Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡ESTOS SON LOS POSTREROS DÍAS!

(SERMÓN #2 SOBRE PROFECÍA BÍBLICA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 7 de Mayo del 2017


Por favor abran sus Biblias en II Pedro, capítulo tres, versículo 3. Pongámonos de pie y leamos el texto en II Pedro 3:3 y 4.

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4).

Esta mañana voy a hablar sobre el tema, “¡Estos Son Los Postreros Días!” Hay muchas señales que demuestran que estamos viviendo en ese período de tiempo en este momento. ¡Estos son los postreros días!

Observa esa expresión en II Pedro 3:3, “en los postreros días vendrán”. Presta atención a las palabras “postreros días”. Encontrarás esa expresión y ese concepto muchas veces en la Biblia. El Apóstol Pablo dijo: “En los postreros días vendrán tiempos peligrosos” (II Timoteo 3:1). El Apóstol Santiago dijo: “Habéis acumulado tesoros para los días postreros” (Santiago 5:3).

La Biblia enseña que hay un momento en la historia conocido como los postreros días. Muchos eruditos de la Biblia dicen que estamos en ese período ahora. La Biblia advierte contra fechas específicas. Pero hay un período de tiempo conocido como “los postreros días”. Los “postreros días” no son sólo unos pocos días o semanas. El término “postreros días” se refiere a un período de tiempo antes del final. Todas las señales indican que estamos en ese período de tiempo en este momento. Hace unos años el evangelista Británico Leonard Ravenhill dijo: “Estos son los postreros días. La pregunta es, ¿cuánto tiempo durarán? (traducción de Leonard Ravenhill, America is Too Young to Die, Bethany House Publishers, 1979, p. 50). El Dr. M. R. DeHaan dijo, “Creemos que estamos viviendo en los mismos días del cumplimiento de esta profecía” (traducción de M. R. DeHaan, M.D., The Jew and Palestine in Prophecy, Zondervan Publishing House, 1978, p. 170).

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4).

La siguiente palabra en el texto es “burladores”. Estas personas se burlan de la idea de la Segunda Venida de Jesús y el fin del mundo. Se burlan y se ríen. Son cínicos e incrédulos. Ellos ridiculizan la idea misma de la Segunda Venida de Jesús. Rechazan cualquier conversación sobre el fin del mundo. Ellos lo llaman “pensamiento negativo” – y no piensan en ello.

¿Por qué se burlan y se ríen? Las próximas palabras nos dicen, “Andando según sus propias concupiscencias”. Ellos están viviendo en el egoísmo y el pecado. Es por eso que no quieren que Jesús venga. Jesús podría interferir con su manera pecaminosa de vivir. Estos burladores no examinan la evidencia. No quieren leer la Biblia. Ellos no quieren saber la verdad – porque son burladores, andando según sus propias concupiscencias.

“En los postreros días vendrán burladores…diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4).

En 1965 Barry McGuire cantó una canción que decía: “No crees que estamos en vísperas de la destrucción”. ¡Yo lo creí entonces, y lo sigo creyendo ahora! Hemos estado en los “postreros días”, incluso antes de la Guerra de Vietnam. Los “postreros días” empezaron con la Primera Guerra Mundial. La nación de Israel nació en 1948. Los Comunistas tomaron China en 1949. La Guerra Fría se intensificó hasta el mismo borde de un holocausto termonuclear en la década de 1950. El Presidente Kennedy fue asesinado en 1963. Después Malcolm X fue asesinado. Después el Dr. Martin Luther King. Después Bobby Kennedy. Después la música rock y las drogas arruinaron las mentes de toda una generación. Las cosas nunca han sido igual. Nuestra cultura se ha estado desmoronando desde entonces. Como dijo Leonard Ravenhill, “Estos son los postreros días. La pregunta es, ¿cuánto tiempo durarán?”

