Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL EVANGELIO RETRATADO POR EL ARCA –
LOS DÍAS DE NOÉ – PARTE IX

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, Junio 18 del 2017

“Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto: y como que escondimos de él el rostro, fué menospreciado, y no lo estimamos.” (Isaiah 53:3).


Esto es lo que haces si no estás convertido. Escondes tu rostro de Jesús. Desprecias a Jesús. Tú no estimas a Jesús. Esta es la forma en que piensas en Jesús. Tú puedes decir este no es tú. Tú puedes decir que no piensas en Jesús de esta manera. Crees que amas a Jesús, pero te estás engañando a ti mismo. El profeta Jeremías dijo: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas…” (Jeremías 17: 9). Tú asumes que tu corazón esta correcto cuando le dice que tú amas a Jesús. Tú asumes que tu corazón es veraz, pero estás equivocado. Es engañoso “más que todas las cosas.” Nada es más engañoso que tu propio corazón. Está llena de duplicidad, ilusión y deshonestidad. Tu corazón es deshonesto “más que todas las cosas.”  No hay nada es más deshonesto que tu corazón.

Te confortas pensando que tu corazón no es más deshonesto que otros. Y tienes razón. De una manera eso es verdad. Pero tú no has considerado el hecho de que esto es verdad porque el corazón de cada uno está corrompido por el pecado original. Yo busqué otra razón durante tres cuartos de siglo. Pero estoy obligado a volver al pecado original, porque ninguna otra razón que conozco puede explicar por qué cada persona que he conocido se “esconde su rostro de Él” tal como Adán ocultó su rostro de Jesús pre-encarnado en el huerto de Edén.

“escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos” (Isaías 53: 3).

Tú no valoras a Jesús. No piensas que Jesús es importante.

Tú vives bajo la ilusión de que este versículo es falso - que realmente amas a Jesús, que realmente lo tienes en alto estimo. Pero en lugar de aceptar lo que tu corazón envenenado y retorcido por el pecado original y personal te dice, debes dudar la evaluación de tu corazón.

¿Tienes pensamientos interiores de la hermosura de Jesús? ¿Podría decir esto? Escucha y luego pregúntate si puedes decir esto con toda honestidad (sé honesto). ¿Podrías decir, “El Evangelio, que era tan aburrido y sin vida antes, es emocionante cuando oigo hablar de Jesús”? ¿Podrías decir honestamente eso? ¡Si no, esto demuestra que tú no estimas a Jesús como Emi Zabalaga lo hace!

¿O podrías tú decir esto? “Jesús fue crucificado por mí, cuando yo era su enemigo, y no me rendía a Él. Este pensamiento me rompió. Jesús dio su vida por mí, y por esto daré todo a él...Jesús es mi Libertador, mi Reposo y mi Salvador. Nunca puedo hacer mucho por Jesús. Servir a Jesús es mi gozo.” ¿Podrías decir esas palabras con honestidad, como dijo John Cagan? Si dudas, ¿no es porque sabes que tú mismo te escondes de Jesús, que no piensas muy bien de Jesús?

Otra manera de probar tu amor por Jesús es ser convicto del pecado. ¡Hasta que no se sienta pecador por rechazar a Jesús, nunca apreciará a Jesús! Jesús lo dijo,

“Y cuando él [Espíritu Santo] viniere redargüirá al mundo de pecado, y de justicia, y de juicio: De pecado ciertamente, por cuanto no creen en mí;” (Juan 16:8, 9).

Si tú no es convicto por el pecado por rechazar a Jesús, es una señal segura de que “no lo estimas.” El Dr. W. G. T. Shedd nos dijo: “El Espíritu Santo normalmente no regenera a un hombre hasta que es un hombre convicto.”  El sentido de la culpa prepara al hombre para ser liberado de él por el Señor.

No verás cuán valioso es Jesús hasta que
   Terminas con los juegos.
      Temes la muerte.
         Renuncias a ti mismo.
            Eres convicto por el pecado.

Alguien puede decir, “Esas son preparaciones muy duras.” ¡Pero ésa es la preparación que tú necesitas!

Jesús es el gran tema de toda la Biblia. Cuando Jesús se encontró a dos discípulos, les habló extensamente. Voltea a Lucas 24: 25-27. Está en la página 1069 en la Biblia de Estudio Scofield. Quédate de pie mientras lo leo:

“Entonces él les dijo: ¡­Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y de todos los profetas, declarábales en todas las Escrituras lo que de él decían.” (Lucas 24: 25-27).

