Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LAS ENSEÑANZAS DE DR. LIN SOBRE LA ORACIÓN
Y LAS REUNIONES DE ORACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 29 de Mayo, 2016

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).


La mayoría de los comentarios no tratan con este verso correctamente. Por ejemplo, un famoso comentario dice: “La condición general en toda la tierra será una de incredulidad”. Pero esto no es de lo que Jesús está hablando en este pasaje. Él no está hablando de la apostasía general de los últimos tiempos aquí, ni cuestiona si habrá verdaderos Cristianos cuando Él regrese. De hecho, Jesús dijo todo lo contrario a Pedro:

“Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18).

Pónganse de pie y canten “¡Tronos y coronas pueden perecer!” Es la número 4 en tu cancionero, estrofa cuatro.

Tronos y coronas pueden perecer,
   De Jesús la iglesia constante ha de ser;
Nada en contra suya prevalecerá;
   Porque la promesa nunca faltará.
Soldados Cristianos, a pelear marchar,
   Yendo por delante la cruz del Señor.
(Traducción libre de “Onward, Christian Soldiers”
   por Sabine Baring-Gould, 1834-1924).

Pueden sentarse.

Mateo 16:18 nos muestra que, no importa qué tan profunda y terrible sea la Gran Apostasía, todavía habrá muchos Cristianos con fe salvadora cuando Él regrese. Muchos Cristianos verdaderos serán raptados, sobre todo en China y otras partes del Tercer Mundo, donde hay verdadero avivamiento hoy.

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (I Tesalonicenses 4:16-17).

Aun en la Gran Tribulación grandes multitudes de personas serán salvas.

“Una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones” (Apocalipsis 7:9).

“Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero” (Apocalipsis 7:14).

Por lo tanto, Jesús no estaba hablando de la ausencia de la fe salvadora en Su venida, cuando dijo:

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

Mi pastor de mucho tiempo, el Dr. Timothy Lin (1911-2009), tuvo un gran entendimiento de la Biblia. Tenía un doctorado en el Lenguaje Hebreo y Cognado. En la década de 1950, en la Universidad Bob Jones, fue profesor de Teología Sistemática, Teología Bíblica, Hebreo del Antiguo Testamento, Arameo Bíblico, Árabe Clásico, y Peshitta Siríaca. Después fue el presidente del Seminario Evangélico de China, reemplazando al Dr. James Hudson Taylor III.

El Dr. Lin dio la verdadera interpretación de nuestro texto:

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

I. Primero, la importancia de orar en fe.

El Dr. Timothy Lin fue un gran erudito de la Biblia que enseñó Hebreo Bíblico, teología sistemática y otros temas en varios seminarios de América, y fue el presidente del Seminario Evangélico de China, en Taiwán. También fue uno de los traductores del Antiguo Testamento de la Biblia de las Américas (BLA). El Dr. Lin fue mi pastor durante muchos años. Puedo decir, sin lugar a dudas, que el Dr. Lin fue el pastor más eficaz que he conocido. Cuando yo era miembro de su iglesia vi a Dios mandar un avivamiento en el que cientos de personas fueron salvas y entraron en la iglesia. El Dr. Lin dijo:

La palabra “fe” ha sido ampliamente utilizada en la Biblia. Su significado exacto sólo puede definirse después de un examen cuidadoso de su contexto. El texto antes de este verso es la parábola, que muestra que debemos orar en todo momento, y no desmayar [Lucas 18:1-8a], mientras que el texto siguiente [Lucas 18: 9-14] es la parábola de las oraciones de un fariseo y un recogedor de impuestos. Por lo tanto, el contexto de este verso [Lucas 18:8] indica claramente que la palabra “fe” aquí se refiere a la fe en la oración. Y la declaración de nuestro Señor es un lamento que Su Iglesia perderá la fe en la oración en la víspera de Su segunda venida (traducción de Timothy Lin, Ph.D., The Secret of Church Growth, First Chinese Baptist Church of Los Angeles, 1992, pp. 94-95).

