruz o en cualquier otro lugar! Es Jesucristo, y solo Jesucristo quien “nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre” (Apocalipsis 1:5). “Sin [el] derramamiento de sangre no se hace remisión [de pecado]”. (Hebreos 9:22).

“[Cristo]…por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención” (Hebreos 9:12).

Eso es lo que Noah, John Samuel y Dr. Cagan predicarán en Uganda, Kenia y Ruanda – ¡en el corazón de África! ¡Predicarán la muerte sustituta de Jesús por los pecadores en la Cruz! ¡Predicarán la eterna Sangre de Jesús que puede limpiar todo pecado en África! ¡Predicarán el corazón del Evangelio de Jesús en tres naciones de África!

En tiempos antiguos, los misioneros fueron a predicar contra el paganismo indígena. Tenían razón al hacerlo. Pero hoy los principales errores en África provienen de los predicadores Americanos que han llevado allí su falsa doctrina y han confundido a las iglesias, han detenido el avivamiento y han evitado que la gente conozca a Jesús y Su expiación de Sangre. Los predicadores Americanos han traído el “decisionismo”. “Alza la mano, y serás salvo”. Los predicadores Americanos han traído basura Pentecostal, señales y milagros, sanidades, cayendo al suelo y gritando, basura emocional que no salva a nadie. ¡Y la falsa enseñanza que se hace en África proviene directamente de las débiles iglesias evangélicas, carismáticas y reincididas en los Estados Unidos de América!

¿Significa eso que John, Noah y el Dr. Cagan piensan que son mejores que los predicadores Africanos? ¡No, no! Nuestros hombres son solo pecadores, que han sido salvos por “Cristo crucificado”. ¡Van a África a proclamar el mismo Evangelio de Jesús que los salvó! El Apóstol Pablo dijo: “¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado” (Romanos 3:9). ¡Todos somos pecadores, salvos por la Sangre de Jesús y Su muerte en nuestro lugar en la Cruz! Salvos por “Cristo crucificado”.

Ni Noah, ni John ni el Dr. Cagan irán a África para promover ningún tipo de colonialismo, ni colonialismo físico ni espiritual. No van a África para Americanizar a la gente. ¡Todo lo contrario! Nuestros hombres irán allí para decirles que no sean como los Americanos. Que no sean engañados por los Pentecostales y los carismáticos Americanos; que no estén bajo el yugo de la falsa religión Americana – sino que sean salvos del yugo de la religión Occidental por “Cristo crucificado”.

Los falsos maestros Americanizados dicen: “¡Alza la mano y sé rico! ¡Dame dinero y sé rico!” ¡Qué mentira! Algunos de los predicadores de “prosperidad” más ricos del mundo se encuentran en África. Aprendieron de los predicadores Americanos a obtener dinero de los pobres. La gente no tiene suficiente para comer. Sus hijos están muriendo de hambre. Pero se les dice que den su dinero a predicadores falsos que manejan automóviles caros, tienen sus propios aviones y usan costosas joyas de oro – ¡del dinero que reciben de los pobres! ¡Quiero que nuestros tres predicadores regañen a estos falsos maestros cada vez que hablen! Y luego señalen a la gente a “Jesucristo, y a éste crucificado” – ya que es solo el Jesús ensangrentado puede salvarlos del pecado y el Infierno – ¡y darles una vida mejor!

Alguien puede decir: “Pero solo tres de ellos van a predicar en África. ¿Cuánto bien pueden hacer solo tres de ellos allí?” ¡Más que si no van! John Cagan guió a varias personas “intocables” a Jesús en la India a principios de este año. Un hombre se tiró a los pies de Dr. Cagan. ¡Más tarde, Dr. Cagan fue a donde vivía el hombre y guió cuidadosamente a este pobre hombre a Jesús! ¡Dr. Cagan estaba jubiloso, saltando de un lado a otro y alabando a Dios! Dr. Cagan dijo: “Ese hombre confió en Jesús. Gracias a Dios que lo hizo. Él murió un mes después. Ahora está con Jesús”. Y entonces Dr. Cagan dijo: “Estoy tan contento de haber ido a la India”. ¡Dr. Cagan me dijo que habría ido a la India solo para salvar a ese hombre! ¡Gracias a Dios por hombres como Dr. Cagan, John Samuel y Noah Song! Irían a África solo para salvar a una persona.

¡Pero espera! Los sermones que estos hombres prediquen en África serán grabados en video. ¡Entonces se mostrarán en nuestro sitio de Internet a todo el mundo! Miles y miles de personas en todo el mundo escucharán sus sermones en nuestro sitio de Internet. No se sabe cuánto bien hará su predicación a nivel mundial – en todo el mundo, en Inglés. Y seleccionaremos pasajes claves de sus sermones y los traduciremos a 35 idiomas más. Un millón de personas o más leerán los sermones en su propio idioma. La gente se sentirá atraída a ver sermones contundentes, centrados en Jesús, predicados por estos jóvenes celosos.

Y una cosa más. Dr. Cagan está arriesgando su vida para ir a África. Algunos de ustedes saben que ha tenido un problema médico grave. Era posible que su problema médico los detuviera a los tres de ir a predicar en esos tres países Africanos. Pero solo hace unos días su médico dijo cautelosamente que Dr. Cagan podía ir. No enviaría a los dos jóvenes allí sin él. El saneamiento de Dr. Cagan fue para mí una señal de dejarlos ir. ¡Estoy convencido de que Dios Mismo quiere que vayan a esas tres naciones Africanas!

