Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡HAZ A LOS CRISTIANOS TESALONICENSES
TU EJEMPLO!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 27 de Diciembre, 2015

“Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo” (I Tesalonicenses 1:1).


El Sr. Prudhomme hace unos momentos leyó el primer capitulo de I Tesalonicenses. Eso nos da un retrato de la primera iglesia que estaba en la ciudad de Tesalónica. El Apóstol Pablo escribió esta epístola como 50 D.C. Es la primera epístola que Pablo escribió. Le escribió a la congregación que tenía solo meses de edad. Pablo había estado con ellos por tres Sábados, según Hechos 17. Él había sido expulsado rápido de la ciudad por una multitud de incrédulos Judíos que gritaban contra Pablo y Silas – diciendo: “Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá” (Hechos 17:6). Decían que Jasón, el líder de la iglesia, rompía la ley de César, diciendo que hay otro rey, Jesús. Arrestaron a Jasón y a los otros Cristianos, luego los dejaron ir. En el capitulo 3, verso 2 Pablo promete enviar a Timoteo a “confirmaros y exhortaros” (I Tesalonicenses 3:2).

Ahora veremos el capitulo primero de I Tesalonicenses. Veremos una iglesia muy fuerte, pese a tener a Pablo solo tres semanas, y pese a tener como solo un año de edad. Era una iglesia maravillosa, modelo, la cual debemos tratar de seguir lo mejor posible. Hay ocho puntos en el primer capitulo que nuestra iglesia debe seguir.

1. Primero, ellos estaban en Dios y en Jesucristo.

“Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo” (I Tesalonicenses 1:1).

Silvano es otro nombre de Silas. Aunque había adorado ídolos, ahora estaban en “Dios Padre”, “en el Señor Jesucristo”. Eso dice Pablo de esta iglesia. Es así como te “unes” a la iglesia. No es por tener tu nombre escrito en una lista de iglesia. Es por estar “en Dios” y “en Jesucristo”. Eso es lo que te hace miembro verdadero de la iglesia. Jesús oro por eso cuando dijo: “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros” (Juan 17:21). ¡Tienes que estar unido a Jesús y unido a Dios el Padre, para estar unido a la Iglesia! No hay otra manera. O estás “en” Jesús o estás “afuera” de Jesús. Es por eso que te decimos que vengas a Jesús, que confíes en Jesús, descanses en Jesús. Cuando eso sucede te vuelves miembro de nuestra iglesia. No hay otra manera de unirte a nuestra iglesia. Jesús dijo: “Os es necesario nacer de nuevo” (Juan 3:7). “Venir” a la iglesia no es lo mismo que estar “en el Señor Jesucristo” (I Tesalonicenses 1:1).

La verdadera iglesia está compuesta solo de aquellos que están “en el Señor Jesucristo”. Todos los demás solo están visitando la iglesia, pero no son realmente parte de ella. Es como el arca de Noé. Noé pasó décadas construyendo el arca. Muchos fueron a ver el arca. Quizás caminaron alrededor de ella, y algunos quizás miraron adentro, y se fueron. Pero cuando vino el diluvio ellos no estuvieron “en” el arca. Así que se ahogaron en el gran Diluvio. Jesús dijo: “Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37). Cuando el juicio de Dios caiga sobre este mundo no tendrás esperanza a menos que estés “en Jesucristo” como lo estaba la gente en la iglesia de Tesalónica.

2. Segundo, ellos tenían fe, amor y esperanza en Nuestro Señor Jesucristo.

Mira el versículo 3.

“Acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo” (I Tesalonicenses 1:3).

El Apóstol Pablo recordaba que los Cristianos en la iglesia de Tesalónica trabajaban por amor Cristiano. El trabajo de ellos era producto de su fe en Jesús. El trabajo que ellos hacían era también “trabajo de amor”. También tenían paciencia, aguante, inspirados por “la esperanza en nuestro Señor Jesucristo. En I Corintios 13 Pablo dijo: “ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor [amor Cristiano], estos tres; pero el mayor de ellos es el amor” (I Corintios 13:13).

