Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡LA BATALLA DE ORACIÓN EN AVIVAMIENTO!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 9 de Julio del 2017


Cuando busco en mis himnarios solo encuentro un himno sobre la guerra espiritual. Sólo uno en la iglesia militante, ¡y sólo un verso en ese himno! Hay quince himnos sobre “seguridad”. Hay treinta y dos himnos sobre “alabanza”. Hay veinte himnos para “niños”. Hay veintiún himnos de “adoración”. Pero sólo hay un himno sobre la iglesia “militante” – ¡la iglesia en guerra! ¡Y sólo una estrofa en ese himno, y no nos dice cómo pelear la guerra! ¡Aquí está la única estrofa en todo el himnario que nos dice que estamos en guerra con el Diablo y los demonios! El señor Griffith acaba de cantar esa estrofa.

Al notar el triunfo, huye Satanás;
¡Pelead, Cristianos, victoria a alcanzar!
Tiembla el infierno ante alabanzas;
¡Alzad vuestras voces, fuerte himnos cantad!
Soldados Cristianos, a pelear marchar,
Yendo por delante la cruz del Señor.
   (Traducción libre de “Onward, Christian Soldiers”
      por Sabine Baring-Gould, 1834-1924).

¡Esa es la única estrofa en el único himno que nos dice que estamos en guerra con Satanás y sus demonios! ¡Y esa estrofa ha sido eliminada de todos los himnos modernos! La estrofa fue quitada en 1957. ¡Peor aún, el himno entero ha sido quitado de casi todos los himnarios modernos! Los Cristianos en el mundo Occidental ni siquiera saben que hay una batalla en curso. Estamos durmiendo. Los Sureños Bautistas pierden un cuarto de millón de personas cada año de sus iglesias. ¡Un millar de sus iglesias cierran sus puertas para siempre cada año! Las reuniones de oración se han convertido en estudios Bíblicos o se han eliminado por completo. Los servicios del Domingo por la noche se están cerrando en iglesias de todo el mundo Occidental. La tal llamada “predicación” se ha convertido en una seca exposición de la Biblia. La verdadera predicación evangelística está muerta. No conozco a ningún pastor que sepa cómo preparar un sermón evangelístico – ¡mucho menos cómo predicarlo! No oigo hablar de la predicación evangelística en ninguna de nuestras iglesias hoy. El Dr. Martyn Lloyd-Jones es considerado uno de los más grandes predicadores del siglo XX. Él dijo:

      Dios sabe que la Iglesia Cristiana ha estado en el desierto durante muchos años. Si lees la historia de la Iglesia antes de 1840, encontrarás que en muchos países solía haber avivamientos regulares...casi cada diez años más o menos. No ha sido así. Sólo ha habido un avivamiento importante desde 1859...Hemos pasado por uno de los períodos más estériles [sin vida] de la larga historia de la Iglesia...y todavía sigue... No creas [a nadie] que sugiere que estamos fuera de ello, no lo estamos. La Iglesia está en el desierto (traducción de Martyn Lloyd-Jones, M.D., Revival, Crossway Books, 1992 edition, p. 129).

¿Por qué están tan muertas nuestras iglesias? ¡Hemos intentado tener vida cantando coros por cuarenta minutos! Hemos tratado de activar las emociones de las personas. ¡Pero no ha ayudado! Nada de lo que se ha hecho nos ha ayudado – nada ha ayudado a los Bautistas o Carismáticos a experimentar un avivamiento enviado por Dios. Repito – ¡nada nos ha ayudado!

¿Cuál es la respuesta? ¡No sabemos con quién estamos luchando! ¡Ni siquiera sabemos que estamos en una pelea! Por favor, voltea a la página 1212 en la Biblia Anotada de Scofield. Es Efesios 6:11 y 12.

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11, 12).

La Nueva Biblia de las Américas traduce el versículo 12 así:

“Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo...”