Pero hay un problema más. Originalmente estaban programados para ir a un país Africano. Ya recaudamos el dinero para ir a un país. Pero hace poco tiempo Dios Mismo les abrió la puerta para ir a tres países en lugar de uno solo. Pero eso costará quince mil dólares adicionales. ¿Van a ir a tres países de Uganda, Kenia y Ruanda? Dejaré esa decisión a ustedes, querida gente. Ya has hecho tanto. Pero algunos de ustedes recibirán cheques de bono de Navidad o por el fin de año. Otros entre ustedes ya han sido bendecidos financieramente por Dios. No estoy pidiendo esto para mí mismo. No estoy pidiendo esto para nuestra iglesia. Estoy pidiendo esto para la gente de África y para los predicadores que influirán allí – y más tarde para todo el mundo en nuestro sitio de Internet. Te pido que des un regalo de Navidad a los pobres de África. Es un regalo que les hará el bien eterno.

Sé que muchos de ustedes planearon darme un bono de Navidad. Le agradezco de antemano por su amor a este viejo predicador. Pero si estás un poco apretado de dinero esta Navidad, ¿por qué no das algo de lo que prometiste para mí a los pobres de África? Oro para que lo hagas.

Voy a pedir promesas ahora mismo. Tenemos el privilegio de tener a John Samuel predicando por nosotros todos los Domingos. ¡Envíalo a África! Tenemos el privilegio de tener un hombre como Dr. Cagan, con dos doctorados, que dirige nuestra iglesia. ¡Envíalo a África! Estamos muy contentos de tener a este joven Chino fuerte, Noah Song, trabajando junto a John – y preparándose para ir al ministerio él mismo. ¡Qué estímulo será para Noah si lo envías como predicador, con Dr. Cagan y John Samuel, a la gente pobre y oprimida de África! Sé que algunos de ustedes dieron generosamente la primera vez que pedí. Pero me pregunto si es posible que dupliques lo que prometiste antes. Esta es una causa muy valiosa. ¡Este sería un maravilloso regalo de Navidad para Jesús!

Por favor piensa en lo que podrías dar. Y por favor, da la mayor cantidad posible sin lastimarte tú ni lastimar a tu familia. Esto es para la tarifa de avión adicional a los dos países adicionales. Los tres predicadores no recibirán nada de este dinero para sí mismos.

Ahora voltea al himno número 5, “Venid Fieles todos”

Venid fieles todos, de gozo triunfantes,
¡Venid sí, venid sí pronto a Belén!
Venid contempladle, el Rey ha nacido,
Venid, adoremos, venid adoremos;
Venid, adoremos al Señor.

Cantes las huestes, ¡canten exaltando!
Resuenen los cielos con vuestra canción;
A Dios la Gloria, gloria en las alturas;
Venid, adoremos, venid, adoremos,
Venid adoremos, al Señor.

Os saludamos, en feliz mañana,
De toda gloria Jesús digno es;
El verbo santo en carne aparece,
Venid, adoremos, venid, adoremos,
Venid adoremos, al Señor.

Adeste fideles, Laetri triumphantes,
Venite, venite en Bethlehem;
Natum videte, Regem angelorum,
Venite adoremus, Venite adoremus,
Venite adoremus Dominum.
   (Traducción libre de “O Come, All Ye Faithful,”
     escrita en Latín por John F. Wade, 1710-1786;
       traducida por Frederick Oakeley, 1802-1880).

Se pueden sentar.

Necesito promesas para enviar John Samuel Cagan a tres países de Africa. Ahora, ¿quién promete $8,000? ¿Alguien más puede prometer $7,000? ¿Quién podría prometer $6,000? ¿Quién podría prometer $5,000? ¿Alguien más $4,000? ¿Alguien $3,000? ¡Gracias a todos! Si queda algo de dinero, podría usarse para ayudar a publicar mi biografía, “Contra Todo Temor”. ¿Alguien podría dar $2,000? ¿Qué tal $1,500? ¿O incluso $1,000?

¡Gracias a todos! Eres la gente más generosa que conozco. ¡Dios los bendiga a todos! Por favor, pónganse de pie y canten el himno número 16, “Cristianos Oh, Regocijad”.

Cristianos, oh regocijad con voces fuertes hoy cantad
A vosotros nuevas doy que Jesús nacido es hoy;
Buey y asno honradle en el pesebre se le ve,
¡Nace hoy Jesús, Nace hoy Jesús!

Cristianos, oh regocijad con voces fuertes hoy cantad
De dicha eternal oís: por esto nació Jesús;
Puerta celestial abrió, al hombre eternal bendición;
¡Por esto nació, por esto nació!

Cristianos, oh regocijad con voces fuertes hoy cantad
No temáis la muerte más pues Jesús nace a salvar,
Él os llama a compartir por siempre Su hogar feliz;
Nace a salvar, nace a salvar.
   (Traducción libre de “Good Christian Men, Rejoice,”
     por Heinrich Suso, 1295-1366;
       traducida por John M. Neale, 1818-1866).


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:         “From Greenland’s Icy Mountains” (por Reginald Heber, 1783-1826).