Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA APOSTASÍA – 2017 - PARTE I

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 23 de Abril del 2017

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía” (II Tesalonicenses 2:3).


En los días de Noé, antes del Diluvio, tenemos una idea clara de la apostasía. Y Jesús dijo que la apostasía de los últimos días sería así como en los días de Noé. “Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37). Y esta noche quiero que nos enfoquemos en un versículo de la Biblia que predice la apostasía de hoy muy claramente.

Los Cristianos en Tesalónica estaban confundidos y asustados. Los falsos maestros les habían enseñado que el Día de Jesús ya había venido y, por lo tanto, estaban viviendo en la Tribulación. Pero el Apóstol Pablo les dijo que no era posible. Dos cosas tienen que ocurrir antes de que comience el período de la Tribulación. La Tribulación es el período de siete años al final de esta era. Durante la segunda mitad del período de la Tribulación el Anticristo gobernará el mundo como su dictador supremo. Entonces, hacia el final de los siete años de Tribulación Dios derramará siete copas de ira sobre este mundo que rechaza a Jesús. El “día de Jesús” y el “día del Señor” básicamente se refieren vagamente a la imagen global de la Tribulación a través de la Segunda Venida, y Jesús estableciendo Su Reino. A los Cristianos de Tesalónica se les había dicho falsamente que ya estaban viviendo en ese futuro tiempo de juicio. Y en este versículo, el Apóstol les dijo que no tuvieran miedo porque dos eventos tendrían que ocurrir antes de que comience la Tribulación.


1. Primero, “no vendrá sin que antes venga la apostasía” [así que la “apostasía” comienza antes de la Tribulación].

2. Segundo, y “se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” [este es el nombre que el Apóstol le da al último dictador del mundo, el Anticristo. Él es revelado al principio de la Tribulación].


La mayoría de los maestros de la profecía se hunden en los eventos de la Tribulación. Pero yo siempre me he rehusado a hacer eso. Menciono esos eventos de vez en cuando, pero estoy mucho más interesado en lo que sucede antes de que comience la Tribulación – ¡porque ese es el tiempo que estamos viviendo en la actualidad! Así, ahora estamos viviendo en “la apostasía”.

Nunca he sido capaz de entender cómo los hombres pueden enseñar profecía Bíblica sin aplicarla a las personas. Yo pienso que ese tipo de enseñanza atrae a aquellos “que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros” (II Timoteo 4:3).

Esta noche hablaré por unos minutos sobre esa “apostasía”, de la cual se habla en nuestro texto. Oprime aquí para leer mi detallada discusión histórica y teológica sobre las raíces de la apostasía de hoy.

I. Primero, la revelación de la apostasía.

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía” (II Tesalonicenses 2:3).

La Reina Valera traduce literalmente las palabras de la Biblia en Inglés: “estar lejos” como “la apostasía”. Primero, la palabra “apostasía” viene de la palabra Griega “apostasia”. La palabra Griega significa “estar lejos de”. Se refiere a alejarse de las verdades de la Biblia. El Dr. W. A. Criswell dijo: “Antes del ‘Día del Señor’ se producirá un marcado alejamiento de los creyentes profesantes. El uso del artículo [la] indica que Pablo tiene en mente una apostasía específica” (traducción de The Criswell Study Bible, nota sobre II Tesalonicenses 2:3). Las palabras Griegas son “hē apostasia” – la apostasía – ninguna como esa antes, ninguna como esa después – la apostasía. El Dr. Charles C. Ryrie dijo acerca de nuestro texto: “La apostasía. Una agresiva y climática rebelión contra Dios que preparará el camino para que aparezca el hombre de pecado, [el] gran Anticristo” (traducción de The Ryrie Study Bible, nota sobre II Tesalonicenses 2:3).