El Dr. Charles Ryrie dijo: “Los enemigos del creyente son demonios anfitriones de Satanás, siempre reunidos para el combate mortal” (nota sobre Efesios 6:12). Esta es la batalla invisible – la batalla espiritual con Satanás. No tenemos poder porque no estamos dispuestos a luchar contra Satanás y sus demonios. ¡Ni siquiera sabemos que deberíamos estar luchando contra ellos! ¡Satanás nos ha puesto a dormir! Incluso esa estrofa en “Soldados Cristianos” está mal. Dice: “¡Tiembla el infierno ante alabanzas!” ¡No – no lo hacen! ¡Los demonios no temen las “alabanzas”! ¡Se ríen de las “alabanzas”! ¡Se ríen de los Bautistas que cantan coros! ¡Se ríen de los gritos Carismáticos! ¡Se ríen de nosotros por pensar que podemos asustarlos haciendo ruido tocando tambores!

No debemos pensar que tenemos una tarea fácil. Una de las mejores herramientas de Satanás es hacernos pensar que podemos tener la presencia de Dios en avivamiento fácilmente, “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne”. Somos llamados a luchar, a luchar contra los poderes demoníacos de la oscuridad.

¡No debemos pensar que es fácil pelear y luchar contra estos poderes! En primer lugar, vivimos en una cultura controlada por ellos. He notado muchas veces que el avivamiento llega mucho más a menudo en tierras paganas que en el mundo Occidental. Es porque nosotros en América y el Occidente vivimos en una cultura profundamente controlada por un poderoso demonio que nos mantiene en su poder. Debemos luchar contra los gobernantes de las tinieblas de este mundo. Como el Dr. Unger lo tradujo: “Contra los gobernantes mundiales de esta oscuridad”. El Dr. Ryrie dijo” “Los ángeles malvados buscan gobernar los asuntos de las naciones...La batalla entre los ángeles buenos y malos sobre el control de las naciones continúa” (traducción de Ryrie Study Bible, nota sobre Daniel 10:13). El Dr. Unger los llama “los gobernantes mundiales de esta oscuridad” (traducción de Biblical Demonology, Kregel, 1994, pág. 196). En Daniel 10:13, el demonio que gobernaba fue llamado “el príncipe del reino de Persia”. Hoy en día “el príncipe del Oeste”, controla a Estados Unidos y sus aliados en el mundo Occidental. Al demonio gobernante se le ha permitido tener poder para esclavizar a nuestra gente al materialismo. El demonio del materialismo controla a América y a sus aliados. El demonio del materialismo detiene nuestras oraciones, esclaviza a nuestra gente, y detiene el avivamiento. El Dr. Martyn Lloyd-Jones fue uno de los pocos grandes predicadores que entendió eso. Él dijo que este demonio ha cegado las mentes de los no Cristianos y ha destruido nuestras iglesias. Él dijo: “Toda idea de Dios prácticamente ha desaparecido...la creencia sobre Dios y la religión y la salvación [es] desechada y olvidada” (traducción de Revival, ibíd., P.13). Esto ha sucedido debido al trabajo del gran demonio del materialismo, el demonio que he llamado “el príncipe del Occidente

”.

Hay naciones en el Tercer Mundo donde el demonio dominante del materialismo no tiene el mismo poder que en nuestra cultura. Millones de jóvenes en China, en África, en Indochina, incluso en naciones Musulmanas – millones de jóvenes se están convirtiendo en Cristianos allí.

Pero en América y sus aliados los jóvenes por millones están dejando las iglesias. El encuestador George Barna nos dice que el 88% de los que son criados en la iglesia abandonan nuestras iglesias a la edad de 25 años, para “nunca volver”.