Hemos visto que la gente puede venir a la iglesia sin fe, sin amor, sin esperanza en Jesucristo. Pero no durarán mucho en la iglesia. Solo vienen para tener amigos. Les gusta la diversión y el compañerismo con otros en la iglesia. Pero después, “en el tiempo de la prueba se apartan” (Lucas 8:13). Eso sucede en la primera parte del año nuevo. Tuvieron mucha diversión en las fiestas de la Navidad y Año Nuevo. Pero luego viene Enero. Parte de lo divertido se fue. Ya no disfrutan igual que en la Navidad. Así que se “apartan”. Esto muestra que solo venían a la iglesia para la diversión y los juegos. No tenían conexión con Jesús. Nunca estuvieron “en el Señor Jesucristo”. Así que se apartaron y nunca fueron convertidos. ¡Ellos nunca se hicieron igual a la gente de Tesalónica! ¡Espero que eso no te pase a ti!

3. Tercero, ellos fueron elegidos por Dios.

Mira el verso cuatro.

“Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección” (I Tesalonicenses 1:4).

Pablo los llama “hermanos” porque eran elegidos a la salvación por Dios. Pablo hablaba de la elección de ellos otra vez en II Tesalonicenses 2:13, donde dijo: “que Dios os haya escogido desde el principio para salvación”. Desde el principio Dios escoge a algunas personas para ser salvas. Nosotros no lo escogimos a Él. Él nos escogió a nosotros. En Efesios, Pablo dijo: “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo” (Efesios 1:4). Jesús Mismo dijo: “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros” (Juan 15:16).

Esto es un misterio, no es algo que nuestras mentes naturales pueden entender completamente. Pero es absolutamente cierto. Hace cincuenta y siete años fui llamado a predicar. Había muchos jóvenes en esa iglesia que eran de buenos hogares Cristianos. Pero a pesar de que venían de buenos hogares Cristianos, nunca fueron convertidos, y finalmente se fueron lejos de la iglesia. Con todas sus ventajas, nunca fueron elegidos para ser salvos por Dios. Sin embargo, ahí estaba yo, un pobre muchacho de un hogar roto por el divorcio. No sólo no me aparté – sino que estoy aquí predicando el Evangelio, cincuenta y siete años más tarde. ¿Cómo puedo explicar eso? No puedo explicarlo. Sólo puedo citar a Jesús: “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros” ¡Y porque Él me eligió a mí, me hizo capaz de pasar por muchos momentos difíciles y muchos dolores, sin caer o irme lejos! Eso también era cierto de los Cristianos en la iglesia de Tesalónica. “Conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección”.

Permítanme decir una cosa más. Si no eres uno de los elegidos, no hay nada que podamos hacer para salvarte. ¡Además, no hay nada que puedas hacer tú para salvarte a ti mismo! Es por eso que algunas personas pueden oír el Evangelio predicado por años sin ser salvos. Ellos no tienen oídos para oír, o corazones para confiar en Jesús. Ellos nunca “entienden”. Philip Chan dijo que su mente seguía dando vueltas en círculos, tratando de entender la manera de ser salvo. Entonces, un Domingo por la mañana, Dios abrió su corazón y él confió en Jesús. Pero los que no son elegidos nunca tienen un momento así. Sus mentes siguen dando vueltas en círculos, tratando de entender todo – hasta que finalmente mueren y se hunden en las llamas del Infierno. La elección no es una opción que tienes . La elección es “de Dios”, como dice el versículo 4.

4. Cuarto, ellos recibieron el Evangelio no solamente con aprender palabras, sino en poder.

Por favor mira el verso 5.

“Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros” (I Tesalonicenses 1:5).

Aquí Pablo lo llama “nuestro evangelio” porque era predicado por él, y por Silas, su compañero. En los demás lugares lo llama “el evangelio de Dios” (Romanos 1:1) y también “el evangelio de Cristo [Jesús]” (I Tesalonicenses 3:2).

El Evangelio vino a los Tesalonicenses con poder. En I Corintios Pablo dijo:

“Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder” (I Corintios 2:4).

Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “El Apóstol ... no dependía de dones humanos o métodos o artificios. Fue 'con demostración del Espíritu y de poder’” (Unsearchable Riches in Christ, p. 56).