¿Cómo nos afecta este texto hoy en día? ¡La respuesta es simple – nos afecta en gran medida, porque estamos ahora, en este preciso momento, viviendo en la apostasía de los últimos tiempos, que él [texto] predice! Sé que la apostasía se pondrá peor – mucho peor. Pero ha empezado. El Dr. John F. Walvoord dijo que las señales en Mateo 24:4-14 “también se cumplen en la época actual...visible ahora, pero se cumplirá con más detalle gráfico en la Gran Tribulación” (traducción de John F. Walvoord, Th.D., Major Bible Prophecies, Zondervan Publishing House, 1991, p. 254). Ese es mi punto de vista de la apostasía. Se inició en la época actual. Es “visible ahora, pero se cumplirá con más detalle gráfico en la Gran Tribulación”.

No tienes que tener un doctorado en religión para ver que las iglesias están en serios problemas hoy. Todas las denominaciones históricas han disminuido en número hasta que hoy en día son sólo una sombra de lo que solían ser. ¡Hasta la Convención Sureña Bautista que una vez fue creciente está perdiendo 1,000 iglesias cada año! Así es – 1,000 iglesias Sureñas Bautistas cierran sus puertas para siempre cada año. Y, desde 2006, el número de sus bautismos ha disminuido todos los años. Los Sureños Bautistas perdieron “más de 200,000 miembros” el año pasado (traducción de Noticias Bautistas). Y donde quiera que miremos vemos miembros de la iglesia desanimados y temerosos. No sé de una sola iglesia que esté creciendo por conversiones excepto nosotros. Puede que haya una – ¡pero no sé dónde está! Lo más que pueden hacer es “robar” a alguien de otra iglesia. Nuestras iglesias se están deslizando rápidamente hacia una apostasía cada vez más profunda. No siempre estoy de acuerdo con Lewis Sperry Chafer, pero creo que esta declaración de él es exactamente correcta:

     Estas escrituras [en relación con la apostasía] muestran al hombre apartándose de la fe (I Timoteo 4:1-2). Habrá una manifestación de características que pertenecen a los hombres no regenerados, a pesar de que se encuentra bajo la profesión de “apariencia de piedad” (cf. II Timoteo 3:1-5). La indicación es que, después de haber negado el poder de la sangre de Jesús...los líderes de estas formas de justicia serán hombres no regenerados de quienes nada más espiritual que esto podría continuar [en] los últimos días de la iglesia (traducción de Lewis Sperry Chafer, D.D., Systematic Theology, vol. IV, Dallas Seminary Press, p. 375).

¡Sí! Incluso algunas de nuestras mejores iglesias son pastoreadas por hombres que son tan apóstatas que han “negado el poder de la sangre de Jesús”. Hay una cantidad de pastores muy conservadores que niegan Hebreos 12:24, que dice que “la sangre rociada” está en “Jerusalén la celestial” como la Biblia enseña tan claramente aquí. Muchos hombres siguen a estos maestros, como John MacArthur, quien dice que la Sangre de Jesús es solo una “metonimia”, otra palabra para Su muerte. Pero el Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo:

La prueba definitiva de que si un hombre verdaderamente predica el evangelio o no, es de notar el énfasis que coloca en “la sangre”. No es suficiente hablar de la cruz y de la muerte; la prueba es “la sangre” (D. Martyn Lloyd-Jones, MD, God’s Way of Reconciliation (Efesios 2), The Banner of Truth Trust, 1981, p. 331).

El día de hoy hay gran apostasía de lo que la Biblia enseña sobre la expiación de Sangre literal. Los predicadores pueden decir que lo creen, pero yo no sé de ningún predicador reconocido que esté proclamando la Sangre de Jesús como Spurgeon y el Dr. Lloyd-Jones lo hicieron. ¡Ayúdanos, Dios! ¡Estamos en la apostasía ahora mismo!

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía” – hē apostasia – la apostasía (II Tesalonicenses 2:3).