¿Cómo los controla el gran demonio del materialismo? Son controlados por la pornografía, que miran en el Internet por horas. Se burlan de la oración, pero son hipnotizados por las redes sociales durante horas y horas. Agarran sus teléfonos inteligentes en el momento en que se despiertan en la mañana. Revisan sus teléfonos inteligentes más de 150 veces al día, según un informe reciente. Son drogados en un letargo vago por la marihuana. Ellos son literalmente controlados, desde la mañana hasta la noche por aparatos que los conectan a los demonios materialistas. Pasan casi todos los momentos libres mirando sus teléfonos inteligentes. Los miran como los antiguos Israelitas contemplaban sus ídolos en el tiempo del profeta Oseas. ¡Yo digo que las redes sociales son el ídolo usado por Satanás para controlar las mentes y corazones de nuestros jóvenes hoy! ¡Y la gran mayoría de los predicadores piensan que es fresco y moderno! ¡Ni siquiera se dan cuenta de que están tratando con fuerzas demoníacas, como dijo el Dr. Lloyd-Jones! ¡No es de extrañar que nuestras iglesias sean tan mundanas y tan débiles!

Se puso tan mal en el tiempo del profeta Oseas que Dios le dijo: “[Israel] es dado a ídolos; déjalo” (Oseas 4:17). Esa nación fue abandonada por Dios. Los dejó solos, bajo el poder y el control de los demonios – ¡esclavizados por las fuerzas demoníacas!

Los traemos a la iglesia. Pero Dios no está aquí. Pueden sentir que Dios no está aquí. El profeta Oseas dijo que “andarán buscando a Jehová, y no le hallarán; se apartó de ellos” (Oseas 5:6). ¡Dios se ha ido! Ha abandonado a nuestras iglesias. Ha dejado nuestra iglesia. Él no se ha ido porque Él no existe. ¡Oh no! ¡Se ha ido porque existe! Por eso nos ha dejado solos. Él es completamente santo. Está enojado con nosotros. Por eso nos ha dejado solos. Por eso no tenemos Su presencia entre nosotros. Por eso el Espíritu Santo se ha ido. ¡Por eso no tenemos avivamiento! Los traemos a la iglesia. Les damos una fiesta de cumpleaños y una buena comida. Les mostramos una caricatura. ¡Pero eso es todo lo que tenemos para ellos! Nos sentimos como el amigo importuno que dijo: “No tengo que ponerle delante” (Lucas 11:6). ¡Su amigo vino pero no tenía nada que ponerle delante! Nada más que un poco de comida y una vieja caricatura. ¡No hay nada de Dios que ponerle delante! Y la parábola termina con estas palabras: “¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:13).

Pero no queremos volver a hacer lo que hicimos el año pasado. Nuestra pereza y sueño pesado prefieren tener una iglesia sin el Espíritu Santo. Sólo pasar por la rutina. ¿Para qué causar revuelo? ¿Para qué molestarnos? Durmamos en nuestra pesadez. No queremos volver al trabajo duro de la oración y ayuno para la presencia y el poder de Dios.

No tuvimos un solo avivamiento en nuestra iglesia durante cuarenta años. ¿Por qué? Prediqué muchas veces sobre avivamiento. Pero nunca tuvimos uno. Cada vez que enfatizábamos el avivamiento había una reacción terrible. La gente se enojaba. La gente se iba de la iglesia. Realmente teníamos miedo de enfatizar el avivamiento. ¡En vez de una bendición parecía una maldición! Fue en gran parte porque la mayoría de la gente en nuestra iglesia no era convertida. Los que querían avivamiento eran una pequeña minoría. Estábamos abrumados por aquellos que no eran convertidos. Pero poco a poco se fueron. La mayoría de nuestra gente fue convertida. Sentí que ya era hora de orar por avivamiento otra vez.

Ahora había suficientes verdaderos Cristianos que superaban a los que tenían conversiones falsas. Así que empezamos a orar por avivamiento. Había bastantes de nosotros que creíamos en Dios y Él nos contestó. Jesse Zacamitzin fue salvo. Minh Vu fue salvo. Danny Carlos fue salvo. Ayako Zabalaga fue salva. Timothy Chan fue salvo. Joseph Gong fue salvo. Julie Sivilay fue salva. Baiyang Zhang fue salva. Andrew Matsusaka fue salvo. Alicia Zacamitzin fue salva. Thomas Luong fue salvo. Tom Xia fue salvo. Erwinn Luu fue salvo. Jessica Yin fue salva. Robert Wang fue salvo. Susan Chu fue salva. Virgel Nickell fue salvo. 17 personas fueron salvas. Dr. Chan fue avivado. Juan Samuel Cagan se rindió a predicar el Evangelio. Aaron Yancy y Jack Ngann se convirtieron en candidatos a diáconos. Christine Nguyen y la señora Lee se convirtieron en guerreras de oración.