Jesús pasó varias horas enseñando todo esto. El Antiguo Testamento es largo, 945 páginas en mi copia de la traducción de Reina Valera. Cuando Jesús llegó a los capítulos 6, 7 y 8 de Génesis, Él habría explicado cómo el Arca de Noé hablaba de Él. Al llegar a la narración de Noé, el Gran Diluvio y el arca, Él debió mostrarles “lo que de él decían.” (Lucas 24:27). Estos capítulos del Génesis son tan importantes que Él no podría haber pasado por encima de ellos sin un comentario.

De hecho, los capítulos sexto, séptimo y octavo de Génesis están llenos de tipos, ilustraciones y retratos de Jesús. Y desde que comenzó en las Escrituras de Moisés, el autor humano del Génesis, y explicó allí “todas las Escrituras lo que de él decían.” (Lucas 24:27), sin duda les dijo cómo el arca hablaba de él.

Sí, Jesús es el gran tema de toda la Biblia, y hay mucho que podemos aprender sobre Él estudiando el arca. He aquí varios puntos del Evangelio que Jesús sin duda tocó al exponerles “declarábales en todas las Escrituras lo que de él decían.” (Lucas 24:27).

I. Primero, el arca retrata a Jesús como no atractivo.

Como he dicho, el arca de Noé no era el hermoso y brillante barco de colores que los necios maestros a menudo muestran a los estudiantes de la Escuela Dominical hoy. ¡No! ¡No! El arca era una gigantesca caja negra hecha de madera. Estaba cubierta de brea negra, tanto por dentro como por fuera. Dios dijo:

“Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera” (Génesis 6:14).

El arca era una caja negra con un fondo plano. Tenía unos 500 pies de largo. Tenía unos 90 pies de ancho y 60 pies de alto. Fue construida simplemente para flotar, no para navegar. Era un arca negra y fea, tanto por dentro como por fuera. No había nada hermoso en ella. Este es un retrato de Jesucristo. La Biblia dice esto acerca de Jesús:

“No hay parecer en él, ni hermosura [majestad]; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres…y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos” (Isaías 53:2-3).

¿No es exactamente así como la mayoría de la gente veía el arca, cuando la vieron allí en el suelo, antes de que llegara el Diluvio? No tenía belleza ni majestad. No la deseaban. Y fue despreciada y rechazada de los hombres, como lo fue Jesús. Ocultaron sus rostros del arca, al igual que ocultaron sus rostros de Jesús. El arca fue despreciada y no la estimaron. Es por eso que se negaron a entrar en el arca, al igual que más tarde se negaron a entrar en Jesús.

“¿Cómo puede salvarnos este artefacto feo y negro?”, deben haber dicho. Y hoy la mayoría de la gente se niega a entrar en Jesús y ser salvo por la misma razón. Ellos piensan: “¿Por qué debemos renunciar a nuestra vida cotidiana, y nuestros deleites y placeres, para entrar en ese viejo y feo artefacto negro?” Mateo veinticuatro, treinta y siete y siguientes nos dice:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

Esto nos muestra que no querían dejar de comer y beber en grandes fiestas. Ellos no querían dejar de asistir a las lujosas y largas bodas que la gente estaba tan adicta en ese tiempo. Por qué, tendrían que renunciar a sus fiestas, sus “clubs” y el baile y la bebida – y la diversión – sólo para entrar en un viejo barco negro donde no había ninguna “diversión”, pensaron.

Pero estaban equivocados, por supuesto. El único lugar en el mundo donde había “gozo” y diversión durante el diluvio era el arca. Noé y su familia tenían gran compañerismo mientras trabajaban juntos para cuidar y alimentar a los animales durante el tiempo en que las aguas cubrían la tierra.

Dije el Domingo pasado que el arca era la única iglesia en todo el mundo durante el tiempo terrible del Diluvio. Noé y los siete miembros de su familia eran la única iglesia en la tierra en ese momento, y creo que tuvieron un tiempo maravilloso de compañerismo, adoración, y gozo piadoso en el arca.