¡Esa es la revelación de la apostasía! ¡Ponte de pie y canta el coro!

De Su venida señales hay;
   La aurora pronto ha de llegar.
Vela que el tiempo cerca está;
   ¡No cierres los ojos hoy!
(Traducción libre de “What If It Were Today?”
      por Lelia N. Morris, 1862-1929; alterada por Dr. Hymers).

II. Segundo, la razón por la apostasía.

La Biblia dice:

“Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

El versículo dice, “el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Sí, sé que ésta es una descripción de la furia de Satanás en la Tribulación misma. Pero mi pastor de largo tiempo en la iglesia China, el Dr. Timothy Lin, vio otra cosa aquí. Él dijo: “Satanás sabe más de la profecía que muchos Cristianos”. Él dijo que el Diablo sabe ahora mismo que solo le queda un tiempo corto antes de que sea atado por mil años en el “abismo” (Apocalipsis 20:1-2). John Phillips escribió:

Ahora Satanás es como un león enjaulado, indeciblemente enfurecido… ahogado con furia (buscando) por maneras de soplar su odio y amargura contra la humanidad (traducción de Exploring Revelation, Loizeaux, 1991, p. 160).

Satanás no puede tocar a Dios en el Cielo, así que ruge y ataca al hombre, la mayor creación de Dios. El Apóstol Pedro dijo:

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (I Pedro 5:8).

John Cagan predicó un poderoso sermón sobre la soledad esta mañana. El Diablo usa la soledad para destruir a muchos jóvenes hoy. John Cagan dijo:

El mundo te ha enseñado a medicar esta soledad con entretenimiento. Tú consciente o inconscientemente te mantienes distraído. Los juegos de video son tu morfina. Las películas son tus vendajes. El esfuerzo para introducir la risa y el gozo en tu vida es tu obsesión. Te has convertido en un adicto al gozo. Estás vagando de dosis a dosis de gozo. Haces esto para experimentar la oscuridad del sentimiento que se esconde en cada momento de quietud. El mundo no quiere que te des cuenta de lo que te ha hecho. El mundo te ha usado y seguirá usándote, hasta que te haya usado del todo. El mundo no tiene nada que ofrecerte. Tu vida es desesperadamente solitaria en este mundo. Te dices que esto no durará para siempre. Algún día, va a cambiar. Algún día, alguien te encontrará. Alguna hermosa muchacha o un muchacho guapo te encontrarán. Algún grupo perfecto de amigos te aceptará. Te dices, que esto no es para siempre. Pero durará para siempre, y mientras tanto, tú estás solo.

“¡Ay del solo!” (Eclesiastés 4:10).

Nadie podría soportar vivir de esta manera, y tampoco tú. Por lo tanto, todo en tu vida está diseñado como un cohete, para despegar y escapar de este mundo terrible que es la vida que se vive solo. La sociedad a tu alrededor te anima a tratar de escapar de tu realidad actual. El mundo te dice que tal vez si pudieras ganar bastante dinero, podrías escapar. Tal vez si pudieras comprar una casa grande, y un auto rápido, la gente con la que quieres estar, finalmente querría estar contigo. Quizás si estudiaras lo suficiente y trabajaras lo suficiente, tus padres te aceptarían. Tal vez si hicieras ejercicio y trabajaras lo suficiente, ese joven o esa joven te mirarían. Tal vez si usaras ropa más bonita, la gente miraría en tu dirección. Pero mientras tanto, tú estás solo.

Pero el mundo está haciendo promesas vacías. Estás persiguiendo algo que sabes que nunca atraparás, pero estás desesperadamente tratando de hacerte ir más rápido. No quieres ser quien eres. No quieres ser como eres. No quieres ser lo que el mundo te ha dejado que seas: alguien que está afuera, un recurso, una batería para ser usada y luego tirada. Quieres que sea diferente. Por eso compras cosas. Es por eso que haces cosas. Es por eso que trabajas, estudias y juegas. Estás tratando de ganar una vida que es lo suficientemente buena como para que otros quieran estar en ella. Pero mientras tanto, tú estás solo.