¡Pero tuvimos que luchar contra el Diablo y sus demonios casi todas las noches! El Dr. Cagan escribió esto en sus notas diarias del avivamiento. “Dr. Hymers dijo que mientras leía este diario notó dos cosas. Primero, cuando Dios el Espíritu Santo estaba presente, ocurrieron cosas grandes y poderosas. Segundo, cuando Dios no estaba presente, no sucedió nada”. Durante el avivamiento un hombre me atacó y dejó la iglesia con su familia. Y una joven dejó la iglesia. Ellos reaccionaron igual que las personas de la “puerta abierta”. Cosas como esta demuestran claramente la cara de Satanás que se opone a los avivamientos.

Jack Ngann escribió sobre el conflicto con Satanás en la oración. Jack estaba orando con Aaron Yancy. Él dijo: “Comenzamos a orar por la presencia de Dios. Cuando comencé mi segunda oración, empecé a sentirme mareado y al borde del desmayo. Había dificultad para construir oraciones y le dije a Aaron que yo era incapaz de continuar. Entonces Aarón comenzó a orar y también experimentó dificultades para orar. Sentimos que había un gran obstáculo demoníaco y comenzamos a orar de rodillas para que la presencia demoníaca desapareciera mientras clamaba la Sangre de Jesús. Terminé postrado en el suelo con la cara hacia abajo. Comenzamos a orar un tercer ciclo en esta posición y comenzamos a sentir que Dios había descendido a través de la oscuridad y la presencia demoníaca había sido levantada. Sabíamos que la reunión iba a ser crucial. Esto sucedió alrededor de las 4:00 PM.”

Esa noche, en el servicio de la noche, prediqué por qué las iglesias en América y Occidente no tienen avivamiento. El sermón incluyó el testimonio completo de John Cagan. Cuando di la invitación, el señor Nickell se acercó con lágrimas y admitió que estaba perdido. Doctor Cagan le aconsejó y él confió en Jesús y fue salvo. ¡Ahora sabemos por qué Aaron y Jack Ngann tuvieron tanta lucha con Satanás en oración dos horas antes!

El día de Año Nuevo prediqué un sermón titulado “Un Año de Infierno – Un Año de Avivamiento”. Yo dije que habíamos experimentado el verdadero Cristianismo del Nuevo Testamento – que es la guerra espiritual.

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12).

La batalla se gana sólo a través de la guerra real en oración.

El Martes, John Samuel y el Dr. Cagan viajarán a la India, donde John predicará en tres diferentes cruzadas evangelísticas. Les pido a todos en nuestra iglesia que vengan el Miércoles por la noche para una reunión de oración – no evangelismo. Pasaremos una hora orando pidiendo conversiones en las reuniones de John Cagan, y otra hora orando para que Dios descienda a nuestra iglesia en avivamiento. Les pido a todos ustedes que estén aquí para esta importante reunión de oración.

No he predicado el Evangelio esta noche. Pero lo predico todo el tiempo en cada servicio. Jesús murió por tus pecados en la Cruz. Él derramó Su Sangre santa para limpiarte de todo pecado. Él está vivo a la diestra de Dios orando por ti. Confía en Jesucristo Mismo y Él te salvará de tu pecado y del juicio de Dios. Si deseas hablar con nosotros acerca de confiar en Jesús, por favor ven y siéntate en las dos primeras filas.


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Dr. C. L. Cagan: Efesios 6:10-12.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Onward, Christian Soldiers” (por Sabine Baring-Gould, 1834-1924).