Pero, ¿no es esa la manera en que la gente no convertida ve nuestra iglesia local hoy? Oigo a muchos padres perdidos decir, “¿Por qué esos jóvenes quieren estar en esa iglesia tanto? ¿Qué los atrae? No tienen alcohol, drogas, o fiestas salvajes en esa iglesia. No tienen sexo ilícito en esa iglesia. Pero parece que quieren estar allí todo el tiempo. ¿Qué hay en ese feo y viejo edificio de iglesia en el centro de la ciudad, que hace que mi hijo o hija quiera estar allí todo el tiempo?”

Bueno, puedes responder así a tu familia y amigos incrédulos: “La iglesia es nuestra arca. Nos salva del mundo quemado y solitario en el que vivíamos. Ahora vivimos en esta iglesia local Bautista. ¡Tenemos más diversión limpia y buena aquí en la iglesia de lo que nunca soñamos! ¿Por qué estar solo? ¡Ven al hogar – a la iglesia! En este feo, poco incómodo antiguo edificio de iglesia, hemos encontrado refugio de un mundo frío y solitario. ¿No vas a entrar y encontrar el gozo y la amistad, y la seguridad que hemos encontrado en la iglesia local, la casa del Dios vivo? Por favor, ven regularmente a esta arca, esta iglesia, donde descubrirás la misma paz y gozo que hemos encontrado”.

Sí, el arca era una cosa fea y negra, pero era un lugar de gozo, amistad y amor. ¡Ven al hogar! Entra con nosotros a esta despreciada y antigua arca de la iglesia local. ¡Serás salvo, y experimentarás una vida feliz con nosotros!

II. Segundo, el arca retrata la Sangre de Jesús.

Por favor voltea en tu Biblia a Génesis, capítulo seis, versículo catorce. Dios le dijo a Noé:

“Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera” (Génesis 6:14).

El comentarista conservador H. C. Leupold lo traduce: “Y embárralo con brea por dentro y por fuera” (Traducción de Exposition of Genesis, Baker, 1976, volumen 1, p.269).

El Doctor Leupold nos dice sobre los aposentos en el arca y la brea que los cubría.

La palabra para “aposentos” (qinnim) se utiliza también para “nidos”. En consecuencia, tales aposentos pueden satisfacer las necesidades de varias bestias...Esto no era una nave, sino una enorme caja flotante con dimensiones casi proporcionales a las de un barco. Este buque no estaba destinado a navegar. Fue diseñado para flotar. Se hizo impermeable por una capa generosa de “brea” por dentro y por fuera (kopher) (ibid., p. 270).

El Dr. Leupold continúa explicando que la palabra “kaphar” se deriva de “kopher” (ibid.).

“Kaphar” es la palabra Hebrea traducida como “expiación” en la Biblia. La forma verbal de “kaphar” se traduce como “expiación” setenta veces en el Antiguo Testamento.

Levítico 17:11 nos da el significado de esta palabra. Por favor, voltea allí en tu Biblia:

“Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona” (Levíticos 17:11).

Ambas veces la palabra “expiación” es una traducción de “kaphar”, que significa “cubrir”. La Sangre de Jesucristo “cubre” nuestros pecados. Se nos dice claramente en el Nuevo Testamento:

“Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos”
       
 (Romanos 4:7).

El arca estaba cubierta de brea para mantener fuera las aguas de juicio del Diluvio. Cuando entras en Jesús, estás cubierto por Su Sangre, y el juicio de Dios no te hará daño. Dios dijo a Noé: “Entra...en el arca” (Génesis 7:1). Cuando entró Noé, estaba rodeado de paredes cubiertas de brea. La brea es un tipo de la Sangre de Jesús. ¡Cuando entras en Jesús, estás literalmente rodeado por la Sangre de Jesús, y tus “pecados son cubiertos” (Romanos 4:7)!

“La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (I Juan 1:7).

Es por eso que Jesús murió en la cruz – para que Su Sangre pudiera lavar tus iniquidades y cubrir tus pecados

.

“Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos”
         (Romanos 4:7).

III. Tercero, el arca retrata la resurrección.

El arca es un tipo de resurrección. El arca descansaba en el monte Ararat el día que Jesús resucitaría de entre los muertos. Ahora quiero que note otra cosa. Escucha Génesis, capítulo ocho, verso dieciocho:

“Entonces salió Noé, y sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos con él.”
        (Génesis 8:18).

Esto representa la resurrección de Jesucristo de entre los muertos:

“Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos. Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor” (Mateo 28:1-6).