“¡Ay del solo!” (Eclesiastés 4:10).

(John Samuel Cagan, “¡Mientras Tanto, Tú Estás Solo!” Predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles, Domingo por la Mañana, 23 de Abril del 2017).

Muchos jóvenes solitarios están confundidos – y algunos incluso llegan a ser poseídos del demonio – ¡por ver películas violentas y mirando juegos de video violentos! ¡Jóvenes, dejen de ir a esas películas, y tiren esos juegos de video! ¡No seas endemoniado! ¡Ni siquiera permitas ser influenciado por demonios! ¡Saca toda esa basura de tu vida! ¡Punto y aparte! Hemos tenido jóvenes que vinieron a nuestra iglesia y que no parecían experimentar la conversión, a pesar de que yo lo predico todos los Domingos. A menudo están bajo el poder de Satanás a través de horas de juegos de video. Los juegos de video son el equivalente moderno de los ídolos. Y el Apóstol Juan dijo: “Hijitos, guardaos de los ídolos” (I Juan 5:21). ¡Si quieres ser convertido tienes que deshacerte de esos juegos de video! ¡No dejes que los juegos de video nublen tu mente y eviten que confíes en Jesús y seas salvo!

Y una cosa más. ¡No te olvides de que el Diablo va a la iglesia! ¡Sí, Satanás va a la iglesia todos los Domingos! ¡Y él y sus demonios asistentes han arruinado las iglesias en los últimos doscientos años! ¡Pude sentir mi piel erizarse y se me paró el pelo – cuando leí el relato de la tal llamada conversión de Charles G. Finney (1792-1875), y su supuesto llenar del Espíritu! Me siento seguro de que Finney se endemonió, o fue poseído del demonio, cuando esos eventos tomaron lugar. Un amigo mío, con un doctorado en teología, me dijo: “Hay cierta oscuridad en Finney. Era un hombre atormentado”. Luego me dijo: “¿has visto alguna vez la fotografía de sus ojos? Parecía un hombre salvaje”. ¡Yo personalmente pienso que él estaba poseído del demonio!

Y Finney es el hombre que volteó toda su furia contra la conversión Protestante, y llevó casi a todos los pastores en Los Estados Unidos (y a miles por todo el mundo) a dejar la manera antigua de la conversión, y cambiarla al “Decisionismo” (Oprime aquí para leer una definición sobre ello en Inglès) – trayendo literalmente a millones de personas perdidas a nuestras iglesias evangélicas. El último libro del Dr. Francis Schaeffer se titula [El Gran Desastre Evangélico] The Great Evangelical Disaster. ¿Por qué es el evangelicalismo un desastre? Porque nuestros predicadores abrazaron la doctrinas demoníacas del “Decisionismo” y se apartaron de la conversión clásica predicada por Jonathan Edwards, George Whitefield y C. H. Spurgeon. ¡Dios ayúdanos! ¡Millones de perdidos entraron a nuestras iglesias inconversos – y las arruinaron! La doctrina demoníaca de “Decisionismo” de Finney destruyó a los Congregacionales, luego a los Metodistas, luego a los Presbiterianos, luego a los Bautistas del Norte. ¡Y ahora el “Decisionismo” de Finney está destruyendo a los Sureños Bautistas y a los Bautistas Independientes Fundamentales, llenando sus iglesias de gente que no es convertida – las cuales son tan inestables que quebrantan las iglesias, o se quedan y las contaminan, y así las destruyen!

El “Darwinismo” y el “Decisionismo” son dos de los picos de la horquilla del Diablo. ¡Y con esa horquilla el Diablo está destruyendo el Cristianismo en el mundo Occidental!

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía” – hē apostasia – la apostasía (II Tesalonicenses 2:3).

