Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL NACIMIENTO DE ISAAC Y EL NACIMIENTO DE JESÚS

(SERMÓN #84 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 29 de Noviembre, 2015

“Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir” (Hebreos 11:17-19).


Abraham tomó a su hijo Isaac para sacrificarlo en el monte Moriah. Abraham creyó que Dios podía levantar a Isaac de entre los muertos en un sentido “figurado”. Esa palabra “figurado” es importante. La palabra griega es “parabŏlĕ”. Significa un “símbolo” o “tipo”. Así vemos que el sacrificio de Isaac era un tipo. Pero el autor de Hebreos no nos dice específicamente el anti-tipo, o cumplimiento, del tipo. Para descubrir eso debemos ir a Gálatas 3:8 (pág. 1,201 en la Biblia Scofield.). Aquí leemos que Dios “dio de antemano la buena nueva a Abraham”. De esto aprendemos que el Evangelio de Jesús era el anti-tipo, el cumplimiento de la “parabŏlĕ” o “símbolo” dado en el sacrificio de Isaac.

Ahora voy a parar un momento para explicar tipología. El Seminario Portátil dice, “la tipología del Nuevo Testamento llama la atención a [un] punto de similitud entre una persona, evento o cosa en el Antiguo Testamento y una persona, evento o cosa en el Nuevo Testamento” (pág. 81). En este caso, el tipo es el nacimiento y el sacrificio de Isaac – y el anti-tipo (o cumplimiento del tipo) es el Evangelio de Jesús. Fue a través del nacimiento, el sacrificio y la vida de su hijo Isaac que Dios “dio de antemano [previamente] la buena nueva a Abraham” (Gálatas 3:8). La NASV en Inglés traduce las tres últimas palabras “en sentido figurado” de esta manera – “como un tipo”. Sólo cito la NASV en Inglés para mostrar que la palabra “tipo” puede ser usada para traducir “parabŏlĕ”, que se traduce como “figura” en la Biblia King James en Inglés.

Espero no haber perdido tu atención, porque este es realmente un tema maravilloso y muy interesante para estudiar – ¡el nacimiento y el sacrificio de Isaac comparado con el nacimiento y el sacrificio de Jesús! ¡Es una verdadera revelación estudiar el tipo y el anti-tipo de Isaac y el Señor Jesús! Estoy dependiendo en gran medida en las notas del Dr. J. Vernon McGee (A Través de la Biblia, vol. 1, Thomas Nelson, 1983), y las notas del Dr. M. R. DeHaan (Retratos de Cristo en Génesis, Zondervan Publishing House, 1966 ).

1.  Primero, ambos, el nacimiento de Isaac y el nacimiento de Jesús fueron profetizados antes de que ellos nacieran.

Dios prometió darle un hijo a Abraham cuando Dios lo llamó que saliera de Ur de los Caldeos. Eso fue alrededor de 25 años antes del nacimiento de Isaac. Ese es el tipo.

La venida de Jesús también fue profetizada antes de que Él naciera. Dios dijo a la nación de Israel,

“He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo” (Isaías 7:14).

Ese es el anti-tipo, el cumplimiento del tipo.

2.  Segundo, hubo un largo período de tiempo entre la promesa y el cumplimiento en ambos casos.

Hubo un período de unos 25 años desde el momento en que Dios lo prometió hasta el nacimiento de Isaac. El nacimiento de Jesús fue profetizado cientos de años antes de que Él naciera. Así que, de nuevo, hay un tipo y un anti-tipo, una promesa y un cumplimiento de la misma.

3.  Tercero, el nombre de Isaac y el nombre de Jesús fueron ambos profetizados antes de que ellos nacieran.

Dios le dijo a Abraham, “Y llamarás su nombre Isaac” (Génesis 17:19). El ángel del Señor se le apareció a José y le dijo: “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21). Así que, de nuevo, hay un paralelo entre Isaac (el tipo) y Jesús (el anti-tipo).

4.  Cuarto, el anuncio del nacimiento de ellos pareció imposible a ambas madres.

Sara tenía noventa años y Abraham tenía cien años cuando nació Isaac. Cuando a Sarah se le dijo que ella daría a luz un hijo, “Se rió, pues, Sara entre sí” – y dudó de que algo así sucedería.

Cuando el ángel Gabriel le dijo a la Virgen María que tendría un hijo llamado Jesús, María dijo: “¿Cómo será esto? pues no conozco varón” (Lucas 1:34).

Y en ambos casos, a las mujeres se les dijo que nada es demasiado difícil para el Señor. A Sarah, le dijo el ángel: “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?” (Génesis 18:14). A María, le dijo el ángel: “Porque nada hay imposible para Dios” (Lucas 1:37).