Los Discípulos querían saber cuándo el mundo se acabaría, cuando esta era terminaría. Le pidieron a Jesús que les diera una señal. Él les dio muchas señales, registradas en Mateo 24, y en el pasaje paralelo en Lucas 21. Mateo 24 da parte de la respuesta de Jesús; da muchas señales del fin. Y Lucas 21 da aún más señales. Esta mañana me concentraré en las señales que Jesús dio en Lucas 21. ¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24: 3). Jesús dio muchas respuestas a esa pregunta en el capítulo veintiuno de Lucas.

I. Primero, hay señales ecológicas.

Jesús dijo que

“habrá grandes terremotos…y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror…y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra” (Lucas 21:11, 25-26).

¡Piensa en ello! Jesús dijo que los corazones de los hombres desfallecerían cuando vieran lo que está pasando “en la tierra”. Él dijo que habrá terror, angustia y un gran temor a causa de lo que está pasando a este mundo,

“y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra” (Lucas 21:26).

Mira como se disuelve el Polo Norte, y los efectos del cambio climático. Es aterrador. Mira la contaminación. Es aterrador. Cuando te das cuenta de que la epidemia del SIDA está devastando África, sin un final a la vista – es aterrador. Cuando nos fijamos en el resurgimiento de la tuberculosis resistente a los antibióticos, y otras nuevas enfermedades “monstruosas”, como el Ébola, y las pandemias que no responden a alguna droga conocida – es aterrador.

No es de extrañar que muchos jóvenes estén preocupados por el futuro. Una encuesta reciente muestra que el 80 por ciento de los adolescentes de hoy no creen tener un buen futuro. Muestra que estos jóvenes a menudo se preocupan acerca de los problemas de la ecología, como el Polo Norte que se está derritiendo, ¡y los desastres que podría producir en todo el mundo!

Y los problemas alarmantes que vemos en la ecología se reportan cada día en los periódicos. Son señales de que el fin del mundo según lo conocemos y la Segunda Venida de Jesús están muy cerca.

II. Entonces, segundo, hay señales antisemíticas.

Muchas personas odian a los Judíos, y la nación de Israel. Jesús dijo:

“Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado [está cerca]” (Lucas 21:20).

El odio a los Judíos crecerá tan fuerte en los postreros días que los grandes ejércitos de los Gentiles vendrán contra Israel para destruir al pueblo Judío. Hitler trató de exterminar a los Judíos. Pero fracasó porque los Judíos son el pueblo escogido de Dios en la tierra. La Biblia dice:

“Son amados por causa de los padres” (Romanos 11:28).

Los Bautistas que creen en la Biblia apoyan firmemente a Israel. Debemos seguir apoyando al pueblo Judío y al Estado de Israel. Pero la Biblia enseña que el mundo incrédulo se volverá contra los Judíos en los postreros días. Dios dice:

“Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos” (Zacarías 12:3).

Eso está sucediendo ahora mismo. Es una señal de que estamos viviendo en los últimos días de esta era. El pueblo Cristiano debe seguir apoyando a Israel y a los Judíos incluso en la oscuridad creciente de los “postreros días”.

III. Y entonces, tercero, hay señales religiosas – señales de engaño con falsa religión.

Jesús dijo:

“Mirad que no seáis engañados; porque vendrán muchos en mi nombre…Mas no vayáis en pos de ellos” (Lucas 21:8).

De nuevo Jesús dijo:

“Porque se levantarán falsos…profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24).

Muchas de las cosas que se ven en la tal llamada televisión Cristiana son un engaño. Muchos programas evangélicos son engañosos y confusos. El Apóstol Pablo dijo:

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias” (II Timoteo 4:3).

IV. Cuarto, hay señales de persecución religiosa contra los Cristianos.

La persecución de los Cristianos está pasando en todo el mundo a un ritmo sin precedentes. Por ejemplo, los Cristianos verdaderos en China tienen que reunirse en secreto en “iglesias en casa”. Cientos de Cristianos Chinos han sido puestos en la cárcel por su fe, especialmente durante la Revolución Cultural. Informes de Yihadistas Musulmanes que aterrorizan y asesinan Cristianos aparecen todos los días en nuestros periódicos. Jesús predijo la persecución de los Cristianos en todo el mundo que está pasando hoy en día. Jesús dijo:

“Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán…a las cárceles” (Lucas 21:12).