Así como Noé salió del arca, Jesús salió de la tumba en la mañana de Pascua. Dice: “Salió Noé, y sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos con él”. Esto representa a los Cristianos que son raptados, para encontrarse con Jesús en el aire (I Tesalonicenses 4:16-17). Noé saliendo del arca es una ilustración de Jesús saliendo de la tumba. Su familia saliendo del arca después de él es una ilustración de los Cristianos que son arrebatados.

Todo esto es simbólico y tipográfico. El Dr. John Warwick Montgomery dijo:

El acto de la liberación de Noé – por la gracia de Dios solo a través del agua y [el arca] – llevó a la iglesia primitiva irreversiblemente a ver todo el evento como un precursor tipológico de la salvación como se ofrece en el Nuevo Pacto. El arca misma fue concebida como un símbolo de la iglesia (sólo aquellos que buscan la gracia allí ofrecida pueden sobrevivir al diluvio de un mundo pecaminoso); La propia arquitectura de la iglesia estaba permanentemente estampada con esta imagen (por ejemplo, la “nave” del Latín “navis”, “barco”). En los primeros (dibujos) Cristianos – en las catacumbas, por ejemplo – se usaba el arca para simbolizar el lugar de entierro o ataúd, de donde Dios levantaría al creyente en el Día Postrero, así como Él liberó a Noé de las aguas mortales del Diluvio (traducción de John Warwick Montgomery, Ph.D., The Quest for Noah’s Ark, Bethany, 1972, p. 284).

En la primera mitad del siglo II, Justino Mártir dijo:

El justo Noé con la otra gente del Diluvio, su esposa, sus tres hijos y las mujeres de sus hijos, añadió el número ocho y dio el símbolo de ese día, octavo en número, pero primero en poder, sobre el cual Jesús se levantó de los muertos. Ahora Jesús, “el primogénito de toda criatura”, se ha convertido en un nuevo sentido en la cabeza de otra raza, de aquellos a quienes Él ha traído a un nuevo nacimiento por el agua, la fe y la madera que sostiene los misterios de la Cruz, como Noé fue salvado en la madera del Arca, flotando en las aguas con su familia (traducción de Justin Martyr, Dialogue with Trypho, cxxxvii, 1-2).

Como observaron los primeros Cristianos, todo el Evangelio se representa en el arca de Noé. (1) Era una arca fea, que no apelaba a los ojos ni a la mente. Por lo tanto, Jesús no atrae al hombre, y el evangelio parece absurdo. (2) El arca estaba cubierta con una gruesa capa de brea, por dentro y por fuera. Esto representa la Sangre de Jesús cubriendo al convertido, para que Dios no pueda ver sus pecados. (3) El arca descansó en el monte Ararat, y Noé salió vivo de ella. Es una ilustración de Jesús saliendo de la tumba, resucitado de entre los muertos, en la mañana de Pascua.

Una cosa más. El arca descansó en la cima de la montaña. Esta es una ilustración de Jesús ascendiendo al Monte Sión, la Ciudad de Dios, en el Tercer Cielo. Jesús está ahora en el Cielo, a la diestra de Dios. Ven a Jesús y serás salvo. Ven a Jesús y tus pecados serán cubiertos con la “brea” de Su Sangre. Ven a Jesús, y podrás ir al Cielo. Como Noé y su familia escaparon del Diluvio, tú escaparás del Infierno. ¡Tienes que entrar a Jesús, como Noé entró en el arca!


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Noah Song: Mateo 28:1-6.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Saved by the Blood” (por S. J. Henderson, siglo 19).


EL BOSQUEJO DE

EL EVANGELIO RETRATADO POR EL ARCA – LOS DÍAS DE NOÉ – PARTE IX

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto: y como que escondimos de él el rostro, fué menospreciado, y no lo estimamos.” (Isaiah 53:3).

(Lucas 24:24-27)

I.    Primero, el arca retrata a Jesús como no atractivo,
Génesis 6:14; Isaías 53:2-3; Mateo 24:37-39.

II.   Segundo, el arca retrata la Sangre de Jesús, Génesis 6:14;
Levíticos 17:11; Romanos 4:7; Génesis 7:1; I Juan 1:7.

III.  Tercero, el arca retrata la resurrección, Génesis 8:4, 18-19;
Mateo 28:1-6; I Tesalonicenses 4:16-17.