Por lo tanto podemos comentar el texto diciendo:

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe [en la oración perseverante] en la tierra?” (Lucas 18:8).

Dr. Lin continuó diciendo:

Las reuniones de oración de muchas iglesias hoy en día están desiertas [o se han convertido en estudios Bíblicos a media semana, con sólo una oración o dos]. Encontrando un estado tan triste, un buen número de iglesias ignoran totalmente este importante aviso y en su indulgencia para la auto-gratificación, [a menudo] cancelan sus reuniones de oración por completo. ¡Es verdaderamente [una] señal de que la segunda venida del Señor está cerca! Hoy en día, muchos [miembros de la iglesia] adoran la televisión más que a su Señor...¡Esto en verdad es triste!...Las iglesias de los últimos días muestran...extrema apatía [falta de interés] hacia las reuniones de oración (Timothy Lin, Ph.D., ibid., p. 95).

Por lo tanto Lucas 18:8 es una señal de falta de oración en las iglesias antes de que comience la Tribulación, una señal del tiempo en el que estamos viviendo, una señal de falta de oración, no una completa falta de fe salvadora.

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe [en la oración perseverante] en la tierra?” (Lucas 18:8).

Canta “Enséñame a Orar”.

Enséñame, Señor, a orar;
   Es mi anhelo contigo estar;
Quiero cumplir yo Tu voluntad;
   Enséñame, Señor, a orar.
(Traducción libre de “Teach Me to Pray”
   por Albert S. Reitz, 1879-1966).

II. Segundo, la importancia de reuniones de oración.

El Dr. Lin también señaló que la oración individual por sí sola no tiene la autoridad y el poder de la oración combinada, en las reuniones de oración. Él dijo:

La gente suele decir que no hay diferencia si oras de forma individual o con un grupo, ni importa si oras solo en casa o en conjunto con los hermanos y hermanas en la iglesia. ¡Tal afirmación no es más que un consuelo propio de los perezosos, o una explicación plausible de un ignorante del poder de la oración! Mira lo que dice el Señor acerca de este aspecto de la oración:

“Otra vez os digo, que si dos de vosotros [en la iglesia] se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:19-20).

      Nuestro Señor nos ha recordado con énfasis que la utilización de esta autoridad divina nunca puede lograrse por el esfuerzo de un individuo, sino sólo a través del esfuerzo ejecutado en conjunto [por] toda la iglesia. En otras palabras, sólo cuando...toda la iglesia [ora] unánimes... la iglesia puede entonces efectivamente [tener] tal autoridad divina.
      La iglesia de los últimos días, sin embargo, no puede ver la realidad de esta verdad, ni recuerda el procedimiento adecuado para [obtener] el poder de Dios. ¡Qué gran pérdida! [La iglesia] tiene la autoridad divina del cielo, pero no el conocimiento de su administración, sin embargo, ella quiere obligar a la obra de Satanás, a soltar a los oprimidos, y experimentar aún más la realidad de la presencia de Dios. ¡Eso no se puede hacer! (Timothy Lin, Ph.D., ibid., pp. 92-93).

Por lo tanto, el Dr. Lin enseñó la importancia absoluta de fe en la oración, y la importancia absoluta de las reuniones de oración de la iglesia. Pónganse de pie y canten “Enséñame a Orar”.

Enséñame, Señor, a orar;
   Es mi anhelo contigo estar;
Quiero cumplir yo Tu voluntad;
   Enséñame, Señor, a orar.

III. Tercero, la importancia de orar “unánimes”.

Por favor voltea a Hechos 1:14, y léelo en voz alta.

“Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos” (Hechos 1:14).

“Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego…”. Dr. Lin dijo:

La Biblia en Chino traduce “unánimes” como “con el mismo corazón y la misma mente”. Por lo tanto, para que una reunión de oración tenga la presencia de Dios, no sólo deben todos los participantes comprender la importancia de la realidad de la oración, sino que también deben venir [a las reuniones de oración] con un deseo sincero de...ofrecer peticiones, oraciones e intercesiones y acciones de gracias a Dios en unanimidad. Entonces las reuniones de oración tendrán éxito y otros ministerios tendrán éxito (Timothy Lin, Ph.D., ibid., pp. 93-94).

Has oído la enseñanza del Dr. Lin sobre la importancia de la fe en la oración, la importancia de las reuniones de oración de la iglesia, y la importancia de la unidad, “unánimes en oración”. Sin embargo, algunos de ustedes aquí esta noche no están asistiendo a todas nuestras reuniones de oración. ¡No es de extrañar que tu vida espiritual sea tan sombría! ¿Hay alguien aquí esta noche que va a decir, “Pastor, de ahora en adelante voy a asistir al menos a una de las reuniones de oración”? Por favor, cierra los ojos. Si vas a hacer eso, por favor levanta la mano. ¡Todos por favor oren que Dios les ayude a mantener esa promesa! (todos oran).

Si todavía no eres convertido, te insto fuertemente a que asistas al menos a la reunión de oración del Sábado por la noche. Por favor, cierra los ojos. ¿Quién va a decir: “Sí, pastor, voy a comenzar a venir cada Sábado por la noche a la reunión de oración”? Por favor, levanta la mano. ¡Todos oren para que ellos puedan mantener esa promesa! (todos oran).

Jesús murió en la Cruz para pagar por tus pecados. Él derramó Su Sangre para lavar tus pecados. Él pasó por una terrible agonía, clavado en la Cruz, para expiar tus pecados. Se levantó de entre los muertos al tercer día. Él está vivo a la diestra de Dios. Ven a Jesús y serás salvo de tus pecados.

¿Quién entre nosotros no es salvo y quiere que oremos por su conversión? Cierra los ojos otra vez. Por favor levanta la mano para que podamos orar por tu conversión. ¡Todos oren por favor para que se arrepientan de sus pecados y vengan a Jesús, para limpieza en Su Sangre! (todos oran). Por favor, pónganse de pie y canten el himno número 7 en su cancionero, “Enséñame a Orar”, ¡las tres estrofas!

Enséñame, Señor, a orar;
   Es mi anhelo contigo estar;
Quiero cumplir yo Tu voluntad;
   Enséñame, Señor, a orar.

Dame poder en la oración,
   En este mundo de iniquidad;
Donde las almas se pierden hoy;
   ¡Dame poder, Señor, a orar!

Mi vida débil transformarás;
   Y Tu camino me indicarás;
Y nueva fuerza me infundirás;
   ¡Dame poder Señor para orar!
(Tradución libre de “Teach Me to Pray”
   por Albert S. Reitz, 1879-1966).

Dr. Chan, por favor guíenos en oración para que alguien sea salvo esta noche. Si deseas hablar con nosotros acerca de convertirte en un verdadero Cristiano, por favor sigue a Dr. Cagan, John Cagan y Noé Song a la parte de atrás del auditorio. Ellos te llevarán a un lugar tranquilo en el que podemos hablar y orar acerca de tu conversión.


OPRIME AQUI PARA LEER LA BIOGRAFIA DEL DR. LIN (EN INGLES) EN WIKIPEDIA.


A Dr. Hymers le gustaría saber de ti si este sermón te bendijo. CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Lucas 18:1-8.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith, Antes del Sermón:
“Teach Me to Pray” (por Albert S. Reitz, 1879-1966).


EL BOSQUEJO DE

LAS ENSEÑANZAS DE DR. LIN SOBRE LA ORACIÓN
Y LAS REUNIONES DE ORACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

(Mateo 16:18; I Tesalonicenses 4:16-17; Apocalipsis 7:9, 14)

I. Primero, la importancia de orar en fe, Lucas 18:8.

II. Segundo, la importancia de reuniones de oración, Mateo 18:19-20.

III. Tercero, la importancia de orar “unánimes,” Hechos 1:14.