¡La gente en Tesalónica no venía con su Biblia abierta, tomando notas! Esa no es la manera de predicar evangelísticamente. Eso es un obstáculo para la predicación evangelistica. También lo son los proyectores. También lo son las traducciones modernas. Me gustaría que botaran sus lápices, apagaran sus proyectores, y predicaran con unción de la vieja Biblia King James [en Inglés]. ¡Tenemos que depender del Espíritu Santo, no de trucos modernos! A estas personas en Tesalónica les predicaron en el poder del Espíritu Santo y luego se convirtieron. Yo no te puedo enseñar cómo ser convertido. Por eso oramos constantemente por la presencia de Dios, la realidad del Espíritu Santo. Sólo Él puede abrir estas verdades para ti y traerte a Jesús. ¡Estas personas fueron convertidas por la predicación del Espíritu Santo, no por enseñanzas secas de la Biblia que hay en la mayoría de nuestros pulpitos (si acaso no en todos) hoy! Hay un hambre de la Palabra porque no tenemos el poder del Espíritu de Dios en nuestra predicación, como ellos.

5. Quinto, ellos seguían el ejemplo de Pablo y Silas pasando persecución.

Por favor mira el verso 6.

“Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo” (I Tesalonicenses 1:6).

Se volvieron seguidores (imitadores) de Pablo y Silas, y de Jesús – a pesar de “gran tribulación” (o mucho sufrimiento). Y en sus sufrimientos tenían gozo, dado por el Espíritu Santo. El Apóstol Pedro dijo:

“Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría” (I Pedro 4:12-13).

Dr. Thomas Hale dijo: “De acuerdo con el Nuevo Testamento, padecer persecución por causa de Jesús es un privilegio gozoso (Hechos 5:41; I Pedro 4:13). La iglesia que sufre la persecución con gozo [se convierte en] una iglesia fuerte, y su testimonio es poderoso” (Thomas Hale, M.D., The Applied New Testament Commentary, Kingsway Publications, 1997; comentario de I Tesalonicenses 1:6).

Nuestra propia iglesia se hizo fuerte por pasar por un terrible quebrantamiento de iglesia. Es por eso que tenemos tanto “gozo en el Espíritu Santo”. ¡Los predicadores que nos visitan se sorprenden de cuan gozosos somos! ¡Nos hicimos así al pasar por el fuego de la aflicción, igual que la iglesia de Tesalónica!

Pasar a través de pruebas es la única manera de convertirse en un Cristiano fuerte. Estudio de la Biblia por sí solo no produce Cristianos fuertes. El sufrimiento a través de pruebas es lo que nos hace fuertes. ¡No hay otra manera! El Apóstol Pablo dijo a los nuevos Cristianos en Antioquía: “Es necesario que a través de muchas tribulaciones [muchas dificultades] entremos en el reino de Dios” (Hechos 14:22). Las dificultades, presiones y tribulaciones no sólo producen Cristianos fuertes – sino que también separan la paja del trigo. Porque incluso cuando presiones pequeñas vienen, los que no son convertidos abandonan la iglesia y vuelven a lo mundano – como hemos visto a menudo. Pero los que van a través de las tribulaciones se convierten en grandes Cristianos, como la señora Salazar, el señor Prudhomme, la señora Bebout, Dr. Cagan, el Sr. Griffith, mi propia esposa, el doctor Chan, y muchos otros en nuestra iglesia – todas “las 39” personas que salvaron nuestra iglesia en el gran quebrantamiento de la iglesia que atravesamos. ¡Si quieres ser como ellos, tiene que pasar a través de algunas dificultades, así! ¡Dios usa las dificultades para hacer Cristianos fuertes! Un gran himno antiguo lo dice todo:

La llama no puede dañarte jamás,
Si en medio del fuego te ordeno pasar;
El oro de tu alma más puro será,
Pues solo la escoria se habrá de quemar”.
(Traducción libre de “How Firm a Foundation,”
   “K” en “Rippon’s Selection of Hymns,” 1787).

Yo sé que eso es cierto en mi propia vida. Las tribulaciones y pruebas que yo pasé para hacerme pastor fueron mi verdadero seminario. ¡Fue por medio de las pruebas que yo aprendí a ser pastor! ¡Le doy gracias a Dios por la escuela de la Cruz, para formar a todos los grandes Cristianos en nuestra maravillosa iglesia!

6. Sexto, ellos se volvieron modelos para otros Cristianos.

Mira al verso 7,

“De tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído” (I Tesalonicenses 1:7).

El Dr. Thomas Hale dijo:

Ya que estos Cristianos de Tesalónica habían pasado persecución con tal gozo e imitaban a Jesús tan fielmente, se habían vuelto un modelo, un ejemplo, para todos los demás [Cristianos] que vivían en Macedonia, la provincia norte de Grecia. ¡Que estos Cristianos de Tesalónica sean modelo para nosotros también! Entonces…nosotros también seremos modelo para otros (ibid.; nota sobre I Tesalonicenses 1:7).