Tanto en el tipo como en el anti-tipo, en ambos casos, el anuncio del nacimiento sobrenatural de sus hijos pareció imposible a sus madres, Sarah la madre de Isaac y María la madre de Jesús.

5.  Quinto, ambos nacimientos ocurrieron en el tiempo señalado por Dios.

En Génesis 21:2 se nos dice, “Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había señalado [‘en el tiempo’ anunciado por Dios NVI],” Génesis 21:2.

En Gálatas 4:4, Pablo dijo: “Cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley” (Gálatas 4:4).

Isaac nació en el “tiempo que Dios había dicho”. Jesús nació, “cuando vino el cumplimiento del tiempo”. Ambos nacimientos ocurrieron en el tiempo señalado por Dios, tanto el tipo (Isaac) como el anti-tipo (Jesús).

6.  Sexto, ambos el nacimiento de Isaac y el nacimiento de Jesús fueron milagros.

El Dr. McGee dijo: “Los dos nacimientos fueron milagros. El nacimiento de Isaac fue un nacimiento milagroso, y, sin duda, el nacimiento del Señor Jesús” (ibid.). El Dr. DeHaan dijo que el “milagroso nacimiento de Isaac fue un tipo excepcional de Jesucristo y la fe absoluta en el Nacimiento Virginal...Isaac entonces, como un tipo de Jesús, es ante todo una figura, una sombra, y una profecía del Nacimiento Virginal del Señor Jesucristo...El nacimiento de Isaac, Hijo de Abraham, fue un milagro, ya que Isaac nació cuando Abraham era totalmente impotente a la edad de cien años, y Sara era completamente estéril a la edad de noventa años. Pero Dios había prometido a Abraham y a Sara un hijo, una semilla que se convertiría en la bendición de todo el mundo...Se nos dice que Abraham y Sara eran viejos y seniles y Sara se rió de la promesa de un hijo. Entonces Dios le responde:

“¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo” (Génesis 18:14).

Y así fue. Cuando Dios había realizado el milagro del rejuvenecimiento de Abraham y Sara, Él cumplió Su promesa. No era demasiado difícil para el Señor.

“Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado. Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho” (Génesis 21:1, 2)

(M. R. DeHaan, M.D., ibid., pág. 126).

El nacimiento de Isaac y el nacimiento de Jesús fueron ambos milagros, el tipo y el antitipo.

7.  Séptimo, ambos Isaac y Jesús fueron el gozo de sus padres.

Génesis 21:3 dice: “Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac”. El nombre “Isaac” significa risa. Sarah se había reído en incredulidad ante el anuncio de su nacimiento. Y Abraham se rió de gozo por el nacimiento de su hijo. Se rió con tanta felicidad que llamó a su bebé “risa”. ¡Eso es lo que significa el nombre Isaac!

De la misma manera, cuando Jesús fue bautizado, Dios dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:17). ¡Ambos hijos, Isaac y Jesús, fueron gozo a sus padres!

8.  Octavo, ambos hijos fueron obedientes a sus padres, aun hasta la muerte.

Esta noche voy a hablarte de Isaac quien siguió a su padre para ser matado en el Monte Moriah, obediente a Abraham aun hasta la muerte. El Dr. McGee dijo: “Eso fue verdad de Isaac, y fue ciertamente verdad del Señor Jesucristo. Hay una imagen maravillosa del nacimiento y de la vida de Jesús en el nacimiento y la vida de Isaac” (McGee, ibid.).

“Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña. Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo” (Génesis 22:9, 10).

Pero tendrás que regresar esta noche para escuchar el resto de la historia.

En los capítulos 21 y 22 de Génesis, tenemos en el nacimiento y la vida de Isaac un notable prototipo del nacimiento y la vida de nuestro Salvador, Jesús, llamado el Cristo.

Ahora, aquí hay algunas aplicaciones de este relato.

1.  Primero, Isaac es en una clara ilustración profética del venidero Salvador, Jesús. El Jesús resucitado dijo:

“¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!...Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían” (Lucas 24:25, 27).