“De Su Venida Señales Hay” – ¡cántala!

De Su venida señales hay;
   La aurora pronto ha de llegar.
Vela que el tiempo cerca está;
   No cierres los ojos hoy

Hemos visto la revelación de la apostasía. Hemos visto la razón por la apostasía. Pero solo puedo tocar los dos últimos puntos – el resultado y el remedio de la Apostasía. Para ver más sobre el Decisionismo, lee [El Evangelicalismo Antiguo] The Old Evangelicalism de Iain H. Murray (Banner of Truth, 2005).

III. Tercero, el resultado de la apostasía.

El resultado es claro. Muy pocos miembros de iglesias son salvos hoy día. ¡Hacen que niños de 3 y 4 años de edad digan las palabras de una tal llamada “oración de pecador” y luego los bautizan! ¡Horrible! ¡No es mejor que el Catolicismo medieval! ¡Aún peor! Al menos aquellos sacerdotes no les daban seguridad falsa de “la seguridad eterna”. ¡Es absolutamente venenoso y Satánico bautizar a niños o adultos simplemente porque dijeron una “oración del pecador”! ¡Dios, ayúdanos! ¡En muchos lugares el “Decisionismo” ha vuelto a un Bautista renacido tan raro como un albino en el corazón de África! He aquí una descripción del Bautista o evangélico promedio:

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3:17).

“Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca” (Apocalipsis 3:16).

¡Ese es el resultado de la apostasía, traída por el “Decisionismo”!

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía” – hē apostasia – ¡la apostasía! (II Tesalonicenses 2:3).

¡Canta el coro de nuevo!

De Su venida señales hay;
   La aurora pronto ha de llegar.
Vela que el tiempo cerca está;
   No cierres los ojos hoy

IV. Cuarto, el remedio para la apostasía.

¿Cómo se cura la Apostasía? ¿Cuál es el remedio? ¿Cuál es la respuesta? ¡La cura, el remedio, la respuesta – es el Señor Jesucristo! ¡Jesús es la cura para la Apostasía! ¡Jesús es el remedio para la Apostasía! Y sí, ¡Jesús es la respuesta para la Apostasía! El Apóstol Pablo lo sabía. Y esa es la razón por la que dijo:

“Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (I Corintios 2:2).

Jesús nos salva del pecado. Jesús nos salva del Infierno. ¡Jesús nos salva de la Apostasía! ¡Sal fuera de la cultura de muerte de Estados Unidos, y sus iglesias que mueren! Sal de ellas – y ven entra – del todo – a Jesús. ¡Jesucristo jamás te decepcionará!

Mi esperanza siempre está
   En la Sangre y justicia de Jesús;
En nada más yo confiaré,
   Mas en su nombre me apoyaré.
Jesús cuan fuerte roca es,
   Toda otra tierra se hundirá,
Toda otra tierra se hundirá.
      (Traducción libre de “The Solid Rock” por Edward Mote, 1797-1874)

¡Esta noche, te digo, no hay ningún lugar seguro en este mundo aparte de Jesús! ¡Ven a Él, y Él te salvará! Amén.


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Noah Song: II Tesalonicenses 2:1-9.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“What If It Were Today?” (por Leila N. Morris, 1862-1929; alterada por el Pastor).


EL BOSQUEJO DE

LA APOSTASÍA - 2017- PARTE I

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía” (II Tesalonicenses 2:3).

(Mateo 24:37; II Timoteo 4:3)

I.   Primero, la revelación de la apostasía, Hebreos 12:24.

II.  Segundo, la razón por la apostasía, Apocalipsis 12:12; 20:1-2;
I Pedro 5:8; Eclesiastés 4:10; I Juan 5:21.

III. Tercero, el resultado de la apostasía, Apocalipsis 3:17, 16.

IV. Cuarto, el remedio para la apostasía, I Corintios 2:2.