7. Séptimo, ellos eran ganadores de almas.

Mira el verso 8,

“Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada” (I Tesalonicenses 1:8).

Ellos “divulgaban” el Evangelio a su alrededor. Ganaban las almas y las llevaban a la iglesia. Ellos eran ganadores de almas con mente misionera. Por cierto, no les tomó años y años de estudio de la Biblia para hacer esto. El Dr. Hale dijo: “Recuerda, esta iglesia tenía menos de un año de edad en el tiempo en que Pablo escribió esta carta. Era una pequeña iglesia perseguida. Sin embargo, su fe se había dado a conocer en todas partes” (ibíd; nota sobre I Tesalonicenses 1:8).

¡Una de las mejores maneras de volverse un Cristiano fuerte es volverte un ganador de almas enseguida, ahora mismo! Los que traen nombres del evangelismo se vuelven fuerte rápido. Pero los que solo vienen a la iglesia nunca parecen volverse Cristianos maduros. ¡Algunos necesitan pensar en eso! ¿Es ese tu problema? Yo nunca he conocido un Cristiano fuerte que no era ganador de almas – uno que ayuda a la gente perdida a entrar a la iglesia y ser salvo. Si no estás interesado en el evangelismo, creo que nunca te volverás un Cristiano fuerte. Esa es mi opinión después de haber estado en el ministerio por más de 57 años.

8. Octavo, ellos podían hacer todo esto porque habían experimentado una conversión verdadera a Jesús.

Mira a los versos 9 y 10,

“Porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (I Tesalonicenses 1:9-10).

Ellos se voltearon de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero. Para ser convertido, tienes que voltearte de los pecados de tu vida. Pero eso no es todo. Tienes que voltearte de tu pecado a Jesús, porque Jesús dijo: “Nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). ¡Si rehúsas voltearte de una vida egoísta y pecaminosa hacia Jesús, jamás serás salvo, aunque asistas a esta iglesia el resto de tu vida! ¡Tienes que voltearte y confiar en Jesús para ser limpiado de tu pecado por Su Sangre Santa! ¡Entonces tu esperanza estará en Jesús solo, y mirarás a la Segunda Venida de Jesús con esperanza y gozo!

¡Cómo yo oro que te lleves la copia impresa de este sermón a tu casa contigo y que la leas – no solo una vez, sino muchas veces! ¡Cómo oro que te vuelvas un gran Cristiano como aquellos en la iglesia de Tesalónica! Amén. Dr. Chan, por favor guíenos en oración.


Si este sermón te bendijo a Dr. Hymers le gustaría saber ti. CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón I Tesalonicenses 1:1-10.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Living for Jesus” (por Thomas O. Chisholm, 1866-1960).


EL BOSQUEJO DE

¡HAZ A LOS CRISTIANOS TESALONICENSES
TU EJEMPLO!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo” (I Tesalonicenses 1:1).

(Hechos 17:6; I Tesalonicenses 3:2)

1.  Primero, ellos estaban en Dios y en Jesucristo, I Tesalonicenses 1:1;
Juan 17:21; 3:7; Mateo 24:37.

2.  Segundo, ellos tenían fe, amor y esperanza en nuestro Señor
Jesucristo, I Tesalonicenses 1:3; I Corintios 13:13; Lucas 8:13.

3.  Tercero, ellos fueron elegidos por Dios, I Tesalonicenses 1:4;
II Tesalonicenses 2:13; Efesios 1:4; Juan 15:16.

4.  Cuarto, ellos recibieron el Evangelio, no solo con aprender
palabras, sino que también en poder, I Tesalonicenses 1:5;
Romanos 1:1; I Tesalonicenses 3:2; I Corintios 2:4.

5.  Quinto, ellos seguían el ejemplo de Pablo y Silas pasando
persecución, I Tesalonicenses 1:6; I Pedro 4:12-13;
Hechos 14:22.

6.  Sexto, ellos se volvieron modelos para otros Cristianos,
I Tesalonicenses 1:7.

7.  Séptimo, ellos eran ganadores de almas, I Tesalonicenses 1:8.

8.  Octavo, ellos podían hacer todo esto porque ellos habían
experimentado una conversión verdadera a Jesús,
I Tesalonicenses 1:9-10; Juan 14:6.