De nuevo Jesús dijo, “Era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras” (Lucas 24:44, 45).
      Jesús dijo que Moisés habló de Él. Eso es cierto en el capítulo 22 de Génesis, donde Isaac es un tipo claro de Jesús. El Dr. McGee dijo, “Este capítulo lo compara con el Salmo 22 e Isaías 53. La primera vez que vi en [Génesis 22] estas grandes verdades que representan la cruz de Jesús, fue impresionante. No sólo en el nacimiento de Isaac, pero...también en el sacrificio de Isaac, hay una extraña [y maravillosa] similitud a la vida de nuestro Señor” (McGee, ibid., Pág. 90).
      Un estudio de los tipos de Jesús en el Antiguo Testamento nos da una gran cantidad de conocimientos acerca de Él. Comenzamos a ver que Jesucristo es el tema central de toda la Biblia – tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Vemos que no hay tema más importante que el Evangelio de Jesús. Ojalá muchos predicadores modernos vieran esto, porque rara vez predican sermones enteros sobre el Evangelio hoy en día. Sin embargo, el Apóstol Pablo, el más grande predicador de todos los tiempos, pudo decir: “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (I Corintios 2:2). Las grandes verdades de la muerte de Jesús en la Cruz por nuestros pecados deben ser lo principal que pensamos al leer en el Antiguo y Nuevo Testamentos – ¡pues el Evangelio de Jesús es el tema principal de la Biblia entera!

2.  Segundo, la prueba de Abraham, cuando Dios le dijo que sacrificara a Isaac, es una ilustración clara de las pruebas que Dios envía a cada Cristiano. Voy a hablar mucho más sobre eso esta noche en mi sermón sobre “Lecciones de la vida de Abraham e Isaac”. Serás probado. ¿Qué vas a estar dispuesto a renunciar por Dios? ¿Qué vas a sacrificar en tu vida para agradarle? El gran misionero C. T. Studd (1860-1931) dijo:

Solo una vida
   Pronto pasará;
Solo lo que se hace por Jesús
   Durará
      (C. T. Studd).

3.  Tercero, Dios prometió los nacimientos de ambos Isaac y Jesús mucho antes de que nacieran. Sus padres tuvieron que esperar mucho tiempo por la respuesta. Lo mismo sucede con el derramamiento del Espíritu Santo en un avivamiento verdadero. A menudo leemos en la historia de la iglesia como las personas que oraron por avivamiento tenían que esperar y esperar antes de que llegara la respuesta. No dejes de orar por ello, no importa cuánto tiempo tengas que orar. Otros pueden reírse de nosotros porque nos damos por vencidos. Pero cuando finalmente Dios haga descender el poder de avivamiento, vamos a reír de gozo como lo hizo Abraham – a la edad de 100 años, ¡cuando Dios finalmente respondió a sus oraciones y le dio el hijo de la promesa! Jesús dijo, “¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:13). “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?” (Lucas 18: 7).

4.  Cuarto, toda la preparación que hemos visto – Dios, enviando Isaac a Abraham, preparando el camino para la venida de Jesús – Él muriendo en la Cruz para pagar por nuestros pecados – para derramar Su Sangre para limpiarnos del pecado – para levantarse físicamente de la tumba para darnos la vida – toda esa preparación muestra lo importante que es para Dios salvarte de tu pecado. Y ya que es tan importante para Dios, debe ser importante para ti también. Esfuérzate a entrar en Jesús. Esfuérzate en venir a Él y confiar en Él. Jesús te salvará y perdonará todos tus pecados en el momento que confíes en Él, ¡porque Él vino a buscar y a salvar a una persona perdida como tú! ¡Confía en Jesús y Su Sangre te limpiará de todo pecado!


¡Amén! Dr. Chan, por favor guíenos en oración.


Si este sermón te bendijo a Dr. Hymers le gustaría saber ti. CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Hebreos 11:17-19.
El Solo Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Nor Silver Nor Gold” (por James M. Gray, 1851-1935).


EL BOSQUEJO DE

EL NACIMIENTO DE ISAAC Y EL NACIMIENTO DE JESÚS

(SERMÓN #84 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir” (Hebreos 11:17-19).

(Gálatas 3:8)

1.  Primero, ambos, el nacimiento de Isaac y el nacimiento de Jesús fueron
ambos profetizados antes de que ellos nacieran, Isaías 7:14.

2.  Segundo, hubo un largo período de tiempo entre la promesa y el
cumplimiento en ambos casos.

3.  Tercero, el nombre de Isaac y el nombre de Jesús fueron ambos
profetizados antes de que ellos nacieran, Génesis 17:19; Mateo 1:21.

4.  Cuarto, el anuncio del nacimiento de ellos pareció imposible a ambas
madres, Lucas 1:34; Génesis 18:14; Lucas 1:37.

5.  Quinto, ambos nacimientos ocurrieron en el tiempo señalado por
Dios, Génesis 21:2; Gálatas 4:4.

6.  Sexto, ambos el nacimiento de Isaac y el nacimiento de Jesús fueron
milagros, Génesis 18:14; 21:1, 2.

7.  Séptimo, ambos Isaac y Jesús fueron el gozo de sus padres,
Génesis 21:3; Mateo 3:17.

8.  Octavo, ambos hijos fueron obedientes a sus padres, aun hasta la
muerte, Génesis 22:9, 10.

(Lucas 11:13; 18:7)