Luego Jesús dijo que los padres y parientes no convertidos perseguirán a sus propios hijos que se convierten en verdaderos Cristianos. Eso suele ocurrir cuando un joven Musulmán se convierte al Cristianismo. Pero hemos visto que esto sucede vez tras vez aquí en Los Estados Unidos. Jesús dijo:

“Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos…y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre” (Lucas 21:16-17).

¡Cuenta el costo! ¡A alguien no le va a gustar si te conviertes en un verdadero Cristiano! ¡Alguien va a estar en contra de ti! ¡Te costará algo al convertirte en un verdadero Cristiano en estos días oscuros! Esa es una de las señales que estamos viviendo en los postreros días.

Hay dos cosas que tienes que hacer para estar preparado:

(1)  Primero, regresa a la iglesia. Nada que podamos hacer te ayudará si no regresas.

(2)  Segundo, ven a Jesús. Él murió en la Cruz para pagar la pena por tus pecados. Él resucitó literalmente y físicamente de los muertos. Él está vivo a la diestra de Dios ahora mismo. Él está allí ahora. Confía en Él y Él te limpiará de todo pecado con Su propia Sangre, la cual Él derramó en la Cruz.

V. Quinto, está la señal de iglesias sin amor Cristiano.

Los Discípulos le preguntaron a Jesús:

“¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? Mateo 24:3).

Una de las señales que Jesús dio en Mateo 24 fue esta – ¡la mayoría de las iglesias en los postreros días no tienen amor verdadero uno por el otro o por los perdidos! Es Cristiandad sin compasión, sin amistad, sin amor. Cuando ellos le pidieron una señal de Su venida y del fin del siglo, Jesús les dijo:

“Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).

Muchas iglesias hoy son muy frías hacia los que las visitan. Es bien difícil hallar a una persona realmente amigable cuando visitas una de sus iglesias. ¡Que Dios nos ayude! ¡Sin el poder del Espíritu de Dios nuestra propia iglesia no será amigable ni amorosa igual que ellas!

“El amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).

¡Que Dios guarde a nuestra iglesia de ser hundida bajo la Cristiandad sin amor en “los postreros días”! Todo visitante debe ser tratado como príncipe o princesa, y todo el que viene por varios meses debe ser tratado como rey o reina, y todos nosotros debemos laborar en oración para que Dios haga de nuestra iglesia un lugar lleno del amor de Dios por los pecadores. Si no oramos duro algún día se podría decir de nuestra iglesia:

“Tienes nombre de que vives, y estás muerto” (Apocalipsis 3:1).

Estos son días difíciles y aterradores para aquellos que no tienen esperanza. Nosotros oramos que tú vengas a Jesús y seas perdonado del pecado por Su muerte en tu lugar en la Cruz. ¡Nosotros oramos que tú halles la paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo! ¡Oramos para que confíes en Jesús y tengas todos tus pecados lavados por la Sangre que Él derramó sobre la Cruz! Nosotros oramos que tú regreses a nuestra iglesia el próximo fin de semana para experimentar el amor de Jesús en nuestra iglesia. Amén.


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Noah Song: II Pedro 3:3-9.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“The Eve of Destruction” (por Barry McGuire, 1965)/
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1902-1972).


EL BOSQUEJO DE

¡ESTOS SON LOS POSTREROS DÍAS!

(SERMÓN #2 SOBRE PROFECÍA BÍBLICA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?”
     (II Pedro 3:3-4).

(II Timoteo 3:1; Santiago 5:3; Mateo 24:3)

¡Están equivocados porque muchas señales muestran que el final está cerca!

I.    Primero, señales ecológicas, Lucas 21:11, 25-26.

II.   Segundo, señales antisemíticas 21:20; Romanos 11:28; Zacarías 12:3.

III.  Tercero, señales de falsa religión, Lucas 21:8; Mateo 24:24;
II Timoteo 4:3.

IV.  Cuarto, señales de persecución contra Cristianos, Lucas 21:12, 16-17.

V.   Quinto, la señal de iglesias sin amor Cristiano; Mateo 24:3, 12;
Apocalipsis 3:1.